Un viaje al Amazonas.

Publicado por Laura Sastre — hace 2 años

¡Hola de nuevo valientes y aventureros/as!

Si sois socios de la entidad bancaria "La caixa" podréis visitar del lugar que os hablo a continuación de forma gratuita y os lo recomiendo totalmente para pasar una tarde o un dia durante el fin de semana si os interesa la ciencia, la tecnología o la naturaleza.

Visita al museo CosmoCaixa.

Este espacio se encuentra situado en Barcelona, a unos 30 minutos en transporte público del centro de la ciudad, podéis acceder en metro tomando la linea 7 o en autobús desde la línea 60.

Un viaje al Amazonas.

Este edificio es totalmente accesible para personas que vayan en silla de ruedas, pues cuenta con ascensor y el acceso a las plantas se puede hacer a través de una rampa adyacente a las paredes de cristal que os permitirán contemplar el exterior a cada paso que deís en vuestra visita de camino a las diferentes salas.

Durante nuestra visita las exposiciones que estaban en activo eran la de los robots, su importancia en la historia y cómo ha ido siendo la evolución de estos artefactos para facilitar y cooperar en las tareas del ser humano en múltiples campos como el cine, las tareas del hogar, la comunicación, la exploración del espacio o incluso fines bélicos como el espionaje.

Hay varias proyecciones audiovisuales de las que podréis disfrutar a lo largo de la exhibición y que os irán introduciendo en el mundo de la robótica y sus fines en el campo cinematográfico, en el cual los autómatas cobraron protagonismo en peliculas como la invención de Hugo, de 2002.

Así como robots, en esta sala encontraréis inventos revolucionarios que marcaron un antes y un después en la historia, aunque algunos de ellos no se patentaron pues no tuvieron éxito, pero es muy interesante ver cómo erán las antiguas calculadoras, teléfonos, telégrafos y máquinas de escribir.

Un invento pionero en energías renovables.

Un viaje al Amazonas.

Uno de los inventos que más capturó mi atención, y no solo por encontrarse allí en funcionamiento, sino por la antigüedad y sofisticación fue la eolípila, la primera turbina de vapor.

Fue inventada por Herón de Alejandría en el siglo I d.C, y está considerada la primera máquina térmica de la historia, siendo la antecesora de las máquinas de vapor industriales que se usaron para el funcionamiento de los ferrocarriles.

El agua se contiene en un caldero que alcanza altas temperaturas hasta su ebullición y es ese vapor que asciende por unos tubos hasta un depósito donde el vapor sale expulsado por unas boquillas, que haciendo uso de la ley acción-reacción, ponen en movimiento la esfera, la cual se encuentra sujetada en los extremos por dos ejes verticales. De este movimiento giratorio se aprovecha la energía cinética.

Espacio Top Ciencia: unos minutos de investigación.

Otro de los lugares en los cuales podéis interactuar es el espacio top ciencia.

Se encuentra situado en la planta baja y lo reconoceréis por sus asientos y sus pantallas de las que cuelgan auriculares.

En este espacio podréis conocer información, así como actuar en diversos aspectos de la investigación, en este caso, cómo actúa la ciencia en la curación de la ceguera.

En una de las pantallas podréis realizar el juego interactivo donde conoceréis los pasos que tendríais que dar para poder realizar una operación de regeneración de las células de la retina a partir de celulas madre obtenidas de la propia sangre.

Y es que esta actividad te hace convertirte en todo un cientifico, pues aprendes como decodificar codigos del ADN para transformar las células madre en células aptas para regenerar un tejido en el ojo de una persona.

Esta sala está enfocada a la interacción infantil y juvenil, y se nota que sus creadores han puesto empeño y pasión para hacer de la ciencia y la investigación un campo accesible, apto y atractivo para todos los colectivos.

Un paseo por la selva Amazónica: el bosque inundado.

Un viaje al Amazonas.

El Bosque Inundado es sin duda, uno de los espacios mas atrayentes de este museo.

Con solo poner un pie en el túnel de entrada hacia el mismo, comenzaréis a notar el calor y la humedad que representa este fragmento de la selva amazónica brasileña.

Al entrar encontraréis colecciones de insectos y reptiles de la zona.

Mi primera sorpresa fue toparme con un tanque de agua bastante grande con una zona de tierra, y sin divisar ningún animal, hasta que descubrí la anaconda en el fondo del agua, bien arrimada al cristal…

Durante el recorrido por este espacio se facilitan ilustraciones y recursos audiovisuales para poder tener más información sobre este peculiar ecosistema. Pero es mejor ver para creer.

El bosque inundado está repleto de vegetación y si os paráis a mirar hacia la copa de los árboles que allí se encuentran, podréis ver algunos pájaros que sobrevuelan el espacio.

El nombre de " bosque inundado" me resultó curioso y es que en la zona del mundo donde se encuentran estas selvas tropicales, llamadas asi por encontrarse entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, las precipitaciones son abudantes y muy frecuentes por ello se encuentran durante gran parte del año inundados.

Además las temperaturas son elevadas, luz, calor y agua,elementos esenciales para la vida. Es por estos motivos por los cuales la riqueza de flora y fauna en este ecosistema es tan variada y a la vez tan peculiar.

Me resultó muy curioso ver animales allí que no había visto jamás ni en libros, ni en películas, ni si quiera en documentales, pero esto es lo interesante de poder visitar estos museos, que salgas de ellos fascinada y conociendo un poco más del mundo que nos rodea.

A la salida del bosque inundado, el museo cuenta con una colección geológica donde podréis observar diferentes fósiles y minerales de diferentes partes del mundo y continuando por ese pasillo, justo antes de la entrada del bosque inundado podréis encontrar dispuestos en vitrinas y mesas de cristal una gran colección de artrópodos, de entre los cuales los que mas cautivan la atención son las mariposas.

Diferentes colores, tamaños y formas que muestran cómo dependiendo de su función y de la situación geográfica en la que se encuentran se adaptan evolutivamente a ese entorno para favorecer su supervivencia.

Podéis reconocer este simbolo de adaptación al medio en la imagen, si os fijais a la derecha, hay varias mariposas que se asemejan a hojas de árbol.

Un viaje al Amazonas.

Y entre todas las asombrosas capacidades con las que los insectos vienen dotadas para la vida, su habilidad para construir sus nidos me resultó fascinante. El esmero y la delicadeza, así como la fragilidad que las caracteriza…

Un viaje al Amazonas.

A nuestra salida del museo, rodeamos la zona de la tienda de souvenirs, donde podréis llevaros un recuerdo del museo. Esta tienda está dividida por secciones que hacen referencia a los diferentes espacios del museo.

Y si queréis un recuerdo divertido de vuestra visita, junto al mostrador de entrada encontraréis una réplica en tamaño real de 3 personajes icónicos en la historia de la ciencia: Charles Darwin, Albert Einstein y Marie Curie.

Sin duda, estas representaciones estaban muy bien conseguidas, pues la textura de la piel parecía totalmente real, con esa mezcla de suavidad y elasticidad.

Un viaje al Amazonas.

Espero que les haya gustado este post sobre el CosmoCaixa en Barcelona y que disfrutéis de la visita.

Un saludo y a continuar descubriendo sobre el mundo que nos rodea.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces CosmoCaixa? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!