Advertise here

Chiesa di San Bernardino alle Ossa


  - 1 opiniones

Una visita a una iglesia insólita

Publicado por Nuri Mercury — hace 4 años

Cuando estaba decidiendo,  informándome sobre qué hacer y qué visitar en Milano, un punto que me llamó la atención fue la Chiesa di San Bernardino alle Ossa. Ossa en italiano quiere decir huesos… ¿Por qué una iglesia se llamaría “Iglesia de San Bernardino en los Huesos? No porque este santo haya sido taaaan flaco que parecía que estaba en los huesos (o como dice una canción de Tin Tan:♫Estoy muy flaco para estar vivo, pero muy gordooo para estar muertooo♫ :P)

En la descripción leí que la particularidad de esta Iglesia era una pequeña capilla decorada con nada más y nada menos que... cráneos y huesos humanos. Así es: puede sonar algo macabro y puede haber personas a las que no le den muchas ganas de visitar un lugar así, pero me dije que esa capilla debía ser algo particular, diferente, fuera de lo normal. Así que anotada estaba la Chiesa di San Bernardino alle Osse en mi lista de vistas en Milán.

Una visita a una iglesia insólita

Interior de la Iglesia

Visita a la capilla y descripción de la iglesia

Aunque Milán es una gran metrópolis, las atracciones ubicadas en el centro de la ciudad (tal y como la Chiesa di San Bernardino) pueden visitarse fácilmente a pie. Además de hacer ejercicio, se ahorrarán el boleto de metro y podrán comprarse por ejemplo un muuuuy rico gelati! Comer un helado estando en Italia no es cliché, es algo... ¡OBLIGATORIO! :D

En fin, había recorrido y visitado ya varias iglesias (que en Italia, la pasta, los helados y las iglesias son lo que sobra :p ), después de perderme un poco y gracias a la ayuda de una amable italiana (¡¡¡practiqué mi italiano!!! :D), llegué hasta esa famosa iglesia.

Es verdad que por fuera, uno no pensaría que este recinto alberga algo fuera de lo común. La arquitectura del exterior de esta iglesia no es algo extraordinario. Iglesias así podemos encontrar en México.

Debo confesar que una cierta emoción me invadió al llegar hasta ese lugar. Estaba llena de expectativas. Entré al templo y, evidentemente, lo primero que hice fue buscar la entrada a la capilla decorada con huesos.

Al entrar, a mano derecha encontrarán una imagen de la Virgen María. Cuando yo fui, no le presté mucha atención porque mi objetivo principal era el ver esa dichosa capilla “alle ossa”.

Una visita a una iglesia insólita

El atrio de la Iglesia

El interior de la Iglesia tiene una forma octagonal y pueden encontrar pinturas,  imágenes y demás arte religioso. En realidad no observé con mucho detalle el resto de la iglesia; sin embargo, puedo decir que su decoración me pareció más bien sobria, sobre todo en comparación a todas las demás iglesias italianas que muchas veces están cargadas de decoraciones, pinturas y demás detalles arquitectónicos. El interior de la cúpula es bonito y los detalles de sus columnas y de sus altares son dignos de admirar, eso sí.

Una visita a una iglesia insólita

Vista interior de la cúpula

Una visita a una iglesia insólita

Detalles de la decoración

En cuanto a la capilla alle ossa, la busqué inmediatamente pero a primera vista, no la encontré. No había letreros indicando de manera clara dónde se encontraba o cómo acceder a ella... Noté que había dos puertas en un extremo de la iglesia. Me acerqué a una de ellas y noté que una estaba cerrada con llave. La otra, sin embargo, estaba entreabierta.

Mi curiosidad me llevó a empujar la puerta entreabierta... esperaba ver al fin la capilla y... ¿Qué es lo que vi? Nada más y nada menos que... ¡¡¡¡Escobas, cepillos y otros productos de limpieza!!!! No era más que un armario para esas cosas >.< (Creo que si alguien me hubiese visto abriendo ese armario, sabiendo que buscaba la capilla alle ossa, le hubiera dado mucha risa el ver esa escena :P)

Pensé entonces que la entrada a la capilla era por la otra puerta que estaba cerrada y que por el momento, no se podía acceder a ella :/ Me dije que qué mala suerte :'(

Se me hizo algo raro el que no hubiera letreros indicando claramente el acceso a una capilla tan particular. Algo me decía que era muy extraño eso. Regresé a la entrada para ver si tal vez había algún letrero que no hubiera leído y... ¡Sí, había encontrado el camino a ella! Efectivamente, en la entrada de la Iglesia, había un pequeño letrero con una flecha indicando el camino hacia un pequeño pasillo (tanto quería ver esa capilla que ni puse atención en el letrero que estaba luego, luego, o como diría mi mamá, picándome las narices :P ). El acceso se hacía desde la capilla donde estaba la imagen de la Virgen María que vi desde un inicio, pero a la cual no puse mucha atención. Así que cuando vayan, ya lo saben: para ir directo a la capilla alle ossa, diríjanse hacia el pasillo que está a la entrada, a mano derecha ;)

Una visita a una iglesia insólita

La puerta abierta de la izquierda es la que conduce hacia la capilla alle ossa ;)

Una visita a una iglesia insólita

El letrero que no vi luego, luego >.<

Caminé por ese pasillo e inmediatamente noté un cambio de ambiente. Estaba menos iluminado y había también algo de humedad. Toda esa parte estaba completamente sola. Continué avanzando en ese pasillo y pude distinguir un muro en el cual estaban apilados cráneos humanos. Fue sorprendente.

Aunque el pasillo no era tan largo, creo que entre la emoción y la curiosidad se me figuró más largo. Una vez que finalmente llegué a la capilla, pude apreciar que efectivamente estaba decorada en su totalidad con osamentas humanas.

Una visita a una iglesia insólita

Hacia el final de pasillo... No había absolutamente nadie en esa área de la Iglesia, sólo yo.

En esta capilla hay cráneos y huesos apilados en los paneles que decoran las paredes. En las columnas, observarán también otros huesos y cráneos que completan la decoración.

Una visita a una iglesia insólita

¿Ya vieron todos los cráneos y huesos apilados en las paredes?

Una visita a una iglesia insólita

Una visita a una iglesia insólita

¿Se imaginan cuántos huesos y cráneos hay ahí? :o ¡Con razón les alcanzó para hacer una capilla!

Además de las osamentas, algo que llamó mucho mi atención fue la pintura del techo: es un hermoso fresco que representa una escena de ángeles. Cuando yo fui, no había mucha gente en la iglesia, había sólo otras dos turistas. Creí que habría más personas, sobre todo en la capilla alle ossa pero no, en todo el rato que estuve, yo fui la única ahí.

Una visita a una iglesia insólita

Esta pintura me gustó muchísimo. ¿Ya notaron los huesos y cráneos que la rodean, a manera de decoración?

El estar sola ahí, me permitió por un lado tomarme mi tiempo en ese lugar, observar los detalles e incluso sentarme en una de las bancas para admirar la escena pintada en el techo. Sin embargo, tampoco estuve mucho rato. El estar sola en ese lugar, que es un tipo de anexo de la iglesia, decorado de esqueletos humanos… debo confesar que la paz y la tranquilidad no es exactamente la sensación que se experimenta ahí :p Al menos, no es mi caso.

Noté que hay una entrada independiente desde la cual es posible acceder a esta capilla directamente desde la calle, pero aparentemente siempre esa puerta siempre está cerrada y sólo se puede entrar por el pasillo lateral a la entrada de la Iglesia.

Una visita a una iglesia insólita

Mmm... me pregunto quiénes fueron esas personas en vida, en qué época vivieron...

Un poco de historia…

En cuanto a la historia, puedo comentar rápidamente que esta iglesia está construida en lo que antes era un cementerio. Tal vez se preguntarán: ¿de dónde vienen los huesos que decoran la capilla alle ossa? Pues precisamente de ese cementerio: al no haber ya más espacio para los difuntos, se decidió que se construiría un “anexo” donde se almacenarían los esqueletos. Tiempo después, esos mismos huesos fueron usados para decorar la capilla tal y como la conocemos hoy en día.

Una visita a una iglesia insólita

El altar principal de la capilla alle Ossa

En conclusión: un lugar que vale la pena visitar

En fin, puedo decir que si van a Milán, la Chiesa di San Bernardino alle Ossa y su peculiar capilla debe figurar entre su lista de visitas. Aparentemente, no es muy popular entre los turistas (prácticamente todo mundo va a ver el cuadro de la Última Cena de Da Vinci… et oui, ese cuatro se encuentra en Milano ;) ). Sin embargo, este templo y, sobre todo, su capilla alle ossa, es un lugar fuera de lo común que vale la pena visitar.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Chiesa di San Bernardino alle Ossa? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!