La Ciudad del Vaticano | Qué ver en Roma
Advertise here

La Ciudad del Vaticano


  - 1 opiniones

¡Hola Vaticano!

Traducido por Noelia Valverde — hace 2 años

Texto original de Hadil Maher

Roma, el hogar de las obras de arte originales, una arquitectura muy atrayente, el «gelato» y la pasta.

Para empezar, vamos a dejar una cosa clara: no podéis ir a Roma y no ir a visitar el Vaticano. En verdad, puede ser un poco difícil llegar hasta la Ciudad del Vaticano desde el centro de la urbe romana. Nosotros nos levantamos muy temprano y, después de desayunar rápidamente en el hotel, corrimos para alcanzar el autobús número 62, cuya última parada es precisamente nuestro destino de hoy. El Vaticano es un imán para los turistas gracias a que aquí se concentran los monumentos más populares de toda Roma: la Basílica de San Pedro, el Museo Vaticano y la Capilla Sixtina. Cuenta con una población de 842 habitantes y está completamente amurallada.

La Ciudad del Vaticano

En esta foto podéis ver los altos muros que rodean la ciudad, y, además, se puede llegar a percibir que el autobús número 62 pasaba precisamente por allí en ese momento. En ese punto exacto es donde descienden los pasajeros. El viaje en bus fue un poco largo y el vehículo estaba muy abarrotado ¡Parecía que todo el mundo quería ir a visitar el Vaticano precisamente ese día! Tuvimos que soportar algunos atascos en algunas calles, pero creo que esto se debe a que la mayoría de las calles en Roma son muy estrechas y, como podéis ver en la foto, los coches aparcados junto a las murallas hacían la calle todavía más estrecha.

La Ciudad del Vaticano

La fuente que veis en la fotografía de arriba me llamó mucho la atención, aunque no estoy segura de si realmente se la podría llamar fuente o no. De todos modos, me impresionó mucho lo fácil que resulta encontrar fuentes por todas partes en esta ciudad. Me parece una muy buena manera de preservar el medio ambiente, ya que se pueden rellenar las botellas en estas fuentes y no tienes la necesidad de comprar otra botella; es un gran servicio tanto para los residentes como para los turistas que necesiten en algún momento del día beber un poco de agua fresca.

La Ciudad del Vaticano

¡Menuda cantidad de gente! Es impresionante ver cómo esta parte de la ciudad atrae a tantísimas personas, tanto turistas como residentes. Esta es la entrada a la Plaza de San Pedro, el corazón de la Ciudad del Vaticano. Fue diseñada y construida por Bernini entre los años 1656 y 1667. La plaza cuenta con dos preciosas fuentes y es la antesala a la Basílica de San Pedro del Vaticano. Hasta hace muy poco, este majestuoso templo era la iglesia más grande jamás construida por el hombre.

La Ciudad del Vaticano

Esta es la calle por la que caminamos hasta llegar a la Plaza de San Pedro. En ella podéis ver a un autentico «Polizia» romano junto a su coche patrulla, así como las típicas tiendas de regalos. Aquí podéis comprar todo tipo de souvenirs. Junto a estos establecimientos hay un tienda de fotografías donde podéis imprimir las fotos que os hagáis en la Plaza de San Pedro.

La Ciudad del Vaticano

Y... ¡Bienvenidos a la Plaza de San Pedro! Al fondo podéis ver la maravillosa Basílica de San Pedro y la belleza de su arquitectura. Esta iglesia fue erigida en la Colina Vaticana, al otro lado del río Tíber. Esta colina es muy simbólica porque fue justo aquí donde el primer Papa, San Pedro, fue crucificado y enterrado. La tumba de San Pedro se encuentra bajo el altar mayor de la basílica, así como las tumbas de muchos otros Papas. La forma de la plaza representa los "brazos" de la basílica intentando abrazar al pueblo.

La Ciudad del Vaticano

Si observáis las enormes columnas de piedra que rodean la plaza, podréis ver que están coronadas por estatuas que representan a santos católicos. Como podéis ver en la foto, en ese momento estaban restaurando el gigantesco obelisco egipcio de 25 metros de altura.

La Ciudad del Vaticano

Aquí podemos ver un poco más de cerca el obelisco egipcio. Construido a base de granito rojo, pesa 350 toneladas. Unos leones de bronce descansan a sus pies, aunque desafortunadamente no podemos verlos en esta fotografía porque los estaban restaurando en ese momento. El obelisco fue erigido en un principio en la ciudad de Heliópolis (Egipto). Lo trasladaron a otras ciudades tres veces hasta que, finalmente, terminó en Roma.

La Ciudad del Vaticano

Aquí tenemos un plano un poco más cercano de la basílica.

La Ciudad del Vaticano

Esta un poco oscuro, pero se puede percibir un poco a un miembro de la famosísima Guardia Suiza vistiendo el característico uniforme inspirado en la era renacentista. La seguridad del Papa corre a cargo de dicha Guardia Suiza. Aunque se trate del cuerpo del ejercito activo más pequeño del mundo y parezca que sus funciones son meramente ceremoniales, estos soldados reciben un entrenamiento muy completo y están altamente cualificados. Supongo que se debe a sus orígenes suizos.

La Ciudad del Vaticano

Aquí podemos ver una fuente de agua potable dentro de la basílica; dos santos la sostienen.

La Ciudad del Vaticano

Este es un fresco que llamó enseguida mi atención. Justo debajo se pueden ver unas palabras escritas en latín.

La Ciudad del Vaticano

En esta instantánea podemos ver aun grupo de fieles rezando.

La Ciudad del Vaticano

Este es el gigantesco baldaquino de bronce de 26 metros de altura sobre el altar mayor. Esta impresionante obra de arte fue construida con el bronce de los techos y del frontón del Panteón de Roma. El diseño en forma de espiral de las columnas está inspirado en las columnas de mármol que originariamente adornaban la cripta de la antigua basílica.

La Ciudad del Vaticano

Esta es la estatua de bronce de San Pedro que se le atribuye a Arnolfo di Cambio, un escultor y arquitecto del siglo XIII.

¡Espero que os haya gustado este pequeño tour por la Ciudad del Vaticano!

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces La Ciudad del Vaticano? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!