Advertise here

palacio deportes


  - 1 opiniones

palacio deportes

Publicado por Patricia Ioana — hace 4 años

¿De qué se trata en esta ocasión?

Me toca con gusto hablar de uno de los lugares en los que mejor me lo pasé en mi estancia en Granada. Es el Palacio de los Deportes y en especial de la pista de baloncesto, que en mi caso al cogerme la Universiada 2015 en Granada (una competición de diversos deportes todos de invierno entre distintas universidades del mundo entre las que estaban las potentes Rusia, Canadá, Estados Unidos, Japón, y muchas otras ya menos importantes), sería de hockey hielo.

¿Dónde podemos encontrar este lugar?

Muy cerca del estadio de Los Cármenes, donde actualmente juega el Granada F.C, y es que en concreto el Palacio de los Deportes de Granada podremos encontrarlo en el Paseo del Emperador Carlos V, sin número, con el código postal número 18001, y claro, para seguir la senda de mis artículos, en Granada. Está a unos siete u ocho minutos de uno de los mejores sitios de tapas de Granada como es el ECU (que tarde o temprano me pondré a hablaros de ello porque de verdad que merece la pena, muchísimo). Además, la Calle Pinto Manuel Maldonado está a menos de seis minutos desde allí, divisando a no demasiados metros la A-395 donde ya nos iríamos de la ciudad hasta otros puntos de la geografía española.

Toca por uno de sus laterales la Calle Torre de la Comares, que es bastante larga, y por el otro lado, la Avenida Salvador Allende. Dejo enlace del sitio en concreto con google maps, como herramienta que siempre podrá guiarnos sin problema en el caso en el que decidamos tirar hacia allá: https://www.google.es/maps/place/Palacio+Municipal+De+Los+Deportes/@37.1532144,-3.5949326,16z/data=!4m2!3m1!1s0x0:0x10bb367ea6a1b9f8

¿Cómo llegar de manera simple hasta lo que me estás explicando?

Aquí eso típico de ir andando se debe dejar a un lado excepto que vivas por alrededores, ya que precisamente en el centro de la ciudad no es que se encuentre el Palacio de los Deportes de Granada. Y es que estando cerca del Estadio de los Cármenes, nos podemos imaginar que muy céntrico será imposible con las dimensiones que alcanzan ambas instalaciones, y es por ello que en mi elección entre transportes elegiría primeramente el coche y luego el bus.

El coche porque no debe ser muy difícil aparcar por allí, lejos de las zonas azules malditas y también lejos de esos semáforos en los cuales aunque hagas las cosas bien te van a poner una multa sí o sí (que los hay y demasiados). Es por ello, que aunque sea a unos minutitos andando, lo mejor es dejarlo por la zona de Carmen de Burgos, donde podrás o mejor dicho, deberías encontrar aparcamientos sin demasiadas complicaciones.

Igualmente si no tienes transporte como coche o moto (porque siempre digo coche, pero para la moto todo el mundo se puede imaginar que no se diferencia demasiado lo dicho hasta ahora), lo mejor es el bus, que por ejemplo cogiendo el SN2 desde Camino de Ronda (esto por poner un ejemplo que se me acaba de ocurrir pero que sí recuerdo perfectamente que es esa justa línea), pues llegarías en menos de diez minutos parando en alguna que otra parada de camino hacia tu destino. El precio de los buses en Granada es un euro treinta o euro treinta y cinco (tampoco me lo sé exacto exacto pero ahí estaba) y si eres estudiante pues justo la mitad por el descuento que te hacen.

Decir además, para terminar este apartado, que si lo que quieres es comodidad y que te dejen justo en la puerta, lo que quiere decir en otras palabras que te vas a pillar un taxi, no es que sean demasiado caros aquí con unos levantamientos de bandera de los más baratos de Andalucia, por lo que si vas con más personas no te va a costar demasiado el trayecto.

¿De qué horarios dispone y qué días podemos encontrarlo abierto?

Antes que nada pasaros algún que otro enlace que creo fundamentales para que nos quede muy clarito todo lo que luego os iré explicando. El primero es el de la oficina del Palacio de los Deportes, en el que podremos ver que el horario que se nos presenta es de lunes a viernes, de 9 de la mañana hasta las 14.00 de la tarde. Se encuentra justo junto al Palacio que ya sabemos donde se encuentra por las descripciones anteriores y aquí el enlace: http://www.pmdgranada.es/?seccion=atencion&pagina=mapofipal

Por otro lado, otro de los enlaces que creo fundamentales sería el del palacio municipal de deportes, con la concejalía de deportes de Granada a la cabeza, y donde podréis encontrar todo tipo de posibilidades, desde reservar una instalación en concreto (http://www.pmdgranada.es/%5Cnormativa%5Cindex.html), leer noticias relacionadas con el deporte de la ciudad (http://www.pmdgranada.es/?seccion=actividades), inscribirte en alguna competición (http://www.pmdgranada.es/?seccion=juegos), ver a qué se dedica la concejalia (http://www.pmdgranada.es/?seccion=atencion&pagina=bienvenida), o ver simplemente el horario y la programación de instalaciones (http://www.pmdgranada.es/?seccion=programacion).

Además, arriba a la derecha de la página veréis un buzón para meter cualquier sugerencia que se os ocurra para mejorar la página web, siendo muy completa en cuanto a todo lo que vayas a buscar en ella y dejando las cosas muy simples para realizar cualquier trámite necesario.

Lógico la oficina tenía el horario que os comenté, pero las instalaciones deportivas están abiertas todos los días, debido a que a diario hay competiciones deportivas o simplemente gente entrenando en ellas o alquilándolas. Nadie puede negar que si el Caja Granada como equipo de baloncesto va a jugar en esas instalaciones, pueda llegar a estar cerrado, y sí por contra podremos disfrutar de un buen partido de la mejor liga de baloncesto del país.

¿Me podrías describir físicamente el sitio?

En este Palacio Municipal de Deportes, la pista que tiene es de baloncesto, al menos de manera original y primaria. Si bien por el hecho por ejemplo que os comenté al principio, la Universiada de Granada de 2015, cambiaron la misma y la prepararon para poder jugar al hockey hielo.

Cuando ves la instalación desde fuera lo primero que te replanteas es que es brutalmente grande, como cualquier pabellón del estilo claro. Muchas puertas verás en tu camino por la calle hasta la objetivo que se encuentra a la izquierda del todo, ya que las demás serán de salida. Un guardia estará normalmente en la puerta para cuidar de que nadie meta bebidas peligrosas en cristal con las que en un momento dado alguien pueda llegar a usarlas en contra de otros (en realidad, también es para que nadie meta bebidas de fuera y sí en cambio te gastes el dinero allí y que se quede todo en casa). Lo bueno, es que por ejemplo yo llevaba patatas fritas en una bolsa y nadie me dijo nada, pudiéndomelas comer luego allí dentro sin mayor atisbo de miradas ni problemas.

Una vez pasas esa primera puerta con el guarda, lo siguiente que verás son a decenas y decenas de personas que se mueven de un lado para el otro sin rumbo fijo. Parece como que cada uno está en su mundo, con el objetivo propio y sin que nadie les moleste. Al principio, si es tu primera vez en una instalación como esta, la verdad es que te quedas algo inmóvil, ya que los techos por un lado son enormes y altísimos, y no paras de ver huecos por todos los sitios donde mires en los que podrás moverte, si bien finalmente cuando superas ese estado de sorpresa primero, luego ya te relajas, lo ves todo más claro y acabas encontrando todo lo que buscas de una manera muy rápida y simple.

Como decía, entras en la puerta, pasa la sorpresa, y te encuentras los baños a unos pocos metros de distancia en frente tuya. Decir sobre ellos, que se pueden meter numerosas personas a la vez y que tienen suficientes como para que no te lleves media hora esperando a que terminen los de adelante. Suelen estar limpios, con papel higiénico y preparados para la ocasión siendo renovados cada cierto poco tiempo para que se mantengan en condiciones durante todo el evento que vayan a disputar los jugadores en concreto en el Palacio Municipal de Deportes de Granada.

Seguimos el camino y veremos a la derecha, como las puertas continúan, las cuales serán luego de salida, y que ahora no tiene mucho sentido utilizar debido a nuestra reciente entrada a la misma. Pero claro, ese camino por la derecha no solo irá a parar a las puertas, ya que si en vez de en esa recta miramos a la derecha, lo hacemos a la izquierda, lo que sí que veremos serán muchos huecos para poder meterte y dar ya ahora sí que sí a lo que estábamos ansiando, como son los asientos para ponerse cómodos y contemplar el evento que estaría cerca de comenzar.

De todas maneras, esta parte primera de la derecha no es la mejor para ver los partidos, ya que las cámaras de televisión se colocan justo en medio a una altura que dificulta la visión completa del partido del que se trate y que por tanto hace que de ser posible, no demasiada gente se siente allí para ver lo que haya. La clave como siempre serán dos:

1º- Si es de asiento enumerado: comprar tu entrada con suficiente antelación como para que acabes pillando una en la que sepas a ciencia cierta que vas a ver en perfectas condiciones y por ello aunque te tengas que gastar algunos euros más que otros, pues todo habrá merecido la pena al poder ver a tus jugadores seguidos (o no), desde un mejor sitio.

2º- Entrada libre: como era el caso de la Universiada de deportes de invierno que os comentaba, donde el truco claramente estará en llegar con el tiempo suficiente para irte a la parte de en frente que os comentaba, contraria a la ya explicada y poder esta vez sí sin níngún impedimento, continuar la marcha en cuanto al evento deportivo que quieres contemplar.

Continuo con la descripción del lugar, y es que en vez de a la derecha has podido doblar a la izquierda, encontrándote primero una serie de escalones que no llevan a ninguna parte y que es más por puro estilo, diseño, o llámalo como quieras, para hacerte la foto básicamente. Superamos este apartado que poco nos aporta doblando obligatoriamente a la derecha, ya que la instalación es un enorme rectángulo, y encontraríamos a la izquierda una vez andamos de frente la barra donde se piden las bebidas y la comida. Allí te podrás encontrar de todo, pero eso sí, cerveza sin alcohol, ya que está prohibida la vente de alcohol en un recinto deportivo (lo cual no entiendo la razón, pues igualmente son muchos los que quedan de todas maneras fuera para beber y llegar hasta arriba de absolutamente todo y mejor dejar de imaginar), cuando en realidad es una bebida legal y el horario de venta se encuentra operativo en esos momentos, pero bueno, cosas de la política.

En cuanto a la comida pues te encontrarás los míticos snacks de todos sitios como las patatas fritas, las palomitas, y cosas por el estilo que no brillan por su novedad.

Prosigamos en el paseo por el Palacio de Deportes, y es que una vez dejamos atrás la zona de comida y bebida; lo que veremos serán más huecos en los cuales poder meterte cuando quieras y dar a la zona de juego para que puedas subir los escalones pertinentes y acomodarte donde te lo manden en el caso de la numeración, o bien donde te plazque en el caso de la libertad que te da un evento como el de la Universiada de Granada 2015 (se nota que me gustó).

Ahora nacerá el mítico debate de si ponerte en uno de los fondos, o bien en las zonas que comúnmente llamaremos en el fútbol “de tribuna”, que no son otras que los laterales de todo el rectángulo que forma la instalación en sí. Yo no tengo duda alguna en cuanto a decir que esas zonas que hemos llamado “de tribuna” para que no nos perdamos en la descripción, son absolutamente las mejores. Y es que eso de que si atacan en el otro lado, se pierden los jugadores a lo lejos y justo lo contrario cuando atacan en el tuyo, que parece que te los vas a comer, jamás me convenció. Qué bonito que es ver un partido de lo que sea que te vayan a poner, siempre estando a una distancia prudencial y contemplando con un simple giro de cuello que te mantiene activo, el partido.

Cuanto más arriba de vayas tendrás una ventaja y otra desventaja, ya que si bien la parte buena de verlo desde lo más arriba posible es que nadie te va a dificultar la visión, ni redes, ni personas ni nada por el medio; sí que la distancia empieza a ser considerable y no sentirás ese otro ambiente como son los jugadores gritando, el entrenador y los mismos seguidores de las primeras filas, con el aliento en la oreja que te hace de nuevo estar más activo y vibrante en el encuentro.

No hace falta meterme más en la otra parte del mismo Palacio de los Deportes, ya que es exactamente lo mismo pero visto desde el otro lado, lo que se suele llamar “transposición”. Sí comentar antes de irme al siguiente apartado, que encontrarás diversas pantallas en las esquinas del panorama, para ya sea ver el marcador actual u otras operativas. Los comentaristas y los que ponen la música y demás, se encontrarán también en esa primera zona que explicaba donde estaban todas las televisiones y por ello era por lo que no recomendaba esa misma zona para ver el partido.

¿De qué ambiente dispone el local en sentido número de personas y qué tipo?

Pues el Palacio Municipal de Deportes se creó en 1991, y caben un total de 9.000 personas, pabellón el cual se llena en los partidos cumbre de baloncesto ya sea contra el Barcelona o el Madrid, o ya sea porque se está jugando un derbi andaluz que siempre atrae al público por todo el ambiente que se crea tanto local como de fuera y normalmente hermanamientos.

El tipo de personas es totalmente variado, ya que si bien podría parecer de primeras que lo normal sería que fueran solo jóvenes, esto no es así, ya que el baloncesto es un deporte que gusta mucho en todas las edades, ya que al contrario que en el fútbol donde puedes ir a verlo muy feliz esperando goles y goles y que al final acabe todo 0 a 0; en el baloncesto es imposible que pase, puesto que con cuarenta minutos de juego y el nivel que hay, siempre habrña canastas y que además se repiten constantemente desde principio hasta el fin, dando emoción y actividad no solo a los jugadores, sino por supuesto también al público, lo cual siempre debe gustar a los que están allí.

Por tanto, en definitiva, no se puede decir que predomine un sector de población concreto, y sí que en la variedad está el gusto y la clave, encontrándote desde familias completas con incluso algún bebe, hasta jóvenes de 13-14 años que vienen juntos para disfrutar de su equipo, pasando por grupos universitarios veinteañeros, y llegando hasta los de más de cuarenta e incluso algún que otro abuelo con ganas de marcha, gritos y en conclusión ambiente.

¿Qué nos ofrece de manera general y sobre todo, qué mejor en particular?

No hay nada mejor (para mí claro), que poder ver un buen partido de uno de los deportes que te gusten; y es que en mi caso me tocó el hockey hielo, que si bien jamás había visto en directo (tampoco es que hubiera visto un partido completo online ni por televisión ya que no lo echan), lo cierto es que acabó gustándome. Es esa cosa de la velocidad, con eso otro de que atacan cada nada de tiempo, tiran y tiran en pos del gol, y por otro lado cuántos uyyy acabas gritando aunque sea para nada, porque esta vez sím, los de hockey hielo sí que pueden acabar cero a cero con un rosco que para el espectador es horrible.

En mi caso vi un par de partidos, uno de mujeres y otro de hombres, y lo cierto es que me sorprendieron ambos, pues me habían dicho que el de mujeres era mucho peor, pero me pareció que luchaba igual que ellos, que peleaban incluso más quitándose el caso y pegándose puñetazos limpios las unas a las otras (qué agresividad por Dios); mientras que ellos sí que se pegaban también pero más como gajes del oficio que no por el hecho de pegar por pegar. Y es que las rusas cuando veían que no tenían el balón, no se lo pensaban dos veces y se iban a por las canadienses a darles todo lo que podía. Hay que decir que si metemos que las canadienses sí que parecían mujeres como tales; las rusas, muchas de ellas intercalaban las que también lo parecían con otras que podían sacar la espalda de Michael Phelps y nadie se extrañaría (sin contar con el pelo y la cara de mal humor que tenían, que vamos, quién se pelearía con alguna de ellas en la calle, puffffffff).

Total, que de manera general lo que te va a ofrecer es diversión, entretenimiento ya sea en su versión de baloncesto, ya sea en su versión de volleyball, ya sea en su versión de hockey hielo. Si encima le metes que en la Universiada muchos se animaban con más razón porque solo duraba una semana y había partidos todos los días y de buen nivel; pues la cosa mejora y sobre todo el ambiente se multiplica y los gritos aparecen sin cesar.

De manera particular, tienes que pensar que un partido de cualquier tipo de deporte que vayas a ver allí, solo ocurrirá una vez al año, ya que por ejemplo imagina que viene el Barcelona de baloncesto a jugar. Sabes que solo jugaréis dos veces durante la temporada, una en cada campo, ya que con mucha probablidad el hecho de cruzarse en una eliminatoria de copa del rey o de la liga está complicado, al no tener el Granada grandes aspiraciones al título. Pues entonces, va a durar en total hora y media con los descansos y todo lo demás, pero es que será hora y media que ya hasta el año que viene no se va a volver a repetir, por lo que métete en la cabeza que la oportunidad es única y que es ahora o nunca, y verás como incluso tú mismo en el partido estás también más metido.

Oye, pero.... ¿qué pasa con los precios?

Pues en el caso de la Universiada que os comenté al principio, era totalmente gratuito y aún así, siendo el hockey hielo el deporte de invierno estrella, tampoco se llenaba el campo, ni con las mujeres ni con los hombres, y es que hay que reconocer que ni Granada es cuna de este tipo de deportes ni equipos por mucho que tengan Sierra Nevada, y por otro lado España ni ha sido ni será jamás una potencia en deportes de invierno, debido a que su temporada de nevada no es muy grande, nieva en determinadas zonas contadas y no es que sea el hábitat natural ni del país ni tampoco de los españoles. Suma que no suele gustar a los españoles tampoco mirar este tipo de deportes por ser normalmente bastante aburridos, y tendrás el porqué de que no haya triunfado.

En cuanto al baloncesto, deporte sí que es mucho más seguido que el hockey y con el que de vez en cuando cuando llega un buen partido como los que he ido comentando a lo largo de las líneas, sí que se llena; las entradas varían considerablemtne dependiendo de en qué zona te encuentres pero sobre todo por el hecho del partido en sí, ya que no es lo mismo jugar por ejemplo con el Zaragoza (con todos mis respetos a esta maravillosa ciudad), que jugar contra el Real Madrid de RudyFernández, Sergio Rodríguez y compañía; el nivel cambia y por tanto también la oferta y la demanda que es al fin y al cabo quien pone los precios al ser más solicitadas.

Pueden variar por tanto de los 15 euros que podría costar un partido sin descuento, de liga regular; hasta los incluso 100 euros que puede costar ver al Real Madrid o Barcelona en una zona medianamente buena del campo. Como podéis comprobar, el hecho de que sea una sola vez al año contribuye a encarecer los precios que ofrecen y tiene su parte de lógica, la cual, se acepta.

¿Lo recomendarías para otra ocasión?

No tengo duda alguna de que ver un acontecimiento deportivo es algo que recomendaría siempre. Y es que quizás no sea el deporte que más te guste el hockey hielo o quizás el baloncesto, pero es que con el Palacio Municipal de Deportes de Granada eso debería ser lo de menos, ya que la misma pista se utiliza también para otros deportes como pueda ser el voleyball o incluso alguna vez la vi perfectamente arreglada para fútbol sala en imágenes de la televisión. Todo sea para incrementar la utilidad y por ello bajar el precio de la misma al no tener que construir gran variedad de pistas para dar cabida a la demanda de los deportistas de la ciudad.

La Universiada fueron para mí de los mejores días que pasé en Granada, recordándola con mucho cariño, debido a los gritos incondicionales que se escuchaban desde todas las partes del campo, míos también por supuesto, sumado al momento de aprendizaje sobre el hockey hielo que jamás olvidaré ya que ni yo ni la mayoría de los que estábamos conocíamos alguna regla del mismo; y tan solo esperábamos que se pagaran entre todos para darle emoción a la cosa. Y e que no es para menos, pero los goles costaban meterlos al menos en los dos partidos que fui a ver, y eso no es algo que termine de convencer a nadie. Quería ver goleadas, pero claro, una era la final femenina y lo otro una de las semifinales potentes de los hombres, por lo que el nivel de ambos equipos debía ser más o menos parecido, y meterles una pila de goles nunca será fácil.

¿Para quiénes está pensado este lugar de la ciudad?

Para el que le guste la actividad, si es deportista normalmente eso contribuye a que te guste aún más, pero igualmente si no eres de los que practica actividad física alguna tampoco importará porque dista mucho el verlo que el practicarlo, y siempre será más fácil lo primero que lo segundo y por tanto, también más realizado.

Sí que es cierto, que la mayoría de los que van son hombres, también porque todavía se mantiene esa cultura más deportistas en ellos que en ellas, si bien poco a poco con el paso de los años esto parece ir cambiando hasta ese punto de equilibrio que a priori los expertos dice que llegará, una vez superado el machismo existente aún en la actualidad, y que los mejores datan de en torno a 2045. Ese es el año en el que supuestamente en los países más desarrollados, se empezará a superar la concepción de género y viéndonos más como iguales superando los clichés. Habrá que esperar para verlo y ver si verdaderamente tenían o no razón en lo que decía.

Y tras haberlo visitado.... ¿ahora qué me recomiendas?

Pues no tengo duda alguna en qué es lo que haría ahora mismo de estar allí viendo un partido de baloncesto de mi equipo o del equipo que sea, y es que teniendo al ECU a menos de cinco minutods andando, no sé cómo es posible que aún no hayas ido allí a probar sus tremendas tapas de las que no puedes salir hambriento por más que te lo propongas. La clave está en que si bien se llena considerablemente cada día, las dos amplias terrazas muestran un equilibrio sustancial por el cual al final siempre podrás encontrar sitio, que si bien no es de primeras y quizás tampoco el que más te guste, sí que será un sitio cómodo, con amplias mesas y sitio para poner lo que te vayas a tomar y por tanto, igualmente te podrás tomar lo que querías en tu visita a este sitio de tapas muy cerca del Estadio del Granada F.C, y que tan bien te habrán hablado de él (tranquilos todos, que antes de terminar mi visita a Granada, hablaré de él con las fotos que crea oportunas para que quede bien acreditado que es uno de los mejores sitios de tapas de la ciudad y por supuesto con fundamento para que a nadie le quede duda de lo que hablo, con pruebas).

Por otro lado, la zona de pubs de Pedro Antonio ya te queda como a veinte minutos andando, y por allí cerca no recuerdo ningún sitio en plan discoteca y eso. Granero también se encontraría a esos veinte minutos andando y claro, es el único punto negativo de tirar hacia allá, que bueno, cogerás un bus para volverte o bien para irte de fiesta, dejándote de igual manera ya sea en Gran Vía de Colón, ya sea por otro lado en Camino de Ronda, ya dependiendo de qué sea lo que buscas cuando salgas de disfrutar del partido del deporte que haya tocado esa noche.

¿Valoración en punto del uno al diez y razones?

Le doy un 8, debido a que en sí, solo tiene 9.000 plazas/asientos para ocupar y que cuando llega un acontecimiento importante como es un Barsa o Madrid, se llena totalmente y por ello no les queda otra que subir el precio de las entradas considerablemente por la cosa de que la demanda es alta y hay que sacarle el máximo provecho posible.

De todas maneras, no hay duda de que lo recomiendo fervientemente y de que sea como fuere, el Palacio Municipal de deportes de Granada ha dejado un recuerdo en mí, ofreciéndome la oportunidad de ver por primera vez en mi vida un partido en directo de hockey hielo, que finalmente incluso me gustó con numerosas risas y buena música que te animaba en cada descansillo.

¿Conclusión?

Visita obligada si estás por aquí, al tener unos precios fabulosos de liga regular contra equipos que no sean top. Además, tendrás buses que te lleven allí y te dejen al lado, y lo más importante, uno de los mejores sitios de tapas de la ciudad se encuentra a menos de seis minutos andando desde allí, y que seguro vas a tener ganas de probar. Solo me queda una última cosa antes de dar por finalizado este artículo, y es que la clave del Palacio es también el orden y el hecho de que las gradas se encuentran muy pegadas con respecto a donde se juega, por lo que a pesar de ponerte muy arriba en algún mal día que te toque, lo verás a la perfección sin necesidad de estar más cerca.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces palacio deportes? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...