Advertise here

Patisserie Sud Tunisien


  - 1 opiniones

Dulces tunecinos en París

Traducido por Jon Elizagaray — hace 1 mes

Texto original de Oat Sitalasai

La aventura culinaria continúa aquí en París. Francia es un país de renombre internacional por contar con los postres más exquisitos y apetitosos del mundo. ¿Hace falta que nombre algunos? Bueno, los más comunes: los macaron. Hoy en día es un postre que irradia elegancia y roza el lujo. Pero en este artículo me gustaría enseñaros algo distinto de los típicos postres y dulces franceses para enseñaros lo que la escena gastronómica de París ofrece en cuanto a postres.

Una vez más, es en el Barrio latino, justo en frente de la tienda que mencioné en otro artículo que vendía macarons y kouign amann pequeños. No estoy seguro del nombre de la tienda, pero la reconoceréis por su cartel gigante de color naranja y que dice "Patisserie Sud Tunisien". Aquí encontraréis todo tipo de exquisiteces dulces y postres tradicionales del sur de Túnez.

Nunca había probado algo de esta región del mundo, ¡pero siempre estoy abierto a nuevas experiencias! En otras palabras, que ya he repetido bastante, siempre estoy listo para comer. Además, el lugar salta a la vista con su gran escaparate. Se puede ver el interior con sus toneladas de dulces, desde baklava a delicias turcas.

No sería capaz de nombrar cada uno de los dulces, pero habría unos 15 diferentes, si no más. Todos están expuestos para que puedas escoger. Me encanta el baklava, pero sería mucho comparar el baklava que probé en Sídney con el que encontramos en París. Hay que entender que estos postres tienen una larga y rica historia de viajes por todo el mundo. Como nosotros, estudiantes internacionales, estos postres y dulces se adaptan a su entorno y pasan por cambios y transformaciones para encajar en él. Vale. Quizás me haya pasado de dramático, pero creo que ya me entendéis. Creo que no me equivoco si digo que un trozo de baklava de Túnez y otro de Turquía o Chipre saben muy distinto. Y de hecho es algo que hace la comida todavía más interesante, ya que aprendes de ella. Soy un apasionado de la historia y precisamente la comida es una buena manera de mirar hacia nuestro pasado. ¡No hay nada que perder con la comida!

Bueno, dejemos la historia, los viajes y las metáforas cuestionables para hablar de lo buenos que estaban estos dulces. Ya he hablado de los baklava y lo chulos que son. Pero, ¿te puedes creer que esta pastelería tiene un gran número de variaciones de este mismo dulce? . Lo tienen de todos los tamaños y formas, y no exagero. Se puede elegir entre varios rellenos (quizás más que rellenos ingredientes), como de pistacho o almendras. Compré uno de almendras y estaba para chuparse los dedos. Sinceramente, quizá hubiera preferido elegir mi sabor favorito de pistacho, pero los vi demasiado tarde y el vendedor ya había cogido el de almendras. Pero ahora ya sé que pediré para la próxima vez.

Tampoco es que me arrepintiera, ¡el de almendra estaba tan bueno! Era dulce, acaramelado, pegajoso y crujiente todo en uno. Repito, no soy ningún experto de baklava o dulces de esta región, pero el que comí estaba para repetir hasta la saciedad. ¿Ya he mencionado el precio por unidad? ¡Solo 1, 50 €! Vale, quizás un poco más caros que un croissant, pero no es algo que se encuentre todos los días o que uno coma a diario. Bueno, se podría comer a diario, pero tu salud correría peligro.

Dulces tunecinos en París

Todos los demás tentempiés están a 1, 50 € si mal no recuerdo. Tienen algunos muy interesantes como unos cigarrillos bastante pegasosos, así como delicias turcas y youyou. No tengo ni idea de lo que son los youyou, pero se parecen mucho a los donuts. También cabe decir que tienen paninins y crepes, pero como ya os he dicho en otras publicaciones, os sugiero comer crepes en otro lugar. Y estáis de suerte por que la crepería que os recomiendo está justo en la misma calle, en dirección al metro, la veréis en frente del McDonald's. ¡Los crepes son más baratos y frescos!

Dulces tunecinos en París

Puede que ya os hayáis empezado a preguntar dónde demonios se encuentra este paraíso tunecino. Igual que la Maison Larnicol, lo encontraréis haciendo esquina en la rue de la Harpe. La estación de metro más cercana es Cluny-La Sorbonne. Pero también está muy cerca de la estación de Saint Michel, con su línea de RER y metro. Desde la Maison Larnicol no tendréis más que cruzar la calle. Tan solo tendréis que caminar unos 15 pasos, lo tengo confirmado.

Me parece tan interesante que esta ciudad y país con sus excelentes baguettes, croissants, pain au chocolat y los lujosos y elegantes macarons, tenga estos lugares escondidos a la espera de ser descubiertos para disfrutar de otras delicias tan exquisitas como lo típicamente francés. Puede que sean difíciles de encontrar, pero uno los encuentra perdiéndose por las calles. Así es como encontré la "Patisserie Sud Tunisien". Lo dicho, os animo a perderos por la ciudad en la que estéis viviendo, puede que os crucéis con sorpresas adorables (y sabrosas) por ahí. ¡Y por supuesto no se os olvide compartirlo con la comunidad estudiantil!

Patisserie Sud Tunisien - Valoración :

Accesibilidad - 10/10

Precio - 8/10

Selección de productos - 9/10

Personal - 8/10

Limpieza - 7/10

Puntuación total - 8/10

Si os gusta el contenido de esta publicación o simplemente queréis ver más fotos de mis aventuras, no dudéis en darle a like o seguirme en Instagram @oat93. ¡Nos vemos!

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Patisserie Sud Tunisien? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...