Advertise here

Fiesta de los patios de Córdoba


  - 2 opiniones

Un paseo por al-Andalus

Publicado por Elena Nevado

Los baños árabes de Córdoba son una delicia para los sentidos. Es un sitio indispensable, vamos, que hay que ir sí o sí.

Sólo con caminar delante de la puerta ya te llegan los olores, y te incitan a pasar. Y una vez dentro no quieres irte jaja

Ofrece diferentes servicios, a diferentes precios, claro... Yo estuve con la opción de baño+masaje de 15 minutos. El baño es una maravilla, aunque para meterse en el frío hay que echarle valor... En el que mejor se está es en el de agua templada, y además de esas dos hay otra de agua caliente. También hay una sauna. Hay que tener cuidadín e ir con sentido común, ya que no puedes meterte de la fría a la caliente directamente, o viceversa: tiene que estar siempre por medio la templada, porque sino puede sentarte mal y que te dé un desmayo. 

Se está de lujo, muy buen ambiente, tranquilidad y paz, aunque eso supongo que dependerá de la hora a la que vayas y la época del año. 

Nosotros estuvimos de maravilla, porque además del baño nos dieron un masaje genial a elegir entre varios tipos: relajante, excitante, y alguno más que no recuerdo. Y también podíamos tomar todo el té que quisiéramos, que estaba riquísimo.

En las otras ofertas se puede incluir una merienda típica árabe con sus dulces de almendras y mazapán, o incluso una cena con baile oriental incluido.

Yo recomiendo sin duda ir, sobre todo si viene a visitarte tu novio/a y después de algún tiempo sin veros quieres darle una sorpresita romántica (además, a veces tienen ofertas para parejas...).


Fiesta de los patios - toda la ciudad florece

El 17 de mayo de 2015 participé en la fiesta de los patios de Córdoba, España. Si eres un amante de las flores como yo, estarás muy interesado en acudir al festival, en el que los locales decoran los patios con flores y bonsais.

En resumen, el festival de los patios es una, competición entre los residentes de Córdoba. Decoran sus patios con diferentes tipos de diseños de flores y a veces con agua y rocas diseñadas. La fiesta se celebra una vez cada año en busca de la decoración más perfecta en la ciudad y las casas privadas se ponen de acuerdo para abrir sus puertas a los visitantes que quieren disfrutar de la belleza de la naturaleza.

En algunos patios hay que pagar para poder visitarlos, pero otros ofrecen una entrada gratuita. Mi amiga tuvo que registrarse por internet para conseguir entrada gratuita pero yo la conseguí directamente en la Oficina de Turismo de la estación de autobuses de Córdoba. De todas formas, nadie nos pidió la entrada por lo que creo que no es obligatorio.

Cuando entras en el patios, es un sentimiento completamente diferente. Estás aislado del calor de verano, sintiéndote increíble y escuchando el murmullo del agua. Algunos huéspedes ponen música relajante para aumentar tus emociones.

Aquí os dejo algunas fotos que hice del festival. Normalmente, el patio está lleno de flores, pero yo saqué fotos de flores particulares que me encantaron.

Fiesta de los patios - toda la ciudad florece

Fiesta de los patios - toda la ciudad florece

Fiesta de los patios - toda la ciudad florece

Fiesta de los patios - toda la ciudad florece

Junto con la entrada contarás con un mapa para guiaros hacia estos paraísos. Por favor, daros cuenta de que hay un horario estricto de visitas porque los dueños necesitan descansar. En algunos lugares puedes donar una pequeña cantidad de dinero si te ha gustado lo que has visto. En mi opinión, este festival es extremadamente llamativo porque se ha ido desarrollando a partir de una competición municipal que se ha convertido en una atracción turística que atrae a miles de turistas a conocer Córdoba; y y además es admirable la paciencia de los residentes ya que llevan cuidando sus patios desde hace muchos años.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Fiesta de los patios de Córdoba? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!