Advertise here

Un finde por Baviera: día 3, Múnich (parte 1)

El último día de mi viaje por Bavaria lo pasé en su capital, Múnich, junto con mis amigos. Múnich es sin duda una ciudad muy diferente a Berlín. Ya era hora de conocer la segunda capital alemana después de ver Nuremberg y Schwangau (si quieres saber más échale un vistazo a mi primer y segundo día en Bavaria).

Cuando quedé con João (nuestro anfitrión en Freising) el primer día, llegué a la estación de autobuses de Múnich a tiempo para ir a cenar, así que me enseñó un par de calles. No era ni una mínima parte de todo lo que ofrece Múnich, así que el domingo fuimos a verla en condiciones todos juntos.

Para poder pasar el máximo tiempo posible en la ciudad cogimos el tren temprano en Freising (como antes, tuvimos que comprar un billete a Bayern para tres pasajeros), y nos bajamos en la estación central de Múnich.

Desde allí nos fuimos primero al precioso Palacio de Nymphenburg, que está al oeste de la ciudad y un poco lejos del centro, así que teníamos que coger el transporte público. No me acuerdo de con qué fuimos exactamente, pero era o la línea U5 de metro a Lainer Platz y luego el autobús 51/151, o el tranvía 16 o el 17 hasta Romanplatz.

Después de andar un poco llegamos al parque que está al este del monumento, desde donde se podía apreciar perfectamente el exterior de este enorme palacio a pesar del mal tiempo.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-cc

El Palacio de Nymphenburg a la distancia, vistas desde el lago

El lago exterior que se ve en la foto es el hogar de ocas y patos y es tan grande que se tarda unos 10 minutos en darle la vuelta. De ahí sale un canal de unos 2 km que llega hasta el parque Grünwaldpark.

Este castillo de las ninfas se construyó con un estilo barroco a finales del siglo XVII como la residencia de verano de los antiguos gobernadores de Baviera de la Casa de Wittelsbach. Como solo íbamos a estar un día en la ciudad y había mucho que ver decidimos no entrar al palacio, ¡pero estaría genial si vas a pasar más tiempo en Múnich! Échale un vistazo a la página oficial del castillo de Nymphenburg para informarte sobre los precios.

Alrededor del palacio hay un parque de 200 hectáreas que empezó siendo un jardín al estilo italiano, luego lo extendieron y arreglaron al estilo francés y después al inglés. Es gigante, así que solo vimos una parte.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-66

El Palacio de Nymphenburg visto desde los jardines interiores

Los elementos barrocos principales se habían conservado, como se puede apreciar por los patrones simétricos del jardín, con un diseño precioso a base de parterres (una característica muy común de la época en muchos jardines de palacio de Europa central, como por el ejemplo los del Belvedere de Vienna y Schönbrunn).

El parque está dividido por un canal interior que lleva desde el pabellón central del palacio hasta una cascada de mármol al oeste, todo decorado con estatuas de piedra de la mitología griega y romana. A cada lado del canal hay un lago enorme, y vale la pena pasear entre los pequeños lugares y monumentos que hay por allí, perfectos para respirar aire fresco en la ciudad.

Como te podrás imaginar por las fotos, este sitio es una preciosidad compuesta por muchos elementos distintos que forman el palacio y el jardín. Para llegar a hacerse una idea de la magnitud de este sitio hay que ver planos aéreos.

Nuestra única queja fue el tiempo... No tuvimos mucha suerte, no pudimos apreciarlo con los colores más vivos y los lagos resplandecientes. Estaba completamente nublado, algo típico de Alemania. Sé que he mencionado muchas veces lo del tiempo en este viaje, pero es que era muy molesto. A veces ves fotos preciosas de monumentos y de lugares que te decepcionan cuando los ves en persona. Nosotros no es que estuviéramos decepcionados con el palacio, pero la lluvia siempre estropea el paisaje, además de ser un estorbo para viajar tranquilamente. ¿A quién le apetece llevar un paraguas y empaparse mientras hace turismo?

Nos lo pasamos genial en Múnich, pero seguro que habría sido aún mejor en un día soleado.

Como íbamos cargados con las maletas (otro estorbo) estábamos un poco cansados, pero como jóvenes que querían aprovechar al máximo su último día en Bavaria, decidimos ir andando hasta el centro siguiendo el canal que he dicho antes y luego la calle Nymphenburg. Solo tardamos unos 40 minutos...

Una de las muchas puertas de la ciudad que hay en Múnich es la de los Propileos, en la plaza Königsplatz. Es una estructura como la de un templo dórico del siglo XIX, construida como símbolo de la amistad entre Bavaria y Grecia, pues es similar a los Propileos de la acrópolis de Atenas.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-82

De camino a los Propileos en Königsplatz.

Königsplatz está rodeada de un montón de edificios de museos, a un lado se encuentra la Gliptoteca (de estilo jónico) y al otro lado el Museo de Antigüedades de Múnich (de estilo corintio). Es una zona muy cultural del neoclásico europeo del siglo XIX, en la que también hay museos, como la galería Lenbacchaus al noroeste y, pasados los Prolipeos, la Pinacoteca Antigua, la Pinacoteca Nueva y la Pinacoteca Moderna, que forman el llamado barrio de galerías y museos Kunstareal.

Todos los museos son dignos de ver (ve a las páginas web para informarte sobre los precios y horarios), pero quizá el más importante sean las galerías antigua, nueva y moderna que acabo de mencionar, ya que en conjunto tienen una gran colección de arte que cubre desde el siglo XIV hasta el siglo XXI.

La Pinacoteca Antigua acoge los hitos de la pintura europea, una colección única de obras de arte de la Edad Media, el Renacimiento, el Barroco y el Rococó. El edificio neoclásico del arquitecto Leo Von Klenze (terminado en 1836) fue una revolución en la arquitectura de los museos europeos, sentando las bases de este tesoro del arte occidental. Por desgracia no tengo ninguna foto, pero puedes buscarlo en internet.

En la Pinacoteca Nueva se expone arte desde Goya hasta Picasso. Fue fundada por el rey Ludwig I a mediados del siglo XIX como el primer museo público de Europa dedicado exclusivamente al arte contemporáneo.

Por otro lado está la Pinacoteca Moderna, que se abrió en 2002 y en la que se expone arte moderno.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-2a

Pinacoteca Nueva

No muy lejos de allí se encuentran la Biblioteca Estatal de Baviera y la Biblioteca de la Universidad.

Teniendo en cuenta todos estos edificios de los que he hablado y lo cerca que están los estudiantes de estos lugares históricos y otros sitios emblemáticos, no podemos evitar tenerles envidia por la suerte que tienen de formar parte de un distrito tan inspirador y con tanto arte, cultura e historia durante sus años de estudio.

Después de andar un rato decidimos ir a Marienplatz, donde se encuentra el impresionante Nuevo Ayuntamiento, situado en el corazón de la ciudad.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-a7

Selfie mientras que explorábamos Múnich

El Nuevo Ayuntamiento es un magnífico edificio de estilo neogótico terminado a principios del siglo XIX que protagoniza la plaza Marienplatz. Es un sitio muy bonito y de los principales de la ciudad, no te lo puedes perder. Probablemente sea una de las primeras imágenes que te salgan cuando busques Múnich en Google, hay tanto que decir sobre su diseño y características, tanto los de la fachada como los del interior, que nos llevaría todo el día. Te aconsejo que vayas a admirar esta maravilla arquitectónica desde dentro.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-1c

Fachada trasera del Nuevo Ayuntamiento

Cada mañana a las once de la mañana y a las doce del medio día (en verano también a las cinco), el carrillón (Glockenspiel) con 43 campanas y 32 figuras móviles a tamaño real, suena y representa dos pequeñas historias del siglo XVI. El espectáculo de este reloj tan popular dura unos 15 minutos (depende de lo que esté tocando) y, al final, un pequeño gallo dorado en lo alto canta tres veces, dando por finalizado este momento tan entretenido para todos los reunidos en la Marienplatz.

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-bc

Nuevo Ayuntamiento en la Marienplatz

Voy a contar las dos historias que se representan. Primero, la mitad superior del reloj interpreta la boda del duque Guillermo V y Renata de Lorena, con la celebración de una justa en su honor entre Baviera y Lorena en la que los caballeros bávaros siempre ganaban. Luego empieza la segunda mitad, que representa la danza de los toneleros llamada Schäfflertanz.

Se dice que los toneleros bailaban con aros por las calles de Múnich para llevar vitalidad y alegría a la gente en 1517, un año devastador por la plaga. Por ello su baile se convirtió en un símbolo de la perseverancia y lealtad en los tiempos difíciles. Es tradición que se interprete esta danza en vivo cada siete años durante el carnaval alemán. Los que viajaron a Múnich a principios de año, entre enero y el martes de carnaval, tuvieron la suerte de poder disfrutar de este espectáculo tan maravilloso y especial.

Obviamente queríamos quedarnos a ver el de las doce, así que allí estábamos, admirando el espectáculo desde la plaza junto con un millón de personas más. Es algo que deberías ir a ver si tienes la oportunidad.

Tras pasar un rato en la plaza seguimos hasta Kaufingerstrasse, una de las principales calles comerciales. Aquí puedes ver la extraordinaria iglesia de estilo gótico de ladrillo rojo: la Catedral de Nuestra Señora de Múnich. Se la considera un símbolo de la capital bávara con sus dos torres, que curiosamente se construyeron más tarde, en el Renacimiento, y no siguen el mismo estilo arquitectónico del edificio.

Terminamos en Karlplatz y nos dimos una vuelta por Sendlinger Tor, una puerta de la ciudad al sur, en el casco antiguo de Múnich. En su momento sirvió de fortaleza defensiva y es una de las tres puertas de la ciudad góticas que quedan en Múnich, junto con Karlstor (ya la hemos pasado) e Isartor (en el lado contrario a estas dos, cerca del río Isar).

weekend-trip-bavaria-day-3-munich-pt1-9b

Posando en la Sendlinger Tor

Como estábamos cansados y hambrientos nos fuimos a tomar una cerveza y comer algo. No puedes ir a Múnich y no beber cerveza (aunque no te guste), y qué mejor sitio que Hofbräuhaus.

¡Estate atento para la segunda parte de este día!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!