Advertise here

Pedro Antonio


  - 2 opiniones

Bienvenida a las noches pre-exámenes universitarios

Publicado por Juan García Madero — hace 5 años

Bienvenida a las noches pre-exámenes universitarios.Donde la procrastinarían más que una palabra es un hábito de vida que se sigue con alegría, y si en algún momento asusta, o la conciencia lucha por aflorar, se pide otra ronda y ya está.

 

Sitúense en Plaza Einstein, ignoren un momento los swaguarma y acudan a ellos sólo después de la sexta copa, está comprobado que se transforman entonces en pan de vida y ayudan a arribar a la cama a todo tipo de náufragos.

 

La segunda calle giren a la derecha y busquen el pub Tango. Pidan felaciones y otras tapas, siéntanse en otro universo un instante y aunque todo invite a ello, hagan caso al letrero y no fumen porros en la terraza.

 

Si de postre se le antojan cerveza y pipas, hagan una parada en la Marisma y paseen por su alfombra de cáscaras y su melodía tan característica.

 

Para bajar el menú qué mejor que paladear algún licor. Los encontrarán en tamaño moderado en el bar Emilio. Díganle al camarero cuál es su sabor favorito. Desoirá profesionalmente su elección entregándoosle un brebaje sospechoso y colorido en envases muy determinados. El proceso para extraer el líquido de su interior es el que sigue: sujeten el cuello del recipiente (o porrón) con su mano diestra y la panza con la izquierda (la alternancia de las manos está indicada para los zurdos y los grupos que quieran divertirse un rato a costa del primer bebedor). Igualmente, la elección de este primer bebedor debe hacerse de modo que sean las mujeres más maquilladas las que inicien la tarea. Acerquen el extremo acabado en punta a su boca y vayan estirando los brazos a la vez que calibran la puntería y ejercitan las fantasías sexuales de los más morbosos.

Si el orificio del extremo estuviera obstruido, el resultado final del experimento será recibido con júbilo y aplausos y la primera bebedora habrá conseguido un look que garantiza el éxito con determinados individuos.

Luego procedan a compartir el porrón como si se pasaran la misma palabra sin la última letra. Una vez extinguido la misteriosa pócima quizás tengan la tentación de querer probar otra diferente con la esperanza de que sepa mejor. Háganlo con moderación, pues pueden terminar catando combinaciones del todo insospechadas a la vez que olvidan cómo regresar a sus guaridas.

 

Cuando abandonen el local, tómense un respiro para evaluarse y pensar el próximo paso. Apóyense en pistas como no poder mantenerse en pie sin ayuda o empezar a pensar que su amiga, la Trola del Averno, no está en realidad tan mal.

 

Si se ven con fuerzas, el plan para terminar de acabar con ellas está tres calles a la izquierda y se hace llamar Chupitería 69.

 

Si deciden acercarse por allí, quedan advertidos de que serán víctimas de un maquiavélico plan de marketing que consiste en regalar un punto por cada puñalada que reciba su hígado (me parece que los martes dan 2 puntos). Al final del curso académico, si han sido aplicados, habrán reunido suficientes como para intercambiarlos por formidables premios, tales como una camiseta o un tanga.

El interior del local está ambientado por la peor música jamás grabada, decorado con las fotos de los clientes del mes (normalmente una chica cuyo escote dice que no ha pagado ni la mitad de los chupitos que tomó) y frecuentado por extranjeros con muchas ganas de aprovechar su año erasmus. Si en algún momento les apetece ser uno de esos manjares que aprovechar, sepan que tendrán que dejarse arrastrar al Camborio o, en el peor de los caos, a la Mae West. (Describiré instrucciones y consejos para este tipo de cortejo en posteriores apartados).

Deben saber que tarde o temprano, en algún u otro momento, sentirán ganas de liberar una porción de su estómago por uno u otro lado. Si su cuerpo les indica que es capaz de vomitar y la urgencia se convierte en un factor a tener en cuanta, eviten los aseos del local (sobre todo en caso de ser una chica). Los clientes experimentados consiguen desarrollar un don que les permite controlar el tiempo y colarse en los pubs de enfrente y llegar al servicio en el momento preciso. Celebren con un chupito de tequila la noche que consigan dominar la técnica.

 

Si en un tiempo prudencial se ven a sí mismos como supervivientes y no se han convertido en sombras lobotomizadas recostadas en los portales aledaños, empiecen a reclutar a su grupo y pensar en el siguiente movimiento. Encontrarán a algunos de ellos en posición de jaque mate, de modo que pórtense bien y abandónenlos. Sigan la fiesta. Lo único malo de las noches de Granada es que amanecen. Dense prisa. La regla es que si están la mitad del grupo más uno, todo está bien.

 

Toca ahora decidir qué tugurio es el más adecuado para su digna presencia. Tienen a su disposición agujeros auténticos como el Perro Andaluz o La Roca, refugios de marinos que quieren naufragar. Aventúrense bajo su responsabilidad. Si su grupo está compuesto por tipos duros, no dejen de visitar el Raimbow, se sentirán como en casa. Asimismo, este último lugar puede servir como experimento de fenómeno sociológico. Prueben a adoptar como suyas las diversas posturas, movimientos y ademanes que se van sucediendo allí.

 

Mis más sinceras disculpas a los acérrimos votantes del PP y otros defensores de la antigua moral. Quizás no sea ésta una calle apropiada a su tipo de esparcimiento. Prometo informarme acerca de un pub junto al Labrador en el que una noche entré a por tabaco y me los encontré a todos allí reunidos y otro llamado Don José, al que eso sí, hay que llegar en el coche de papá.

Galería de fotos


La calle más chula de Granada

Publicado por Nizzie ... — hace 3 años

Esta es una de las calles más importantes y centrales de Granada, no solo para los estudiantes Erasmus, pero para los estudiantes en general. Empezando en la Plaza Einstein y terminando en la calle Recogidas, aquí podrás encontrar muchísimos bares de tapas y para salir de copas – hay de todo para todos los gustos. En Pedro Antonio hay siempre movimiento todos los días de la semana!


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Pedro Antonio? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!

Más lugares en esta ciudad


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...