Advertise here

Mercado Central de Budapest


  - 1 opiniones

Mercado Central de Budapest

Traducido por Gema Coello Fernández — hace 1 año

Texto original de Dóra Csatári

¡Hola a todos y a todas!

Durante mis años como estudiante, siempre he tenido el dilema de dónde hacer la compra. ¿Cuánto dinero se debe gastar en comida, snacks en general, comidas de calidad y comida caliente? ¿Debería comer más sano y gastar más o hacer el intento de ahorrar y comprar productos del supermercado rebajados, que estén a punto de caducar? ¿Es más barato y mejor cocinar en casa? ¿Resulta más cómodo y productivo comprar comidas ya preparadas o refrigeradas, llenas de conservantes?

the-great-market-hall-c044b4c1410278b9fb

Fuente

Empezar la vida universitaria en una ciudad extranjera, a 400 kilómetros de casa, me hizo cuestionarme varios aspectos la vida. Comencé a preguntarme cómo mantener un estilo de vida saludable en Budapest, cómo administrar mi dinero para llegar a fin de mes, en qué gastarlo y en qué no, etcétera. Me llevó algunas semanas, incluso meses, encontrar una forma de comprar y de preparar la comida de manera estable y armoniosa.

En Rumanía, estaba acostumbrada a ir al mercado (a 10 minutos de mi casa), comprar auténticas frutas y verduras procedentes de las granjas, lácteos y productos cárnicos de los pueblos. Comer alimentos naturales de forma sana era una prioridad. Budapest es una ciudad genial, pero es muy grande; por lo tanto, hacer la compra, atravesar la ciudad, cargar con bolsas llenas de comida de un extremo a otro, es muy incómodo. Misión imposible. Siempre era más fácil para mi comprar algo en el supermercado más cercano. Pero, después de un tiempo, comencé a echar de menos el sabor de las manzanas reales y suculentas, los tomates tan jugosos y ricos; y más, como el protagonista del otoño: el membrillo, que no se vendía en SPAR. Un día decidí ir al mercado y, cuando entré al Mercado Central de Budapest (Vásárcsarnok), mi vida cambió.

the-great-market-hall-6afc631fec08cd1361

Fuente

El Mercado Central de Budapest se encuentra entre Kálvin tér y Fővám tér, en el centro de la ciudad. Es el mercado más antiguo de la ciudad y el mejor de Europa (¡de verdad! La CNN le otorgó este título hace algunos años). Hay un mercado en el interior, dentro de un enorme edificio con un alto techo con forma de barco (característico del estilo neogótico). Desde el exterior, parece un edificio típico inglés. Está decorado de manera espectacular y resulta muy imponente.

the-great-market-hall-248c8f7bf498d8f09a

Fuente

En el interior, hay puestos con verduras, frutas, carne y lácteos, especias, huevos, productos delicatessen, alimentos típicos de Hungría, comida caliente, productos de panadería, noodles caseros, helado artesado, mermeladas, pepinillos, vinos, pescado y otros productos frescos. Un verdadero lujo para aquellos que amen comprar y la gastronomía húngara. El mercado suele estar lleno de turistas, lo cual puede dificultar la movilidad y las compras. También se organizan visitas guiadas por el edificio. Por otro lado, algunas veces al año, hay fiestas con motivo de los Días del Mercado Nacional. Por ejemplo, el Día de Grecia, el Día de Vietnam, el Día de Transilvania, entre otros. Son días interesantes en cuanto a la gastronomía, puesto que se puede descubrir las culturas gastronómicas de los diferentes países, así como experimentar otros aspectos relacionados con ellas: música folclórica, trajes tradicionales, etcétera.

the-great-market-hall-3c6e0c31cd37fd1206

Fuente

Por desgracia, el mercado está muy lejos de mi residencia, por lo que tan solo he ido un par de veces. Aún así, existen otros mercados en Budapest muy parecidos estéticamente y que ofrecen los mismos manjares. Estos se encuentran en Batthyány tér (primer distrito), Flórián tér (tercer distrito), Rákóczi tér (octavo distrito), Liget tér (distrito 11) y otros que puedes ver en la web de Piaconline. Por tanto, cada uno puede encontrar el mercado que esté más cerca de su casa. Merece la pena ir porque muchos de los ingredientes que venden no se pueden encontrar en supermercados. Mis productos favoritos del mercado son: castañas, mermelada, requesón y el lángos. El mercado de cada país refleja las características de su sociedad, el paisaje y los tesoros agrícolas que poseen. Para mí, caminar por un mercado es como visitar la ciudad. Los impulsos visuales, los olores, las luces, los ruidos, los vendedores; todos construyen una atmósfera auténtica y única. Esto también ocurre a la inversa. Creo que visitar un país extranjero e irse sin haber visitado su mercado es una pérdida de tiempo. Todos los supermercados son iguales, pero los mercados tienen personalidad.

the-great-market-hall-728833c3f3f5cd6b9c

Fuente

Gracias por leerme,

Dora.

Si quieres leer más posts que he escrito, haz click aquí.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Mercado Central de Budapest? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!