Szentendre | Qué ver en Budapest

Szentendre


  - 1 opiniones

Szentendre, el lugar donde el tiempo se ha parado

Traducido por Jone Iriarte — hace 4 años

Texto original de Dóra Csatári

¡Hola a todos!

Me llevó 3 años viviendo en Budapest, cuando decidí visitar Szentenre y su mercado de Navidad. Como el caso de Rómaipart (http://erasmusu.com/en/erasmus-budapest/what-to-see/romaipart-6711#p441124), lamenté haber ido allí tan tarde, y lo descubrí al final de mi estancia en Budapest. Por eso, no lo pude disfrutar por mucho tiempo. Szentendre era otro destino que sabía que tendría que visitar en el futuro, pero siempre lo aplazaba, y lo visité en mi último semestre en Budapest.

Szentendre, el lugar donde el tiempo ha parado

Fuente

La verdad es que si lo hubiera visitado antes, habría viajado allí más veces. Tantas veces como sea posible. Porque en Szentendre me siento como una persona en un fabuloso cuento o leyenda de caballero. Los alrededores son como un patio de un castillo medieval de un municipio. Solo faltan los carruajes. Toda la ciudad se ve como una mini-maqueta de una historia. Por lo menos su parte central, incluyendo el casco antiguo. Muchas veces algunos miembros de mi familia y amigos me recomendaron visitar Szentenre pero siempre lo infravaloraba y elegía quedarme en casa. Estaba equivocada, Szentendre es una ciudad absolutamente diferente a Budapest y a otras ciudades húngaras. Incluso si se encuentra solo en 40 kilómetros cuadrados, su carácter y personalidad son increíblemente únicos y especiales.

Szentendre, el lugar donde el tiempo ha parado

Fuente

Todo lo que tienes que hacer para llegar a Szentendre es coger la línea de metro H5 en Batthyány tér o Margit híd-Budai hídfö, y esperar hasta llegar a la última parada. El pase mensual BKK es suficiente para ir hasta la estación de Budakalász y desde allí, tendrás que pagar aproximadamente 400HUF al conductor por el ticket completo. Cuando dejes la ciudad atrás en el H5 empezarán a aparecer en el horizonte árboles, bosques, árboles frutales, granjas. El viaje a Szentendre me recordó a viajar al pueblo de mis abuelos o viajar a casa a Cluj-Napoca. Mentiría si dijera que la vida en Szentendre es como estar en una provincia porque hay unos cuantos edificios, un hospital, algunas universidades como la Academia Oficial de la Defensa Nacional de Hungría, la universidad Kossuth Lajos y los edificios de la Escuela de Negocios de Budapest también. Szentendre tiene un centro cultural también incluyendo un teatro. A pesar de estos datos, no diría que Szentendre ha sido influenciado por las tendencias de Europa occidental o que está modernizándose. La ciudad, por supuesto, está bajo progresión y desarrollo pero todavía dominan, sobre todo, los aspectos antiguos de la ciudad. De algún modo, el tiempo en el centro de la ciudad se ha parado más o menos en el siglo XVIII. Podrían fácilmente enamorarme los adoquines y los majestuosos edificios viejos.

Szentendre, el lugar donde el tiempo ha parado

Fuente

El centro de la ciudad esta a unos pocos minutos de la estación de tren. Imagínalo como una cosa más de las aceras. No hay tráfico, y en el centro de la ciudad no hay medios de transporte público. La vieja ciudad consiste en siete iglesias (muchas de ellas son católico-romanas, griego-católicas y ortodoxas), tres teatros y por lo menos diez museos. Es una ciudad pequeña pero muy rica y 'concentrada' si hablamos de su arte y su cultura histórica. No podría comparar Szentendre con ninguna otra ciudad que he visto hasta ahora porque las casas, plazas, puestos de comerciantes son completamente diferentes y únicos. Cada casa y valla tienen otros colores. Hay geranios en cada ventana. Mucha gente viaja en bici.

Claro que muchos ciudadanos dejan Szentendre y viajan a Budapest para trabajar o estudiar pero todavía para ellos venir a casa es como un remedio. Szentendre disminuye la velocidad a todo y a todos.

He leído un poco de la ciudad porque me había interesado que tipo de influencias se encuentran en la arquitectura e historia de Szentendre y descubrí que en realidad al principio Szentendre era completamente una ciudad civil serbia. Por eso en la ciudad hay tantas iglesias ortodoxas. Los habitantes húngaros, alemanes y eslovacos se asentaron en Szentendre solo a principios del siglo XIX.

Szentendre es la ciudad que tiene '7 columnas' debido a sus 7 iglesias. El estilo que domina en la arquitectura es barroco y rococó.

Szentendre, el lugar donde el tiempo ha parado

Fuente

Estuve visitando Szentendre en invierno, en el periodo de Adviento. El casco antiguo estaba más bonito de lo normal debido a las coloridas bombillas, la decoración navideña, el ambiente y el hipnotizante sonido de los villancicos de los coros y el olor del vino caliente y la canela. La primera parada durante mi paseo especial de la tarde fue en la fábrica de mazapanes de Somes. Allí pude ver la técnica de como se fabrica el mazapán, como el chocolate se rellena de mazapán, y por supuesto, pude probar diferentes tipos de este dulce. También, hay una sitio incorporado en el museo, donde se preparan muchos tipos de postres que se puede degustar. Todos esos son productos artesanales. Somes en realidad era un fabricante serbio de chocolate y mazapán combinado con los mazapanes daneses. Más tarde un confitero húngaro cambió un poco las recetas y hoy en día se sigue usando también las suyas. Entre el limón, coco, pistacho, nuez, naranja, vainilla, mazapanes de fresa... no podía elegir cual probar o comprar. Compré mazapanes, dulces de navidad para decorar el árbol y chocolates para mis amigos y familias como souvenir. Estaba muy contenta con mis regalos.

Szentendre, el lugar donde el tiempo ha parado

Fuente

El museo de chocolate y mazapanes de Semos fue para mí la atracción principal en Szentendre, pero, por supuesto, entré en la tienda especializada en carne y visité el puesto de productos lácteos también. El queso fresco, , bacon ahumado y jamón ahumado por un precio bastante alto. Pero al menos de una buena calidad.

Si quieres profundizarte en el patrimonio cultural de Szentendre, puedes visitar el museo de pintura, la fábrica de cerámica, el museo de los serbios o el museo del transporte público.

Después tomé un paseo alrededor de los puestos de vino caliente, chocolate caliente, las galletas y la tienda de madera, la tienda de escultores, quienes cortaban y tallaban cualquier tipo de decoración, herramientas, objetos domésticos de madera. Los accesorios de lana también eran populares, muchas boutiques estaban vendiendo bonitos y únicos pendientes, pulseras, collares hechos delana.

Después de el paseo por la vieja ciudad, decidí pasear por la orilla del río Danubio y allí debería decir adios a Szentendre... Desde el centro de la ciudad llegando a la calle peatonal desde el río no me demoró mas de 2-3 minutos andando. Fue un paseo nocturno tranquilo y silencioso. Curiosamente, aquí el Danubio es más limpio y más estrecho que en Budapest. De hecho, se llama el paseo del Danubio por los habitantes de Szentendre.

Gracias por leer, Dora

Si estas interesado por otros escritos míos, haz click en el siguiente enlace: http://erasmusu.com/en/dora-csatari-560876/erasmus-blog

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Szentendre? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!