Mermaid Hostel


  - 1 opiniones

Albergue Neoclásico

Publicado por Félix Feligrés

Cuando buscamos alojamiento en Varsovia el que más nos llamó la atención por ubicación y precio fue el Mermaid Hostel. Aunque es cierto que en Polonia encontraréis montones de Hostales-Albergues por precios muy bajo y si buscáis un poco con desayuno incluído. Es una auténtica pasada viajar por allí.

Sobre el nuestro, Mermaid Hostel, estaba muy bien situado, en el centro de Varsovia, a menos de un kilómetro de la estación de metro de Centrum. La dirección exacta es ulica Wilcza 29A/7, Sródmiescie. La verdad es que pese a llevar mapa cuesta encontrarlo, porque no es un Hostal-franquicia como hay algunos que están indicados con carteles fuera y se ve de lejos que son hostales. Este es más bien una vieja casa con el interior remodelado para hacer las funciones de pequeño hostal. Apenas tiene seis o siete habitaciones con muchas literas todas ellas.

Al parecer antes era una casa de las de época. Con techos altísimos y habitaciones muy amplias. La decoración mantenía ese extraño clasicismo barroco de época incluso en el patio de la zona común en la que había varios portales.

Respecto al servicio como hostel, pues ofrece conexión wi-fi, que cuando viajas low-cost es importante para planificar movimientos, mirar mapas y chequear asuntos de horarios, precios y bla bla bla. Además la recepción (que es el salón de descanso con TV que tenéis en la imagen de arriba, con todos tirados por ahí en los pufs esos jaja) está alguien siempre las veinticuatro horas.

En algunas páginas pone que ofrecen consola también para relajarse en la televisión, pero la verdad es que nosotros no la vimos. O no estaba en aquel entonces y la han puesto nueva, vaya usted a saber. Pero no sería el primero en el que tienen consola en la sala de descanso, lo cual si llegas tarde y no hay tiempo para visitar nada te puede apañar un par de horitas después de la cena antes de enfrentar el día siguiente con mejor ánimo.

Tiene una cocina compartida para todos los huéspedes que es como la cocina de cualquier casa. Pequeñita pero con sus fogones, microondas y nevera. Que por cierto la nevera está llena de cosas, pero aquello no es un buffet libre, son cosas de los huéspedes. Así que, a no ser que lleve la etiqueta de (Eat me!) que en algunos lugares la gente pone cuando se dejan comida y se piran del Hostal para que otros puedan aprovecharla, a no ser que la lleve, no os la comáis porque os estaréis comiendo la comida de otro. Y eso puede joderte mucho si justo tenías planeado hacerte un sandwich antes de irte o tenías la reserva para dos días y llegas y no tienes nada. Preguntad antes. Que los españoles somos muy de no preguntar, y así pasa luego que llegamos y nos miran con mala cara en cualquier sitio. Sed respetuosos con ese tema.

Aparte el Hostel está al lado de una parada de tranvía y a poco más de quince minutos de la estación central de trenes Warsawa-Centralna. Así que de lujo, si sabes encontrarlo y no pasas por la calle que es diez veces sin verlo jaja.

Sobre los precios

Pues a nosotros nos salió por entre siete y trece euros la noche. Eso sí, sin desayuno. Pero como tienes la cocina puedes comprar en cualquier supermercado ultra barato y desayunar tranquilamente al día siguiente.  

¿Por qué entre siete y trece? 

Bueno depende de la época en que vayas. Nosotros además, como éramos tantos, algunos reservaron la habitación de ocho personas y a mí por ejemplo, por llegar tarde a la reunión me tocó reservar la de cuatro personas. Eso sí, estuve muy a gusto, sin compañeros molestos ni cosas raras.

Podéis llegar a partir de las dos de la tarde y la salida es antes de las once. Son generosos con ese tema. De hecho a nosotros nos dejaron guardar allí las mochilas aunque nos deberíamos haber ido la última mañana y volver por la tarde a por ellas (así pudimos estar un día de turisteo sin estar cargados con las mochilas).

Pero no todo el monte es orgasmo... 

Porque lo ridículo de aquello es que para TODO el Hostal hay una única ducha.

Hay dos baños, pero sólo uno tiene ducha (bueno, una bañera en realidad) que además no tenía ni cortina ni nada. O sea, que cuando se duchan diez personas ahí el baño entero se convierte en una piscina de muy poca y desagradable profundidad. 

Y alguna aventurilla más ocurrió en el Hostal, como la eterna huésped o el vecino "sin sangre"... 

Seguiremos informando,

Powodzenia!

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Mermaid Hostel? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!