Advertise here

Bastard Café


  - 1 opiniones

Una tarde entre juegos de mesa

Publicado por Claudia Estrella — hace 1 año

¡Hola a todos otra vez, viajeros! En la entrada de hoy voy a hablaros del que sin duda se ha convertido en uno de mis establecimientos favoritos durante mi visita a Copenhague estos últimos días. Tanto si eres un completo enamorado de los juegos de mesa, como si ni tan siquiera has tocado una baraja de cartas en tu vida, te aseguro que vas a salir encantado de este sitio. 

Una tarde entre juegos de mesa

Bastard Café

El establecimiento del que os voy a hablar en este post se llama Bastard Café, y aunque el nombre del lugar suene un poco fuerte, es una auténtica pasada. Se trata de una cafetería-bar bastante grande cuya principal característica es que tiene estanterías repletas de juegos de mesa. Y cuando digo repletas, no exagero lo más mínimo. En el momento en que entras en Bastard Café, mires donde mires vas a ver cajas de juegos por todas partes, y aún así no vas a salir hartos de verlos, ni mucho menos. 

Una tarde entre juegos de mesa

Esta cafetería está dividida en diferentes salas, una más pequeñas que otras. La sala principal es obviamente la más grande de todas, pero no por ello la más espaciosa, ya que hay un montón de mesas, sillas y taburetes repartidos por toda la estancia para que la gente pueda sentarse a jugar los diferentes (y muy variados) juegos de mesa que ofrecen. Dentro de esta sala hay otras dos entradas, que llevan a dos salas distintas, un poco más pequeñas, pero que en vez de sillas hay sobre todo sofás y sillones donde sentarse, con mesas más bajitas. En la parte de fuera tienen también un patio con mesas alargadas de madera (como si fueran de tipo picnic), y si bajas unas pequeñas escaleritas llegas hasta otra sala, casi tan grande como la principal. Básicamente es como si el establecimiento estuviese dividido en dos edificios diferentes, pero son idénticos el uno del otro (aunque al que llegas por la entrada principal tiene bastante más juegos, pero puedes moverlos de una sala a otra sin problema, siempre y cuando los devuelvas a su sitio cuando hayas terminado tu partida para que otras personas puedan utilizarlos). Como puedes sospechar, la terraza en los meses de invierno está un poco vacía, porque ni que decir tiene que en Copenhague hace mucho frío en esta época. Aún así, el segundo día que vinimos a Bastard Café estaba tan petado de gente que algunos atrevidos (y sin duda acostumbrados a las temperaturas bajas) se habían puesto a jugar en las mesas de fuera... 

Una tarde entre juegos de mesa

Con respecto a esto último del aforo, ándate con ojo, y sobre todo ten en cuenta que vas a tener que ser muy avispado para conseguir mesa. Es un sitio que está muy cotizado, y normalmente suele haber un montón de gente, en especial si llegas más tarde de las siete. De hecho, de los dos días que mis amigas y yo decidimos venir a jugar a Bastard Café, no pudimos encontrar un sitio para sentarnos el segundo día, por más vueltas que dimos, de lo llenísimo que estaba. Es cierto que muchas veces las mesas se comparten entre desconocidos (por ejemplo, si hay una pareja sentada en una mesa de cuatro, y tú vas sólo con una persona más, puedes pedir perfectamente que te dejen sentarte ahí y suelen acceder sin problema), pero ni con esas pudimos sentarnos... Existe la opción de reservar mesa a través de su página web, pero hay que pagar extra por este servicio, así que es algo a considerar. 

Una tarde entre juegos de mesa

Aún así, tampoco me supuso una gran decepción porque ya había podido disfrutar de Bastard Café la noche anterior. Como era jueves, había muchas menos personas, y pudimos encontrar un hueco en una de las salas adyacentes en la principal. Sorprendentemente, lo más difícil de ir allí no fue encontrar una mesa donde sentarnos (que ya por sí fue complicado), sino decidir qué juegos coger. Tienen muchísimos juegos, sin exagerar. Desde los clásicos de los clásicos, como el ajedrez, las damas, o el parchís; los clásicos más actuales, como el Catán, el Scrabble o el Carcassonne; o algunos nuevos y muy divertidos como el Saboteour, Time's up, y muchos más. Si estás pensando en un juego de mesa ahora mismo, lo más problable es que lo tengan. La gran mayoría de los juegos que hay en Bastards Café puedes cogerlos sin problema: tú vas a la estantería, escoges el juego al que quieras jugar, y lo llevas a tu mesa para echar una partida. Sin embargo, es cierto que hay varias estanterías (indicadas por un pequeño cartel en el que pone "pay to play") para los que tienes que pagar extra para poder jugar. Suelen ser juegos de mesa que requieren una estrategia muy compleja, o que son edición limitada o difíciles de conseguir. Algunos ejemplos de juegos de pago que yo conociese eran el Bang, el de Juego de Tronos, o el Gemblo. Si vas a vivir o estudiar en Copenhague una temporada relativamente larga, y crees que vas a frecuentar este sitio, puedes pagar una mensualidad y jugar indefinidamente a estos juegos de pago. Aún así, si decides no pagar, vas a tener muchísima oferta, así que no te apures por esto. 

Obviamente, para poder jugar a los juegos de mesa disponibles en Bastard Café, tendrás que consumir algo. Tienen un menú muy extenso, y con mucha variedad. Bebidas frías, calientes, aperitivos, comida etcétera. El precio es bastante decente, así que siempre puedes pedir una cesta de patatas fritas para compartir, unas palomitas, o unos nachos, si no te apetece comer o cenar propiamente. Sé que tienen platos de comida también, pero nosotras sólo pedimos para merendar. Algo que me encantó es que tienen una fuente con vasos de agua para coger cuanta quieras, cosa que es difícil de encontrar en Copenhague. 

Una tarde entre juegos de mesa

El ambiente de Bastard Café es espectacular. Hay personas realmente aficionadas a los juegos de mesa, a los que verás increíblemente enfrascrados y concentrados en sus partidas de cualquiera que sea el juego al que estén jugando. Pero sobre todo te vas a encontrar con un montón de grupos de amigos que van allí a pasar la tarde y a echar unas cuantas partidas de sus juegos favoritos. Tanto si eres un friki de los juegos de mesa, como si no te sabes las reglas, este sitio te va a encantar. Además, el personal, aunque suele estar ocupadísimo sirviendo platos y yendo de un sitio para otro, saben de estas cosas, así que siempre puedes pedir recomendaciones o explicaciones de las reglas de algún juego, si lo necesitases. 

He de admitir que algunos juegos que cogimos estaban en un estado que dejaba un poco que desear. Las piezas están todas, pero sí es cierto que algunas estaban un poco deterioradas. Aún así, como suele haber varias cajas de cada juego, si ves que en una faltan las instrucciones, por ejemplo, puedes probar suerte con otra (del Carcassonne tenían entre cuatro y cinco cajas, para que te hagas una idea). Otro aspecto un tanto negativo es que había juegos que estaban sólo en danés, o en idiomas escandinavos, y no pudimos jugar, como es el caso del Scrabble o el de Código Secreto, que me fastidió un poco porque es uno de mis juegos favoritos... 

Horario y localización

Aún con estas pegas, Bastard Café me enamoró por completo. Tiene un ambiente súper acogedor, divertido, y aunque muy ruidoso, estarás tan concentrado en los juegos de mesa y disfrutando tanto de la atmosféra y tu compañía que no te darás ni cuenta. Si quieres visitar un sitio diferente en la capital danesa, e irte con un buen recuerdo de la tarde que echaste jugando en Copenhague, sin duda alguna tienes que visitar Bastard Café. Abre todos los días a las 12 del mediodía, y dependiendo del día de la semana cierra antes o después. De lunes a jueves, y el domingo, está abierto hasta medianoche, mientras que los viernes y sábado hasta las 2 de la mañana (así que tienes tiempo de aburrirte jugando a juegos de mesa, aunque te aseguro que esto no va a pasar). 

Lo encontrarás en la calle de Radhusstraede, muy cerca de la plaza del ayuntamiento, así que no te será nada difícil encontrarlo. 

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Bastard Café? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...