Advertise here

Graffitis en Spuistraat, Amsterdam


  - 1 opiniones

Graffitis en Spuistraat, Amsterdam

Publicado por Patricia Saiz Díaz — hace 4 años

graffitis-spuistraat-amsterdam-ede20235e

Spuistraat es una calle pintoresca en el centro de Amsterdam, que conecta Hekelveld y la conocida Plaza Spui. Spuistraat era originalmente el foso Nieuwezijds Achterburgwal. Este fue afectado en 1967, cuando recibió su nombre actual.

Spuistraat es el hogar de varios edificios históricos, como el Dominicuskerk, el edificio de estilo Art Nouveau de la panadería DC Stähle, y muchos otros. En varios edificios de la calle hay grandes murales con pintadas artísticas y graffitis.

De hecho, la calle está casi totalmente cubierta de arte. Si pasáis por la zona merece la pena pararse para admirar y contemplar los edificios y murales. Existe un 'Street Art Amsterdam' tour que sale de la estación central, dura 3 horas y cuesta 10€.

Algunos de los artistas que han pintado estos graffitis han sido: C215, Alice Pasquini, Space Invader, Stinkfish, The London Police, Inkie, Icy & Sot, Bustart, Zaira y FAKE.

Gran parte de esta actividad realizada en su mayor parte por gente joven está estrechamente relacionada con algunos tipos de música como Hip Hop, algunas disciplinas deportivas como patinaje y ciclismo, y videojuegos.

Existen ahora varios graffiteros en Amsterdam como en Estados Unidos.

graffitis-spuistraat-amsterdam-90ba3bcb7

Los artistas del graffiti se llamaban a sí mismos escritores o bombarderos. Según los reglamentos, un artista de graffiti tiene que pagar por los daños causados por la pintura. Dado que el coste básico de una sencilla limpieza de graffiti es de 150 € por metro cuadrado, mientras que la limpieza de la superficie de la piedra más grande de la pared puede ir a cientos de miles de euros, muy pocos artistas callejeros se lo pueden permitir. Cuando se detecta, los grafiteros suelen ser detenidos por una noche, pero pueden ser mantenidos en detención hasta tres días y seis horas. Los jueces son indulgentes sólo en la primera aprehensión, por lo general imponen al delincuente una pequeña multa por vandalismo y una tarea de limpieza. Cuando se detecta, por segunda vez, se puede terminar en la cárcel y pagar una gran multa por los daños. Es por eso que muchos de los casos de graffiti terminan en un asentamiento, donde los artistas de graffiti pagan y cooperan en la eliminación de las pinturas, con un 10% de pago de las indemnizaciones pagadas a la corte. No es extraño que la mayoría de las pintadas aparezcan en casas puertas, portones y cercas.

En Amsterdam se ha tratado de despenalizar la totalidad de la actividad mediante la creación de oportunidades legales y lugares para pintar, mediante la promoción de los pintores de graffiti aceptados por la sociedad, mediante el patrocinio de ellos, dándoles comisiones para decorar, promoviendo exposiciones y finalmente la compra de las obras más interesantes en los museos. Los últimos años varios museos de renombre como el Brabantsmuseum en Hertogenbosch y Kröller-Müller Museum de Otterlo han exhibido obras de graffiti.

graffitis-spuistraat-amsterdam-fd6a2801b

Algunos de los artistas tienen sus sitios web personales, y la mejor forma de estar en contacto con la gente de estos círculos en Amsterdam es visitar Henxs Henxs, una pequeña tienda con pinturas de aerosol, y un equipo de protección de dos tipos: máscaras para no respirar el polvo de la pintura y pasamontañas para no ser reconocido fácilmente por la policía en las cámaras de seguridad. La tienda se encuentra cerca de la Plaza Waterloo y la casa de Rembrandt, y su dirección es Henxs Henxs, St Antoniesbreestraat 136, 1011HB.

En abril de 2007, el alcalde de Amsterdam, Job Cohen, participó en la pintura de un gran graffiti, durante un evento organizado por la ciudad.

Otra de las cosas curiosas de esta calle son los graffitis en las casas okupas de Amsterdam. El movimiento okupa ha llegado a ser legal en la capital holandesa si se siguen ciertas normas desde el 2010, sin embargo la okupación ilegal en Holanda ya existía desde los años 40. Estos grupos tienen 'sindicatos de okupas' que se organizan por barrios y zonas, los llamados 'kraakspeekuur' y se alojan en edificios públicos que están deshabitados. Las organizaciones ayudan con la movilización de gente para que esté presente cuando la casa vaya a ser okupada. También en ellas deciden quien será el primero en romper la puerta y hablará con las autoridades, quienes son previamente alertadas para que no pongan problemas. Para la ocupación es necesario y obligatorio contar con un mínimo de inmobiliario para demostrar que es legal, como alguna silla, mesa o cama, así como cambiar la cerradura. Muchas de estas casas se reconocen por los gigantes graffitis que cubren completamente sus fachadas.

graffitis-spuistraat-amsterdam-5980f8317

graffitis-spuistraat-amsterdam-f7c48ed40

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Graffitis en Spuistraat, Amsterdam? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...