Zoo Café | Café, coctel, cerveza en Budapest
Advertise here

Zoo Café


  - 1 opiniones

Tomando el té con camaleones

Traducido por Inés Cambra Vidal — hace 2 años

Texto original de Dóra Csatári

¡Hola a todos!

¿Os importa si hay animales en las mesas donde se sirven las bebidas? ¿Os molesta que huela a animal? ¿Os molesta se mezclen los maullidos de los gatos y el piar de los pájaros? Si es así, mejor quedaos en casa.

Si no sois tan "sensibles" y tenéis una mente abierta y curiosidad sobre animales y ambientes exóticos (y no tanto), no os podéis perder el Zoo Café cerca de la plaza Kalvin (se puede llegar fácilmente en metro, líneas 3 y 4, o en el tranvía 49), en el centro de Budapest. Zoo Café es un sitio fantástico al que me encanta llevar amigos y conocidos. Y os puedo asegurar que es un lugar genial porque a todos les ha encantado. Es pequeño y acogedor, animado y aun así tranquilo.

teatime-kameleons-d9b682c8fc71099a6ab76a

Al entrar, te transportas a una nueva dimensión. Te llegan estímulos visuales, auditivos, olfativos y gustativos, una experiencia que recordarás al 100 %. Es un lugar donde puedes divertirte con criaturas que nunca te imaginarías poder tener entre tus manos. La cafetería cuenta con tres salas y media repletas de mesas y sillas. Está muy bien decorada, como si fuese la selva amazónica o una jungla, lo que le da un toque muy tropical. No hay cuadros en las paredes, sino peceras; tampoco hay jarrones con flores, sino animales sobre las mesas, bajo las mesas, entre las mesas y cerca de las mesas. Todos con más extremidades que tú. En primer lugar, os hablaré de algunas características del sitio:

  1. No se vende alcohol y está prohibido fumar. Pero no echaréis de menos el alcohol cuando la compañía es tan genial. Y el chocolate caliente está buenísimo.
  2. El lugar siempre está lleno, así que aseguraos un sitio y reservad mesa a tiempo en su página web.
  3. No recomiendo visitar Zoo Café a partir de las 8 de la tarde, ya que los animales están cansados y no tienen tanta energía como para ser el centro de atención.

Y ahora viene lo divertido. ¿Qué queréis que "os sirvan"? Un gato enorme, un conejo, un erizo, un hámster, una cobaya, una chinchilla, un geco, una serpiente, un loro, un camaleón...? El camarero os traerá un animal con vuestras bebidas y os contará los datos más importantes sobre cómo tratar a cada animal, aunque solo sea la información básica para evitar daños o problemas. Desde ese momento, tenéis tanto tiempo como queráis para jugar, acariciarlos, abrazarlos y hacerles fotos (sin flash). Podéis intercambiar animales con la gente de otras mesas, darles el animal que tengáis a vuestros vecinos y así poder jugar con algo diferente.

teatime-kameleons-a601ad50d0d7ffd92f1df2

Por supuesto, hay animales con más libertad y carácter, como los enormes gatos, que no están demasiado interesados en los visitantes y prefieren dormir la siesta en lugar de entretenerles. Pero no hay de qué preocuparse. No os aburriréis porque hay muchísima variedad y siempre hay algún animal disponible para sorprenderos.

teatime-kameleons-1cb10681315a0df50c35b2

Sed inteligentes y respetad a los animales si queréis disfrutar de vuestro rato allí.

P. D. Siento la calidad de las fotos, no soy fotógrafa profesional.

Muchas gracias por leerme, Bis später, Dóra

(Si queréis leer más publicaciones mías, haced clic aquí).

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Zoo Café? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!