Advertise here

cacho y pepe


  - 1 opiniones

cacho y pepe

Publicado por Patricia Ioana — hace 4 años

¿Dónde podemos encontrar este lugar?

Cacho y Pepe se encuentra en la Calle Colcha, número 6, con código postal número 18009, por supuesto en Granada. Es muy fácil encontrar este lugar fantástico, ya que se localiza en una perpendicular a la Calle Reyes Católicos, la cual seguro le sonará a todo aquel de Granada o que alguna vez haya pasado aquí algunos días. Por si aún hay gente que no cae del todo, dónde se encuentra, decir que más adelante podremos divisar Plaza Nueva con los míticos juzgados, mientras que si lo que hacemos es bajar la calle, llegaremos la Plaza Isabel la Católica y luego la muy conocida Calle Recogidas (de la cual hablaré cuando llegue el momento).

Seguimos hablando con este local, del centro y aquí os dejo su página web, para que también la tengáis identificada en todo momento y sepáis qué se ofrece y cómo: http://www.cachoepepe.com/.

¿Cómo llegar de manera simple hasta lo que me estás explicando?

Pues si vienes en coche, para variar no podrás aparcar cerca excepto que sea pagando la zona azul. Las tarifas no distan mucho a las de otras ciudades, y puede compensarte soberanamente el hecho de llegar hasta allí y disfrutar de lo que tienen para ti las dos personas que trabajan allí.

Si prefieres dejar de un lado tu vehículo, dejándolo en zona que no sea de pago, la más cercana se encontraria al lado de Nemptuno, cerca de la discoteca Mae West, a unos 15 minutos de allí. Tampoco es que esté muy lejos y nos quitamos el embrollo de encontrar plaza y luego tener que pagarla, con las prisas de que hay que renovar el ticket, etcétera, etcétera.

Por último el bus te deja al lado, en Gran Vía de Colón, siendo el caso de muchos autobuses, calle la cual estaría luego a unos 4 minutos andando desde allí. Yo siempre me quedaré con andar, que es una actividad que nunca viene mal realizar.

¿De qué horarios dispone y qué días podemos encontrarlo abierto?

Llegan a abrir todos los días de la semana, con una gran amplitud de horarios, ya que sobre todo está pensado para que llegues, recojas la comida que has encargado, y la saborees como Dios manda con los que tú quieras, tranquilo en casa o donde sea (luego entenderéis por qué). Siempre están dispuestos ambos de hacer más y más platos, siendo algo que se les nota que les encanta (hablo de cocinar), y sobre todo por supuesto su magnífica comida italiana.

¿Me podrías describir físicamente el sitio?

Es pequeño, acogedor, con dos mesas no muy grandes, pero que todo ello lo hace extraordinariamente especial. Y es que no es para menos, pues solo al pasar por primera vez ya te enamoras del sitio. Siempre te recibirán con simpatía y una sonrisa, y si encima luego, todo está buenísimo, pues no hay posibilidad de quedarse a disgusto con el lugar.

Por todos lados encontrarás botes de distintas cosas que lo hacen de nuevo distinto, diferente, que te abre la imaginación y la seguridad con algo por dentro de “quiero probarlo todo”. No hay mucha distancia desde que entras por la puerta y llegas al mostrador (unos dos metros y medio); pero es que tampoco te hace falta mucho más. ¿Cómo puede ser que los mejores sitios de la ciudad tengan unas instalaciones tan pequeñas? ¿Será esa la clave de su éxito? Pues es un enigma que algún día alguien podrá resolver con certeza, pero del que yo a día de hoy no tengo respuesta.

Las luces que tienen desde fuera transmiten sobremanera, siendo un sitio perfecto para una pareja en plan momento romántico, o simplemente para poder relanzarlo todo o empezar algo. Desde fuera podrás ver a la izquierda de la puerta la cocina, dejándote con libertad de vistas para aquellos que duden de qué están haciendo y cómo. Nada queda a la improvisación en este pequeño pero curioso sitio que recomiendo plenamente visitar o si no lo deseas o tienes la mala suerte de siempre encontrártelo lleno (no muy difícil que eso pase), llevarte la comida a casa. Su número de teléfono para encargar algo se encuentra en la página web que ya más arriba mencioné.

¿De qué ambiente dispone el local en sentido número de personas y qué tipo?

Con dos mesas disponibles, todo queda reducido a ese máximo en el cual si las juntas, os apretáis y os ponéis en cada lado además de en los sitios naturales, se llega a un número de seis, que se puede expandir dependiendo de lo que cada uno lo quiera y lo ancho que así mismo se sea.

El perfil es variado, si bien es más típico de personas ya con cierta edad, con gusto especial para comer, y que no le gusta la típica comida rápida. Su pensamiento es el siguiente: prefiero gastarme algún euro de más, pero saber que estoy comiendo algo 100% natural, hecho a mano con certeza y que por supuesto está delicioso (mal pensamiento no es, la verdad, todo hay que decirlo).

¿Qué nos ofrece de manera general y sobre todo, qué mejor en particular?

Se centran totalmente en la comida italiana, estando prácticamente seguro de que todo absolutamente todo lo que hacen es de ese país. Grandes especialistas de ese tipo de cocina, no cabe duda de que lo son. Su cartel lo deja bien claro con un contundente: “Comida casera italiana para llevar” “Productos típicos y vinos italianos” “Mozzarella y burrata hecha a mano” “Pasta fresca y menú diario”.

Hablando ya de algo más particular, yo he probado muchas cosas de allí. Varias lasañas de las cuales aún tengo recuerdo y que son para chuparse los dedos. Cualquiera será siempre buena opción, haciéndola con productos de primera y eso quieras o no en el resultado, siempre se nota. Bravo por ellos, porque saben elegir y ahí está la clave principalmente. Además, el postre típico, el tiramisú está espectacular también, hecho con la receta tradicional y que les sale a pedir de boca.

¡Qué buena que está la mozzarella! ” Es lo primero que lancé por mi boca al probarla de allí, que exquisitez que se puede llegar a comer en Cacho y Pepe (mira que me está entrando bastante hambre de escribir todo esto y recordar los platos, pufffff).

No puedo acabar esta parte sin nombrar a los espaguetis, macarrones, berenjenas, ensaladas y un sinfín de platos que merece la pena probar. Yo no sé si podré probarlos todos, pero ganas os aseguro de que no faltan. Sumemos que los vinos son también de buena calidad y que de acompañamiento es algo idóneo; y de nuevo, como el caso de la Bodega el Vinny, si vas un día y pruebas, te aseguro de que vas a volver a repetir.

Por último, el hecho de que puedas llamar, que te lo hagan y tú recogerlo sin más esperas que el tiempo por el que andas de tu casa allí, lo hace todo aún más interesante; pudiendo sorprender a cualquiera con una supuesta cena preparada por tu parte y en realidad la has cogido de ese sitio clave como es el Cacho y Pepe (ahora que lo pienso, este año no lo he hecho, y lo haré).

Oye, pero.... ¿qué pasa con los precios?

Sin ninguna duda, me parecen excelentes los precios que ofrece el local, y es que para la primera calidad que usan en productos y con el buen hacer que tienen lo que lo llevan; prefiero mucho antes ir al Cacho y Pepe, llevarme mi lasaña correspondiente con tiramisú, que ir a un restaurante de los típicos de las ciudades. Por poneros un ejemplo, una tarrina de postre (la cual no es que sea precisamente chica), cuesta 3€. Un risotto solo te valdrá cinco euros, y las lasañas dependiendo de los ingredientes que tengan, pueden variar entre cinco y seis euros (una lasaña de muy buen tamaño, con el que llegas a comer de sobra). La pasta fresca se mantiene de nuevo en ese precio de los 5 euros, y es la carne la que llega al precio top de la carta con un total de seis euros, que de nuevo me parece que está bastante bien para lo que ofrecen (y si no, probadlo un día y me comentáis).

Comentar, que en la carta viene lo siguiente: “consultar disponibilidad de platos o realizar encargo previo aviso”. Por lo que siempre será mejor llamar primero, ya sea para tener hueco en las dos mesas que ponen en el local, o bien por la disponibilidad de platos (que luego se te adelantan y se te queda la cara de tonto).

¿Lo recomendarías para otra ocasión?

No puedo tener ninguna duda al respecto al decir que por supuesto que lo recomiendo. Comida buena, buenísima, variada, con buenos precios y un ambiente carismático. Yo estoy deseando volver a ir y posiblemente lo haga esta misma semana.

¿Para quiénes está pensado este lugar de la ciudad?

Está pensado para todo aquel que a pesar de no tener tiempo de cocinar o simplemente ganas o energía; quiere comer algo realizado 100% a mano, no prefabricado y con buenos ingredientes y sabor. El que se lo pueda permitir (lo cual no saldría tampoco demasiado caro), no creo que tenga dudas en encargar cada día un plato distinto de los que ofrecen, siempre quedándose con la sensación de querer seguir comiendo, a pesar del buen tamaño que tiene todo (pero es que lo bueno que está acaba ganando y a pesar de que algunas veces digas “voy a parar”, es imposible).

Y tras haberlo visitado.... ¿ahora qué me recomiendas?

Pues una vez has estado allí, e imagina acabas de cenar, lo cierto es que la opción de Pedro Antonio, con sus bares y pubs no está demasiado lejos (algo así como 10 minutos). Pero si eres de los que prefiere un buen paseo, tienes una zona magnífica ya que si vuelves a Reyes Católicos, y continúas todo recto por donde viniste, encontrarás Plaza Nueva y al final de ella el río; por donde podrás ir por toda su longitud contemplando sus paisajes que dejan a su paso, con la belleza de la naturaleza.

Por último, si lo que quieres es bailar un rato, tienes la “Boom Boom Room” en Gran Vía de Colón a unos 10 minutos y Camborio a unos 20 (es la discoteca con vistas a la Alhambra, que seguro te han comentado ya alguna vez). Mae West estaría a otros 20 minutos andando.

¿Valoración en punto del uno al diez y razones?

Pues le tengo que poner un 9, 5; ya que a pesar de que esté todo magnífico, el hecho de coger una mesa es bastante complicado (como cualquiera llega a la conclusión). También, la cosa de mandarlo a pedir pero que no te lo lleven a tu casa, hace que tengas que moverte sí o sí e ir de nuevo a cualquier otro sitio, con el correspondiente riesgo de poder llegar a una temperatura que no es la más adecuada, si bien ellos siempre cuidarán en que sí que llegue en perfectas condiciones para saborear con plenitud de opinión lo que más hayas preferido llevarte a la boca en esa ocasión.

Nota: no escribir antes de tiempo, porque mi compañero de piso me dice que sí que lo envían a domicilio. Y yo que siempre me acerqué en vez de quedarme en casa tranquila esperando a que llegara la comida.... solo puedo lanzar un ouchhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

¿Conclusión?

Cacho y Pepe ofrece cosas que pocos sitios en Granada tienen: comida buena, saludable, de productos de primera calidad, a un precio fantástico, con un ambiente espléndido y cerca del centro en su zona más de ocio. Hay que ir y hay que seguir yendo. Es mi única conclusión posible.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces cacho y pepe? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...