Advertise here

Quin Café


  - 1 opiniones

Tapas baratas, buen servicio y buen vino

Traducido por Belén Urrea Carbonell — hace 2 años

Texto original de Martha S

El Quin Café de Barcelona es uno de los increíbles bares de la ciudad en los que podéis beber algo y comer tapas mientras veis a la gente pasar. Lo raro es que no hubiera más gente en ese bar, al menos cuando yo pasé, ya que es uno de los mejores sitios de tapas a los que he ido desde que llegué a Barcelona.

Al estar justo al lado de la estación de metro de Urgell, se puede llegar a él fácilmente, por lo que ya no tenéis excusa para ir aunque sea una vez durante vuestra estancia en Barcelona. Creedme, no os arrepentiréis.

Las indicaciones para llegar al Quin Café son muy sencillas. Cuando os bajéis del metro en la estación de Urgell, lo único que tenéis que hacer es avanzar un poco por la calle Comte d'Urgell y enseguida veréis el Quin Café a vuestra izquierda. No tiene pérdida alguna, el mobiliario de dentro es de un color verde chillón y las sillas de fuera también.

Tapas baratas, buen servicio y buen vino

Las ofertas diarias, el ambiente y los camareros

Mi intención no era ir a ese bar, pero lo que me llamó la atención al pasar por el Quin Café fueron sus ofertas especiales. Se podía pedir la tapa del día más una bebida a elegir por dos euros. Las bebidas que estaban incluidas eran: caña (sirope de caña de azúcar), vino o vermú (vino aromatizado). Teniendo en cuenta lo cara que es Barcelona, esta oferta no puede ser mejor. Supongo que ya entenderéis por qué tuve que parar en ese bar y probar la oferta.

Tapas baratas, buen servicio y buen vino

Decidí sentarme fuera porque me parecía muy bonito. Las sillas eran de plástico y no parecían muy cómodas, pero tengo que decir que se está de lujo. En la entrada, también había carteles con las ofertas del día. En todos ellos había un menú. Pero antes de poder coger el menú para verlo, vino el camarero a preguntarme qué quería tomar.

Tapas baratas, buen servicio y buen vino

Por suerte, el camarero hablaba inglés porque mi habilidad para comunicarme en español es aun un poco limitada, sobre todo cuando voy sobria, así que le dije que quería probar la tapa del día y me preguntó directamente la bebida, sin decirme en qué consistía esa tapa. Pero así es mejor porque no sabéis lo que traerán y tenéis que esperar para ver si os gusta o no.

Aunque al principio pensé en pedir la caña, terminé pidiendo un vermú porque me acordé que probé la caña en el Caribe y que estaba demasiado dulce. Es una bebida muy refrescante y fría, pero como es tan dulce no quita la sed.

Me sorprendió lo rápido que me trajeron la tapa y aún me sorprendí más cuando vi que la tapa llevaba champiñones con aceite de oliva, ajo y dos pequeños colines de pan. No os imagináis lo feliz que estaba de que me hubieran traído esa tapa en concreto porque tenía ganas de probarla desde hacía tiempo, pero en los demás lugares en los que había estado costaba cinco euros. Tuve mucha suerte. Me pregunto si me pondrán la misma tapa si voy otro día de esta semana. Quién sabe, puede que lo compruebe.

Tapas baratas, buen servicio y buen vino

El vaso de vermú que me pusieron era más pequeño, pero más grande de lo que me esperaba y, además, llevaba un montón de hielo y una oliva. ¡Estaba buenísimo! Nunca antes había probado el vermú y tengo que decir que sabe muy diferente a como yo pensaba. Eso sí, cuando me bebí el vaso, estaba un poco mareada.

Después de darle un sorbo al vermú, probé las tapas y no podían estar más buenas. La única pega que vi fue que había muy poca cantidad. Pero el aceite de oliva y el ajo van muy bien con los champiñones, además, los colines de pan terminaron de completar el plato para que fuera perfecto. Creo que me tengo que acostumbrar a la poca cantidad de tapas que ponen. Al fin y al cabo, es un plato de acompañamiento. Pero no puedo evitar querer más porque siempre están buenísimas.

En cuanto al vermú, fue la cantidad correcta porque le di el último sorbo justo después de terminarme las tapas. En ese restaurante ya lo hacen todo a conciencia.

Conclusión

¿Buenas tapas por poco dinero? ¡Por supuesto que sí! Si eso es también lo que queréis, id a Quin Café. Os aseguro que no os arrepentiréis y vuestro bolsillo tampoco. ¡Ah! Y casi lo olvido: en Quin Café, hay wifi gratis, para saber la contraseña solo tenéis que entrar, la encontraréis escrita en la pared. Estoy segura de que ya no necesitáis nada más.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Quin Café? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!