Advertise here

La mafia


  - 1 opiniones

la mafia

Publicado por Patricia Ioana — hace 4 años

¿De qué se trata en esta ocasión?

Vuelvo a los orígenes en los que escribía sobre restaurantes italianos, y es que no es para menos, pues hace no demasiado tiempo descubrí uno que está bastante bien, con precios decentes y comida de calidad. Hablo del Mafia, o como su nombre real indica “La Mafia se sienta a la mesa”.

¿Dónde podemos encontrar este lugar?

Pues en la Calle Trajano nº4 Local 2, con el código postal número 18002, y de nuevo para profundizar aún más en esta maravillosa ciudad de Granada. La Calle Trajano es la misma en la que se encuentra el Mesón el Graná del que ya he hablado anteriormente, cerca de la Calle Sol, donde encontraríamos la Bodega el Vinny, y también por supuesto, no muy lejos del Van Gogh del que también hablé y se encuentra en Pedro Antonio de Alarcón.

La Calle Trajano es la paralela de ésta última que dije, Pedro Antonio, y si aquí lo que solemos encontrar son sobre todo pubs y kebabs, en Trajano lo que tendremos serán sobre todo sitios de comida, bares y restaurantes y una discoteca, Khimera, de la que hablaré cuando llegue su momento.

Camino de Ronda por lo tanto, estaría a unos cuatro minutos andando, y si siguiéramos adelante desde Recogidas (la cual quedaría a unos seis minutos andando), llegaríamos a la Avenida de Fuentenueva con el Aulario al lado, y todo ello a menos de diez minutos andando. ¿Qué alguien no lo tiene del todo claro? Solucionado. https://www.google.es/maps/place/La+Mafia+se+sienta+a+la+mesa+%28Granada%29/@37.174807,-3.60624,15z/data=!4m2!3m1!1s0x0:0x8203fa8c6947b33b?sa=X&ei=1LoNVe6TLNLzasC-gcgF&ved=0CHwQ_BIwDw

¿Cómo llegar de manera simple hasta lo que me estás explicando?

La cosa de ir andando siempre te aportará beneficios y si no eres de muy lejos de la zona, pues no tienes que cargar ni con bicicleta, ni con moto, ni con coche y tampoco te haría falta el transporte público como el autobús o el taxi. La clave siempre estará en las ganas que tengamos de ir a pie y de la distancia total que haya que recorrer para llegar al objetivo marcado.

En el caso de las calles que nombré antes, hemos visto que tardaríamos nada y menos en llegar, pero en el caso en el que te encontraras mucho más lejos y no te replantearas si quiera el poder irte andando; las siguientes opciones las veo empatadas como son el coche y el bus, quedándome más con éste último por el hecho de que tendrías que dejar el coche en zona cercana a donde te deja el bus y por lo tanto andar igual y no tendrías ventaja alguna, salvo que no fueras a beber y que terminaras a una hora bastante tardía de cenar. En esa situación, claramente escogeriamos coche y de no ser así, y de tener ganas de tomar alguna que otra bebida alcohólica, pues el bus ganaría por goleada. El lugar donde te dejaría el citado transporte sería Camino de Ronda y habría multitud de ellos que te pondrían justo donde quieres, por lo que tampoco hace falta que te sepas de memoria uno en concreto y sí en cambio solamente mirar las paradas que tienes cerca para saber cuál es el indicado en el trayecto que te acontece.

¿De qué horarios dispone y qué días podemos encontrarlo abierto?

En su página web, http://lamafia.es/granada/ viene todo lo relacionado con el sitio, pero que igualmente y para mayor comodidad sin tener que buscar yo os pongo ahora mismo:

1º- Lunes a Domingo: de 13.30 de la tarde hasta las 16.30. Turno de noche iría desde las 20.30 de la noche hasta las 00.00.

Esto nos permitirá saber que no es el típico restaurante abierto desde las doce de la mañana y que tampoco es el típico que cierra muy tarde. Sus horarios son claros y si no queremos llevarnos una mala sorpresa, lo mejor será que cojamos con antelación una reserva a una hora indicada para así de paso obligarnos a llegar a esa hora.

¿Me podrías describir físicamente el sitio?

Por fuera, cuando vas por la Calle Trajano, dependerá de en qué momento del año uno se encuentre para saber exactamente cómo se encuentra La Mafia. Y es que cuando llega el buen tiempo, podremos ver multitud de mesas fuera en la placita que se encuentra justo en frente de la entrada, con sillas y mesas perfectamente alineadas que harán un sentimiento de armonía dentro de ti. Todo recto, simétrico, perfectamente calculado, como si de un tetris se tratara, con un múltiplo de mesas en cada lado, formando en total un cuadrado perfecto. En cada una de estas mesas obviamente podremos divisar los platos correspondientes, con su servilleta clásica si es que decidimos sentarnos en una de esas mesas que nos ofrecen.

Las mesas se rodean con macetas pequeñas y sombrillas dependiendo del calor que haga para poder abrirse o no, pero lo que queda claro es que la dinámica gusta de primeras.

Una vez entras por la puerta y pasas las paredes en las que se puede leer bien en grande “La Mafia” con algún que otro dibujo típico sobre la misma; lo primero que nos daremos cuenta es que por dentro la cosa no se queda atrás con respecto a la comparación de fuera, ya que de nuevo todo parece bien medido, con una ingente cantidad de mesas y sillas, que hará que sea muy complicado el llenar el local.

Estamos ya dentro y diferenciaremos dos tipos de mesas y asientos, y es que si bien en un primer vistazo a la izquierda podemos observar que lo que hay son mesas redondas con seis o siete sillas en cada una de ellas; por el contrario, a la derecha y al frente veremos mayor número, pero de las mismas que se encuentran fuera, cuadradas, blancas y con sillas verdes y blancas que le dan un toque moderno y cristalino que hace al que las ve, que se le despierte algo por dentro.

Hay numerosas lámparas a lo largo de las paredes de La Mafia, y los cuadros se repiten por varios lados de las mismas con escenas de películas o simplemente con imágenes de mafiosos ya sean sonriendo o con cara de pocos amigos. Todo sea por meterse muy bien en el papel, con un diseño muy cuidado y moderno, que siempre se prefiere a lo tradicional (bueno, siempre siempre tampoco, pero por norma general sí).

Una muralla en medio de pilar, hará que una vez pasada, podamos ver que la barra principal se encuentra al otro lado, dejando además a la izquierda otro cuadrado esta vez más pequeño donde seguiremos viendo más mesas y sillas para que nadie se quede sin su plato preferido en La Mafia.

¿De qué ambiente dispone el local en sentido número de personas y qué tipo?

El número de personas no es demasiado alto, si bien jamás lo he visto vacío. El hecho de que los precios no sean del todo baratos por ser Granada, hace de La Mafia un restaurante más bien selecto, para ir de vez en cuando una vez tengamos algo ahorrado. Y es que como veremos más tarde en el apartado de precios, supera el menú ampliamente los 10€, por lo que absténganse los estudiantes o extranjeros que no tengan demasiado al mes.

Por lo tanto, si en el local pueden comer entre la parte de fuera y de dentro fácilmente unas 130 personas (en la página web dice aforo para 134 en total, divididas entre 60 en la terraza y las demás dentro); si hay treinta algún día es un milagro (al menos de momento que no ha llegado verdaderamente la calor y por ello tampoco se han puesto las mesas de fuera). Pinta tiene por la posible capacidad máxima que ofrece el local, que tarde o temprano empezarán a lanzar ofertas con descuentos para evitar este vacío tan feo que se les presenta demasiado frecuentemente.

En cuanto al tipo de personas que van, debido a lo que he dicho anteriormente, suelen ir parejas ya con sus trabajos y sus sueldos y no tanto estudiantes o gente muy joven. También, se unen personas que aún sin hijos, quieren disfrutar (o con ellos claro) de una cena romántica con un toque moderno pero comida diferente a la que está acostumbrado en un restaurante típico español.

¿Qué nos ofrece de manera general y sobre todo, qué mejor en particular?

Si aparentemente es un restaurante italiano más pero con el toque moderno que le dan tantas fotos de la mafia, con su nombre y todo lo que tienen medido desde fuera por las mesas y sillas; lo cierto es que en realidad nos ofrece mucho más.

En primer lugar, se ofrece párking gratuito durante una hora a los clientes, el cual se encuentra justo debajo del restaurante, teniendo como premisa la comodidad. La distancia entre mesa y mesa es perfecta para guardar la intimidad, y disponen de dos salones privados para reuniones de empresa o grupos que quieran celebrar cualquier tipo de reunión. Cada una de las dos salas tiene distintos tamaños y nos podemos encontrar la pequeña con capacidad de entre 12 a 16 personas; mientras que la segunda sería entre 18 y unas 30 en total.

Sumemos que puede ser alquilado un sistema audiovisual durante horas, por si hiciera falta realizar alguna presentación o bien poner un vídeo para algo en concreto.

Si bien las promociones van variando con el tiempo, es cierto que ahora mismo no disponen de ninguna en concreto, por lo que podrían ponerse manos a la obra en este apartado y relanzar esa sección con algo interesante que se les ocurra.

Suelen hacer eventos como para el día de San Valentín, el día de Italia, y alguno que otro sorpresa, con una temática para el mismo distinta y con sorpresas para los comensales que jamás se esperarían tales cosas, como sorteos de algún que otro premio o muestras gratuitas de comida.

En cuanto a la comida, podemos tener en La Mafia los siguientes apartados:

1º- Snacks: para picar algo mientras se hacen los principales platos. Aquí podremos pedir varias cosas entre las que destaco la brocheta de jamón de pato y el parmesano gratinado, que hace delicias el paladar de cualquiera.

2º- Antipasti: que sería aquello que se come previamente a la pasta, y que generalmente por ello es frío. Ofrecen desde caramelo de morcilla, pasando por el famoso “carpaccio” hasta huevos rotos hechos de distintas maneras entre las que destaco a la gula del norte, que está muy muy bueno.

3º- Ensaladas: césar, de gulas, de foie y un largo etcétera hasta nueve tipos distintos.

4º- Gratinados: que no son otra cosa que las lasañas como la de carne, verduras o berenjenas. Muy conocido el crepe de queso de cabra.

5º- Pastas: es el apartado más amplio de la carta, con todo lo que podemos llegar a imaginar sin que falte de nada, por lo que un recuento aquí carecería de sentido.

6º- Pizzas: no podían faltar las pizzas, entre las que se encuentran muchas míticas como a la barbacoa, pero otras que no lo son tanto pero que igualmente están de muerte como pueda ser el caso de la pizza de cebolla caramelizada.

7º- Arroces: con pollo, curry, gambas o lo que se te ocurra. Si lo tienen, te lo pondrán, por lo que pide por esa boquita y disfruta de lo que te estás comiendo porque merece la pena.

8º- Carnes: son los platos más caros de manera separada, brillando los solomillos por encima de todo lo demás, y siendo el que recomienda la casa el de salsa de boletus.

9º- Postres: que a nadie se le olvide que existen y están exquisitos, faltando eso sí el tiramisú típico italiano y por contra meten más de un postre francés (cosas que no se terminan de entender).

Oye, pero.... ¿qué pasa con los precios?

Pues que no son del todo competentes en cuanto a otros restaurantes del mismo tipo, pero que igualmente todo el que ha ido y que ha probado lo que ofrece (yo mismo por ejempl), debo decir que por la calidad y el sabor merece la pena visitar La Mafia y repetir en cuanto se tenga oportunidad. Sí que es cierto, que se echan de menos los típicos descuentos de grupo o bien las promociones que menciona la página pero que al pinchar se queda en blanco y no te muestran nada.

Aún así decir que por ejemplo los platos de las carnes rondan los veinte euros, los postres irían desde casi los cuatro euros a casi los seis; las pizzas tocan fácilmente los diez euros, los arroces todos llegan a los 12-13-14 euros, y tanto la antipasti, las ensaladas como los platos de pasta en sí, superan los diez euros por plato.

Como se puede comprobar por tanto, si te quieres tomar un entrante, para luego tomar el plato principal y finalmente el postre; nadie te va a quitar los 25 euros de mínima hagas lo que hagas, y todo ello sin contar lo que vale la bebida, que te cuestan dos euros cualquier cosa que te pidas si no incluso más si pides algo más allá de lo normal.

¿Lo recomendarías para otra ocasión?

Sí que lo recomendaría, si bien he probado cosas de igual calidad y sabor a precios mucho inferiores, como por ejemplo pueda ser en el Cacho y Pepe, que es comida también de primera calidad (recordar que ya en otro artículo he hablado del sitio y lo he explicado de arriba a abajo por si alguno de vosotros quiere echarle un vistazo y comparar críticas con este restaurante), que te la envían a domicilio, pero que los precios son exageradamente más baratos que en La Mafia.

Y es que al final, la comida es lo de menos y se paga también lo que es el local, las instalaciones en sí también de fuera, a los trabajadores y en general todo lo que le rodea incluida la buena colocación en torno a la ciudad muy cerca de calles emblemáticas como Pedro Antonio.

Igualmente tengo que recomendarlo por estar todo muy bueno, formidable y porque el trato siempre lo será también con una sonrisa y un buen hacer que de nuevo se tiene en cuenta.

¿Para quiénes está pensado este lugar de la ciudad?

Para aquellas personas que quieran una comida en condiciones y que por supuesto se lo puedan permitir. Olvídense de ir todas las semanas los estudiantes o extranjeros que no estén trabajando, porque será imposible de mantener el ritmo. Pero por lo menos para no irte de la ciudad diciendo que jamás fuiste, por eso mismo, debes de ir y opinar tú mismo si la comida italiana del sitio es tan buena como dicen y si verdaderamente merece la pena pagar lo que piden.

Y tras haberlo visitado.... ¿ahora qué me recomiendas?

Pues puedes continuar la fiesta justo en frente en la discoteca Khimera, con buena música y variada, si bien últimamente ha permanecido cerrado por obras que a saber qué estarán haciendo. Si eres más de pubs y de tomar una copa algo más tranquilo, pues en Pedro Antonio encontrarás eso que estás buscando, y llegarás de hecho en menos de dos minutos, por lo que deja de perder el tiempo pensando en qué hacer a continuación y simplemente disfruta de lo que se te ofrece.

Si quieres ir a un sitio que esté hasta arriba con un ambientazo siempre, tienes dos opciones: o bien la Mae West a unos quince minutos de allí dirección recogidas y luego doblando a la derecha para verla a lo lejos; o bien por el contrario irte Granero a otros quince minutos pero una vez llegues a Recogidas, doblando hacia la izquierda (Granero ya la describí en otro artículo).

¿Valoración en punto del uno al diez y razones?

Le pongo un 7.5 por el hecho de que todo estaba muy bueno y la cantidad era más que suficiente para acabar hasta arriba y sin muchas más ganas de más. Pero me faltan las promociones, los menús algo más baratos y por supuesto el hecho de que no debería faltar la música italiana puesto que se ambientan en la época de antonomasia de la misma.

Sus precios altos para una calidad buena, hace que con la cosa del Cacho y Pepe, no puedan llevarse nada más que lo que tienen, un siete. El darte la opción de la hora de párking gratis abajo del establecimiento, les hace ganar medio punto para que acaben entre el siete y el ocho.

¿Conclusión?

Buen sitio, sin problemas para aparcar cerca o incluso en el párking de la misma empresa. No te será demasiado difícil el coger mesa y sillas debido a que jamás lo vi lleno a rebosar, y con los precios que se gastan dudo que llegue ese día salvo sorprendentes promociones. La comida está para destacar y no quedarás insatisfecho. Vamos a recordar que la variedad es absolutamente bestial y que por tanto, no tendrás demasiado claro qué te vas a pedir ahora cuando llegue tu turno. Piénsalo bien porque aunque todo esté muy bueno, puede marcar la diferencia entre ponerlo en el montón de “posibles retornos” o bien, que se encuadre en la de “inolvidables para repetir”. Lo que vaya a pasar allí dentro será solo cosa tuya.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces La mafia? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...