Fuente Mágica de Montjuic


  - 1 opiniones

Un espectáculo impresionante

Traducido por Belén Urrea Carbonell — hace 2 años

Texto original de Martha S

Hace poco que me mudé a Barcelona para hacer un periodo de prácticas y desde el primer momento, me enamoré de la belleza de esta ciudad. Cuando iba en taxi desde el aeropuerto hasta mi nuevo piso, llevaba todo el tiempo la cara pegada a la ventana para contemplar la ciudad que iba a ser mi hogar durante los próximos meses. Así que, como os imaginaréis, enseguida empecé a descubrir los lugares que Barcelona podía ofrecer. Cuando digo "enseguida" me refiero a nada más deshacer las maletas. Por suerte, yo vivo en el barrio de Sant Antoni, lo que significa que algunos lugares de interés están a tan solo un paseo de distancia.

Pero hay un lugar que llamó especialmente mi atención cuando escribía la lista de cosas que ver en Barcelona. Se llama Fuente Mágica de Montjuic (Font Màgica de Montjuïc en catalán). Antes de viajar a algún sitio, siempre busco en Google algo como: "qué ver en... " o "mejores atractivos turísticos de... " y la fuente de Montjuic aparecía en varias páginas web como uno de los mejores atractivos, así que pensé que tenía que ser algo muy especial.

Además, como descubrí que solo estaba a veinte minutos de distancia de mi piso, decidí visitarla en mi primer día en Barcelona, ya que ir a ver cosas en la otra punta de la ciudad iba a ser demasiado para mi primer día allí. Aparte de eso, tampoco quería perderme; era mi primer día en una nueva ciudad y si me perdía, lo más seguro es tuviera que coger un taxi. Y he aprendido que los taxis en Barcelona son muy caros.

En la Fuente Mágica de Montjuic, podréis disfrutar de un increíble espectáculo de agua, luces y música. En YouTube, podéis ver muchos vídeos de la fuente, pero no es lo mismo que verlo en directo. Verlo en directo es, sin duda, mucho mejor. Parece como si el agua de la fuente tuviera color ¿verdad? Además, la parte de color naranja parecía que era zumo de naranja y me daban ganas de probarla.

Un espectáculo impresionante

Cómo llegar a la fuente mágica

Cuando llegué a Barcelona, no tenía ningún compañero de piso, así que no me quedaba más remedio que encontrar la manera de llegar por mi cuenta. Tampoco quería esperar casi dos semanas a que llegasen mis nuevos compañeros de piso para visitar la ciudad juntos. Así que, la única opción que tenía esos primeros días era visitar la ciudad sola. Bueno, no sola del todo, ya que iba con la ayuda de Google Maps.

Tal y como Google me sugirió, el mejor punto para acceder a la fuente es Plaza de España, a la que podéis llegar en metro y, además, también tiene muchos sitios interesantes de ver. Después, os hablaré más sobre esta plaza.

En Plaza de España, hay dos líneas de metro: la línea roja L1 y la línea verde L3 y la estación se llama Espanya. Cuando salgáis del metro, no importa qué salida (sortida) escojáis, ya que todas llevan a Plaza de España, lo único es que cada una da para una zona de la plaza o lado de la calle diferente. Es muy fácil orientarse, así que no os preocupéis.

No sé cómo lo hice, pero yo salí justo en frente del Centro Comercial de Las Arenas, en el que hay muchas tiendas y un ascensor panorámico que sube hasta la azotea del centro comercial, desde donde se puede ver una panorámica de Barcelona de 360 grados. La azotea no está muy alta, por lo que no se ven cosas muy lejanas, pero una de las cosas que sí se puede ver es, por ejemplo, la Sagrada Familia.

Para subirse al ascensor panorámico, hay que pagar. Solo cuesta un euro, pero lo que no entiendo es que se puede acceder a la azotea desde el interior del centro comercial y se puede disfrutar de las mismas vistas. Y de esa forma ya no hay que pagar nada. Pero parece ser que el ascensor es muy famoso al juzgar por la cantidad de gente que estaba haciendo cola para subir. Puede que no sepan que también se puede subir arriba gratis.

Pero bueno, volvamos a la fuente mágica. Lo primero que vi cuando llegué a Plaza de España fueron dos edificios altos que tenían el mismo aspecto que el famoso campanario de San Marcos de Venecia. Si os soy sincera, no sé qué son, pero lo descubriré antes de irme de Barcelona.

Un espectáculo impresionante

Para llegar a la fuente mágica, tenéis que pasar por una especie de arco que forman esos dos edificios. Después de pasarlo, llegaréis a la fuente enseguida. De camino allí, pasaréis por varias fuentes más pequeñas, pero también muy bonitas.

Cuando ya paséis las fuentes pequeñas, podréis elegir subir por escaleras normales o por escaleras mecánicas. Como es normal, la mayoría de gente elige la escalera mecánica y cuando yo fui, estaban haciendo cola en frente de ella, así que las otras escaleras estaban vacías.

La fuente durante el día

Aún no he mencionado que, primero, fui a la fuente de día para no perderme de noche de camino allí. Cuando llegué a la fuente, pensé que me había equivocado. Durante el día, la fuente parece como otra fuente cualquiera. Quizá es un poco más grande que las demás, pero si no hubiera sabido nada del espectáculo de luces, es posible que no la hubiera puesto en mi lista de cosas que ver en Barcelona. Ni siquiera tenía pinta de funcionar.

Si os digo la verdad, vi otras cosas más interesantes que la fuente, como por ejemplo, el Palacio Nacional y sus preciosas columnas. O la cantidad de gente que estaba en las escaleras mirando hacia la Plaza de España. Incluso de día, las vistas son espectaculares, pero decidí regresar a casa y volver a la hora del espectáculo.

De noche, las columnas son también súper bonitas, incluso dirían que parecen más grandes. La cámara de mi móvil no es tan buena como para capturar el juego de luces que había sobre las columnas, pero sí que podéis ver lo precioso que es ese lugar. También podéis ver toda la gente que había:

Un espectáculo impresionante

Debajo de las columnas, hay algunas fuentes pequeñas. De hecho, el espectáculo empieza en esas fuentes, ya que es el primer lugar donde se encienden las luces. Pero una vez que empieza el espectáculo en la gran fuente, ya no hacen nada más. Las luces que tienen ni siquiera cambian de color.

Cuándo y cómo son los espectáculos

El horario de los espectáculos depende de la época del año y hay horario de invierno y de verano. En febrero, la fuente permanece cerrada, ya que es cuando la renuevan o reparan y, además, hay más días aleatorios en los que tampoco hay espectáculo; podéis buscar más información en la página web de esta fuente mágica.

Desde el 31 de marzo hasta el 30 de octubre, hay espectáculos todos los días de 21:00 a 23:00. Desde el 1 de noviembre hasta el 30 de marzo, los espectáculos son de 19:00 a 20:30, excepto en el mes de febrero por lo que ya he dicho antes.

Yo llegué a Plaza de España a las 20:30 porque quería estar allí un poco antes y coger buen sitio para ver el espectáculo. Me quedé flipada de la cantidad de gente que había por la calle. Casi no podía moverme. Enseguida caí en que cerca de la fuente había una fiesta por el Oktoberfest y de ahí que hubiera tanta gente.

Aun así, cerca de la fuente había ya mucha gente y las escaleras del Palacio Nacional estaban todas ocupadas. Había algunos espacios libres alrededor de la fuente entre los que me fui abriendo paso hasta que después de varios intentos, encontré el lugar perfecto.

El espectáculo empezó cinco minutos antes de lo que estaba previsto y fue muy gracioso cómo todo el mundo empezó a aplaudir. Al principio, lo único que se ve son luces que se encienden y, después, comienzan a salir chorros de agua hacia arriba. Los primeros minutos es solo un espectáculo de agua y luces, pero después, también empieza la música. Y es in-cre-í-ble.

Incluso las fotos salieron genial (a pesar de la cámara de mi móvil no es muy buena). Ahora, imaginad lo precioso que es ver esto en vivo y en directo:

Un espectáculo impresionante

En las críticas que había leído en Internet, decían que en el espectáculo solo ponían música clásica, pero me quedé impactada cuando también sonaron canciones famosas de Katy Perry, One Direction y la canción de Bob Esponja. Era increíble ver cómo el agua bailaba al ritmo de la música. Además, había gente joven bailando en frente de la fuente y fue muy gracioso.

En serio, este lugar es uno de los pocos que me han dejado con la boca abierta (y he viajado mucho). Estuve así durante todo el espectáculo, así que es posible que pareciera imbécil, pero me da exactamente igual.

Un espectáculo impresionante

Pensaba que el espectáculo duraría solo un par de minutos y, después de un rato, cuando pensé que ya le quedaría poco, miré el reloj y me di cuenta de que llevaba viéndolo casi una hora. Me enteré de que es un espectáculo ininterrumpido y lo único que cambia es el estilo de música; la segunda parte fue música clásica, como yo leí. Pero es mucho más divertido cuando ponen música más famosa.

Entre una parte y otra no hay ningún descanso, lo único es que la música y los chorros de agua se paran, pero enseguida vuelven a empezar de nuevo. Lo creáis o no, yo vi el espectáculo entero y cuando terminó, me prometí a mí misma que lo vería, al menos, una vez a la semana.

Un espectáculo impresionante

Unos cuantos consejos

Si estáis en primera fila, es posible (sobre todo si hace viento) que os salpiquen algunas gotas de agua, pero nada más. Aunque como suelen estar muy frías, llevaos un jersey o una chaqueta. Yo me arrepentí de no habérmelo llevado, así que para la próxima ya lo sé. Lección aprendida.

Por allí, también veréis a algunas personas que van vendiendo cerveza, palos de selfi, rosas y otra clase de flores y más tonterías. Y puede llegar a ser muy molesto. Yo dije varias veces que no me interesaba y aun así, había un chico que no paraba de venir a preguntarme una y otra vez. Eso no mola nada.

Aparte de eso, como os quedaréis embobados viendo el espectáculo de la fuente, también podéis ser un objetivo fácil para los carteristas. Ese es uno de los grandes problemas que hay en Barcelona y, además, tengo entendido que los ladrones son muy buenos, la gente no nota ni se da cuenta de que le están robando. Yo tengo una solución muy sencilla para eso: llevar riñonera y meter las llaves, el DNI y algo de dinero, así ya podréis ir tranquilos por la calle. De esta manera, el resto de cosas que no tengan valor, las podéis seguir llevando en un bolso. Puede que sea un poco paranoica, pero mejor es el remedio que la enfermedad.

Me he guardado el consejo más importante para el final: no haced demasiadas fotos, lo mejor es disfrutar del espectáculo, al menos la primera vez. Lo primero de todo es que ya hay muchos vídeos sobre la fuente mágica en Internet y, en segundo lugar, es mejor ver el espectáculo con vuestros propios ojos en lugar de a través de la pantalla de vuestros móviles al intentar hacer la mejor foto posible. Además, siempre podéis ir otro día y grabar el espectáculo, así que no desaprovechéis la oportunidad de verlo por primera vez por querer hacer muchas fotos.

Conclusión

Sin duda, esta es una de las atracciones turísticas que hay que ver en Barcelona y una de mis favoritas hasta ahora. Diría que es mejor incluso que la Sagrada Familia (también es impresionante, pero no tan mágica como la fuente de Montjuic). Como hay espectáculos casi cada día, ya no tenéis excusa para ir y verlo. Pero ya os aviso de que el espectáculo es adictivo. Puede ser que también os pase lo mismo que a mí, que queráis verlo una y otra vez.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Fuente Mágica de Montjuic? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!