¿Tienes claro tu destino? Los mejores chollos en alojamientos son los primeros en volar, ¿dejarás que se te adelanten?

¡Quiero buscar casa YA!

Jardines de Luxemburgo


  - 1 opiniones

Entre fuentes, patos e historia

Traducido por flag-es Inés Cambra Vidal — hace 4 años

Texto original de flag-si Amadea Kovič

Entre fuentes, patos e historia

París acoge infinidad de museos y palacios, colecciones de arte y magníficos monumentos al triunfo de la razón humana. Sin embargo, a veces te apetece encontrar un frondoso jardín en el que tomar un bocado, observar la naturaleza y broncearte un poco.

Es ideal entonces encontrar un lugar donde satisfacer tus caprichos y relajarte rodeado de historia y naturaleza. Los Jardines de Luxemburgo, con sus 23 hectáreas, son una combinación única de arte, arquitectura y fuentes de diseño exquisito y suponen el lugar perfecto para una tarde de contemplación.

Entre fuentes, patos e historia

El palacio de Luxemburgo

A principios del siglo XVII, Enrique IV de Francia, monarca en aquel entonces, contrajo matrimonio con María de Médici, miembro de la influyente familia florentina, para reforzar su poder político. Tras la muerte de su marido, María no descansó. Adoraba el arte y era experta en la materia, al igual que el resto de su familia. La familia Médici fue mecenas de muchos artistas del Renacimiento, entre ellos Leonardo da Vinci, y María no iba ser diferente. Compró una parte de las tierras en las que hoy se encuentra el palacio de Luxemburgo y ordenó su construcción. Quería una residencia al estilo italiano que le recordase a los palacios de su infancia, pero el resultado final fue una auténtica obra maestra de estilo francés. Con el paso del tiempo, el palacio ha tenido diferentes funciones. Primero fue una residencia real y posteriormente, se utilizó como palacio de la República. Actualmente, es el lugar donde se reúne el senado francés.

Entre fuentes, patos e historia

Qué debes saber

Los jardines abren durante el día y cierran de noche. Recuerda que el horario de apertura cambia según la estación. En otoño y en invierno, los jardines abren más tarde y cierran más temprano, y en primavera y verano, abren antes y cierran más tarde. La entrada, al igual que en la mayoría de parques y jardines franceses, es gratuita. Puedes acceder por cualquiera de sus cuatro puertas: hay una en la plaza Edmond Rostand, otra en la plaza André Honnorat, otra en la calle Guynemer y la última en la calle Vaugirard.

Se puede llegar a los jardines con la línea 4 del metro (dirección Saint-Germain-des-Prés) o con la línea 10 (Mabillon). Debes bajar en la parada Odéon y caminar un poco hasta llegar a los jardines. También puedes ir en autobús o en tranvía; en ese caso, bájate en la parada Luxembourg-Sénat.

Entre fuentes, patos e historia

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Jardines de Luxemburgo? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!