Advertise here

Ópera Estatal de Viena


  - 1 opiniones

Impresionante por fuera y por dentro

Traducido por Belén Urrea Carbonell — hace 9 meses

Texto original de Martha S

En la vida, hay ciertas cosas que no se pueden hacer. Una de ellas es visitar Viena y no ver su increíble Ópera Estatal. Yo tuve suerte de poder visitar Viena en Navidad, ya que esta ciudad tiene el espíritu navideño con el que todo el mundo sueña. Además, hicimos una visita guiada, que es una opción bastante buena para poder conocer cosas que no están en las guías de viaje.

Comenzamos nuestra visita muy cerca de la Ópera de Viena y como fue el primer lugar que visitamos, es del que más cosas recuerdo, ya que mi cerebro tenía espacio de sobra para albergar información. Una de las cosas que recuerdo es que esta ópera es la más importante no solo de Europa sino del mundo entero.

Impresionante por fuera y por dentro

La Ópera de Viena alberga actualmente muy pocos conciertos, por lo que tenéis que comprar las entradas con varios meses de antelación. Las entradas para los conciertos menos conocidos pueden costar, como mínimo, veintipico euros, mientras que el precio mínimo para los conciertos de los artistas más famosos es de ciento cincuenta euros.

Por desgracia, solo pudimos ver el exterior del edificio, pero aun así me quedé con ganas de volver otro día. La primera cosa que veréis fuera es la estatua de un conejo rosa. El color del conejo sobresale por encima del edificio de la ópera, pero nos sirvió como punto de encuentro antes de volver a casa.

Impresionante por fuera y por dentro

Después de ver la Ópera de Viena con mis propios ojos, añadí otra cosa a mi lista de cosas que hacer antes de morir: asistir a un concierto de ópera allí. No me imagino lo majestuoso que tiene que ser por dentro. Algunas veces al año, hacen un día de puertas abiertas, así que si estáis allí ese día, no dudéis en ir. Nuestro guía nos dijo que merece totalmente la pena visitarla porque enseñan todas las salas que hay, los instrumentos, el vestuario que se ponen, etc. Fue una pena que el día de puertas abiertas no coincidiera con nuestra visita, pero me prometí a mí misma que volvería a Viena en uno de esos días para visitar la ópera.

Consejo: en su página web, podréis hacer un tour virtual por el edificio, pero desde luego, no es lo mismo que verlo con vuestros propios ojos.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Ópera Estatal de Viena? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...