Rock en Roma | Qué hacer en Roma
Advertise here

Rock en Roma


  - 1 opiniones

Una espera interminable para un concierto de ensueño

Traducido por Laura Fuentes — hace 3 años

Texto original de Eliette Fritsch

Este festival tiene lugar a finales de julio en Roma, la bonita capital de Italia. Fui desde Alicante (en España), del 17 al 19 de julio, exclusivamente para ver el concierto de Muse del sábado. Soy muy fan desde hace años, al igual que mi hermana (vino conmigo). Estuvimos esperando desde por la mañana temprano para hacernos con un buen sitio entre la muchedumbre, lo más cerca posible del escenario (mi hermano se desesperaba).

La verdad es que en ese momento no sabíamos lo que nos encontraríamos... Llegamos a las nueve de la mañana y ya había mucha gente esperando, algunos incluso llevaban mantitas. Nos pusimos en la cola y esperamos durante 10 horas. Nos sentamos en el suelo encima de unas mantas, llevábamos un paraguas para protegernos del sol y unos dulces para comer. No se estaba mal.

A las 10:45 empezó a moverse la gente de repente. Todo el mundo se abalanzaba hacia delante y a partir de entonces estuvimos de pie y apretadísimos. La organización del festival dejaba mucho que desear. Después, la gente empezó a avanzar y empujar. De mal en peor. Madre mía, a 40 grados más el calor humano... la situación empezaba a volverse insoportable, pero teníamos que esperar hasta que abrieran las puertas a las 14:30.

La mayoría llevaba un paraguas que movían de arriba a abajo para abanicarse, tiraban agua para refrescarse y había italianos que cantaban canciones lascivas para distraernos. Entonces nos dijeron que los 100 primeros tendrían una pulsera verde y se quedarían en un hueco un poco más delante que el resto de gente. ¿Pero por qué no los habéis hecho pasar antes y nos ahorramos el agobio? En fin, que el tiempo pasaba, vendedores de todo tipo daban vueltas por la cola gritando: ¡«umbrelili 5 eurooos»! o «aqua». Estaba al borde de un ataque de nervios cuando entramos: corrimos sin que los vigilantes de seguridad nos echaran la bronca para poder tener un sitio lo más cerca posible del escenario.

Une attente interminable pour un concert de rêve

Serían sobre las tres de la tarde cuando llegamos al recinto del festival, teníamos más menos buen sitio, por el centro. Más tarde, nos dijeron que más de 35. 000 personas irían al concierto. Así que sí, teníamos un muy muy buen sitio.

Une attente interminable pour un concert de rêve

Hacía mucho calor y cada vez era más difícil ir detrás a comprar agua de los puestos. Como siempre, los que organizan el festival se aprovechan de la gente: 2 euros el botellín de agua y 5 la cerveza. La espera, horrible, pero pensábamos en Muse y en lo que nos estábamos sacrificando para verlos. A las 19:00 empezó la primera parte, Nothing but Thieves motivó a la gente y se les veían orgullosos de tocar delante de tanta gente que había venido a ver a Matthew, Dominic y Christopher.

Une attente interminable pour un concert de rêve

Más tarde supimos que Muse subía al escenario a las 21:00, como en cualquier concierto, pero al ser un festival darían las 22:00... La hora se acercaba y la multitud empezaba a gritar con más y más fuerza: ¡locura general! Por fin subieron al escenario, los más guapos, los mejores. El espectáculo fue inolvidable y duró hora y media. ¡Tenía que pararme a respirar entre gritar, saltar y cantar! El concierto se pasó demasiado rápido para todo lo que estuvimos esperando, ¡pero fue maravilloso! Lo mejor fue cuando tocaron Citizen Erased, del 2001.

Une attente interminable pour un concert de rêve

Siendo fan de Muse, los volvería a ver y pagaría lo que fuera, pero quizás no esperaría desde tan pronto para lo que fue el festival.

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Rock en Roma? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!