Parlamento de Budapest | Qué ver en Budapest

Parlamento de Budapest


  - 1 opiniones

Parlamento de Budapest

Publicado por Patricia Saiz Díaz

Parlamento de Budapest

El edificio del Parlamento de Budapest es sin duda la joya húngara más renombrada de todo el país. Llevaba varios años deseando visitar la ciudad solo para admirar su belleza y desde luego no me defraudó, al contrario, considero que es uno de los monumentos que más me han impactado de los que he visto hasta el momento en Europa.

Lo contemplé por primera vez desde la parte de Buda, la colina del castillo, o más concretamente, desde el Bastión de los Pescadores. Era un día bastante nublado y lamentablemente con niebla, por lo que las vistas no eran todo lo maravillosas que podían haber sido en un día soleado, pero desde luego nada menguó la belleza del Parlamento a la otra orilla del río.

Parlamento de Budapest

Horas más tarde, cuando terminamos nuestra visita por Buda, nos trasladamos hasta Pest y en esta parte de la ciudad el Parlamento fue nuestra primera visita. Atravesamos el Puente de las Cadenas Széchenyi y tomamos el tranvía ya que estaba comenzando a llover y no queríamos mojarnos. Apenas tardamos 5 minutos y dos paradas hasta llegar a la plaza en la que se alza tal gigante arquitectónico a orillas del Danubio, bajándonos en la parada de metro que tiene el mismo nombre que la plaza: Kossuth Lajos tér, nombre del Presidente de Hungría en 1849. Este personaje que cumplió las funciones de abogado, periodista y político fue ampliamente homenajeado durante su vida, incluso en los Estados Unidos, como un luchador por la libertad y un referente de la democracia en Europa. Su monumento, así como un monumento conmemorativo de la Revolución Húngara de 1956 pueden verse en frente del edificio del Parlamento.

Parlamento de Budapest

El edificio en sí es un magnífico ejemplo de la arquitectura neogótica (aunque mostrando elementos renacentistas y barrocos también), tiene más de 100 años de antigüedad. En la década de 1880 se llevó a cabo una licitación pública para el diseño del edificio del Parlamento. La construcción basada en el plan ganador se inició en 1885 y el edificio fue inaugurado en el 1000 aniversario de Hungría en 1896, y pero no fue hasta 1902 cuando se terminó completamente por el arquitecto arquitecto Imre Steindl. En la plaza también encontramos otros dos espectaculares edificios, ambos orientados hacia el Parlamento pero sin lograr hacerle sombra, se trata del Museo de Etnografía y el otro es el Ministerio de Agricultura. El edificio del Parlamento de Budapest es el tercer mayor parlamento en el mundo, por detrás del Parlamento de Rumanía y el Parlamento de Argentina. Cuenta con 691 habitaciones, 268 metros de longitud y 118 metros de anchura y 96 de altura, misma que la Basílica de San Esteban, en el centro de Budapest. Durante la etapa comunista, se colocó una gran estrella roja en la torre central, por encima de la cúpula, pero después de la caída del regimen comunista, se retiró la estrella. Las paredes son de un material de piedra caliza, pero debido al constante mal tiempo de Hungría, esta cada vez se desgasta más y son necesarias tareas de restauración muy frecuentemente.

El Parlamento es simétrico en las alas este y oeste (la cámara alta y la cámara baja) y actualmente solo está en uso la cámara baja ya que el Senado fue abolido. 40 millones de ladrillos fueron necesarios para su construcción.

Parlamento de Budapest

En cuanto al sistema político de Hungría, se compone de una república parlamentaria. Su legislatura es la unicameral Asamblea Nacional, que cuenta con 386 representantes, elegidos para un mandato de cuatro años. El sistema de elección se dice que es uno de los más complicados de Europa. La mitad de los representantes son elegidos en circunscripciones de un solo escaño y la otra mitad de los parlamentarios se eligen en las listas partidarias. El primer ministro es elegido por mayoría de votos de los miembros del parlamento. El Presidente de la República, elegido para un mandato de cinco años, tiene más una función de actor de ceremonios. Técnicamente él es el comandante en jefe de las fuerzas armadas y nombra al primer ministro.

Parlamento de Budapest

Existen visitas guiadas por el interior, por supuesto yo la aproveché ya que el precio no es caro y me habían dicho que merecía muchísimo la pena: 2000 HUF, unos 6. 50€ para los miembros de la Unión Europea. Las visitas aún así están solo disponibles cuando no hay sesión de la Asamblea Nacional. El itinerario dura entre 50 minutos y una hora y está disponible también en varios idiomas, nosotros lo tomamos en español para no perder detalle de lo que nos contaban. Debimos pasar antes de comenzar la visita un control de seguridad como el de los aeropuertos. Durante la visita se ven varias partes del Parlamento: la antigua Casa de los Lores, las joyas de corona húngara, la escalera principal de entrada y pasillos y la parte del Senado que es la que ya está en desuso. Y como las alas son simétricas según mencioné anteriormente, debemos imaginarnos que las mismas estancias se encuentran también en la otra parte.

La parte que más me llamó la atención fue la decoración del hueco de la escalera principal, con tres largas alfombras rojas, las lámparas, columnas, arcos y la decoración el techo, todo bañado en oro que nos daba una idea del lujo que se encerraba entre todas esas paredes.

Parlamento de Budapest

Otro de los indispensables fueron las joyas de la corona de Hungría que se disponen en la Sala de la Cúpula, nos contaron la historia de como fueron perdidas y robadas en numerosas ocaciones. Lamentablemente esta es la única sola donde no se pueden sacar fotografías. Después de la Segunda Guerra Mundial fueron transportadas a Europa Occidental y finalmente otorgadas al ejército estadounidense para el depósito de la Unión Soviética. Durante gran parte de la Guerra Fría, las joyas se custodiaron en el Bullion Depository de Estados Unidos, en Fort Knox, Kentucky, al igual que una enorme parte de las reservas de oro del gigante americano. Finalmente fueron devueltas a Hungría bajo de la presidencia de Jimmy Carter en 1978. Las joyas están custodiadas hoy en día por dos soldados que giran en círculo alrededor cada 15 minutos y cambian de relevo cada hora aproximadamente. Tuve el placer de asistir al cambio y la verdad que me sentí en tiempos de la Segunda Guerra Mundial al escucharles pronunciar palabras en húngaro intraducibles. En esta sala también se exponen diversas estatuas de los Reyes de Hungría, presididas por la de San Esteban, el primer rey de Hungría.

Parlamento de Budapest

Y por último, la Antigua Cámara Alta me impactó por su reducido tamaño, al pensar en ella me podía imaginar algo de un tamaño colosal como el hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas pero nada que ver, es una pequeña sala con las mesas puestas en orden para los senadores y cuatro banderas hùngaras colocadas a los dos lados del atril principal, la altura de la sala tampoco es muy alta.

Parlamento de Budapest

Por último, de camino a la salida nos dejaron unos minutos en una sala de exposiciones en la cual se mostraban fotografías de la construcción del Parlamento así como de las tareas de renovación y una maqueta que muestra la majestuosidad del edificio.

Parlamento de Budapest

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Parlamento de Budapest? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!