Advertise here

Receta de trufas de coco

coconut-truffles-recipe-005baa4b4971f519

El otro día estaba navegando por Internet, sin nada que hacer; mirando blogs, fotos... Cuando algo me gustaba, abría el enlace, veía qué ponía y tal. Me gusta leer recetas bien ilustradas, esas que son cortitas, pero, a su vez, con muchos detalles. Me gustan sobre todo las recetas de postres, y no porque se me den mejor que los platos normales, sino porque tienen un aspecto estupendo y muy bonito. Seguro que estáis de acuerdo conmigo en eso.

Receta de trufas de coco

Fue así como encontré una receta de trufas de coco; tenían tan buena pinta que tuve abrir el enlace. ¡Me daba igual el artículo, solo quería mirar las fotos! Eran fotos caseras, y daban unas ganas de meter la mano para pillar las trufas... Al final acabé leyendo la receta. La verdad es que la autora había escrito un artículo estupendo. Puso todos los ingredientes y cómo prepararla, de modo que a todo el mundo le resultara fácil. También había escrito otras entradas, no recetas; su blog estaba muy ordenado y muy bien escrito. Cualquiera podía encontrar lo que buscara rápidamente. Yo lo que buscaba era la lista de ingredientes y la preparación de las trufas. Los ingredientes estaban bien y la preparación no era demasiado complicada, por lo que me di cuenta de que podría hacer esas trufas, y así darme un gusto a mí misma y una alegría a los demás. Estuve pensando cuándo podría prepararlas para que los demás pudieran probarlas y cuándo tendría tiempo para cocinar.

Receta de trufas de coco

Resueltas las dudas, ya solo me quedaba comprar los ingredientes, que no eran muchos. En algunos sitios puedes encontrar cosas concretas; es bueno saber qué lugares son esos para encontrar lo que quieres. Necesitaba pepitas de chocolate para derretir y buenos copos de coco. Recuerdo que una vez compré pepitas de chocolate, pero cuando las probé, no estaban muy buenas, ¡solo sabían a mantequilla! No me salió bien el plato... Por ello, intento no volver a comprar al tuntún, sino con conocimiento. Lo malo es que para tener una certeza, antes hay que experimentar. ¡Y en la tienda no podemos probar las cosas! Es prácticamente imposible saber qué tipo de chocolate te estás llevando y si te va a gustar o no, pero bueno, lo tendrás en cuenta para la próxima.

Receta de trufas de coco

Me había planificado tan bien que se me torció todo. Ese día fue un desastre: llovía a cántaros, no sabía qué más me podía pasar... En fin, como de todos modos tenía que andar bajo la lluvia de camino a casa al salir de clase, se me ocurrió hacer un alto en el camino para comprar los ingredientes. Primero me pasé por el mercado para comprar coco. Quise aprovechar para llevármelos en aceite y copos. Estos los encontré en una tienda donde no eran muy caros. Allí pregunté por el aceite y me dijeron no tenían. También quería pepitas de chocolate para derretir, pero tampoco tenían, solo bolas de chocolate que no sabía si estarían buenas, por lo que no las compré. Pensé en comprar el chocolate en un sitio en el que ya lo había comprado en otra ocasión y que estaban muy buenas, no como las últimas, que sabían a mantequilla.

Os podréis imaginar que llegué a mi casa empapada, pero al final me hice con lo que quería. Aunque no me gusta experimentar, siempre intento ir a lo seguro, aquella vez tuve ganas de probar las pepitas de chocolate y la leche condensada. Sabía que la leche condensada estaría buena, siempre lo está. Las pepitas de chocolate podían salir buenas o malas... Cuando las probé, me quedé satisfecha. ¡Estaban buenísimas!

Ya tenía todo lo que necesitaba, así que era hora de empezar a preparar las trufas.

Receta de trufas de coco

Ingredientes:

  • 2 tazas de copos de coco rallado;
  • 3 cucharadas de mantequilla o margarina derretida;
  • 1/3 de taza de leche condensada edulcorada;
  • 1/3 de taza de azúcar glas;
  • 2 tazas de pepitas de chocolate para derretir;
  • 2 sobrecitos de vainilla;
  • cacao en polvo (opcional).

Preparación:

Lo primero que hice fue reunirlos todos. Tenía copos de coco rallado, leche condensada, sobres de vainilla, margarina, pepitas de chocolate, azúcar glas y las herramientas necesarias (es decir, cucharas, boles, etc. ).

Primero, debéis saber que es mejor que los copos de coco no sean demasiado pequeños. Los míos eran diminutos, pero no quedaron del todo mal. Eso sí, salieron muy secos, debería haberlos dejado en agua un rato, supongo que habrían quedado mejor... o no. La cosa es que estaban bien. Eché parte de esos copos de coco en un bol y añadí azúcar glas. También puse dos sobres de vainilla de 10 gramos cada uno, y lo mezclé todo. A continuación, puse leche condensada y dejé que todo se remojara un rato; mientras derretí la margarina y la dejé enfriar un poco. Luego la eché a la mezcla y removí bien. Probé la mezcla para saber si estaba buena o no y todo parecía en orden. El siguiente paso fue hacer bolitas con la masa. Usé una cuchara para coger bolas del mismo tamaño y luego les di forma con las manos. Fui poniendo las bolitas sobre papel de aluminio. Quedaron preciosas. Después las congelé un rato durante una hora para que quedasen bien duras.

Receta de trufas de coco

Durante ese tiempo, hice otras cosas, claro. Llegado el momento, ¡fundí las pepitas de chocolate!

Utilicé un cuenco incombustible pequeño y otro más grande. En el cuenco pequeño puse agua a hervir y en el grande puse las pepitas de chocolate. Coloqué el cuenco grande sobre el pequeño para que el calor derritiera el chocolate. También podéis derretir el chocolate en el microondas; con un par de minutos es suficiente. Con el cazo, removed el chocolate hasta que se vuelva líquido. Luego apartad el bol del calor para continuar con el siguiente paso: ¡poner las bolitas en el chocolate y preparar trufas!

Receta de trufas de coco

Saqué las bolitas de coco del congelador y las puse en el chocolate para recubrirlas. Podéis usar un tenedor de apoyo, una cuchara o incluso las manos, lo que os sea más cómodo. Yo usé de todo, la verdad, porque era la primera vez que las preparaba y quería que salieran perfectas.. Cuando las saqué del chocolate y las puse sobre el papel de aluminio, les espolvoreé copos de coco por encima para que se pegaran al chocolate. ¡Me quedaron preciosas!

Receta de trufas de coco

Un apunte: como quería que supieran a chocolate con leche, al derretirlo, le eché un poco de leche condensada y removí. Lamentablemente, no se quedó líquido, sino más bien sólido, y ya no podía poner las bolas de coco ahí porque no se les iba a pegar el chocolate y malgastaría las bolitas. ¡Uff, no sabía qué hacer! Le eché margarina a la mezcla y seguí removiendo, pero nada. Hasta añadí más pepitas de chocolate esperando que se fundiera y fuera más líquido... Todo inútil. Al final, decidí que como podía darle forma, haría bolas de chocolate con esa mezcla y luego las cubriría con otro chocolate. Y eso hice. Malgasté tanto chocolate que me salieron un montón de bolitas. ¿Y qué pasó con el chocolate derretido? Pues hice más con otras pepitas de chocolate, pero esta vez no le puse nada. Todo salió bien, era líquido y podía mojar las bolitas en él con facilidad. Conseguí salir del paso, y todo acabó genial.

¡Ah! También usé cacao en polvo para mojar las bolitas de chocolate, que quedaron muy bonitas, como las trufas. En los supermercados venden trufas que van cubiertas de cacao en polvo y están muy ricas, ¿verdad? ¡Pues mis bolitas de chocolate salieron igual o incluso mejor!

Receta de trufas de coco


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!