10 comidas veganas tradicionales de Rumanía que debes probar si vienes a mi país

Si le preguntas a un rumano que se ha ido del país un tiempo qué es lo que más echa de menos de Rumanía, la respuesta probablemente será la comida, «nuestra deliciosa comida». Y sí, es cierto, sentí lo mismo cuando estuve de Erasmus. No paraba de pensar en lo buena que estaba la comida rumana y en lo barata y de calidad que era la fruta y la verdura.

10-romanian-traditional-vegan-foods-try-

Yo soy vegana, por lo que mis opciones de comida o para comer fuera son menores en comparación con alguien «con una dieta normal». Respecto a esto, la comida rumana ofrece una gran variedad de opciones veganas y vegetarianas, ya sean recetas originales o que han sido modificadas.

La época de ayuno, una maravilla para los veganos

Una tradición ortodoxa en Rumanía establece varios períodos al año llamados «posturi», que quiere decir ayuno. En ellos, la gente come alimentos vegetales y evita los que vienen de animales. Las épocas en las que esto ocurre son antes de las fiestas cristianas importantes, como Pascua o Navidad. El ayuno antes de Pascua es el más largo, un total de 40 días. Además de en esas épocas, la gente suele ayunar los miércoles y los viernes.

Si eres vegano, te recomiendo planear tu viaje a Rumanía en temporada de ayuno, pues te será mucho más fácil encontrar comidas vegetales. Además, si los rumanos no entienden a qué te refieres con comida vegana, diles que quieres algo «de post» y lo comprenderán perfectamente.

Eso sí, lleva cuidado porque la miel no se considera un producto animal (no sé por qué), así que algunos alimentos «de post» pueden llevar miel.

Cuando pienso en esta tradición ortodoxa rumana, me siento muy afortunada por la comida que puedo encontrar en mi país.

¿Las tradiciones culinarias son realmente originales?

A lo largo de los años, he conocido mucha gente de distintos países y regiones del mundo y, como es natural, en algún momento hemos hablado de comidas tradicionales. He llegado a la conclusión de que hay pocas cosas tradicionales que vengan de lugares específicos y que la mayoría de comidas y recetas son comunes en cada país, con pequeñas variaciones en los ingredientes.

Los humanos han viajado desde hace siglos y han ido y venido de distintos sitios, llevando con ellos su cultura y su gastronomía. Una cosa es segura: cada país está orgulloso de unas cuantas comidas y bebidas que consideran autóctonas de la región en la que viven.

Recomiendo a todo el que visite Rumanía que pruebe las siguientes comidas veganas que voy a nombrar. Por un lado, algunas son veganas de forma original, lo que quiere decir que no se han cambiado los ingredientes para que el producto final sea vegano. Por otro lado, otras comidas se han modificado para ser veganas o vegetarianas.

Platos cocinados

1. Zacuscă, verduras para untar

«Zacuscă» es un aperitivo que se hace especialmente en otoño, cuando abundan las verduras, el ingrediente principal y más importante de esta receta.

«Zacuscă» es una pasta para untar que consiste en verduras cocinadas en aceite, siendo los ingredientes principales berenjenas asadas, pimientos rojos y cebollas. La receta puede cambiar de sabor añadiendo otros ingredientes, como champiñones, tomates verdes, zanahorias, calabacines...

En mi familia, mi madre siempre prepara «zacuscă» en otoño con verduras frescas de nuestro jardín. Cuando prepara «zacuscă», toda la casa y el barrio huele fenomenal. El plato se prepara en una olla grande y luego, se guarda en tarros de cristal para el invierno. La receta se creó por la necesidad de preservar las verduras frescas de verano durante las estaciones frías en las que no es tan sencillo encontrarlas.

Como dato curioso, debes saber que «zacuscă» es la comida de los estudiantes porque casi todo estudiante la tiene en el frigorífico de su residencia, pues sus padres o abuelos se la dan como comida sostenible y para los estudiantes es la comida «de emergencia» para cuando el frigo empieza a estar vacío.

Puedes encontrar «zacuscă» en cualquier supermercado o en restaurantes rumanos tradicionales. Es una comida perfecta para untarla en pan fresco.

No estoy segura de si la receta es original de Rumanía, pues hay comidas similares en otros países balcánicos. De todos modos, «zacuscă» es una de mis comidas rumanas favoritas y creo que a todo el que la pruebe le gustará. ¿Por qué no iba a gustar algo tan rico?

2. Fasole bătută

«Fasole bătută» es una salsa de judías blancas que se sirve como aperitivo frío. El plato consiste en un puré de alubias con una textura parecida al hummus y que lleva cebollas y tomates caramelizados. Como el plato está hecho de judías, fuente de proteínas, el «fasole bătută» es una comida que llena mucho.

La salsa se puede servir sola o untada en pan y si te resulta demasiado pesada, se puede comer con un puñado de pepinillos.

Puedes encontrar «fasole bătută» en supermercados y en restaurantes que sirvan comida tradicional.

3. Salată de vinete (ensalada de berenjenas)

Voy a terminar la lista de aperitivos con la irrepetible «salată de vinete», una pasta para untar hecha con berenjenas asadas y cebollas. Se prepara sobre todo en otoño, cuando esas verduras están en temporada. Como es un plato sencillo, se sirve de entrante con rebanadas de pan.

Puedes encontrarlo en supermercados y en restaurantes tradicionales rumanos. La pasta es cremosa y sabe a deliciosa berenjena ahumada.

4. Pimientos rellenos con arroz

Esta receta no es originalmente vegana porque lleva carne picada, pero en la época de ayuno, los rumanos preparan este riquísimo plato sin carne. Es un plato típico de otoño porque es temporada de pimientos, pero se puede preparar durante todo el año.

10-romanian-traditional-vegan-foods-try-

10-romanian-traditional-vegan-foods-try-

Los pimientos se rellenan de arroz blanco y verduras como cebolla, zanahoria y, por supuesto, champiñón, y luego se cuecen hasta que están bien cocinados y blandos. La comida se puede servir sola, ya que es consistente y llena mucho. No la puedes encontrar en supermercados, pero en restaurantes sí; o puedes hacerla tú mismo, ya que la receta es muy sencilla.

5. Sarmale «de post»

Esta es otra comida con ingredientes cambiados para que solo lleve alimentos vegetales. La receta original lleva carne picada, pero el «sarmale», igual que los pimientos rellenos, se puede preparar con una mezcla de arroz blanco y verduras. Su sabor característico se debe al repollo encurtido en el que se enrolla la mezcla de arroz.

Los rumanos están muy orgullosos de este plato y lo consideran una receta tradicional y original. El «sarmale» se prepara sobre todo en épocas festivas como Navidad o Pascua y se sirve como plato principal tradicional. Los rumanos no pueden comer «sarmale» sin «mămăliga», una especie de gachas de harina de maíz.

El mejor «sarmale» es el que se come caliente con gachas de maíz. Este plato es uno de los más conocidos y si le preguntas a un rumano por una comida tradicional de su país, seguramente lo primero que se le ocurra será «sarmale».

Dulces y snacks

Además de los platos cocinados, también hay algunos dulces y snacks veganos o vegetarianos.

6. Salam de biscuiți (salami de chocolate)

Literalmente «salami de galletas», este dulce es uno de mis favoritos y según sé, es originalmente vegano. Al principio pensaba que «salam de biscuiți» era una receta tradicional rumana, hasta que conocí a otra gente internacional con la que compartí esta receta como algo típico rumano y me dijeron «¡oye, en mi país también lo hacemos! ».

10-romanian-traditional-vegan-foods-try-

La razón por la que consideraba esta receta rumana quizás se debe a que en mi país hay muchas versiones de este dulce en prácticamente cualquier supermercado o tienda.

El salami de chocolate es un dulce hecho de galletas, que son la base, chocolate o chocolate fundido y de forma opcional, pasas, delicia turca o copos de coco.

Puedes encontrar «salam de biscuiți» muy fácilmente en los supermercados y es bastante barato. Si quieres algo más elaborado, también lo puedes pedir en un restaurante o en una cafetería.

7. Găluște cu prune (bollos de ciruela)

Como habrás podido comprobar con todas las recetas de las que acabo de hablar, la comida depende de la estación. «Găluște cu prune» también se prepara sobre todo en otoño, cuando las ciruelas están maduras. Los ingredientes principales de este dulce son la patata y la ciruela.

El dulce tiene forma de bollito. Dentro lleva la ciruela, que se cubre con una masa de patata, harina y azúcar. Aunque puede parecer que esos ingredientes no pegan nada, créeme, los bollos están riquísimos y la textura cremosa y suave de la masa va genial con la dulzura de la ciruela.

Puedes encontrar «găluște cu prune» en restaurantes, panaderías y cafeterías.

8. Eugenia

Las galletas «Eugenia» datan del año 1940, cuando la fábrica del mismo nombre empezó a producirlas. La gente, sobre todo la más mayor, asocia este dulce con la época comunista, pues en ese entonces las «Eugenia» eran el dulce favorito del país debido a la falta de otro tipo de postre.

Tras 1989, cuando acabó el régimen comunista, las «Eugenia» se volvieron aún más famosas porque los rumanos compartieron el dulce con el resto del mundo, presentándolo como un producto autóctono que había mantenido su sabor original durante años.

Hoy hay muchos fabricantes distintos de «Eugenia» y una gran variedad de sabores, pero las mejores siguen siendo las originales con galletas crujientes y un riquísimo relleno de chocolate y ron.

Estas galletas sándwich se pueden encontrar en cualquier supermercado o tienda.

9. Covrigi (pretzels rumanos)

He estado en muchos países y he tenido la oportunidad de probar muchos tipos de pretzels, pero siempre me han decepcionado porque no estaban tan buenos como nuestros «covrigi».

No es que esté siendo imparcial, pero he llegado a la conclusión de que nuestros «covrigi» son los mejores y los más ricos. Cuando estoy mucho tiempo fuera de mi país, siempre pienso «quiero un pretzel, pero uno bueno, como un 'covrigi'».

Los «covrigi» tienen una forma parecida a los pretzels alemanes, pero el sabor es completamente distinto. No tienen el toque dulce de los pretzels alemanes, son más bien salados y llevan semillas de sésamo o de amapola por encima.

En Rumanía, puedes encontrar «covrigi» en muchas confiterías, pero los mejores son los de la confitería «Polen», en Gara de Nord, la estación de tren de Bucarest Nord. Pruébalos la próxima vez que vayas.

10. Pufuleții

Por último, pero no menos importante, he de terminar esta lista de comida vegana de Rumanía con un snack simple, pero delicioso de mi país: «pufuleții».

«Pufuleții» es un snack salado de maíz inflado ligero y natural, con tres ingredientes básicos: sémola de maíz, sal y un poco de aceite vegetal.

«Pufuleții» son, junto a las «Eugenia», los snacks más famosos y conocidos de Rumanía que han durado años y generaciones. Mi marca favorita es Gusto. Si vienes a Rumanía, te recomiendo buscar esta marca de «pufuleții» en tiendas y supermercados.

He probado «pufuleții» en otros países europeos, pero sabían muy mal, no tenían nada que ver con nuestros aperitivo de maíz.


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!