Las Ramblas


  - 2 opiniones

Las Ramblas, un céntrico paseo

Publicado por Maria Fernandez — hace 5 años

Y seguimos hablando de Barcelona, intentando contaros las curiosidades y datos de interés que aprendimos en nuestro viaje, acerca de los puntos más turísticos de la ciudad.

Hoy os hablo de Las Ramblas. Si bien es cierto que existen numerosos puntos de gran atractivo, importantes atracciones de interés cultural, espectáculos y escenarios de gran fama... lo primero que conoce la gente de Barcelona son Las Ramblas. Es posible que incluso antes de conocer la existencia de La Sagrada Familia (la majestuosa e inacabada catedral catalana del autor Antoni Gaudí), o la existencia del Park Güell (el espectacular parque con el mirador más popular de la ciudad), la gente asocie a Barcelona con Las Ramblas, incluso antes de saber ni siquiera a qué se refiere ese nombre.

Las Ramblas

´La Rambla` o ´Las Ramblas` (generalmente en plural) es el nombre que se refiere a ese paseo que parece no tener fin, que se sitúa en el centro neurálgico de la ciudad, entre la Plaza de Cataluña (o ´Plaça de Catalunya` en catalán) y el Puerto Antiguo (o ´Port Vell`), donde hoy en día se puede disfrutar de un área recreativa, para el ocio y la restauración. Es un paseo que atraviesa el centro de la ciudad, siempre atestado de turistas, sin importar cuál sea la época del año o la hora del día, con comercios, restaurantes, tiendas y kioskos, actores callejeros y vendedores ambulantes de principio a fin, a lo largo del kilómetro y pico que abarca este paseo. Allí puede disfrutarse de la mezcla de culturas de todas partes del mundo, ya que suele ser el sitio que cada turista coloca de número uno en su lista de destinos. Quizá sea también por este motivo que es una zona muy frecuentada por carteristas. No será raro encontrarse a una pareja de policías frecuentando Las Ramblas y es que estos casos son muy abundantes: por ello es muy importante cuidar bien de nuestras cosas especialmente cuando parezcamos verdaderos turistas, ¡de los de chanclas y calcetines o de los de refléx al cuello!

las-ramblas-centrico-paseo-b6906a2da2a14

Nombre

El nombre de ´Las Ramblas` hace referencia a ´arenal`, ya que eso es lo que significa en árabe el término ´ramla`.

A lo largo de ese kilómetro 200 metros, La Rambla tiene diferentes tramos, que a la vez, reciben sus correspondientes nombres en relación a los lugares de interés que se sitúan en esa zona concreta:

  • Rambla de Santa Mónica: tramo del paseo en la zona sur, que desemboca en el Mirador de Colón dando la entrada al Puerto Antiguo.
  • Rambla del Centro o de los Capuchinos: a continuación de la anterior.
  • Rambla de las Flores: a lo largo de todo el paseo pueden verse árboles a ambos lados, dándole a Las Ramblas un aspecto más acogedor y dando un toque de vegetación a una calle en medio de la ciudad. A esta altura de las ramblas, la calle está más colorida de lo normal ya que entre otros tipos de tiendas, se condensan aquí los kioskos y todas esas tiendecillas de flores, ramos que en algunas ocasiones son reclamos a la gente de sus negocios situados en otro lugar de Barcelona.
  • Rambla de los Estudios: recibe este nombre ya que antiguamente era aquí donde se ubicaba la universidad. También existía un mercado de pájaros por lo que algunos también conocen este tramo como la rambla de los pájaros.
  • Rambla de Canaletas: este nombre se debe a la ubicación de la Fuente de Canaletas, punto donde todos los aficionados al fútbol, seguidores del Fútbol Club Barcelona, se reúnen para celebrar las victorias de su equipo.

Fuente de Canaletas

La Fuente de Canaletas (o ´Font de Canaletes` en catalán) se construyó en el año 1863 con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona en el 1888 (evento que ya mencionamos en anteriores entradas, viendo que llevó a la ciudad catalana a reformarse y construir nuevos monumentos que hicieron de ella un lugar más moderno y apto para dicha Exposición). En realidad, para aquel que nunca la ha visto, pero sí conoce que es el centro de reunión de los ´culés`, resulta un poco decepcionante ya que su tamaño es bastante menor de lo que cabría esperar: se trata de una construcción de hierro con cuatro surtidores donde se puede ver en relieve el escudo de la ciudad catalana y sus correspondientes farolillos que la iluminan.

La tradición de esta celebración junto a la Fuente de Canaletas, y no en un lugar más próximo al Camp Nou como sería de esperar, se remonta a los años 30, cuando los reporteros deportivos del diario ´La Rambla` acudían a este punto a dar los resultados de los partidos de fútbol colgando una pizarra y todos sus seguidores iban a informarse.

Existe además una leyenda sobre esta fuente que nos cuenta que: todo aquel que beba de la fuente volverá a Barcelona. Podemos leer textualmente en una placa allí colocada: ´Si beveu aigua de la Font de Canaletes sempre més sereu uns enamorats de Barcelona i per llunt que us nàneu tornareu sempre`.

Antiguamente, la ciudad romana se llamaba Barcino, donde hoy en día se asienta la que hoy conocemos como Barcelona. Tenía un amplio sistema de canalización del agua, ya que los romanos entre muchos aspectos siempre nos han dejado boquiabiertos con sus obras de ingeniería, y transportaban el agua trayéndola de los ríos Besós y Collserola. Hoy en día poco se conserva de esos acueductos ya que con las continuas reformas y crecimiento de la ciudad han servido para como estructuras para la construcción de los edificios venideros. Estos canales funcionan desde el siglo X, pero con el paso del tiempo, la industrialización y la decadencia del sector primario comienza la contaminación y también del agua que transportan los canales. Para ello en el siglo XIX se amplió este sistema para intentar llevar agua menos contaminada a Las Ramblas para cuidar los campos de agricultores y ejercer de abrevaderos para los caballos. A estas se le llamaron canaletas, y de ahí el nombre de la fuente.

Pasear por las ramblas es de obligado cumplimiento para cualquier ajeno a la ciudad, porque además de vivir el ambiente de la calle, existen numerosos edificios de importancia a ambos lados, como el Teatro del Liceo (en el medio de este paseo), el Palacio de la Virreina o el famoso mercado de La Boquería.

Hacemos un repaso rápido de todos los lugares de interés turístico que bordean Las Ramblas y que podéis visitar.

1. Plaza de Cataluña

Es la plaza por excelencia de la ciudad catalana, de 30. 000 metros de superficie aproximadamente, donde se concentran los grandes comercios como El Corte Inglés o la tienda del Fútbol Club Barcelona, importantes restaurantes como el Hard Rock Café, salidas de autobuses turísticos o hacia el aeropuerto, así como kioskos que ofrecen información o la oficina ´subterránea` de atención al turista - este es un dato importante ya que a pesar de los grandes postes con la ´i` de información bien destacada, no podíamos encontrar el punto de información al turista. Resulta que se sitúa bajo la plaza, bajando unas escaleras por cualquiera de ambos lados, donde te encontrarás una amplia sala con varias personas, pantallas y folletos con lo que poder resolver tus dudas.

las-ramblas-centrico-paseo-e88ce00d977d8

las-ramblas-centrico-paseo-56ad87e1a9331

Aquí os dejo unas fotillos de nuestra comida en el Hard Rock. Igual que en el resto del mundo pero tan rico que merece la pena hacer una parada y una excepción. La única pega: ¡la tremenda espera!

Esta gran plaza es el centro neurálgico de Barcelona. A cualquier hora puede verse transitada por multitudes de peatones, sean lugareños o foráneos. Es el punto de encuentro para cualquier salida turística o para la celebración de algún evento o concierto, además de estar perfectamente comunicado con cualquier punto de la ciudad.

2. Mercado de La Boquería

En realidad este mercado recibe el nombre de San José, aunque es más comúnmente conocido como ´La Boquería`. Este mercado era antiguamente un convento, el convento de San José, el cual sufrió un incendio que lo llevó a su destrucción. Fue entonces cuando se decidió conservar la estructura que tiene hoy en día y trasladas allí el mercado.

La Boquería, es el equivalente barcelonés a un mercado selecto o ´gourmet` (que tan de moda está ahora), donde los productos que llegan son frescos y de calidad, desde carnes o embutidos hasta frutas o repostería, donde uno puede encontrarse cualquier tipo de alimento, incluso aquello un poco más exclusivo que no puede encontrar en otros lugares. Lamentablemente (aunque no para mí), este mercado ha adquirido tanto reclamo turístico que se vuelve un tanto incómodo recorrer los 2500m2 para encontrar el producto que se busca, en más de los tres cientos puestos que se alojan en el mercado. Es agradable hacer una paradilla, echar un vistazo y comprar alguna de sus macedonias, batidos de fruta, o alguno de sus menús preparados. Aunque los precios son un poco elevados, merece la pena probar un producto de La Boquería, la calidad salta a la vista.

El mercado permanece cerrado los domingos, por lo que aquel que quiera visitarlo deberá acercarse cualquiera del resto de los días de la semana en horario ininterrumpido de 8:00 h a 20:30 h.

Para más información, aquí os dejo el link de su página web: http://www.boqueria.info/index.php?lang=es

3. Teatro el Liceo

Este teatro de 1847 es de gran importancia en la ciudad condal, y además ha adquirido más protagonismo por los numerosos accidentes que ha sufrido. A pie de Las Ramblas, su fachada llama la atención ya que el estilo rompe con los edificios que lo rodean. Lleva más de 150 años funcionando, lo que lo convierte en el teatro más antiguo de Barcelona.

Desde el 1847, ha sufrido un incendio en el 1861, un atentado anarquista en 1893 y otro incendio más reciente en el año 1994. A pesar de todo, los accidentes han permitido su reconstrucción conservando el estilo original de su nacimiento, manteniendo la decoración lo más fielmente posible.

Visitar este teatro sin asistir a ningún espectáculo no es posible. Para poder entrar, es necesario concertar una visita guiada, aunque lamentablemente (por tiempo, dinero y preferencias), nosotros no tuvimos el placer de disfrutarlo por dentro. Todo lo que sabemos es gracias a un guía (de cuya empresa os hablaré más abajo), quién nos llevó de paseo por Las Ramblas, el barrio del Raval y el barrio Gótico, explicándonos muchas de las curiosidades, entre ellas la historia de este teatro. Las visitas duran desde veinte minutos (una visita rápida) a un precio de 5, 50€, o 1 hora y pico (la visita larga con guía) a un precio de 11, 25€. El horario es únicamente de mañanas, a las 10 la visita guiada y a partir de las 11:00 y hasta las 13:00 cada 30 minutos.

Os dejo aquí la página web del teatro por si queréis consultar alguna de sus funciones para reservar con antelación o sencillamente tener un punto de contacto: http://www.liceubarcelona.cat/

4. Museo de Cera

Como no puede ser de otra manera, Barcelona también posee un museo de cera. Éste se sitúa casi al final del paseo, cerca del puerto de mar, bajando Las Ramblas y mirando a mano izquierda, al fondo de un callejón. Sin embargo, no te preocupes por si no lo encuentras: sus publicistas ya se hacen cargo de que no pase desapercibido, colocando grandes pancartas e incluso una pequeña caseta donde puedes comparar tus entradas.

Entrando en el callejón, este edificio se ve al fondo, con una gran entrada. A mano derecha, hay una cafetería que se llama ´El bosque de hadas`. Es un lugar muy curioso ya que parece tener árboles dentro, incluso se cuelgan animalillos del techo, recordando a un bosque. Nosotros incluso teníamos dudas acerca de qué era, ya que no está nada claro. Dentro tienen una pequeña tiendita que vende algunos productos de artesanía y otro lugar con unas mesitas entres los árboles para pararse a tomar algo. El sitio es bonito por lo que es, por lo diferente y por lo original, por lo que evoca... aunque tengo que decir que es tremendamente oscuro, y tiene una música ambiental demasiado alta. Así que no es el sitio ideal para pasar una tarde de cafés.

Volviendo al museo de cera, nosotros lo visitamos hacia las 19:00h, siendo casi el último horario en que se puede entrar. La visita se hace por libre, disfrutando cada uno el tiempo que quiera de cada sala; el recorrido está perfectamente marcado sin posibilidad de confusión. A través de una escalera, puede accederse a todo el interior del museo con salas dedicadas a personajes históricos y ficticios, algunos increíblemente bien imitados, desde Juan Carlos I rey de España y su esposa Doña Sofia, hasta el temido asesino Freddy Krueger, pasando por un cabaret y una cámara del tiempo. Tengo que decir que hay muchos de ellos a los que no conocía, pero desde luego llamaban la atención, (también era el primer museo de cera que visitaba, quizá por eso me impresionó un poco más).

Anunciaban como novedoso desde abril del año pasado (2014) un espectáculo de terror: ´Museo de Cera Horror Experience`, aunque tengo que decir que no lo visitamos. Preguntamos en recepción si era apto para personas ´caguicas` y nos dijeron que mejor nos mantuviésemos al margen, así que no puedo recomendaros la experiencia ya que yo misma no me atreví a hacerla, y no sé muy bien de qué va.

Si queréis visitarlo, ojo con los horarios porque no son ininterrumpidos y cierra relativamente temprano. Durante la semana puede visitarse de 10:00 a 13:00 y por las tardes de 16:00 a 19:30. Los días festivos mantienen más o menos el mismo horario, pero retrasándose una hora. Creo haber visto que en verano (Julio y Agosto) el horario de visita es más extenso pero no lo sé a ciencia cierta. Para ello podéis visitar su página a web e informaros. Aquí también os informan a cerca de la cafetería de ´El Bosque de las Hadas´.

http://www.museocerabcn.com/es/

5. Mirador Cristobal Colón

Al final de este paseo, podemos ver el monumento dedicado al célebre personaje Cristóbal Colón, en lo alto de una columna de 60 metros de altura, donde se sitúa un conocido mirador. Esta construcción data del año 1888 también con motivo de la Exposición Internacional de ese mismo año. Lamentablemente, no subimos para poder apreciar la vista desde las alturas, sin embargo la gente con la que nos asesoramos no pusieron mucho énfasis en que lo visitásemos. Los barceloneses que nos aconsejaron dijeron que cualquier vista desde lo alto de Montjuic sería mucho mejor, ya que el observatorio que se sitúa en la cima es muy pequeñito y acaba siendo un poco agobiante. Si aún así tenéis ganas de visitarlo (a lo que por supuesto yo os animo) el precio es solamente de 4 euros y el horario abarca 8 a 8 aproximadamente.

6. Puerto Viejo (´Port Vell´)

El puerto de Barcelona es el último punto al que dirigen Las Ramblas. Además de resultar un puerto para el atraco de embarcaciones deportivas y cruceros, posee el Maremagnum, un área comercial y una zona de recreo y de ocio para todo aquel que quiera visitarlo. Como cualquier centro comercial tiene tiendas y restaurantes donde pasar el tiempo pero sin duda lo más bonito es pasear y tomarse un helado o un café con vistas al mar. Es muy frecuente encontrarse con vendedores ambulantes de bolsos, bufandas, gorros… o con artistas callejeros. Nosotros nos encontramos con dos chicos que estaban bailando un tipo de breakdance en la parte más baja del puerto y (como me encanta todo tipo de baile y no podría ser de otra manera) obligué a mi amiga y a mi a formar parte de la gran multitud que se arrinconaba junto a la barandilla para poder ver a la pareja de bailarines. Creo que si tenéis tiempo, es un sitio que merece la pena visitarlo de día y de noche, con tiempo para poder apreciar las vistas y el paseo, no solo por la zona del Maremagnum, sino bordeando la costa gran parte del puerto.

Seguimos paseando por Las Ramblas...

Por supuesto Las Ramblas son un lugar emblemático, sin embargo la visita no puede quedarse ahí. Para ubicar un poquito sobre algunos de los barrios más antiguos de Barcelona, nos ubicamos en la Plaza de Cataluña y de frente al paseo mirando hacia toda la `Ciutat Vella´: a nuestra mano derecha podemos encontrar el barrio del Raval y a nuestra mano izquierda el Barrio Gótico (Barri Gotic).

Nosotros nos alojamos en el Barrio del Raval, en casa de una amiga que nos dejo una habitación para poder pasar esos días de vacaciones. La verdad es que fue una alegría saber que el piso estaba tan céntrico, ya que además de siempre tener ambientillo, las comunicaciones no podrían ser mejores. Hay numerosos hoteles por la zona y muchísimas terracitas con encanto: bares decorados en madera, restaurantes con detalles en las mesas... una zona muy agradable.

Hacia el otro lado, al Barrio gótico tuvimos la suerte de ir en una visita guiada, lo que nos permitió conocer un poquito más en profundidad la historia y el encanto un barrio antiguo de la mano de un guía especializado: entender cuales de los arcos eran antiguas entradas hacia el interior de la muralla, conocer preciosas plazas en los lugares más recónditos, entender el por qué en las calles más pequeñitas se colocan unas placas con entrada o salida, marcando por donde debían entrar los carros de trabajo o de mercancía haciendo los callejones de sentido único debido a su estrechez...

Las visitas guiadas

En varios países europeos, principalmente en las ciudades más importantes, existen varias empresas (antes eran menos, y en vista de la popularidad han ido aumentando) que se dedican a hacer visitas guiadas gratuitas, en determinadas zonas y en varios idiomas. Estos guías se reúnen con el grupo en un punto concertado y realizan la visita y al final piden un ´donativo`, lo que cada uno quiera dar. Suelen ser entre 5 y 10 euros por persona, al menos eso es lo que veo yo siempre que contrato estos tours.

Para asistir a las visitas, debes visitar la página y ver días y horarios, que sean en el idioma que buscas y sobre todo que haya disponibilidad. A veces existen plazas limitadas y otras veces el aforo es ilimitado.

http://www.feelfreetours.com/

Esta fue la página que nosotras usamos para realizar la visita en Barcelona. Con poner en Google ´free walking tour` y la ciudad en la que estás te saldrán las diversas posibilidades.

¿Cómo llegar a Las Ramblas?

Las ramblas como ya he dicho es un gran paseo atestado de turistas, donde la circulación del tráfico está muy limitada. A ambos lados del paseo existen dos caminos asfaltados, que constituyen vías para el tráfico en una sola dirección, aunque no es difícil confundirlas con parte del área peatonal ya que entre el paseo céntrico y las aceras a ambos lados, estas vías también acaban por invadirse de peatones.

Llegar en metro

A lo largo de todo el paseo existen paradas de metro que nos dejan más cerca del punto que queramos visitar. Es la línea verde (Línea 3) la que recorre de manera subterránea este paseo, saliendo a la luz en las paradas de norte a sur: Cataluña al norte (compartida por la línea roja, Línea 1), Liceu (coincidiendo con la situación del teatro) y Drassanes (junto al monumento de Cristobal Colón).

Aprovechando que hablamos de la situación del Teatro el Liceo, en un punto medio de paseo, debemos echar un vistazo al suelo. A lo largo de todas Las Ramblas el suelo esta dibujado en dos tonos de gris dibujando líneas ondeadas. En contraste, a la altura del teatro se sitúa un mosaico de forma circular, en varios colores nada más y nada menos que del autor Joan Miró.

¿Comer o no comer en Las Ramblas?

Pues... en realidad no lo creo muy recomendable, a pesar de lo que muchos pensaréis sobre este comentario. A lo largo de todo el paseo, podemos ver numerosos restaurantes, terrazas - sin embargo la calidad es muy inferior a la esperada, además por supuesto del precio que se va de las manos de un bolsillo económico. Supongo que esos precios se los pueden permitir ya que dada la afluencia de turistas: siempre habrá gente que pare a tomarse un trago a descansar de las largas caminatas. Nosotras debido al cansancio y a que nos parecía una buena idea (suponíamos precios altos pero no tanto) nos animamos a tomar unas jarras de sangría, y la verdad un autentico timo: cada copa de sangría, teniendo en cuenta que era hielo la mitad de la copa, costó 8 euros. ¡Vaya si le sacan beneficio! Generalmente siempre suele ser una mejor opción pararse en una zona menos turística y disfrutar de un sitio con más tranquilidad, y seguramente a un mejor precio y mejor calidad de comida y de servicio. Sin embargo repito que ¡es mi opinión personal!

las-ramblas-centrico-paseo-3d69d3178553f

Lo siento no poder colgaros más fotos, pero no fue un viaje muy fotográfico por lo que se nos han quedado pendientes muchos recuerdos fotográficos. :) Para ello podéis ayudaros de los links que os voy dejando para buscar información, fotografías... Sin embargo, ¡espero que todos los datos que os cuento sean de vuestro interés, contándoos nuestra experiencia, con lo bueno y con lo malo!

Un saludo y ¡hasta la próxima!

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Las Ramblas y Plaza Cataluña (Centro histórico)

Publicado por Mireia Ap — hace 5 años

Fuente

¡Hola chicos!

Hoy os cambio de ciudad y os vengo hablar de Barcelona. Y, como no os he hablado por aquí de las famosas Ramblas y Plaza Cataluña, a eso voy a dedicar la publicación de hoy.

Sin duda, el centro de Barcelona es una de mis partes favoritas de Barcelona, por donde me encanta pasear y por donde casi siempre me encuentro con mis amigos. Hay tiendas, bares, discotecas, lugares para pasear y perderse... ¿qué más se puede pedir?

Comenzamos con Passeig de Gràcia o Paseo de Gracia. En esta gran avenida podréis encontrar las tiendas más caras y de marca de Barcelona (Chanel, Prada, etc). Si vuestros bolsillos, como los míos, no llegan a tanto, os animo a que os paseéis a lo largo de la avenida, ya que es muy agradable, sobre todo cuando sale el sol. Podréis llegar hasta ahí desde Diagonal (Linia Verde o Linia Azul del metro), la cual os deja junto al principio del paseo, y así tendréis oportunidad de recorrerlo todo entero. Sino, la parada de Passeig de Gracia os sitúa a media altura.

En esta famosa avenida se encuentran dos conocidísimos y famosísimos edificios que diseñó Gaudí: La Pedrera y la Casa Batlló. Os recomiendo que si sólo queréis visitar el interior de uno de ellos, lo hagáis con la Pedrera. La Casa Batlló tiene su encanto en el exterior, que sin duda, es bellísimo.

Justo al final de Passeo de Gracia encontraréis "the famous big square" de Cataluña (o así me lo han preguntado varios turístas para que los guiara). Es una plaza que no tiene nada de especial en un día normal, los días de alguna fiesta nacional suelen poner puestecillos y/o escenarios con música y actividades para niños y jóvenes.

Esta plaza dará a dos grandes calles, repeltas de tiendas y bares: Carrer de Portal de l'Àngel y Las Ramblas. Pasead, pasead y pasead... y no olvidéis hacer alguna compra y sentaros a disfrutar de un par de cervezas en alguna terraza. Aunque siempre suelen estar abarrotadísimas de gente, tanto de turísticas como locales (y esto suele agobiar un poco), es bastante agradable pasar una tarde por estas dos calles.

Fuente

Y un dato para aquellos que os guste la ropa vintage o de segunda mano, o si tenéis un estilo alternativo, la segunda (o tercera calle, no recuerdo) a la derecha (si estamos situados bajando Las Ramblas) se encuentra el Carrer Tallers. Esta calle es famosa por este tipo de tiendas, así que no dudéis en pasear y entrar en ellas. Además, si llegáis hasta el final de la calle, daréis a una plaza (ya cerca de la parada de metro Universitat), donde os recomiendo muchísimo que vayáis de noche y entrés en sus bares, sobre todo Nevermind.

Portal de L'Àngel, os lleva hacia la precisosísima Catedral de Barcelona, donde os invito a que os paréis a echar un par de fotos. Si continuáis caminando llegaréis a la Plaza Sant Jaume, donde se encuentra el Ayuntamiento y la Generalitat de Barcelona. En esta plaza es donde suelen haber las manifestaciones, así que si para ese día hay convocada una, no os recomiendo que os acerquéis mucho por allí.

Una vez lleguéis a estos dos edificios, cualquier calle que se diriga hacia la izquierda os llevará de nuevo a Las Ramblas. Seguid caminando por ellas hasta que os encontréis con la columna de Colón. Antes, pero, os quiero recomendar un bar que es totalmente espectacular y que tiene un encanto especial. Es el Bar de las Hadas (O Bar de les Fades en catalán). Suele estar llenísimo de gente y quizá tengáis que esperar unos 10 minutos para tener mesa, pero si veis el interior entenderéis el porqué, es realmente la copia de un bosque. Junto a este bar podréis encontrar la entrada del museo de cera de Barcelona (no recomendable para nada).

Cuando lleguéis hasta la estatua de Colón, os encontraréis ya en el puerto marítimo de Barcelona. Para no hacer esta publicación tan larga, os contaré qué hacer por esta zona en la próxima publicación. Y en un par de publicaciones también os hablaré de una zona, para muchos el barrio con más encanto de Barcelona, que podréis encontrar a 10 minutos andando de las Ramblas, el famoso barri del Born o el Borne.

En ese momento, ya estaréis en el puerto de Barcelona.

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Las Ramblas? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!