Advertise here

Kudeta


  - 1 opiniones

Kudeta 2º parte

Publicado por Antonio Valle Padilla — hace 4 años

Y ya que no pude subirlo todo a la vez anteriormente, debido supongo a limitaciones de caracteres por artículo, aquí seguimos con la segunda parte, en cuanto a la primera os dejo aquí el enlace.

3º- Precio: como luego ampliaré en el apartado correspondiente, el precio por todo lo que te ofrece podríamos llegar a pensar que no debe bajar de 15 euros, pero no es cierto, y es que si el normal genérico es ocho con una copa; lo cierto es que no son pocas las veces que con los flyers se te queda en tan solo seis euros, por lo que si encima vendes la copa en cuestión dentro, te costará casi nada el haber entrado a la que para mí es la mejor con diferencia discoteca de Sevilla.

4º- Tarima: no puede faltar una de ellas para hacer bailar a los que nunca lo hacen o simplemente usarla para vigilar a la persona que te guste (vigilar ha sonado un poco a “violador”, y es que quería decir, contemplar aquella persona que tanto te gusta y que hace palpitar tu corazón cada vez que baila un poco o tan solo te mira o se echa el pelo hacia atrás). Recuerda grabar los vídeos que antes mencioné, porque si el personaje que se sube es lo suficientemente distinto a otro de la categoría, lo mismo en YouTube incluso te forras (probabilidad baja, tampoco vayáis allí con esa intención porque lo más probable es que os llevéis un buen chasco). Decir que aunque no sea muy grande, he llegado a ver allí arriba fácilmente a 9 personas, que sigo replanteándome cómo puede ser posible siendo un cuadrado que incluso tú solo bailando, tendrás problemas por no caerta, resbalar o salirte directamente de allí. Eso sí, que nadie quiera batir el récord, porque estar allí totalmente aplastados solo por hacer el “gilipollas” (no encuentro mejor palabra que defina todo esto), es de una persona que se define al estilo RAE de la misma manera que esa otra palabra ya puesta entre comillas.

5º- Todo el mundo va perfectamente arreglado: lo que puede ser bueno en la mayoría de los casos, pero también malo si eres de los que se nubla rápidamente con las personas del otro género (o del mismo en el caso de ser homosexual claro está). Y es que no cabe dubitación con lo ya comentado, de que ahora a tus compañeros de toda la vida, los verás más atractivos. También todas aquellas personas en general que se encuentran allí y no conoces aún; por lo que imagina que acabas con alguien en su casa o en la tuya (tampoco vamos a discriminar), y cuando te despiertas y ves a esa persona a tu lado, no es lo que parecía la noche anterior ni por asomo, con una fatiga brutal que recorre tu cuerpo y que ahora debe dar explicaciones del porqué ha hecho lo que hizo (y que mejor que no se acuerde). Ante estos casos, lo mejor es superarlo lo antes posible, ponerle cara al asunto y si estás en la casa de la otra persona, tirar la bomba de humo cuanto antes; y si por contra es la tuya, pues que nadie se entere y fin (aunque yo siempre seré del que cuente las historias, para que otros también las cuenten y nos podamos reír al día siguiente mientras nos tomamos algo).

Las 6 son 9, los 7 son 9,5 y a partir del 8, encontramos a la persona perfecta que quizás incluso nos haga enamorarnos al instante ante tanta “nublaera” que tenemos en ese preciso instante. Incluso apruebas a las que normalmente están en negativo y los kilos de más son solo producto de tu imaginación. Cualquier excusa es buena al día siguiente para no tener simplemente que decir que lo hiciste, con todas las de la ley, porque te apetecía y punto. Todo tiene que ver con ese maquillaje tanto de hombre como de mujer y también con esa ropa sexy de ambos, que lo multiplica todo casi sin darnos cuenta (todo sea por seguir sumando, porque compartir es maravilloso).

6º- Cerca de numerosos lugares interesantes: ya sea para largarte a tu pueblo gracias a la Estación de Plaza de Armas; ya sea porque vienes de ver una buena película en el Centro Comercial del mismo nombre que la estación; ya sea porque sabes que te entrarán ganas de comer algo grasiento y con buen sabor como es una hamburguesita de un euro del Burger King; y ya sea por el hecho de que hay otros pubs cerca que te lo harán todo más simple por si quieres tirar la super bomba de humo un rato. Ninguna excusa vale para no acabar yendo a Kudeta cuando quieres diversión asegurada y pasarlo bien rodeado del máximo número de personas posible pero siempre con la idea de que tendrás el suficiente espacio como para poder bailar.

¿Cómo está normalmente el aforo?

kudeta-2-parte-2738eb446d66a030bb965fbb4



Digamos que a un 85%. Y no es que ello quiera decirnos que no se llena, sino que ellos saben perfectamente cómo dejarlo en cada momento para que no haya un rebote contrario a justo lo que se desea y es que vaya el máximo número de personas posible el máximo número de días. La clave es que si lo repletan hasta más allá de aforo máximo, (que es totalmente imposible de calcular, pero que seguro caben algunos miles de individuos allí metidos), no solo pueden ganarse una buena multa, que es mejor no pensar; sino que la gente se cansará de estar allí totalmente enlatada al más puro estilo Mae West en Granada los viernes y sábados (y es por ello que esos días no quiero ir allí ni en pintura, porque no merece la pena en absoluto).

Además, el que siempre veas desde fuera que la gente va moviéndose, entrando de un lado a otro, con dinamismo, con gente nueva y con fluidez, es punto positivo para la discoteca en el sentido de que nadie puede decir al pasar por allí, “esto está muerto”. Claro que habrá días que sí que lo esté, porque si hacen un macro fiestón en la antigua Goa, la mayoría de la gente tirará para allá ya sea a la discoteca que no es muy grande que digamos, o a la zona de botellón, que siempre está a reventar. Por lo que no lo tengamos mucho en cuenta, y por el contrario centrémonos en que el aforo de Kudeta es el perfecto para las grandes ocasiones, con espacio para bailar, pero con gente de sobra para poder haberte acercado a decenas de grupos para intentar ligar o tener una amistad, y que a pesar del rechazo, puedas irte al siguiente como si del primero se tratara. Nadie te conocerá de planta a planta si no das mucho el cante y ello es siempre punto positivo.

Y vale, que a muchas personas les gustará lo de estar más pegados, porque al final una parte estará en la terraza por el agobio, lo cual te abre puertas a entablar una conversación completa y no simplemente un ¿cómo te llamas? O un ¿cuántos años tienes? Y si metemos a los que les encanta el roce como el que no quiere la cosa, pues no hay nada mejor que estar totalmente enlatado para que parezca que no lo buscas, pero que surge sin más. A los hombres está claro que esas cosas les gustan, la pregunta es.... ¿qué piensan las mujeres? ¿Lo hacen también o son más recatadas?

Descripción de fondo (para qué, qué tiene, ofrece, objetivo yendo, etc)

Si ya he hablado de los baños, de los roperos, de los porteros, de todo lo que hay alrededor de la discoteca, también de la descripción física e incluso del perfil de la gente; lo único que puedo añadir al respecto sobre la descripción de fondo, es la música distinta que ponen en cada una de las plantas de la discoteca Kudeta, antigua Budha, en pleno centro de Sevilla.

  • Planta baja: en cuanto a la música de la planta baja, lo cierto es que la definición con respecto a que es un bar lounge chill out, es totalmente idónea, ya que es la planta en la que la gente irá y se quedará por la tarde antes de que abran las demás más allá de las 23 de la noche (lógico Antonio, si las demás plantas están cerradas, es normal que la baja sea en la que esté la gente). Con respecto a esta música, para todos los que se estén preguntan qué clase música es en sí la del lounge chill out, diré que es una especie de house pero con toques electrónicos potentes y pegadizos, para que no solo te relajes, sino que de vez en cuando te vengas arriba. Pueden ser típicas canciones de autores que ya conoces, pero que de esa manera jamás escuchaste. La clave del asunto, es parecer que la conoce el público, para que cuando menos se lo esperen, comience el remix que clave justo el estilo que buscamos, y la gente termine sorprendiéndose.

    Lo que de primeras parece que es algo difícil, no lo es cuando el Dj es profesional del asunto, y tocando donde debe de tocar en cada momento, lo único que consigue es encender a los del local en el momento justo, para que mientras unos se levantan de sus asientos para incluso bailar con música que parece inbailable, otros pidan una copa o chupito porque se han sumado a la fiesta. Al final, todos se sienten con otra energía, que es lo que están buscando desde la discoteca, para que todo marche a las mil maravillas.

    Aunque no lo pueda parecer, muchas son las personas que se quedan en esta planta durante toda la noche, solo porque por descarte o porque de verdad les convenza la música, es donde se sienten más cómodos. Y es que las otras dos plantas son de amor odio, o te gusta lo que ponen, o no querrás visitarla ni en pintura, y solo el hecho de tener que bajar o subir escaleras y poder escuchar un poco de este estilo que odiamos, ya nos da pereza, por lo que acabamos en la planta baja para ni siquiera subir en toda la noche.

    Comentar por otro lado, que cada una de las plantas de arriba se irá cerrando a medida que su aforo se vaya vaciando para no llegar al punto en el que ya no exista nadie ahí y siga abierta (mala imagen sin duda); por lo que la solución es sencilla, y es que primeramente cerrarán la tercera planta, para que el reducto que quedara pendiente se mueva hacia las dos de abajo y así sucesivamente, hasta que solo queden los últimos rezagados en la planta de abajo del todo, para disfrutar de las últimas canciones, que por cierto no están nada mal. Una vez llegados a este punto, la música será una mezcla de las tres plantas para que nadie se sienta discriminado, tirando más fuerte la música de la segunda planta, luego tercera y finalmente la de la planta baja en la que nos encontramos.

  • Planta media: en cuanto a esta segunda planta, la que la mayoría de la gente que va a Kudeta prefiere, no cabe otra que sea de música latina. Y es que cuando digo música latina, no es otra que la que más te hace bailar en cuanto comienzan unos acordes. Si “bailando” de Enrique Iglesias pegó en su momento fuerte, allí en aquella segunda planta, la podían poner cada media hora (mínimo y sin exagerar), por lo que junto con La Gozadera y varias del tipo, os podéis hacer una muy buena idea de qué os vais a encontrar si habéis llegado hasta allí. Parece que la gente enloquece, empiezan a mover las mujeres las caderas y a los hombres les sale esa sonrisilla picarona que significa claramente las ganas de ir “al ataque” con respecto a esas curvas que se mueven con actitud de continuar por mucho tiempo así.

    Obvio, la música de salsa y bachata está aquí incluída y no serán pocos los que se atrevan a coger a la chica más cercana para probar los pasos aprendido o directamente como pueda hacer yo, inventarme lo que salga en el momento solo para echar unas risas (unas risas dice el picarón jajaja). Es por todo esto, que lo mejor es ir con ropa lo más cómoda posible si lo que tienes pensado es bailar en esta planta y por supuesto quieres evitar que la chica al tocarte, se moje no de excitación, sino porque tú mismo estás sudando a chorreones. Para eso han inventado algunas camisas transpirables, aunque nunca llegarán a la capacidad de absorción de las que venden en el Decathlón (si eres capaz de entrar con una de esas camisetas allí dentro de Kudeta, ponme una prueba que la cumplo sí o sí porque te lo mereces seas quien seas).

    Recordad que hay tanta gente allí metida, que no serán pocos los momentos en los que decidas de irte a la terraza de fuera a coger aire y descansar un rato. Asi, cesarás con el sudor el tiempo suficiente como para reincorporarte luego con todas las energías posibles y las que están por venirte, porque de nuevo tarde o temprano, pondrán una de esas canciones por las que solo te queda bailar y que estás deseando en el fondo escuchar aunque no te termine de convencer (mucha lógica no tiene, pero es que los humanos somos así).

    En cuanto al perfil de la gente en esta planta, será sobre todo de españoles y sudamericanos con ganas de “saborear” los ritmos latinos que ofrece la sala. Si te ves por allí a un guiri estilo de Irlanda o Escocia, tranquilo que en breve se irán a la tercera planta o directamente a otra discoteca (no es por discriminar, pero la mayoría de ellos odia esta música).

  • Planta alta: llegamos a la última y llega esta vez sí el momento en el que explico el porqué de que sea mi planta favorita. Más allá de que tenga tarima (que todos sabemos que me encanta), más allá de que esté lleno de Erasmus (que ya sabemos que también me encantan), y más allá de que el verde sea mi color favorito (que ya sabemos que sí que lo es); la clave del asunto no podía ser otra que la música que allí te ponen y es que con una mezcla del mejor RnB moderno, el Hip-Hop que siempre hace mover a la gente (al menos a la gente que no odia este estilo de música), y si le metes algo de rap electrónico, con otro poquito de techno, y esas canciones modernas con un toque clave del Dj; pues no puedo negar lo evidente y es que me encante esa planta.

    Si le sumamos que ha habido veces que he subido con algún amigo y mirara por donde mirara, solo veía mujeres y que encima por ello, se te acercaban con ganas de marcha, pues todo hace completar el veredicto claro de que esa es mi planta, y si encima por ser la música típica de norteamérica, las mujeres de color siempre estarán en esa planta (y el que no sepa que me enamoro cada día de una mujer de color, ya lo sabe), lo cual hace que todo sea muy clave para quedarme con la siempre querida tercera planta. El rollo por tanto es distinto a las plantas de abajo con más postureo que otra cosa, mientras que aquí arriba del todo, es más de “tengo estilo” y mira como lo muestro. En las de abajo es más aparentar y aquí es más de ser natural y mostrar a todos los que allí estén que tú no eres alguien más y que se van a tener que fijar en ti. Incluso ha habido fiestas de Erasmus, en las que la tercera planta como es de suponer ha ganado a las otras solo por el hecho de que el porcentaje final de las personas que van, acaba mandando sobre otros asuntos menos importantes, y por ello he llegado a ver cómo la segunda planta está casi vacíoa y había una congregación de gente arriba qe asustaba y gustaba al mismo nivel.

¿Y si de dinero no ando muy bien? ¿Es el sitio adecuado?

Depende, porque si pensamos en el conjunto de lo que nos ofrece y es entrar a la que para mí es la mejor discoteca de Sevilla por tan solo 8 euros de media, es de lo más barato que puedes encontrarte, ya que aunque no quieras la copa, siempre puedes venderla fácilmente por al menos 5 euros o seis, y por tanto habrás terminado entrando por casi gratis a la misma.

Y sí claro, otras veces te costará 10 y otras 15 euros, pero es que lo lógico son los ocho euros anteriores que ya comenté y también hay veces que entras por 6 euros con flyer (lo cual no es demasiado difícil con la multitud de comerciales que tienen a todas horas trabajando), y si te lo curras lo suficiente como para traer a un número suficiente de personas, hasta gratis para ti y descuentos para los demás con hasta un chupito dentro gratuito. Al final todo dependerá de lo duro que sea el comercial, del aforo que se prevea y de lo duro que tú seas negociando para obtener lo mejor, al menor precio posible con la mayor disponibilidad en mente para que si no te salen bien las cosas por allí, te puedas largar a otro sitio con la certeza de que no te ha salido demasiado cara la broma. Confía, sé duro y ten claro lo que buscas en la negociación para poder encontrarlo.

En cuanto a lo que te pueden poner dentro, ten en cuenta que la copa te costará siete euros (siempre que no te pidas una marca de las denominadas “premium” al estilo Jack Daniels por ejemplo, que te costará al menos 8-9 euros en total), por lo que si bien te sirve para vender la que te dan más barata, resultará que tu cartera no tendrá el suficiente “cash” como para beberse muchas allí dentro (y casi que mejor así, porque al final para lo que te echan, que no es casi nada, ni merece la pena n ite va a subir nada estando como estás moviéndote de un lado para el otro toda la noche).

Si vas por la tarde, el café te valdrá 2 euros, por lo que no es barato, aunque era de esperar por el sitio en el que te encuentras. Los refrescos van por lo mismo y la cerveza dependiendo del día podrá costarte lo mismo o tan solo 1.50 euros, que por ser Kudeta, sí que estaría bien de precio la verdad. Los chupitos entran también por el mismo y los licores secos con hielo se van a los 5 euros en discoteca y 3 euros en zona de tarde. Porque hay que aclarar que eso de los refrescos a dos euros es solo durante la tarde, ya que por la noche todo ello te valdrá 4 euracos que te dolerán sobremanera y que te harán replantearte si es mejor irte al baño a tomar agua y punto.

Decir además, que no te cobran por irte y volver a entrar al tener tu sello puesto en la mano y que si bien el ropero vale dos euros, también es cierto que te lo puedes ahorrar de una manera sencilla, y es no poniéndote abrigo para ir a la discoteca si sabes que allí dentro no te va a valer para nada (es broma). Lo que quería decir, es que la ropa de más que lleves, puedes ponerla en multitud de sitios a lo largo de las plantas, si bien por el hecho de que hay menos gente, los más seguros son la planta baja en la zona de las gradas, donde seguro podrás estar siguiendo qué ocurre por su alrededor; pero también la planta tercera, que siendo de colores más oscuros, la gente no se da cuenta de qué hay por allí y en el hipotético caso de que si lo haga, siempe estará uno de tus amistades para darse cuenta de que algo falla con esa o la otra persona y poder arreglar la contienda. Yo siempre fui de dejar las cosas arriba del todo, en un montón de abrigos que siempre es amplio y delicado, pero que al final por suerte o no, no me ha pasado nada en la ciudad de Sevilla (y eso que soy de jugármela sobremanera como tambié muchos ya sabréis).

Tengo ganas de seguir la marcha, ¿cuál sería el siguiente paso apropiado para mí?

No cabe duda de que depende de la hora a la que salgas de Kudeta para saber que posiblemente tu máxima opción consecuente sea la de dormir. Y es que cerrando a las 7 de la mañana, lo que estará abierto sea algún que otro bar que madrugue o que sirva a su vez de “after” (viene de “after party”, y básicamente describe la situación en la que la gente tras salir de fiesta, continúa bebiendo y la marcha hasta altas horas de la mañana o ya por la tarde). Y es que si eres de esas personas que pueden estar varios días sin dormir, sin ni siquiera echar una cabezadita y mucho más allá, aguantas sin ese estado de somnolencia por el que ya no tiene mucho más sentido estar despierto; decirte que tienes dos calles apropiadas para seguir la guerra, por un lado la Calle Reyes Católicos de Sevilla y otra la Calle San Pablo, donde siempre hay algo abierto durante las 24 horas del día.

Yo siempre seré de los del grupo 2 y es que irse a desayunar con la gente con la que has acabado, y es que muchos de tus amigos habrán caído antes de tiempo y habrán tirado la bomba de humo de forma apresurada, por lo que ya deben estar en sus camas (Diossss qué calentito allí dentro). Para ello hay una clarísima opción de “easy call” o mejor dicho de “insta call”, que lo haremos cuando estando en la última carta (antes tiene poco sentido), igualamos porque tenemos una convicción clara de que el otro no tiene absolutamente nada que nos pueda superar. Quizás sea un farol que olemos o quizás lo probable de que nuestra mano sea muy fuerte; la clave es que al final terminamos ganando y eso es lo que nos importa con respecto al resultado.

Traducido a la realidad, hay un kioskito que siempre está abierto cuando Kudeta “va mueriendo”, antes de llegar al puente para cruzar el río, por el puente de Isabel II, y es que sus churros con chocolate son conocidos por toda la ciudad y más allá. Me he llegado a encontrar a Dinio en sus sillas, con una sonrisa de oreja a oreja y una simpatía típica de las personas de Cuba, que siempre parecen estar felices. A su lado, una morena espectacular, 90-60-90 que no se me puede olvidar, y por la que estuvimos como dos horas allí sentados antes de irnos y al final ni cruzar una sola palabra con ella (nos conformábamos con saber que esa noche la pasaría bien calentita aunque con otro). Además, multitud de jugadores del Sevilla F.C como Reyes, Rakitic cuando estaba o Kanouté en su último año, eran personalidades que podías llegar encontrar tras salir por Kudete y moverte un poco por la zona. Todo valía en pos de que el “kioskito” como lo llamábamos, siguiere “on fire”. Si encima de todo, le metemos que todo salía barato, que te podías pedir modalidad de churros gorda o la típica delgada que a algunos nos encanta; y que por supuesto todo estaba muy bueno, pues no te quepa la menor duda en tu mente, de que seguramente irías allí para probarlos.

Por último, está la siempre secundada Calle Betis, con el río al lado, preciosas vistas que siempre sientan bien tras una fiesta currada, y es que si aún te replanteas dónde acabar la jornada, es porque no has terminado ligando y por tanto no tienes plan bien definido. No te preocupes, porque habrá gente que siga por la denominada calle que siempre ofrece algo más a los que la secundan. Ya sea tomarte cualquier cosa en sus “afters”, ya sea contemplar las vistas ya mencionadas, ya sea irte con amistades antiguas o nuevas; la clave de la Calle Betis, es que tiene mil callejones a su largo, por los que seguro hay algo mejor que hacer. Y si no lo encuentras, total, ya que estamos puedes irte siempre al metro de Puerta Jerez o ya mejor que estás más cerca, el de República Argentina, que te pilla a escasos metros de la calle y que por tanto te llevará a tu destino más rápidamente. Si tienes que coger el bus, allí mismo en la avenida, la cual es enorme, hay muchas más opciones.

¿Cuáles serían los adjetivos propicios para definir finalmente de lo que he hablado?

  • Calidad: la calidad en todo lo que se ofrece es máxima y debo ponerlo como palabra que define 100% la cultura Kudeta. Desde su perfecta organización con respecto camareros, porteros, música, hora de entrada y cierre y negociaciones con los clientes; hasta la siempre simétrica zona de sillas y mesas, las copas puestas a la primera sin fallo ni tiempo de espera, la sonrisa de los que te rodean y los baños sorprendentemente limpios y con papel higiénico; hacen que Kudeta sea un referente en todo lo que hace por su calidad.

  • Moderno: no cabe duda de que con un mobiliario totalmente novedoso, y unas luces que cambian al paso de las plantas; Kudeta, antigua Budha se desmarca en este sentido para paracer y que sea, una discoteca de las de ahora, olvidando la madera en todo lo posible y cambiándolo todo por el plástico más decoroso para que quede todo mejor. También la música será la actual y eso es algo que siempre motiva (si bien algún clásico que otro nunca viene mal para atraer ese mítico “woooooooooooo” del público).

  • Variado: con sus tres plantas conexas mediante escaleras, sus tres estilos de música distinto, sus tres perfiles variados de gente que puede llegar a pisar el local; Kudeta tiene de todo para todos para que cada uno luego sea libre de escoger lo que más le convenza. No te puedes aburrir con todo ello y es que con todo ello, y seas como seas debes encontrar el sitio en el que te encuentras más cómodo y estar lo posible ahí variando lo justo, para que cuando vuelvas a lo que es tu “zona de confort”, pegue un subidón y jamás un parón.

  • Cosmopolita: si por último le metemos, que no simplemente hay gente de España o Sevilla, sino que los gaditanos, granadinos, onubenses y malagueños sobre todo, están por todos sitios; no es para menos que los Erasmus tienen una gran cabida en el local, ya que no son pocas las fiestas que se hacen pensando en ellos, y con una tercera planta cargada de música en inglés con el mejor RnB y Hip-Hop del momento; se llenará de este tipo de personas, que siempre transmiten alegría, una sonrisa y un buen hacer.

Pero vamos a ver, ¿me juego el all in o no me lo juego?

kudeta-2-parte-0ed91e0ee1aa90303a2ee3ee0



Puede ser de los “all in” más sencillos de la historia, con sin duda, el artículo sobre un lugar más largo que he escrito jamás. Y es que Kudeta se lo merece, pues siendo la discoteca preferida por mi persona, no podía esperar que me salieran menos palabras de las que he soltado en todo este post (que desde aquí digo lo siento si a muchos os ha parecido un auténtico tostonazo). Si nos vamos al póker y en perspectiva de discotecas, tienes un AA y encima habiendo ya todo el mundo hablado y alguno que otro incluso subido. Si otros jugadores te están presionando (que por si alguien no pilla la metáfora, puede ser el típico momento en el que un amigo intenta convencerte de ir a otro sitio distinto, y te buenas razones; por lo que solo te queda contraatacar con tu arma más fuerte, esa discoteca en la que siempre tendrás argumentos favorables ganadores para machacar al adversario), solo te queda o volver a subir para presionar más aún, o si ves que los demás están jugando muy agresivos y querrán ir sea lo que sea lo que vayas a apostar; jugártelo todo = All in en jerga de poker, para poder al menos doblarte si te iguala uno o más.

Dicho de otro modo, para todo aquel que no lo haya pillado del todo (que seguro son más de los que me espero), si no vas a la mejor discoteca de Sevilla y una de las mejores de Andalucía, es simplemente porque te has cerrado por banda por alguna extraña razón. Y quizás, alguno de tus conocidos haya ido y le haya pasado algo malo para no volver, pero en los muchos años que me he pasado en Sevilla, jamás me pasó algo por el estilo y por tanto, lo mínimo es darle una oportunidad bien merecida. No hace falta que lo planees, porque al final lo imprevisible es lo que mejor sabe, y es que tampoco te hará falta que busques sus flyers, porque Kudeta llega tan lejos, que los mismos tickets te llegarán a ti cuando menos te lo esperes en la Universidad, en el botellódromo o incluso en cualquier momento paseando a la luz del día.

Número, quiero número (vale sí, lo mismo que antes pero más concreto para no discriminar a los que somos de números).

Y por tantas y tantas palabras que ya he escrito y que son más que suficientes para dejar claro todo el percal, mi nota..... tachán tachán es de un..... ¡10! Porque a pesar de que sus precios dentro no son del todo atractivos, sí que no te vas a encontrar igualmente otros precios mucho más bajos en alguna otra discoteca del tipo, por lo que se entiende que te quieran cobrar cierto precio por todo lo que te ofrecen incluído el servicio y la diversión más que asegurada en cada día de la semana. Su toque Erasmus es el colofón final para algo que no debe parar.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Kudeta? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...