Advertise here

sagrada familia


  - 2 opiniones

magia en Barcelona

Publicado por Sara Echeverry — hace 6 años

La sagrada familia es sin duda uno de los sitios de la lista de obligatorios en España. Es mágica, y con esa palabra puedo decribirla fielmente.

magia-barcelona-112158bab6393318bddd26b5

Llegar a la sagrada familia es como llegar a un mundo de ensueño, donde la naturaleza se vuelve arte, donde el arte se vuelve ingeniería. Es una mezcla de genialidad con arte, no puedo explicarlo de otra manera.

Gaudí, un genio de la arquitectura nos ha dejado un legado imborrable, es la ciudad en sí, sus obras son su sello y sin ellas la ciudad no sería la misma. Entrar en la sagrada familia es entrar en un bosque perfecto, donde cada rama, cada hoja, cada centímetro ha sido calculado para que la armonía llene el lugar.

Al subir a las torres descubres las cúpulas, diseñadas con base en diferentes aspectos de la naturaleza, así como cada puerta, escalera, columna o rincón de la catedral. Nada ha sido dejado al azar, es un lugar que te transporta a la magia que mezcla pasado y futuro en un mismo lugar

magia-barcelona-a5e1760dd192066fb6b83099

Y ahora nos trasladamos al parque Güell, otro lugar lleno de magia, con sus construcciones de cuento de hadas por doquier, desde las cuevas, hasta las plazas, todo pensado para camuflarse con el paisaje. para pasar una tarde con tus amigos, conocer de la arquitectura de Gaudí, y disfrutar de la hermosa vista que te ofrece la espectacular ciudad de Barcelona.

magia-barcelona-1075d3d1914262d8764ea78a

Luego te vas de caminata por el centro y te das cuenta que la magia no termina ahí, Gaudí ha pensado en todo, y la pedrera frente a la casa Batlló aparecen frente a tus ojos en medio de una ciudad futurista. Es la perla del centro, es la mejor parte de la ciudad.

magia-barcelona-5fbe9b857d5e839fd851eeea

Galería de fotos


Mucho más que una catedral

Traducido por Isabel Ortuño — hace 4 años

Texto original de Martha S

Cuando alguien menciona Barcelona creo que es inevitable que no se piense en Gaudí. Y con razón (¡este hombre fue un verdadero genio! ). Vayas donde vayas en Barcelona, te vas a encontrar con alguna de sus obras maestras. Incluso hay muchas compañías que ofrecen tours para visitar todas las construcciones de Gaudí y otro tipo de obras suyas.

Al principio, me apetecía ir en un tour de estos, pero luego me di cuenta de que sería todavía más interesante descubrir estas obras de arte por mí misma. Después de haber leído por Internet tantas cosas sobre él y sus obras, tener que ir con el resto del grupo, sin poder ver a gusto todo lo que quería o tomar las fotos que quisiera en un sitio determinado, no me apetecía mucho. Además, ¿para qué pagar casi cien euros por escuchar a alguien cuando se puede disfrutar del silencio? Bueno, quizá del silencio no pero al menos de los sonidos de la ciudad.

¿Por dónde empiezo?

Hice una lista con las obras de Gaudí que visité durante mi estancia en Barcelona. Ya me prometí que no me iría de la ciudad sin haberlas visitado todas. Está claro que la obra más famosa e increíble de Gaudí es la Sagrada Familia, que además estaba la primera en mi lista (aunque quizá también el parque Güell).

Y es que si dices que nunca has oído hablar de la Sagrada Familia, una de dos, o eres un/a mentiroso/a o estás viviendo en una caverna sin saber que existe un mundo ahí fuera. Esta majestuosa catedral se está construyendo desde hace cientos de años y todavía no se prevee que esté acabada hasta dentro de una década más.

Mucho más que una catedral

Sinceramente, no sé demasiado sobre la historia de la catedral, pero por lo que sé, la construcción empezó en 1882. Se supone que debería estar acabada en el año 2026 que será un aniversario especial y un gran honor para el propio Gaudí, ya que en 2026 habrán pasado cientos de años desde su muerte. ¿Se imaginaría lo impresionante que es su obra?

Cuando estuve en la catedral, parecía casi acabada, así que me pregunto también qué más quedará por construir en estos casi diez años que quedan todavía, porque ya no creo que pueda ser más increíble de lo que es. ¿O sí? Ya lo veremos...

¿Cómo llegar a la Sagrada Familia?

Definitivamente, el metro es el mejor transporte público que puedes puedes usar para desplazarte por la ciudad, si no, si lo prefieres, puedes coger el bus pero con lo grande que es la ciudad deberías saber exactamente dónde tienes que bajar. Aunque, bueno, si sabes cómo es la Sagrada Familia no creo que sea un gran problema saber dónde tienes que bajar. Aun así, prefiero el metro ante todo.

La Sagrada Familia tiene su propia estación de metro, que de hecho se llama igual "Sagrada Familia" y empalma con dos líneas de metro: la línea azul L5 y la línea lila L2. En cuanto sales de la estación del metro, podrás ver unas pequeñas señales con la descripción de la catedral, señalándote la dirección correcta. Por lo que nada más coger aire fresco, verás las catedral.

Y si todavía quieres ver la catedral más de cerca, lo único que tienes que hacer es cruzar la calle, aunque la vista es más bonita desde lejos para poder admirar su tamaño.

En el caso de que estés vagando por los barrios, todavía será más fácil para ti encontrarla (se puede ver desde diferentes puntos de la ciudad). Hubo un día que fui al monte Montjuic porque me dijeron que había una vista increíble desde allí. Y así es, encontré el punto en medio segundo y mira que estaba en otra parte de la ciudad. La verdad es que es una construcción impresionante.

Primera impresión

Mientras subía las escaleras que me guiaban a la salida del metro de la Sagrada Familia, de alguna manera supe que la catedral estaría detrás de mi pero cuando me giré, me quedé sorprendida de lo cerca que estaba.

Mucho más que una catedral

Lo primero que pensé fue: "¡Es más pequeña de lo que me había imaginado! " y ya cuando había asimilado la imagen pensé: "¡madre mía pero si es enorme! ". Después, me quedé mirando a la multitud de gente que había, comparándola con el tamaño de la catedral y me quedé con la boca abierta. Sí, la Sagrada Familia es muy grande, no sé por qué me pareció pequeña la primera vez que la vi.

Después de pasar unos minutos mirándola fijamente (y aun me acuerdo que cerré la boca después de que pasara un rato), decidí caminar por alrededor. ¿Y cuál fue mi reacción? ¡Quedarme con la boca abierta otra vez!. Es que uno no puede imaginarse lo grande que es, solo caminando un poco te das cuenta de que no acaba. Y, entonces, cuando vi la parte de detrás, que es un poco menos asombrosa que la de delante, entendí por qué se está tardando tanto en construirla.

Mucho más que una catedral

Gastando tiempo al lado Sagrada Familia

La catedral está rodeada de tiendecitas de recuerdos (en las que una mini figurilla de los famosos lagartos ya te cuesta más de diez euros). También de bares y cafeterías con encanto en las que te puedes sentar y admirar la catedral. Esta opción es de las mejores, ya que tienes menos posibilidades de que te roben que si estás en medio de la multitud. Además, también puedes descansar unos minutos y estarás un poco lejos para poder verla bien. ¡Los necesitarás para verla entera!

Me pregunto cómo será la vista desde arriba del todo, envidio a los constructores que trabajan allí, pueden admirarla todos los días.

De camino, es divertido ver cómo desaparecen las grúas de las postales de la catedral gracias al photoshop. Todavía no he visto una postal con grúas. Estoy de acuerdo con que está mucho más bonita sin ellas pero, ¿por qué las quitan?

Mucho más que una catedral

Solo cuando estaba tomándome un Frapuccino en uno de esos bares (que me costó cuatro euros, aunque me lo debería haber esperado). Empecé a fijarme en los detalles de la catedral. Una vez más, me pregunto, cuántas horas de duro trabajo debe costar hacer esos detalles:cada milímetro de la pared está cubierto con algo, literalmente, ¡ya sean estatuas o tallas! ¡Es precioso!

Cuando fui al bar, básicamente para descansar un poco y alejarme de la multitud, no hubo momento en que los pesados vendedores (de palos selfie, la mayoría) me dejaran en paz, insistiendo en que les comprara. Lo peor de todo es que el personal del bar no hacía absolutamente nada por mucho que los veían. ¡Debería estar rotundamente prohibido!

Mientras me bebía sorbito a sorbito mi Frapuccino, me di cuenta de lo lenta que era la cola para entrar. Me acordé del London Eye. Aunque me puedo imaginar que a la gente le gustará pasar el tiempo posible dentro porque con las fotos que vi era impresionante. Sinceramente, no te puedes imaginar nada más perfecto de Gaudí.

La entrada cuenta unos veinte euros pero conseguí una oferta para estudiantes Erasmus en la que era gratis entrar a final de mes. Normalmente, cualquiera puede obtener estos tickets, lo único que se dan a un número limitado de personas. Estos tickets son para los días de puertas abiertas de la catedral. La verdad es que es una promoción muy buena.

Lo que tienes que hacer es visitar la página web de la catedral, fijar una fecha y apuntarse para los tickets. Lo único malo es que esta parte está en catalán, pero para eso está Google Translate, ¿no?

También te asignan una hora para canjear el ticket si quieres ser elegido para una visita gratis (las visitas son el último fin de semana de octubre y se acaban enseguida. ¡Oí que el año pasado, se acabaron en menos de tres horas! Así que hay que ser muy rápido, pero estoy segura de que el premio de ver el interior de la catedral vale la pena.

Yo, por supuesto, conseguiré mi ticket y veré el interior. ¡Ya os mantendré informados de lo bonito que va a ser! Espero no tener que hacer tantas horas de cola, aunque, sinceramente, no me importaría hacerlas. Tengo muchas ganas de ver la catedral por dentro.

Mucho más que una catedral

Robos y estafas

Antes de haber ido a Barcelona, ya leí que los carteristas son muy buenos haciendo su trabajo y la Sagrada Familia es el lugar idóneo para llevar a cabo su trabajo. La verdad es que me puse un poco paranoica con este tema antes de ir. Normalmente, cuando voy a algún sitio, llevo mis cosas en el bolso: llaves, cartera con tarjetas y dinero, el móvil y la cámara. Incluso a veces alguna cosa más. Así que cuando oí sobre los robos, decidí llevarme una riñonera para el móvil, cartera y llaves. Pero, además, un bolso normalito para llevar pañuelos y el paraguas y distraer a los ladrones. Pero, sinceramente, no me sentí en peligro para nada, no había nadie demasiado cerca, ni que quisiera quitarme algo. Y si lo hubo eran demasiado buenos porque ni me percaté, pero lo dudo.

Sí que había oído sobre dos estafas (una en el metro): prepárate porque la estación del Sagrada Familia está muy llena. Básicamente lo que puede pasar es que te empujen "sin querer" porque se supone que alguien les ha empujado antes, y mientras intentas recuperar el equilibrio, aprovechan para quitarte lo que quieran.

La segunda estafa es en frente de la catedral: alguien que parece perdido empieza a preguntarte cosas y mientras piensas en responderle, alguien del grupo se te acerca por detrás, te quita la cartera y tú ni te das cuenta.

Pero no te preocupes y te quedes en casa por eso. Es más seguro de lo que había leído y hay mucha policía con chalecos amarillos patrullando alrededor. No estoy diciendo que no te vaya a pasar, simplemente si no llevas muchas joyas y llevas cuidado con tus cosas no tiene por qué pasarte, la verdad.

Conclusión

¡Te pido, por favor, que no te atrevas a irte de Barcelona sin ver este pedazo de catedral! Aunque solo decidas ver la parte exterior, vale mucho la pena. Te garantizo que te quedarás sin palabras. Y de paso, si puedes ir cuando esté oscureciendo, todavía mejor. Es precioso ver el espectáculo de luces en la fachada. Aunque, bueno, el espectáculo de luces en la 'Fuente Mágica' del Montjuic es todavía mejor. No hay mucha gente que pueda decir que ha visto la catedral de la Sagrada Familia por la noche. Y si, aparte de la Sagrada Familia, quieres conocer más sobre qué hacer en Barcelona, este post te ayudará.

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces sagrada familia? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!