Quartieri Porta Nuova - Porta Garibaldi - Isola - Milán - Italia


  - 1 opiniones

La recalificación neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Parte 1

"El centro de negocios" no es exactamente el nombre pegadizo que viene en mente cuando se habla de un lugar popular en Milán... Los oriundos de Milán sí lo reconocerán, ¡pero seguramente un turista no! De nuevo, solo es un nombre por asociación lógica de palabras; para ser más claro, alberga el Distrito Comercial de la ciudad.

De una manera un tanto curiosa, ha sido únicamente en los últimos años que la ciudad se ha revestido de una vibra futurista y llena de vida que hoy día marca significativamente el paisaje de Milán. Debido a sus extraordinarios edificios, sean oficinas o centros residenciales, equipados con tiendas, centros culturales y de exposicines, y bellos pasajes peatonales, El centro de negocios se ha convertido en un deslumbrante e inspirador lugar donde ir en la ciudad.

the-neoteric-requalification-centro-dire

El horizonte de Milán, visto desde el Duomo. (Fotografía tomada en febrero del 2018)

Lo que lo hace mi lugar más preciado de Milán, además de ser una representación vívida de modernismo y diseño creativo en la ciudad, es el hecho de que detrás de su desarrollo se encuentra una muy interesante narrativa. Lo encuentro bastante fascinante, para ser sincera, porque nos da un grandioso ejemplo de remontarse al pasado para lograr el entendimiento de cómo una ciudad se transforma y evoluciona a través del tiempo hasta llegar a este siglo XXI...

Un poco de historia...

Al nombre de "Centro de negocios" se le atribuyó en los 50 para describir un nuevo barrio proyectado para dirigir el centro de la ciudad hacia la retaguardia milanesa noroeste (en conexión con el resto de Lombardia), en donde las actividades comerciales y de terceros se situarían en su lugar, con la intención de reducir el tráfico y mejorar la organización y regulación generales de la ciudad. Para apoyar la pesada faena diaria, el programa Milanés de 1953 estuvo enfocado en alteraciones considerables de las infraestructuras de transporte en la zona, junto con la construcción de edificios de oficinas contemporáneos.

Pero, ¿de qué zona estoy hablando? Antes de explorar esta pregunta es importante mencionar un poco de contexto histórico relacionado con el crecimiento de Milán. Como la mayoría de la ciudades europeas, luego de sus épocas de esplendor, fue conquistada por el Imperio Romano ( en el 222 a. C. ) y expandida en medio de muros. Los muros romanos de entonces llamados Mediolanum, delimitaban lo que es hoy bien conocido como el casco histórico de Milán, paradojicamente rodeando a la mucho más reciente Plaza del Duomo (considerando que su famosa catedral neogótica gigante "Santa Maria de los nacientes" comenzó su construcción a penas en el siglo XIV).

Dentro de esos muros estaban unas cuantas puertas de ciudad principales con nombres en latín en su mayoría acordes a los lugares donde daban. Pasando por la Edad Media, y luego el Renacimiento, en el cual Milán sufrió dominio español, dos nuevos juegos de muros fueron respectivamente construidos, a la par que la ciudad crecía alrededor de un mismo punto central, junto con las ex-nuevas puertas principal y secundaria. Como consecuencia natural, la mayor parte de las construcciones originales fueron progresivamente demolidas, pero aún hoy podemos ver algunos restos característicos por Milán.

Las seis puertas principales del periodo español fueron reconstruidas en el temprano siglo XIX con fines ornamentales (sepultando de esta manera su asociación militar anterior), así como también una nueva fue construida comprendiendo el "Arco de Paz" con sello neoclásico, cuando Milán se convirtió en la capital del Reino napoleónico italiano. La importancia de estas re-erigidas puertas, no solo como punto de referencia para los barrios cercanos, sino con su sentido original de marcar los diferentes accesos a la ciudad, continuó, pasando por la revolución industrial de mitad del siglo, con la implementación en las vecindades de la creación de ferrocarriles, tomando las estaciones sus correspondientes nombres y convirtiéndose en importantes sellos distintivos de la ciudad.

Durante este periodo, curiosamente, prorrumpió el movimiento político, cultural y social -Risorgimento- que llevó a la unificacion de Italia y la proclamación del Reino Italiano en 1861, y muchas de las puertas de la ciudad fueron rebautizadas, mientras otras cuatro nuevas fueron abiertas para favorecer el crecimiento del comercio y el tráfico en Milán. De aquí hasta llegar a la primera mitad del siglo XX, los muros y baluartes españoles fueron destruidos, y un número de puertas (no todas) se perdieron debido a los sucesivos re-diseños de la ciudad enmarcados en los planes de regulación para la expansión urbana, los cuales tuvieron un salto en 1889 con el llamado "Plan Beruto".

Tras estos hechos interesantes, logra entenderse el "despliegue en anillos" de las calles de Milán, dándonos la idea respecto a donde el "Centro de Negocios" fue proyectándose con el tiempo: desde las afueras en el noroeste de los pasados muros españoles - "Carretera de circunvalación interior" - donde dos de las principales puertas de la ciudad, esto es, "Puerta Nueva" y "Puerta Garibaldi" ("Puerta Comasina") estuvieron y aún están localizadas; hacia el sector de Isola, que en aquella época estaba física y conductualmente separada del resto de la ciudad por ferrocarriles.

La re calificación de neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Pt 1

Mapa de Milán en 1911 - Plan general para la regulación del desarrollo urbanístico desde las afueras de los muros españoles, que marca la dirección para el futuro "Centro de Negocios". (Adaptado) Fuente

Volviendo al asunto de los ferrocarriles, entrado el siglo XX eran simplemente insuficientes o inadecuados para el creciente número de viajeros que entraban y salían de Milán. "La estación Central", que ya había sido construida en 1864 como intermedio del tráfico entre las antiguas estaciones de "Puerta nueva" ( Conexión con Monza y Como) y "Puerta de la Victoria" ("Puerta Tosa") (Conexión con Treviglio y Venezia), reemplazándolas a ambas a la vez que permitía la conexión entre todas las lineas circundantes de Milán, tuvo que ser significativamente reestructurada y re-localizada para ajustarse a las nuevas demandas de la ciudad, teniendo su gran inauguración en la década de los años 30.

No obstante, la sección oeste de la vieja estación central, que operaba las vías del segmento que conecta Milán con Varese (que trabajaba con el sistema eléctrico de tercer riel) y asociada a las vías del patio de ferrocarril Farini, se mantuvo en funciones y se renombró "Estación de Puerta Nueva de Milán. Para los milaneses de aquel tiempo, esta modesta estación que conservó su propósito de servir a los destinos de días festivos en las cercanías de Varese, representó el ocio del verano y una escapatoria del ajetreo de la ciudad y, en cierto sentido, de la guerra (a la que Italia entró en 1940 y en la cual jugó un papel como parte del poder del Eje). Por lo tanto, los vecindarios cercanos a la "Estación Varese" (como se le llamó coloquialmente) adquirieron un ambiente muy particular en la década de los 30-40, notablemente recordados todavía como una parte del 'Viejo Milán' (Vecchia Milano).

Fue alrededor de esta nostálgica y muy escasamente utilizada área que el "Centro de Negocios" fue concebido más tarde en los 50 para, una vez más, reajustar la ciudad acorde a sus necesidades. En consecuencia, para más que nunca situar el creciente tráfico y la actividad comercial lejos del centro, dentro de un más vasto y desocupado distrito noroeste, una nueva punta de la ciudad emergió desde una raya cerca de "Puerta Garibaldi", fijada a la construcción de otra gran estación de ferrocarril que proveería de mejores conexiones a las líneas suburbanas y regionales desde la retaguardia y, por lo tanto, interconexión más rápida y eficiente de la ciudad.

La re calificación de neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Pt 1

Plan milanés de 1953 - líneas marcadas en relación al "Centro de Negocios": Las vías de ferrocarril en medio de los vecindarios. (Adaptado) Fuente

Las obras de construcción de "La estación Puerta Garibaldi de Milán" fueron, de hecho, terminadas en los 60, y en consecuencia se ordenó el cierre de la vieja estación "Puerta Nueva". En aquel tiempo, una nueva linea del metro - linea verde M2 - se estaba construyendo para permitir el vínculo con la "Estación Central" y el resto de la ciudad, generando así un flujo deslocalizado de la clase trabajadora, siendo promovida por otros medios de transporte urbano relevantes en la zona tales como la red de tranvías, de la cual la linea 'Duomo-Porta Garibaldi' había sido pionera en el tardío siglo XIX.

Vale la pena mencionar que las estaciones de ferrocarril de "La Central de Milán" y "Puerta Garibaldi de Milán" siguen hoy en día entre las más importantes y ajetreadas, no solo de Milán, sino de toda Italia, con ingresos continuos a base de 145 millones de pasajeros aproximadamente cada año y una variedad de servicios ofrecidos.

A pesar de que en teoría la idea parecía grandiosa y tuvo relativo éxito en sus intervenciones principales del transporte, la propuesta del "Centro de Negocios" enfrentó muchos problemas prácticos durante las décadas de los 60 y 70, altamente derivados de la ausencia de medidas métricas definidas, dirigido esto a evitar la tercerización del centro, así como del impacto físico, social y ambiental producido por el desmantelamiento de la estación "Puerta Nueva" y la molesta demolición de cuadras enteras y aquellos sectores que formaban parte del distrito concebido por el plan. Por ejemplo: la casi destrucción del histórico 'Corso Como' y sus puentes peatonales sobre las vías de ferrocarril de 'Via Borsieri' en Isola; el cubrimiento del canal acuático artificial de la "Nave Martesana" en 'Vias Melchiorre Gioia'; la desocupación de la zona de 'Le Varesine' a lo largo de la nueva 'Viale della Liberazione'.

De hecho, el proyecto resultó ser demasiado ambicioso e insostenible para aquel momento, con algunas de sus aristas nunca llevadas a cabo, como es el caso de la idea de dos arterias viales de intersección norte-sur, una de las cuales atravesaría Isola y pasaría sobre "La Estación Garibaldi" para pasar por "El Arco de Paz". Lo que quedó de esa perversa idea fue un viaducto masivo que conecta Isola con "Puerta Garibaldi" (Cavalcavia bussa, llamado así por un sacerdote de Isola que se opuso al proyecto), el cual sufrió un estado de abandono y deterioro similar a la parte septentrional de 'Corso Como', potenciando la impresión poco atractiva de desolación industrial de Isola.

La re calificación de neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Pt 1

Construcción de 'Calcavia bussa' a finales de los 50, sobre los futuros ferrocarriles para la "Estación Garibaldi", con la torre Breda (el rascacielos más alto del momento en Milán) en la distancia. Fuente

Permaneciendo sin construir y desolado en muchas zonas, como bien ilustra 'Le Varesine', y con solo algunos rascacielos efectivamente erigidos mientras tanto, y viéndose bastante desarticulado en el escenario prevaleciente, el "Centro de Negocios" tuvo su fracaso decretado en 1978 cuando las autoridades de la ciudad bloquearon formalmente posteriores destripamientos alrededor de la zona, debido a una fuerte hostilidad por parte de los residentes y el costo injustificable de las expropiaciones.

El concepto original resultó ser un desastre urbanístico total, dejando al distrito muy desorganizado y con construcciones fuera de contexto, y con una calidad arquitectónica cuestionable, estancada en el estilo del Racionalismo Italiano.

La re calificación de neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Pt 1

Imagen de Milán en los 60 desde 'ex-Varesine' - El "icónico primer" rascacielos: Torre Galfa (en frente), Pirellone (atrás) (que fue el rascacielos más alto de Milán hasta 2010) y Torre 'Servizi tecnici comunali' (izquierda). Fuente

En la época que el "Centro de Negocios" fue declarado de interés general, la zona de 'ex-Varesine' obtuvo temporalmente el Parque de Diversiones y hospedaría por un tiempo al circo itinerante llegado a la ciudad. Durante todo el periodo entre los 70 y 90, hubo un renacer de la tradición de ocio (teniendo en cuenta el hecho de que el área parecía como si una pieza de la provincia occidental hubiese sido traída de nuevo a la ciudad), lo que causó una infancia divertida para muchos milaneses.

La re calificación de neotérica del Centro de Negocios como horizonte de Milán - Pt 1

'Ex-Varesine' en la década de los 70, mostrando el Parque Luna en el fondo. Fuente

A pesar del ingenio melancólico que desprendía la zona (que yo relaciono profundamente al recordar el ambiente análogo del parque de diversiones en Lisboa), 'Le Varesine', junto con el resto del "Centro de Negocios", tenía todavía que limpiar su perseverante apariencia lúgubre, la sensación de inseguridad y la evocación del 'lo que pudo haber sido'...

¿Quieres saber más sobre cómo continúa la historia del "centro de Negocios" y como se ve hoy en día? ¡Mantente al tanto de la parte 2 de este artículo!

Todo el fundamento histórico estuvo cuidadosamente investigado en numerosas páginas web italianas, con artículos referentes al contenido tratado y con información fiable proveniente de los archivos de la ciudad.

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Quartieri Porta Nuova - Porta Garibaldi - Isola - Milán - Italia? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!