Advertise here

La estatua France Prešeren y sus alrededores


  - 1 opiniones

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Traducido por Belén Urrea Carbonell — hace 4 meses

Texto original de Martha S

Ubicación de la estatua

La estatua de France Prešeren, que es uno de los poetas más importantes de la historia de Eslovenia, está situada en la plaza France Prešeren, en el casco antiguo de la ciudad de Liubliana. Al lado de esta plaza, hay otro lugar de interés del que ya he hablado en otros blogs, la calle Matija Čop, y en la cima de una montaña, se encuentra el famoso castillo de Liubliana.

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Fuente

¿Por qué he elegido este lugar? Porque cerca de él hay varios lugares de interés

En primer lugar, porque como ya he dicho, France Prešeren es una persona muy importante para la cultura eslovena. Además, la estatua está situada justo en el centro de la plaza y mira a un antiguo edificio por un motivo especial. Como cualquier otro artista, France Prešeren tenía que buscar inspiración en algún lugar. La encontró en una chica que se llamaba Primičeva Julija, a quien dedicó muchos de sus poemas. Ella vivía en el edificio al que mira la estatua. Es un sitio muy famoso donde los turistas se hacen fotos graciosas en las que intentan imitar la pose de France Prešeren señalando la ventana de Julija. Igual que se suele hacer en la torre de Pisa. Además, la mujer que hay sobre la estatua representa la musa que inspiraba al poeta.

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Fuente

En segundo lugar, esta plaza es muy famosa entre la gente joven. Como hay un bar al aire libre, es un lugar ideal para descansar, tomar el sol o simplemente dar una vuelta sin hacer nada más. En verano, ese bar se convierte en un bar de cachimbas y parece que a la gente les encanta porque siempre están todas las mesas llenas. Qué pena que solo lo hagan en verano. Cuando paséis por la plaza, veréis a mucha gente sentada en los escalones que rodean la estatua de France Prešeren. Está prohibido hacer eso desde hace unos años, pero a nadie le parece importar. Si sois estudiantes Erasmus en Liubliana, os daréis cuenta de que esta plaza es un lugar de encuentro para todo; la gente suele quedar allí para darse un romántico paseo por la ciudad, para comer fuera o para salir de fiesta.

Hay varias discotecas cerca de allí, así que mucha gente elige este punto como lugar de encuentro porque todo el mundo sabe dónde está la plaza France Prešeren. Lo mismo sucede con la plaza Rossio de Lisboa.

Ljubljanica: el río cerca de la estatua

Si vais por la parte trasera de la estatua, enseguida veréis el río Ljubljanica debajo. Seguro que lo recordáis por lo seco que está. Es uno de los emblemas de la ciudad de Liubliana, pero tiene un aspecto y un olor horribles. Al contrario de lo que sucede con otros ríos de Eslovenia, como el Soča o el Nadiža, el Ljubljanic tiene un color verdoso y amarronado. Pero aun así, algunos practican surf de remo (Stand Up Paddle o SUP) en el río. No estoy segura de si me atrevería a hacer eso en el río Ljubljanica. Yo practiqué SUP una vez en la playa y descubrí que hay que tener un buen equilibrio para no caerse al agua. En los días soleados, las personas que practican SUP, organizan quedadas y van remando por todo el río que cruza el casco antiguo de la ciudad. Estoy segura de que, desde allí, la perspectiva de los edificios de alrededor es espectacular. También podéis ver esas vistas desde "cruceros" panorámicos en barco por el río Ljubljanica. Hay varios barcos para elegir, pero normalmente hay que esperar a que llegue más gente para que el barco esté completo. Un viaje de veinte minutos, os costará cinco euros. Lo malo es que no es un tour guiado y nadie os dirá en qué zona estáis o cuáles son los edificios más importantes que tenéis que ver. Algunos de esos barcos también ofrecen comidas y cenas, pero son bastante caros.

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Fuente

Tromostovje (Puente Triple)

Cuando ya os canséis de ver el río Ljubljanica, podéis visitar otro punto de interés llamado Tromostovje. Aunque no hay un equivalente exacto en español, se suele traducir como Puente Tripe o Los tres puentes. Este puente fue construido por otra persona muy influyente en la historia de Eslovenia: el arquitecto Jože Plečnik, que también diseñó otros monumentos de Liubliana de los que hablaré en mis próximos posts. Si miráis a la derecha, veréis los tres puentes, pero están tan juntos que os hará replantearos el por qué no construyeron uno más ancho en lugar de tres. Pues bien, para responder esa pregunta tenemos que remontarnos unos años atrás. En la Edad Media, solo estaba el de en medio, construido en madera y con una anchura suficiente para que pasaran los carruajes. Después, el arquitecto añadió dos puentes más pequeños que el de en medio para los peatones. También quitó las barandillas metálicas y las sustituyó por unas de piedra.

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Fuente

Antiguamente, había que pagar un peaje para cruzar alguno de esos puentes, pero actualmente, por suerte, se puede pasar andando (o en bici) sin tener que pagar nada y tantas veces como se quiera. Por eso, cuando paséis por este puente, veréis muchos candados en una valla del puente. Es una costumbre que también se hace en otras ciudades famosas. Cuando dos personas están enamoradas, van a uno de esos puentes con un candado y una llave y escriben sus nombres en ambos objetos. Después, se prometen amor eterno y cierran el candado en la valla y tiran la llave al río. Seguramente, ya habrá un montón de llaves en el río Ljubljanica.

Aseos bajo las escaleras

Si camináis cerca de esos puentes, veréis escaleras en varios puntos de la orilla del río que desembocan en el agua. Esas escaleras están hechas para que la gente pueda montarse en los barcos, pero algunas de ellas llevan hasta los aseos. Mi consejo es: tened cuidado con ellos. En verano, cuando hay muchos turistas en la ciudad, hay que pagar por utilizar los aseos. Tened cuidado también con vuestras pertenencias porque os pueden intentar robar. Si aun así, decidís ir, id acompañados de alguien y no llevéis encima nada valioso. Es una zona donde se suele traficar y comprar drogas, así que os repito que llevéis cuidado.

¡Ya viene la Navidad!

Si os gustan los adornos de Navidad y Año Nuevo, así como las luces típicas de esta época, tenéis que venir a esta ciudad en invierno. Cada año, decoran la ciudad con una temática diferente. Este año, la temática era el espacio con estrellas, pequeñas galaxias y otras cosas brillantes. Si de verdad os gustan estas cosas, podéis asistir al acontecimiento que tiene lugar todos los años a principio de diciembre en el que el alcalde de Liubliana enciende las luces de Navidad de toda la ciudad.

Un lugar de relax en el centro de la ciudad

Fuente

Por último, desde la plaza France Prešeren, podréis disfrutar de las vistas más bonitas del castillo de Liubliana al atardecer. En ese momento, el castillo se tiñe de diferentes colores, como azul turquesa y lila. Además, esto lo podéis ver todo el año, no solo en Navidad.

Para concluir este post, me gustaría decir que si queréis visitar los lugares más importantes de Liubliana, la plaza France Prešeren es el lugar ideal para comenzar vuestra visita porque, además de ser un monumento muy importante, está cerca de los demás sitios de interés.

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces La estatua France Prešeren y sus alrededores? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...