U vejvodu | Dónde comer en Praga

U vejvodu


  - 1 opiniones

Cervecería típica de Praga

Publicado por Marina Mulero

En mis múltiples visitas a Praga hay un sitio que jamás falla: La cervecería U Vedjovú.

Es una cervecería-restaurante muy céntrico, que es la típica cantina checa con grifos y decoración antigua. Puedes ir a comer o a tomarte unas cañas o pintas, la verdad es que el menú es muy extenso. Al entrar tienes unas cuantas mesas, pero que no te confunda: hay piso de abajo, y en este, tiene un piso superior al que sólo accedes desde el mismo. Es un sitio muy grande donde normalmente siempre tienes sitio, no hay problema con juntar mesas si vas con mucha gente, o arrinconarte en una esquinita si buscas algo más privado con tu pareja.

OJO: Saben como engañarte. En la mayoría de las mesas tienes unas pequeñas perchitas con lacitos de pan y sal, típico pretzel pero más crujiente y tostado. También puedes encontrar frutos secos, normalmente cacahuetes o nueces. No son gratis, al irte los verás incluídos en tu cuenta, y la verdad es que no son nada baratos.

En pasadas ocasiones, en el bar se podía fumar dentro. Había una nube de humo que te impedía ver el piso superior, pero en la actualidad lo han prohibido. Había una zona habilitada para fumar, pero no es la común. Se que a mucha gente le puede molestar esto, pero personalmente al igual que muchxs fumadorxs que conozco, es mejor para todxs. Evitas olor en el pelo, ropa y que gente que no tolera el humo se vea obligada a irse. Es mejor salir a tomar el aire, aunque haga frío , que molestar a la gran mayoría.

En el menú tienes todo tipo de cerveza: desde más rubia, tipo pilsner, a la más oscura o con más graduación. La primera vez que vine a República Checa descubrí la cerveza, y como quien dice, no he podido parar. La Pilsner Urquell es mi cerveza favorita, seguida por la Dark Master Beer (una cerveza más negra y densa, con la que hay que tener especial cuidado ya que tiene una graduación cuatro veces mayor a la que solemos beber) así como la Radegast, aunque no es tan típica como la Kozel por Praga.

No es caro, está dentro del precio habitual en el casco histórico de Praga: la pinta ronda las 45 coronas, así como si pides algo más especial como puede ser la Dark Master Beer se sube a los 60. Las copas, vinos y chupitos se salen de precio a mi parecer, ya que para la cantidad de alcohol que echan, merece la pena pedir una pinta. Para la gente celíaca no tienen ningún tipo de cerveza, de hecho me parecieron bastante bordes cuando lo preguntamos, cosa que no me parece una locura.

Los camareros están siempre rondando, y hay algunxs más agradables que otrxs. En general, están muy acostumbrados al turismo y a la masificación, por lo que hay veces que son un poco bordes o secos, sobremarcando la propina o cosas así.

Para cenar, pedimos un sandwich de queso que resultó tener de todo con un tranchete de queso, pero con pan de pepitas de girasol y salsa de mostaza por todo el sandwich. También pedimos un queso típico de Praga, que venía acompañado de rúcula y mermelada de arándanos y una cestita de pan que no dudamos en utilziar para untar el queso y la mermelada. Por último, también pedimos una salchicha, que a mi parecer tenía más pinta de chorizo a la sidra que otra cosa, que venía acompañada de mostaza y rábano picante. En cuanto a los alérgenos, vienen todos marcados en el menú, aunque inspira poca confianza cuando preguntas al servicio y no saben qué son los alérgenos. Hablan bien inglés, aunque he de reconocer que el tema alérgenos ya hemos aprendido a decirlo y escribirlo en checo por si se da la ocasión en la que no entienden bien el inglés. En esta situación, los camareros no sabían muy bien que era el gluten, pero en la lista de alérgenos vimos qué tenía cada cosa, así que decidimos remarcarlo a la hora de pedirlo y cruzar los dedos por que realmente cumpliesen los requisitos. He de decir que fue un éxito, todo estaba muy controlado hablando del tema alimenticio o de beber.

La verdad es que es un sitio algo turístico y algo caro, aunque poco conocido la verdad. Puedes ir a cenar, aunque es algo caro, pero si lo acompañas con una buena cerveza y mejor compañía, no hay nada mejor que hacer un sábado o viernes noche en Praga.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces U vejvodu? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!