Advertise here

Lilli


  - 1 opiniones

Lilli

Ubicada en el corazón de Roma, Lilli es una de las mejores trattorias italianas que existen. Una trattoria es un restaurante típico italiano muy sencillo y casual, que no presta demasiada atención a la decoración y que por el contrario, dirige toda la atención a su cocina y a la calidad de sus ingredientes (y a sus porciones, por ende). Si te ponen un plato de pasta enorme, sabes que estás en el sitio adecuado.

Lilli

Uno de los sitos más auténticos y tradicionales para comerse un plato de pasta es la Trattoria Lilli, un clásico entre los italianos, que abrió sus puertas en 1964 gracias a Angelino y su esposa que llamaron al restaurante como la madre de este, Lilli. La idea de este restaurante es crear platos simples que sigan las recetas tradicionales.

Una de las cosas que me encantan de este restaurante es que lo que ves es lo que hay. No esperes nada pijo, de estrella Michelin o platos decorativos; si pides pasta, te ponen un enorme plato de pasta que tiene buena pinta y sabe aún mejor. Si pides un entrante de jamón y mozzarella, lo que te pondrán son literalmente algunas lonchas de jamón con mozzarella al lado, es el típico estilo de cocina italiana, somos sencillos porque sabemos que la comida está increíblemente rica de por sí y no necesitamos añadir ingredientes raros. Esto también se refleja en la decoración del restaurante, que es sencilla, típica de restaurantes, con paredes de ladrillo, algunos cuadros de Roma y mesas de madera oscuras.

Lilli

La carta tiene diversas opciones que van desde los entrantes hasta los postres. En los entrantes, puedes elegir jamón con melón, que es el típico entrante italiano, o jamón con mozzarella entre otros entrantes clásicos italianos.

Los platos principales son la pasta Arrabiata, Cacio e Pepe (uno de sus platos estrella), Gricia, Amatriciana y Ravioli con mantequilla y salvia. Yo elegí el Bucatini all’Amatriciana mientras que todos los demás pidieron el Cacio e Pepe. Las porciones, como he mencionado antes, son bastante grandes, lo que significa que acabé comiéndome medio Cacio e Pepe que dejó mi tía. La pasta está cocinada a la perfección, al dente, y la salsa de la Amatriciana está riquísima. Se nota que ha tenido cocción lenta con el guanciale (bacón italiano que se saca de los morros del cerdo).

Las comidas principales incluyen carne de res al horno con alcachofas o patatas de acompañamiento, albóndigas, tripa alla romana (que no recomiendo para nada), carne hervida y pollo con salsa blanca. La mayoría de estas opciones están ricas pero si vas a una trattoria tradicional italiana, tienes que probar los platos de pasta, están tan buenos que incluso después de comerte 200 g de pasta querrás todavía más.

Lilli

Los postres caseros también son una tradición clásica italiana. Tienen diferentes tartaletas y pasteles en disposición, yo probé la tarta casera de cerezas y requesón y estaba riquísima.

Este restaurante es muy conocido y popular entre los italianos, por lo que recomiendo encarecidamente reservar mesa. Para obtener los detalles de contacto, échale un vistazo a su página web: Trattoria Lilli.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Lilli? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!