Advertise here

Bar de la Fundación Colegio Abogados


  - 1 opiniones

Bar de la Fundación Colegio Abogados

Publicado por Antonio Valle Padilla — hace 3 años

Antonio.... ¿De qué me vas a hablar ahora?

Pues es momento de hablar de uno de los bares que más visito, aunque no se siquiera si llamarlo bar o cómo llamarlo, pues se encuentra dentro de la fundación del colegio de abogados y allí dentro no he visto ningún cartel ni nada. A pesar de ello, lo llamaremos el local de la fundación para entendernos y que no haya problemas en cuanto a lo que se ofrece, nombre, etc.

¿Alguna página web para completar todo lo que pueda leer aquí?

Como no puede ser de otra manera, un local pequeñito dentro de un colegio de abogados y dirigido por una persona ya muy mayor, no puede tener página web, o mejor dicho, no es normal que la tenga, y este es el caso del lugar donde solemos desayunar todos los compañeros de estudios, y es que a pesar de lo dicho y de que el hombre en cuestión no es que sea muy rápido en cuanto a las cosas que sirve y prepara; hay cosas que tienen su encanto y este es uno de esos lugares. Lógico, tampoco tiene facebook y quizás incluso ese hombre ni sepa lo que es.

Sí claro, sé de qué se trata todo, pero.... ¿Cómo encontrarlo?

Se encuentra en la Calle Carcel Alta, en lo que es la fundación del colegio de abogados, edificio que es único en la calle y que por tanto no vamos a tener difícil de encontrar una vez estemos por la zona. Para que nos entendamos, es una de las callecitas a la izquierda de Plaza Nueva, a la izquierda siempre que mires desde que vienes de la Calle Reyes Católicos y no desde el río claro, y está al lado de la Audiencia Nacional que la distintiguirás por su puerta enorme de madera, un edificio imponente que seguro ya puedes pensar que es de ese estilo. Entonces, si salimos imaginemos que de esa puerta de madera imponente de Plaza Nueva, el asunto es por tanto que doblemos a la derecha y nos metamos de nuevo a la derecha en la primera calle que encontremos. Entonces una vez andamos unos segundos, tan solo en la primera puerta que encontremos a eso de mitad de la calle doblando a la izquierda, será el lugar del que hablo.

¿Y si soy de fuera y no tengo ni idea de llegar hasta allí? ¿Qué cojo?

No podrás imaginar el llegar hasta allí por medio del coche, porque es una locura insensata al no poder aparcarlo por ningún lado hasta muchos metros más para allá. En cambio por ejemplo con la moto, no tienes problema alguno, porque además, justo en frente de lo que son los juzgados a menos de un minuto andando hacia nuestro destino, llegarás a una zona de aparcamientos de motos que no tienen que descifrar nada, porque se ven los montones de motos allí puestas en fila desde muchos metros de distancia. La clave será que encuentras hueco entre toda la maraña, si bien la gente la suele dejar hasta en la acera donde pueden y jamás tuvieron problema, por lo que si tienes una moto, no está nada mal para llegar a este sitio a desayunar o tomar lo que sea.

Si eres más de bicicleta, en el mismo lado que las motos aparecen algunas si bien pocas, que de nuevo no pasará nada si dejas más cerca de la acera que de lo que es la zona de aparcamiento real. No te preocupes por el hecho de que la zona pueda ser mala, porque todo lo contrario y es que siempre hay gente que secundariamente pueda vigilar el asunto en cuestión, y es por ello, que zona más segura al lado de unos juzgados de lo penal y otros de lo civil y mercantil, seguro que no vas a poder encontrar para estar más tranquilo.

Si vives lo suficientemente cerca como para ir andando, te diré que en cuanto a minutos de distancia, por ejemplo Reyes Católicos es colindante, Gran Vía está a dos minutos máximo de allí, Recogidas a unos diez, y una plaza como la de Isabel la Católica a menos de cinco. Si por el contrario vives en zona céntrica como pueda ser Derecho, estarás en torno a los diez minutos andando, y si vives por zona de Neptuno y Camino de Ronda, nadie te quitará los veinte minutos y encima cuesta arriba, por lo que por algo más, comienza a desaparecer la idea de ir andando, y empieza a aparecer la otra idea interesante de que coger el bus no está nada mal. Para ello piensa que no te van a dejar al lado pero sí muy cerca como pueda ser en Gran Vía, por lo que solo mirando los mapas en cuestión o preguntando al conductos el mejor para llegar hasta esa zona, habrás llegado a tu destino en un plis plas y con un coste muy básico.

¿Cómo llegaste a conocer el lugar del que me hablas?

Pues porque la presentación de los estudios fue allí y entonces la que llevaba el asunto de enseñarnos un poco las instalaciones y demás nos lo nombró de una manera rápida porque tampoco es que le importara demasiado, así que un día algunos compañeros y yo probamos, nos convenció y desde entonces, no son pocos los días que vamos allí a desayunar ya sea entre clase y clase ya sea tras ellas. Lo cierto es que hay sitios que están muy bien por la zona, pero al final uno le termina cogiendo cariño a sitios pequeñitos como éste y con encanto propio.

¿Lo recomiendas para algún tipo de persona en concreto?



Sobre todo para aquella persona que se quiera gastar lo mínimo con respecto a lo máximo que pueda llegar a comerse y es que como luego ampliaré las tostadas son bien grandes, no usando pan de molde sino pan bueno y notándose que no usa tostador, sino un micro horno que lo hace todavía de mucha más calidad. Por lo que no hay opción con respecto a personas distintas y si quieras no pasarlo mal con respecto a la economía, comerte unas buenas tostadas de mejor tamaño aún, con ingredientes de todos los tipos y encima a un precio fabuloso, es tu sitio.


Si quisiera visitar el local del que me hablas, ¿Cuándo y cuál sería la mejor opción?

Pues sobre todo se dedica a los desayunos y es que nunca estuve por la tarde por allí, si bien es cierto que la Fundación arregla los asuntos de la defensa jurídica gratuita y todos estos temas a hora de por la mañana tengo entendido hasta las 14.30 de la tarde, así que si quieres estar 100% seguro de poder probar este tipo de productos que se te ofrecen lo suyo es irte temprano a lo largo de toda la mañana, no habiendo visto tampoco platos elaborados ni menús en la carta.

¿Primeras impresiones?

Sin duda contradictorias, pues a la buena terraza que tiene por fuera y que ahora la veréis en fotos, con muchas mesas, todo en un espacio muy amplio con numerosas sillas también para que todos aquellos los que vayan a tomar algo allí, puedan hacerlo sin ningún tipo de problemas, ni prisas, ni historias; se une a que por dentro hay solo tres o cuatro mesas pequeñas, en las cuales una vez se sientan algunas personas allí, ya parece que está totalmente lleno, por lo que se une esa cosa rara de amplísimo fuera y pequeño dentro, que te hace sentir algo extraño, si bien como todo en la vida, te acabas acostumbrando y no hay mayor problema por ello.

Si tenemos en cuenta, que el único hombre que trabaja allí, siempre el mismo, con una edad ya avanzada de más de 50 años, va a una velocidad y ritmo que deprime, el asunto es de nuevo raro, puesto que puede llegar a tardar 15 minutos en los cuales por solo una tostada o un café te está allí una eternidad; con otros momentos en los cuales a pesar de su lenta también reacción e ncuanto a movimiento de brazos y piernas, el hombre no se como lo hace, pero se saca 10 tostadas seguidas perfectamente hechas, con un buen sabor y todo ya untado para que no tengas casi ni que pensar en otra cosa que no sea comértelo todo y beberte lo que te hayas pedido.

Eso sí, me lo esperaba sucio y nada, me cambió la perspectiva por completo, el hombre siempre se está lavando las manos tras casi cada cosa que pone y encima, a pesar de su estilo de ropa un poco cochambroso, sí que es cierto que el hombre siempre cuida los detalles para que todo llegue de buena manera y se pueda disfrutar de un desayuno tranquilo de buena calidad. El local por dentro, también está ordenado siempre y limpio, cosa que de nuevo es positivo.

Descripción física y qué es lo que más te llama la atención.

bar-fundacion-colegio-abogados-2d8236eca



Como ya decía, entras en la Fundación del colegio de abogados, y tras irte recto verás un ascensor en medio. Lo que tienes que hacer es rodearlo, para entonces rápidamente ya encontrarte las mesas de fuera en la terraza que antes indicaba. Hay siempre tres o cuatro puestas que pueden variar con respecto a la demanda que se necesita de número de ellas, y es que no tardará esta vez demasiado en ponerte una nueva si eso es lo que necesitas, mientras que las sillas, que las cuento por decenas, están por todos lados y de nuevo sin mayor problema por coger cualquier que necesitáramos en un momento y por nosotros mismos.

En cuanto a cómo son las mesas y las sillas, son de este plástico que se entrecruza y que da apariencia de madera con trozos por dentro huecos (no se si os lo podéis imaginar bien y si no, para eso tenéis las fotos que muetro), siendo cómodas y eso que engañaban de primeras. El suelo es de mármol brillante que no desliza, mientras que las paredes son blancas más que otra cosa, estando unos cuartos de baños accesibles en cualquier momento allí mismo.

Ya por dentro, la madera comanda y vemos barra de este material, junto con estanterías y demás. Los taburetes por dentro siempre estarán al lado de la barra, mientras que hay a parte mesas más bajas con sillas también del mismo material que los taburetes para sentarte sin complicaciones. Siempre en la barra habrá algún que otro periódico, sobre todo el Marca, ya que es el preferido de los que leen el deporte. Cogerlo no te será problema, porque te lo presta sin más, sin tener que decirle palabra. Por otro lado, algún cuadro que otro se ve en las paredes y es por ello que algo más decorado sí que se encuentra esta parte interior con respecto a la de fuera.

¿Por qué tendría que ir solo porque tú, Antonio, me lo recomiendes?

Pues como ya comentaré más adelante, sobre todo por el precio y es que son imbatibles totalmente las tarifas que muestra en su cartel blanco haciéndolo todo de manera pública que impresiona (y es como debería hacerse con todos los sitios que conocemos, pero lo que pasa es que eso típico español de intentarte sacar los cuartos si se puede, va en contra de hacerlo todo visible). Y es que además, el hecho de poderte sentar sin problema alguno, de manera cómoda y con unos tamaños de platos que te dejan boquiabierto, nos hace que repitamos por allí sin duda alguna y que encima, como no podía ser de otra manera, si encima pasas por esa zona, no te quede otra que probar si todo lo que digo es cierto y si el hombre a velocidad tortuga, por fin renace de su tumba.

¿Cómo está normalmente el aforo?

bar-fundacion-colegio-abogados-0ae68e6a6



Siempre hay gente aunque no demasiada. Cuando digo gente, puede ser a lo mejor una sola persoa, normalmente o profesor o alumno, que conoce el sitio, sabe de los precios y calidad y el buen hacer de la persona que allí se encuentra, y se acerca encantado. Y es que estando en una calle en la que prácticamente solo lo que hay es la Fundación ya nombrada, es normal que mucha gente no es que haya cada día. Al final es lo de siempre, si lo conoces y recomiendas, podrás hacer nuevos clientes, pero también nos pasa una cosa y es que no se te quiere ir demasiado la lengua por el hecho de que si lo conoce muchas más personas, al final se terminará llenado y por ello aumentarán los precios por la simple ley de oferta y demanda que lo manda todo. El día que puede haber mñas gente es porque coincidan clases enteras en un descanso, y se acerquen a tomarse el mítico cafelito con su tostada de media mañana de mantequilla o lo que se te ocurra.

Descripción de fondo (para qué, qué tiene, ofrece, objetivo yendo, etc)

Más que nada lo que debo comentar aquí es lo que se nos puede ofrecer yendo a un sitio mñas recogido, más pequeño y con menos variedad que otros más grandes de la zona de Plaza Nueva, y es que si lo que vas a hacer aquí es desayunar tranquilamente sin pensar demasiado, es tu sitio, pues tiene una variedad de tostadas muy interesante, porque a las típicas de mantequilla, mermelada, miel o tomate con aceite de oliva, se le pude sumar el roquefort, el queso Philadelphia, el queso en loncha, el jamón york que puede ser con o sin queso, el jamón ibérico, el queso manchego y por supuesto mezclar todas las cosas que quieras por un precio siempre bueno y recomendable, pues el hombre lleva ya muchos años haciendo esto.

Pero es que una de las claves de sus desayunos, no es que sea la variedad que más o menos se puede encontrar la misma en otros tantos sitios, sino que además de que por supuesto de beber, también puedas pedirte de todo l oque se te ocurra, incluyendo batidos de todos los sabores, zumos naturales o de bote, cola-cao que siempre hay alguno que piensa en él, y como no, todos los tipos de cafés que se te ocurran; lo que marca la diferencia con el local de la dichosa Fundación, es su tamaño imponenete. Porque la entera es grande, el mítico mollete este entrelargo con el que siempre acabas lleno le eches lo que le eches. Pero es que la media no es una sola de las dos partes del mollete grande, como suele ser habitual; sino que es un mollete un poco más pequeño pero que de igual manera lo que se te da son dos trozos de pan, por lo que de nuevo saldrás más que satisfecho por un precio que impresiona y que luego en otra pregunta contestaré más dtalladamente.

Además, si sumas que tiene bebidas alcohólicas de todo tipo por si algún día te da por tomarte un chupito allí, además de los refrescos míticos, pues no está nada mal.

bar-fundacion-colegio-abogados-a74f18676



¿Y si de dinero no ando muy bien? ¿Es el sitio adecuado?

Sin duda es el mejor con diferencia, porque el café te cuesta solo sesenta céntimos y la media por ejemplo que ya he dicho que es un mollete por ambas mitades, solo que algo más pequeño que lo que suele ser el normal entrelargo grande; cuesta otros solo sesenta céntimos. Al final por un euro y veinte céntimos habrás desayunado más que de sobra, de buena manera sin duda y con ese regusto en tu estómago de que estás satisfecho, de que vas a volver y por supuesto de que no te la han clavado de ninguna manera, ni en comida ni en bebida, que por aquella zona de Plaza Nueva es casi imposible (por no decir imposible que comas lo mismo por menos de dos euros, pero es que incluso en la misma plaza justo cuando bajas por la calle de la Fundación a la derecha, en ese solo el café ya te vale los dos euros y encima no te dan tostada ni tapa, un timazo en toda regla). Decir que la entera cuesta 90 céntimos o bien euro veinte dependiendo de la modalidad que elijas.

Tengo ganas de seguir la marcha, ¿cuál sería el siguiente paso apropiado para mí?

Esta pregunta si has ido al lugar anterior no tiene mucho sentido ya que el local está abierto solo por las mañanas por lo que si tienes pensado irte de juerga, en vez de ello lo que te recomiendo es que te vayas a la heladería de Los Italianos en Gran Vía justamente recto desde donde estás, a menos de dos minutos. Son los mejores helados de la ciudad de Granada según la mayoría de los que lo han probado y la verdad es que de precio tampoco andan mal, por lo que si el tiempo acompaña y las ganas, no es mala idea rebajar el gran desayuno que te has metido con un heladito fresco de tu sabor favorito y siempre en un lugar en el que hay gran ambiente y mejor calidad.

¿Cuáles serían los adjetivos propicios para definir finalmente de lo que he hablado?

  • Lento: no se puede tardar lo que este hombre tarda para una simple bebida. Se la pides cuando él quiere porque mientras aunque te vea quizás pase muchísimo de ti, y encima no te la pone directamente, sino que en muchas ocasiones se espera hasta que el vea que es el tiempo adecuado o que ya en lo que está está completamente terminado. Puedes pedirle algo y que se ponga automáticamente a limpiar la barra en frente de tus narices aunque no lo necesite porque está reluciente, lo cual lo entorpece todo mucho más.

  • Organizado: a pesar de su lentitud, siempre es por una buena razón, porque al hecho de que en cualquier momento te plante una o dos mesas más si es necesario en la parte de la terraza, junto con las isllas que corresponden al número de personas que en ese momento lo necesiten, así que si lo ves que no te está atendiendo, algo importante debe estar pensando para no hacerlo y tranquilo porque al final siempre llega lo que estás deseando que aparezca, yes que otra cosa no se, pero que tiene buena memoria eso es seguro.

  • Raro: no cabe duda que una persona que casi no habla, una persona que mira siempre medio raro, con la cabeza agachada, como el que no va con él la historia cuando es la única persona que allí se encuentra, no cabe duda de que se le debe de considerar raro. Pero ello no quita para que cuando le preguntas cualquier cosa, aunque sin respuesta vocal, te lo arregle todo como es el caso en el que necesites algún producto que no veas en esos momentos; por lo que al final se conjuga su rareza con un modo de pensar que no entendemos los demás pero que siempre cumple sus objetivos calculando en todo momento el hecho de que pueda ser que algunos se acaben molestando, mientras que otros siempre estarán contentos.

Pero vamos a ver, ¿me juego el all in o no me lo juego?

Pues no se puede dudar tampoco con este sitio, y es que el all in te lo tienes que jugar sí o sí al saber que de precio no se puede mejorar la cosa, que el sabor es bueno, que el tamaño es descomunal y que te puedes echar en el mollete todos los ingredientes que quieras sin tener que pararte por el hecho de pasarte. Suma que tienen miel y canela para por si eres de los raros como yo que le echan esos productos a todo lo que se mueve y no se mueve; y estarás aún mas contento. Por supuesto, el azúcar y la sal nadie te lo va a negar ni tampoco el vaso de agua por si no te has pedido nada de beber o aunque te lo hayas pedido. El hombre aunque poco hablador, en el fondo simpático te tratará de la mejor manera que él puede, por lo que no podemos criticarlo por ello.

bar-fundacion-colegio-abogados-26b471d39



Número, quiero número (vale sí, lo mismo que antes pero más concreto para no discriminar a los que somos de números).

Le pongo un 7.5 por todas las cosas buenas que tiene, pero por la localización muy fuera de todo lo que normalmente uno hace o quiere hacer en una mañana y por el hecho de que muchas veces tengas que esperar demasiado tiempo para recibir una simple bebida o una simple tostada; hace que si bien le ponga igualmente un notable, no pueda pasar de ello.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Bar de la Fundación Colegio Abogados? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...