Advertise here

mesón el graná


  - 1 opiniones

mesón el graná

Publicado por Patricia Ioana — hace 4 años

¿De qué se trata en esta ocasión?

Toca volver a Granada y hablar de uno de esos sitios en los que he tenido que ir en multitud de ocasiones porque todo lo que pruebo me gusta y porque quiero seguir probándolo. Hablo de Mesón el Graná

¿Dónde podemos encontrar este lugar?

Se localiza en la Calle Trajano, a un escaso minuto de la mítica Calle Pedro Antonio de Alarcón, a dos de la Calle Sol, donde hablé anteriormente de ese gran bar como es la Bodega de Vinny, y a unos 10 minutos de la Calle Recogidas. Cerca se encuentra uno de los restaurantes italianos más conocidos de la ciudad como es el Mafia, y en esa misma calle, podemos divisar decenas y decenas de sitios para comer, entre los que destaco justo del que hablo, Mesón el Graná (que parece que ha cambiado el nombre a El caracol de Graná), con una imagen de un caracol en su cártel de alhambra.

No está lejos de la facultad de traducción, y si bien no tienen página web porque cambiaron de dueño hace muy poco, no les hace falta porque todo el que va y prueba lo que ofrece repite y la mejor publicidad de todas es ese boca a boca que los hace mejores cada día.

¿Cómo llegar de manera simple hasta lo que me estás explicando?

Aquí se abre muchísimo la variedad de opciones. Ya que por un lado, puedes aparcar no muy lejos en Camino de Ronda, por lo que el coche no lo podemos olvidar como sí en cambio he hecho en otras ocasiones. Pero es que andar nunca está mal en una ciudad como Granada, pero es que además sumemos que el bus te deja también en Camino de Ronda ahí al lado, a cinco minutos como máximo. Mi recomendación por tanto sería primero andar si no vives muy alejado de todo el panorama del centro, y si no es así, y sí que vives lejos, pues el bus porque te va a dejar al lado y te quitas de coche, aparcamientos, gasolina, etc. Si eres de los que va para la cena y se recoge tarde debido a los planes posteriores, no cabe duda de que el coche es tu solución.

En definitiva, muchas opciones y soluciones para un sitio que ya tengo ganas de describir.

¿De qué horarios dispone y qué días podemos encontrarlo abierto?

Abre prácticamente todo el día, desde por la mañana hasta la noche a eso de las 00.30 ya dependiendo de cómo esté el panorama en cuanto a gente y demás. La última tapa que me he pedido allí ha llegado a ser a las 23.30 porque decía que cerraría la cocina, pero también es cierto que esa noche era seguramente porque los que estábamos era una persona más y yo; por lo que no cabe mucha otra opción.

¿Me podrías describir físicamente el sitio?

Desde fuera lo podréis encontrar fácilmente gracias a un caracol bastante grande que tiene en varios carteles de fuera, uno en el suelo bastante interesante y grande donde te pone qué suele tener de platos; y otro en lo más alto de su techo, donde pone el nombre del sitio con el distintivo de cervezas Alhambra. Entras por una puerta más bien estrecha de madera y lo primero con lo que te quedas es que el sitio no es demasiado grande. Tiene a la izquierda como metro y medio para llegar a la pared, en metro y medio al frente una vez entras ya llegas a la barra y luego tendrá como dos metros y medio a la derecha hasta terminarlo todo.

Las paredes son claras y el suelo se ve que no lleva mucho tiempo puesto, ya que está brillante, inmaculado y es de una especie de mármol. La barra reformada y también nueva, se acompaña de unos detalles en el local muy típicos de Granada, con cosas colgadas en lo alto de la barra, en este caso racimos y racimos de uvas, algunas brutalmente enormes.

Todo esto hace que nos sintamos bien, cómodos en un ambiente familiar que se ve compensado a su vez con las miradas que puedes echar al fondo a la izquierda más allá de la barra, donde podremos ver a la mujer de la persona que se pone en la barra, haciendo de comer a destajo, pero de vez en cuando echando la mirada a la sala siempre con una sonrisa.

Continuando con la descripción, decir que hay multitud de taburetes a lo largo de la barra del bar, que hacen que pueda ser una grata opción el ponerse en la barra a tapear o lo que quiera que hemos ido a hacer allí. Además, cuando entras y miras a la derecha verás una mesa redonda alta donde te podrás poner de pie a disfrutar de lo que se ofrece, y algo más allá encontraremos varias mesas (cuatro), para poder sentarte tranquilamente con quien hayas venido.

Por si fuera poco, verás pizarras por todos lados ya sea con las tapas o platos que te ponen, o bien con las ofertas que se tengan en ese mismo instante y solo para ese día. Por poner un ejemplo, hay un día a la semana que si te pides un tercio de alhambra, te ponen tres tapas por tres euros; lo cual está fantástico claro.

¿De qué ambiente dispone el local en sentido número de personas y qué tipo?

El número de personas que te puedes encontrar en el Mesón el Graná no es demasiado grande, en primer lugar por como se puede llegar a notar de la descripción anterior del sitio; pero aún así todavía no lo he visto con esa sensación de que se está muy lleno y por tanto ya no podremos comer o cenar en sus instalaciones. Este hecho me alegra y me entristece a la vez, y es que a pesar de haber hueco cada vez que quiera y cualquier día de la semana, lo cierto es que no acabo de entender como el bar no está a rebosar cada día con lo que se puede comer allí, que es sin ninguna duda, excelente.

En cuanto al tipo de personas que lo visitan, no hay perfil claro, si bien predominan sobre todo las personas ya de una edad superior a los 40 años. Son ese tipo de personas los que prefieren pagar algo más, por un plato más pequeño, pero que sabe que le va a encantar de tal manera, que siempre estará por delante el hecho de tener que pedir más para quedarse satisfecho, que el quedarte hasta arriba pero no estar tan tan bueno. Sabia decisión, e igualmente como luego veremos, los precios son muy atractivos, así que ello no es problema para no visitar Mesón el Graná.

¿Qué nos ofrece de manera general y sobre todo, qué mejor en particular?

De manera general decir que se dedican especialmente a las tapas, con platos claramente definidos como se podrá ver en la foto del tablón que muestro, los cuales a pesar de no ser demasiado grandes, se engrandece con la calidad, sabor y en definitiva eso que todos queremos en la comida, personalidad, que nos deje atónitos y sin palabras.

Además, tienen todo tipo de bebidas, con multitud de vinos, vermús, cervezas (si bien la que tienen por norma general es la cerveza Alhambra, la made in Granada), y un largo etcétera que será mejor directamente comprobarlo pidiéndote lo que te apetezca para ver si la tienen o no.

Ya hablando de manera particular, la clave está en todas las ofertas diarias que tienen, que si de primeras al pedirte una tapa piensas “oye, pues voy a tener que pedirme unas cuantas para quedarme a gusto”; luego pasas al “anda, pues mira qué bien, qué buena oferta con la que ceno muy bien, bebo también y no pago demasiado”. Saben dónde dar y a quiénes, atrayendo al público también joven con ofertas del tipo “medio litro de cerveza o tinto más dos tapas igual a 2,50€”.

Otra fue la que dije del tercio más tres tapas igual a 3 euros. La cosa está en que a diario cambia y ello lo hace más interesante.

En cuanto a la comida que ponen, para el que no quiera ni leer las fotos, se la puedo resumir un poco, comentando lo que he probado y qué opino de cada una de las posibilidades:

1º- Callos: nunca he sido de callos, pero fue probarlos en el Mesón el Graná y enamorarme perdidamente. Mi compañero debido a ellos, ya ha ido como seis o siete veces en menos de veinte días y yo también he repetido el plato alguna que otra vez. Acabas pidiéndote varias veces el mismo plato porque no quieres parar de degustarlos.

2º- Ensaladilla: es la típica que hacen en tu casa pero con un toque en plan alioli que la hace diferente y no te deja indiferente. La clave está en que no la hacen fuerte y sí que en cambio el sabor es muy suave, por lo que no queda nada mal al gusto, y además las patatas, la mayonesa y todo lo que llevan está muy bueno y está perfectamente hecha; así que no es nunca una mala opción.

3º- Queso camembert: el trozo es pequeño, pero es que es así justamente, ya que es muy denso. Lo hacen frito y te lo acompañan con una salsa marca de la casa que no se lo que tiene, pero realza más aún el sabor del queso y te hace irte a otra nube cuando lo pruebas.

4º- Salmorejo: de nuevo, jamás fui de salmorejo, y si bien algo ha cambiado el hecho de que aquí lo haya probado mucho más en la ciudad; cuando probé en el Mesón el Graná el mismo, lo cogí como un plato que ya siempre pido cada vez que voy, porque encima saben perfectamente hacer las cosas y presentarlas; en este caso con dos picos, uno a cada lado, que a la gente que les gusta como a mí por ejemplo, siempre te lo van a agradecer. El sabor magnífico, la textura impresionante y hambre me entra de pensar en el salmorejo que hacen porque está exageradamente brutal.

5º- Sangre frita: mucho tiempo queriendo probarla, me llegó el turno la última vez que estuve allí en el mesón. De color oscuro casi negro y con una salsa de sangre, a decir verdad está bastante buena. De nuevo es otra de las cosas que quiero repetir allí en el sitio, y conforme lo escribo dejo claro que yo esta semana debo tirar hacia allá porque pasar más de una semana sin estar metido en sus instalaciones, debería estar penado con una gran multa.

Y claro, yo porque soy de repetir constantemente lo que me gusta o si no pues explorar aquello que jamás probé y me apetece en el momento. Pero vamos, las manitas de cerdo, el solomillo, el salmón, e incluso los caracoles que para eso su eslogan lo lleva; deben estar para chuparse los dedos una y otra vez y está claro que todo ello lo iré probando en mis siguientes visitas (aunque también leyendo lo que ya he escrito, me comería los cinco platos anteriores una y otra vez antes de jugármela con algo nuevo, psss dejémoslo a la improvisación que siempre salen mejor las cosas).

Oye, pero.... ¿qué pasa con los precios?

Pues los precios son excelentes como ya he ido comentando antes, si bien la tapa normal con la cerveza correspondiente, el tinto, el refresco o lo que sea, te sale por dos euros; con las ofertas diarias antes comentadas, siempre te saldrá mejor y por tanto, no te irás de allí pagando demasiado. Si sumas que pagas poco, y que la calidad es excelente, la cosa está en que la única solución posible es repetir una y otra vez antes de que la gente se entere, haya demasiado overbooking y se pierda el encanto que actualmente posee. Así que mejor diré que no vengáis, que no vengáis jamás.

¿Lo recomendarías para otra ocasión?

Esta pregunta con todo lo que llevo dicho anteriormente no deja lugar a dudas. Sí, sí y sí, tres sí por Meson el Graná porque lo tiene todo y algo que no he comentado aún, es que tanto el hombre como la mujer te hablan, te sonríen, te preguntan e incluso les coges confianza y acaban dándote dos besos cuando vas a tomar algo la próxima vez. Se nota que están empezando y tienen esa cosa de que sí se puede, y de que hay que echarle mucho amor a las cosas que se hacen. Solo así se entiende el brillante resultado que han conseguido en tan poco tiempo, y espero mantengan y quién sabe, si incluso mejorarlo para disfrute de todos nosotros, los que vamos a volver a ir.

¿Para quiénes está pensado este lugar de la ciudad?

No puede haber ninguna contemplación de nuevo en la respuesta, ya que es un sitio idóneo para cualquier tipo de persona con cualquier edad, color, ideología o lo que quiera que pueda llegar a diferenciarnos de cualquier manera. Para poder comer bien, con un servicio rápido, agradable, con todo limpio y bien presentado; no puede haber discriminación. Ese sitio se merece que se vaya y ya está.

Y tras haberlo visitado.... ¿ahora qué me recomiendas?

Pues si sales de allí y quieres seguir la “guerra”, deberás saber que Pedro Antonio está a un minuto hacia abajo. Pero es que justo la puerta de al lado de Mesón el Graná es una discoteca, por lo que ni siquiera tendrás que moverte de la calle si lo que quieres es bailar un rato o simplemente escuchar y sentir algo de música. Más adelante en la calle sol también hay algún que otro pub y si no pues la vogue y la booga, dos discotecas de las cuales ya os hablaré más adelante se encuentran a menos de diez minutos de allí. Como se puede comprobar, posición geográfica excelente, con multitud de opciones, que os hará no poder aburriros si salís de allí con ganas de más.

¿Valoración en punto del uno al diez y razones?

Sin ninguna duda va el 10, por todo lo que he ido comentando a lo largo del artículo. Calidad, precio, tiempo, sabor, textura, color, diseño, simpatía, etcétera etcétera que me hacen no quererme repetir más con los halagos y que me salen con tanta facilidad cuando recuerdo todas las veces que he ido durante estos últimos tiempos.

¿Conclusión?

Bueno, excelente, formidable, destacado, brillante, magnífico, sobrenatural, mágico, mítico y divino. ¿Más hace falta? Lo dudo.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces mesón el graná? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...