Advertise here

Tapa Tapa


  - 1 opiniones

Tapas increíbles en un lugar increíble

Traducido por Clara Nuño Téllez — hace 8 meses

Texto original de Martha S

Hay millones de bares con tapas en Barcelona. Bueno, no millones, pero seguramente un número cercano. Muchos de ellos tienen el mismo nombre o muy parecido, es decir, la palabra tapa. Los ejemplos que he encontrado son Atrapatapa, Tapa Tapa, Apat Tapa, y más así. No son muy creativos, si me preguntáis, pero tienen que mostrar a los clientes que allí ofrecen tapas.

Durante mi estancia en Barcelona fui a distintos bares de tapas. Y de alguna manera acabé en este por accidente. Estaba visitando un lugar cercano cuando, al cruzar la calle, vi el lugar. Me pareció interesante, por lo que quise ir a ver que ofrecían y a qué precio. ¡No me disgustó! El nombre del restaurante es Tapa Tapa, y las tapas que tienen allí son las mejores, con diferencia. ¿A quién voy a mentirle? Definitivamente ¡las mejores tapas que he probado nunca! Honestamente, la situación del local es buena. Así que el título de esta publicación es muy acertado.

¿Dónde se encuentra Tapa Tapa?

Hay cantidad de cosas increíbles sobre el restaurante, pero hay una de ellas que es más que un plus. Tapa Tapa se encuentra casi enfrente de la famosa obra de arte de Gaudí en Barcelona, la Casa Batllo. Hay otra obra de Gaudí cerca del restaurante, un poco más adelante de la Casa Batllo, llamada La Pedrera, conocida también como Casa Mila.

Para llegar a Tapa Tapa solo tenéis que buscar una estación de metro, llamada Passeig de Gracia, y la Casa Batllo. Esta debería estar detrás de ti, y si miras en esa dirección, Tapa Tapa está justo enfrente. Es imposible no verla ya que tiene un letrero enorme en el que pone Tapa Tapa justo en la entrada. Otra opción es buscar un restaurante lleno de gente.

Tapas increíbles en un lugar increíble

Interior y exterior de Tapa Tapa

La primera cosa de la que me di cuenta en Tapa Tapa es que había mucha gente. Esto es una señal de que un lugar es bueno. Por lo tanto, decidí darle una oportunidad. Cuando llegué, leí lo que tenían en primer lugar. Y adivinad: ¡tenían más de cien tipos de tapas! Y lo que es mejor, todos los nombres estaban escritos también en inglés. ¿Qué más se puede pedir?

Tapas increíbles en un lugar increíble

Al lado de cada tapa hay un número. Cuando vas a pedir, simplemente tienes que decir el número, sin preocuparte de si vas a pronunciar bien o no el nombre de la tapa. Y lo que es mejor, además de muy común en las tapas de Barcelona, es la imagen de la tapa al lado de cada una. Así sabes lo que estás pidiendo. Así que, cuando me decidí, busqué un buen sitio para sentarme.

Por supuesto, quería sentarme en la terraza, ya que la calle es preciosa y es un buen lugar para observar a la gente, pero, como habréis podido adivinar, todas las mesas estaban llenas. Por un segundo pensé en esperar a que alguien se fuera y así poder cumplir mi deseo de sentarme allí, pero no lo hice por dos razones:

  1. La primera razón es que parecía que nadie se iba a ir pronto. Después de todo, la gente había pedido comida y me llevaría un buen rato conseguir una mesa, lo que nos lleva a la segunda razón.
  2. La segunda razón, muy obvia, la comida. No tenía mucha hambre ya que había comido hace un par de horas, pero al ver todas esas tapas y olerlas no pude resistirme ni esperar un minuto más. Así que abandoné y me fui dentro, donde por suerte encontré un sitio para sentarme.

    Tapas increíbles en un lugar increíble

Al principio parecía que no iba a tener mucha suerte dentro, ya que lo primero que vi fueron todas las mesas ocupadas. Pero después, miré mejor y vi unas escaleras al final del restaurante. Y cuando vi un comedor enorme arriba, me quedé sin palabras. Honestamente, pensaba que era un pequeño bar más de tapas en el que caben como mucho treinta personas.

Tapas increíbles en un lugar increíble

Por lo que vi, en Tapa Tapa caben unas cien personas. Y, aunque no lo creáis, apenas había hueco para sentarse. El lugar es enorme, pero tiene muchos clientes. Aun así la temperatura estaba bien.

Lo que llamó mi atención al entrar en Tapa Tapa fueron dos partes en los que preparaban las tapas. Pude ver todos los ingredientes. En ese momento, ¡sentí que llevaba sin comer un año por lo menos! Lo malo es que estaban tras un cristal, si no, definitivamente habría cogido alguna sin que nadie me viera.

Quizás eso está ahí por alguna razón —para que tengas más hambre.

Tapas increíbles en un lugar increíble

Volvemos a lo difícil que fue encontrar un sitio. Las mesas son pequeñas, parece que quieran sentar tanta gente como puedan, ya que prima más la cantidad que la calidad. Pero no olvidéis que solo pasa con las mesas, ¡no con las tapas!

Me sorprendió lo eficientes que son los camareros en Tapa Tapa. Solo vi a tres, muy amistosos, y te traen tus tapas antes de que puedas decir Tapa Tapa. He vivido muy malas experiencias en restaurantes llenos, donde los camareros son antipáticos, quizás por todo lo que tienen que hacer, pero me alegro de que Tapa Tapa sea la excepción. Después de todo, fui allí sin pensármelo mucho, habría sido una decepción que el comportamiento de los camareros arruinara la experiencia. Obviamente, son más que profesionales en este lugar. Y esta es una de las razones por las que definitivamente voy a volver.

Después de pedir, les llevó exactamente dos minutos traer mi bebida (sangría, por supuesto), y otros cinco minutos para las tapas, muy rápido. Tan pronto como vi mi plato, supe que había hecho una gran elección, tanto con el restaurante como con la tapa.

Tapas de Tapa Tapa

Como ya he mencionado, va a ser duro elegir las tapas, ya que hay tantas. Salvo que busques entre las más baratas, ahí tienes muchas menos opciones (la más barata cuesta unos 5 euros). Decidí no mirar el precio y elegir la tapa que más sabrosa sonara, independientemente de lo que costara.

Efectivamente he elegido una de las más caras, pero sin querer, por supuesto. Parecía tan sabrosa, y en la foto parecía el plato perfecto. He elegido una tapa llamada anchoas de La'Escala con aceite de oliva virgen, que cuesta 7, 85 €. Si tienes en cuenta el tamaño de la tapa, es mucho, pero en cuanto pruebas la comida te olvidas del precio. ¡Pagaría una vez más solo por el sabor!

De alguna manera me preparé por si llegaba una pequeña porción decepcionante, pero cuando la recibí, me sorprendió positivamente, ya que era mucho más grande de lo que pensaba que sería. Y lo que era mejor (y no podía creer que estuviera pasando en Barcelona) es que me dieron tres rebanadas de pan con la tapa. Para la salsa. Gratis. Aún no puedo creérmelo.

Volvemos a mi tapa perfecta. Lo primero, tenía tan buena pinta que no quería comérmela. Después tuve que contenerme para comerla despacio y disfrutar cada bocado. Las anchoas eran perfectas, se deshacían en mi boca. No estaban demasiado saladas, y el aceite de oliva (con piezas de aceitunas) era la mezcla perfecta.

En serio, ¡tenéis que probar las tapas de este restaurante!

La sangría que pedí era también muy buena. ¿Qué sangría está mala? El único inconveniente es que era pequeña, 2 dl, y me lo bebí muy rápido. Pero eso solo puede significar una cosa - estaba muy bueno.

Tras acabarme el plato, digno de dioses, pensé en pedirme otra. Pero luego recordé que tengo que mantenerme en forma. Después de todo, las tapas llevan muchas calorías. Y ya sabéis los problemas que estoy teniendo para escalar tanta cuesta en Barcelona.

Lo bueno...

Básicamente todo es bueno en el restaurante Tapa Tapa. El tamaño, la comida, la simpatía de los camareros... y la decoración. Juzgar este sitio por el exterior te haría pensar que no está decorado por dentro. Pero la hay - simple, pero bonita. No sé cómo describirla, pero sentarte en Tapa Tapa te produce un sentimiento español.

Tapas increíbles en un lugar increíble

... y lo no tan bueno

El mayor inconveniente de Tapa Tapa es, por supuesto, la cantidad de clientes. Si vais un grupo grande, tendréis que esperar a que haya una mesa disponible. Pero vale la pena la espera. Después de todo, tantos clientes significa dos cosas: o la comida es muy buena, o todo el mundo está equivocado. En este caso, la opción correcta es la primera.

El segundo inconveniente es más serio, y espero que lo hayan arreglado. Cuando fui allí, los servicios no funcionaban, lo que es un problema serio. Pero, honestamente, incluso sabiendo esto antes, habría ido de todas maneras. Las tapas están demasiado buenas.

Una pequeña conclusión

Debes tomarte una tapa si vas a Barcelona. Lo raro es que te traigan una ración grande de una tapa, pero por suerte he encontrado el lugar perfecto que ofrece ambos. Incluso aunque la mayoría de los precios de Tapa Tapa sean altos, hay algunas más baratas (por debajo de 5 euros), y, después de todo, tienes que tener en cuenta la calidad de la comida. Como he dicho, pagaría incluso más por las tapas, ¡valían la pena!

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Tapa Tapa? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!