¿Tienes claro tu destino? Los mejores chollos en alojamientos son los primeros en volar, ¿dejarás que se te adelanten?

¡Quiero buscar casa YA!

Schellingstraße


  - 1 opiniones

Schellingstrasse: la otra cara de Múnich

Publicado por flag- Sonia Ferrer — hace 3 años

A diferencia de Colonia, o Berlín, Múnich no es una ciudad que destaque por su ambiente alternativo.

Sus bares, por lo general, giran en torno a la cultura bávara, el mundo de la cerveza y la tradición, que todos los muniqueses viven por igual.

Por eso, durante mis primeros meses Múnich tuve la sensación de que me faltaba algo, algo más disruptivo y diferente. Hizo falta que me mudase al centro para descubrirlo.

Con el paso de los meses, obviamente he descubierto otras zonas de interés que se alinean con este ambiente alternativo del que hablo, como Poccistrasse, o la zona del Ísar , pero hoy vengo a hablar de una de mis calles favoritas de la ciudad, Shellingstraße (y sí, esa "B" rara equivale a una doble "S"), que descubrí de casualidad, pedaleando un día de mi casa al centro.

En Schellingstraße podemos encontrar todo tipo de bares, cafeterías, y tiendas de ropa de segunda mano, libros o antigüedades, y pasa en una dirección por las Pinakotekes, los museos de arte más famosos de Múnich, y en la otra, desemboca en la LMU, una de las principales universidades de la ciudad.

Schellingstrasse: la otra cara de Múnich

La LMU, con bonitas vistas a su iglesia, en uno de los extremos de la calle. Múnich, junio de 2018.

Estos dos extremos de la calle pueden tal vez justificar el ambiente de gente joven y diversidad cultural que reina en ella.

A continuación os hablaré de mis tres locales favoritos que podemos encontrar en esta calle: una tienda, una cafetería y un bar.

Pick & Weight.

Esta tienda de ropa de segunda mano, se caracteriza por vender su ropa en función al peso.

Cada prenda está etiquetada con un color, y ese color determina el precio del kilo. Una original forma de vender ropa vintage (aunque no la más económica para el consumidor, en este caso).

Schellingstrasse: la otra cara de Múnich

Pick & Weight. Schellingstrasse, Múnich, abril de 2018.

Además, las prendas están ordenadas según sus colores, y la tienda está decorada concienzudamente de acuerdo con el estilo vintage. Máquinas de escribir, letreros sobre tablas de madera o maniquíes vestidos al estilo de los 80 son algunos de los elementos que nos harán sumergirnos en esta época, y no poder evitar la tentación de vestir acorde a ella.

Love kills Capitalism.

Esta peculiar cafetería, la adoro no sólo por su decoración Underground, por su ambiente de gente joven o por su arquitectura moderna en la que la gran parte de las paredes que dan a la calle son puro cristal, sino porque en su interior ofrecen una gran variedad de libros y revistas, en, como mínimo, tres grandes estanterías, que poder utilizar mientras tomamos el café.

Schellingstrasse: la otra cara de Múnich

Love Kills Capitalism, Schellingstrasse. Múnich, junio de 2018.

Schellingstrasse: la otra cara de Múnich

Love Kills Capitalism, Schellingstrasse. Múnich, junio de 2018.

Además, este fantástico lugar, ubicado justo en frente de la LMU organiza diversos eventos, que la hace mantener una gran actividad en todo momento.

Entre otros, organiza conciertos y experimentos de contacto visual.

En una ocasión fui a uno de estos experimentos, que consistía en sentarte en una silla frente a otra persona que desconocieras, y mirarla a los ojos durante un tiempo determinado. Me sorprendió gratamente encontrar gente de todas las edades y nacionalidades, lo que hizo al experimento más interesante.

Fue una experiencia muy bonita basada en la conexión humana, y que conseguía romper las barreras que hoy en día existen entre las personas. A través de la mirada, los participantes podríamos comprender la valía del contacto, y la importancia de no perderlo en nuestra sociedad.

Don't call mama.

Uno de sus bares de noche, no es demasiado grande, y suele estar lleno, pero me parece genial.

La decoración, una vez más, aprueba con sobresaliente, con sus sillones al estilo Chester, sus paredes repletas de marcos, y su barra iluminada por una moderna lámpara alargada. Estos, entre otros muchos, son algunos de los detalles que hacen este lugar un sitio, a mi parecer, tan especial.

Además, el ambiente de gente es muy agradable, y su música, generalmente HipHop, invita a bailar. Perfecto para acabar el día.

Otros bares que recomiendo en esta calle son Moejo91, situado en un peculiar sótano, o James T.Hunt Bar, con su fantasioso techo.

Y con esto acabo el post de hoy, espero que os haya gustado, y que si tenéis la ocasión, podáis disfrutar de una de mis calles favoritas de toda Alemania. ¡Hasta la próxima!

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Schellingstraße? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!