Advertise here

Carrera del Darro


  - 1 opiniones

De paseo por los sueños

Publicado por Juan García Madero — hace 5 años

¿Pero qué pasa si descubres un día que estás viviendo tus sueños?

Si hace apenas un rato, ayer mismo, como cada noche, apoyaba apenas la mejilla en la almohada buscando el abrazo de todas las fantasías imposibles, todos los mundos que no podían ser, recibiendo ese aroma impreciso con una sonrisa, seis, siete, ocho horas de vuelo, de simbiosis con un aire libre y ahora ya no;

ahora el soñar no es más que una gota y volar de repente sabe a poco habiendo en el suelo de la calle una magia evidente, un hechizo manifiesto, un encanto patente.

¿Qué pasa luego, después de encontrar a alguien que vive en la magia?

Vivir, es soñar de repente.

De repente.

Es una idea continua que ha estado ahí, como una luciérnaga asustada o quizás hibernando. Pero que ha estado ahí siempre. Como una luz de Verdad Revelada, tan tenue que sólo se ve cuando el resto se apaga; en el trance entre cerrar los ojos y quedar dormido. O en el camino entre Plaza Nueva y el Paseo de los Tristes. Donde, justo en la mitad, me crucé una tarde contigo. Y allí me di cuenta de que no soñaba sino vivía, o vivía soñando o todo a la vez o qué más da.

¿Cómo haces para verlo tú siempre?

Cógeme de la mano y pasea conmigo, que quiero vivir eternamente en tu mundo, aquí tan cerca del río.

Ya no quiero soñar con que vuelo.

Quiero vivir este paseo contigo.

Ahora sueño tu abrazo, que es querer agarrar la corriente. Eres el agua del Darro, tan veloz y tan sola en el camino. Quiero tenerte en mis manos y maravillarme de tu huida, ver cómo te escabulles entre mis dedos, buscando siempre una salida.

Pero aunque tú no lo sepas, hay veces que me abraza a mí la brisa húmeda de tu perfume, una niebla de fantasía. Y si te aspiro entonces ya tengo un poquito de ti para siempre, tu mundo ya lo llevo conmigo.

Ya no quiero soñar con que vuelo.

Quiero vivir con los pies en el suelo.

Sentir este empedrado como si fueran mis dedos acariciando la columna de tu espalda desnuda.

Pero tú sigue siempre fluyendo, que es tan dulce buscarte como dar contigo.

Correr detrás tuya y encontrarte un instante.

Fumar en ti apoyado admirando Granada.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Carrera del Darro? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...