Parque Natural de Sant Llorenç del Munt


  - 1 opiniones

Ascendiendo a 1000 metros de altura, La mola.

Publicado por Laura Sastre — hace 2 años

¡Hola de nuevo valientes y aventureros/as!

Si estáis por Barcelona disfrutando de vuestra experiencia Erasmus o de viaje y os gustan las aventuras por la naturaleza, este post os interesará.

Voy a hablar de una ruta de senderismo que hice en Enero del 2017 en la provincia de Barcelona, cerca de Terrassa: la subida a "La mola", que del catalán se traduce como "La mesa"

Esta montaña situada en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i  L'Obac, cuenta con una altitud de 1104 metros y desde la que podréis tener unas vistas increíbles del parque, así como encontrar en su cima el Monasterio del santo que le da el nombre a este parque natural y  donde si la visitáis en un dia de niebla,como fue la ocasión en la que yo lo hice, os encontraréis rodeados de un halo de misterio y además podréis entrar en el monasterio para huir un poco del frío que es más notable a esa altitud o cobijaros de la lluvia.

Cómo podéis observar en la siguiente imagen, en el interior del monasterio encontraréis arcos de piedra que sostienena estructura del edificio y que hacen las veces de paredes, para separar las distintas estancias del lugar y dar la sensación de un espacio abierto y amplio, que invita a entrar en él y a quedarse un ratito meditando sobre la vida y esas cosas espirituales...

Ascendiendo a 1000 metros de altura, La mola.

Parte de este monasterio ha sido transformado en un edificio que hace las veces de museo y restaurante y donde encontraréis una cafetería para poder disfrutar de unas fantásticas vistas gracias a sus amplios ventanales junto a las mesas y calentar o refrescar el cuerpo gracias a sus sopas, cafés, tés o incluso disfrutar de una rica comida.

Ascendiendo a 1000 metros de altura, La mola.

Y si no os apetece tomar nada, podéis quedaros charlando con estos magníficos burros que son los encargados de transportar mercancías, pues creo recordar que hasta la cima de esta montaña no se puede acceder en coche y es que gracias a estos nobles y fuertes animales pueden abastecer de alimentos y materiales de uso diario la zona del restaurante y el museo... Para que luego digan que las antiguas costumbres se pierden. ¡Vivan los burros de la Mola!

Y tras esta oda al reino animal, os sigo contando como fue la ruta en si, el trayecto.

En primer lugar decir que ha sido una de las experiencias más divertidas y bonitas que he vivido.

A medida que ibamos ascendiendo ibamos notando como el aire se hacía más frío y a mitad del camino empezaron a caer pequeñísimos copos de nieve que tras varios minutos ya habian coronado casi todo el borde de la montaña y lo habían cubrido todo con un finísimo manto blanco.

Y es que yo, como he visto la nieve, dos veces en mi vida, estaba feliz como una niña pequeña viendo esa estampa.

ascendiendo-a-1000-metros-altura-la-mola

Otro de los motivos por los cuales esta subida fue tan interesante es el hecho de que nos perdimos, totalmente.

Y es que debido a la niebla, que se encontraba bastante baja en algunos tramos del camino, terminamos apareciendo en unos peñones inmensos, pero sin vistas a ningún camino de tierra... Recuerdo ver solo rocas y más paredes de rocas, y árboles, y nosotros en vez de buscar la salida, más subíamos, y más nos perdíamos a la vez, pero fue tan divertido caminar por toda una explanada de rocas y desarrollar nuestra habilidad de escaladores...

Tras pasar  largos minutos, al principio nos asustamos un poco, pero supimos encontrar el camino de vuelta tras haber disfrutado de una experiencia como total aventureros, aunque os aconsejo que vayáis con las ideas claras en cuanto al recorrido que tenéis que hacer, pues yo fui con un amigo que ya conocía la zona, pero hay veces que debido a las condiciones atmosféricas puedes acabar, vete a saber dónde...

ascendiendo-a-1000-metros-altura-la-mola

Pero el perderse tambien tuvo sus ventajas, no creáis que no y nos regaló imágenes como estas y unas vistas muy bonitas de la ladera de la montaña donde solo se veian arboles, rocas y niebla, era bastante relajante tener esa sensación de inmensidad, pues también ayudó mucho el hecho de que era finales de enero y no encontramos apenas gente haciendo este camino, a lo sumo, 5 o 6 personas.

ascendiendo-a-1000-metros-altura-la-mola

Siguiendo el sendero de tierra delimitado por árboles a ambos extremos a lo ancho y con más ávidez que en tramos anteriores , encontramos la explanada de hierba, la cual cuenta con un camino más estrecho y la que indica que has alcanzado la cima, casi, pues hasta que no os encontréis con este panel circular no podréis fardar de que habéis conquistado La Mola.

ascendiendo-a-1000-metros-altura-la-mola

Cómo podéis observar en la imagen, este panel circular indica las vistas panorámicas que se tienen desde lo alto de esta montaña, pues se situa en un punto donde podéis divisar todo lo que hay alrededor en 360 grados.

La pena es que con la niebla que hizo aquel día, nosotros no divisamos nada de nada, solo bruma, pero estoy segura de que en meses de primavera ,verano y otoño, tiene que ser espectacular la vista desde lo alto de esta montaña.

Y es que esta subida a la Mola fue toda una aventura, a diferencia del descenso que se hizo mucho más rapido y la niebla ya no cubría el paisaje de la misma forma, pero como sabéis, los descensos aportan imágenes diferentes a la subida, y también hay que ir con mas precaución con respecto a las caídas, pues en un intento de bajar un terraplén me agarré a una de las ramas de un árbol, la rama no era lo suficientemente gruesa como para aguantar mi peso y la fuerza de la gravedad hizo su efecto...por suerte no llegué a tropezar, pero el susto fue curioso...

Solo recordaros que en meses donde ha llovido mucho hay más riesgo de caídas en rutas por montaña debido al terreno de rocas, donde podéis resbalar y a la humedad que guardan los árboles, que puede hacer que se debiliten y se partan.

Asíque, mejor curarse en salud y andar con cuidado, sin perder las ganas de explorar y descubrir nuevos lugares.

Espero que os haya gustado este post y que visitéis este paraje natural, destino de excursionistas y domingueros.

¡Un saludo y a disfrutar de Barcelona!

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Parque Natural de Sant Llorenç del Munt? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!