Advertise here

Mercado de Navidad de Lieja


  - 1 opiniones

La magia de navidad en Lieja

Traducido por Conchi Roo — hace 2 años

Texto original de Laurie Lambert

Con la llegada de las fiestas de fin de año, le decimos "adiós" a la feria de Lieja y "hola" al mercado de Navidad. El mercado de Navidad de Lieja es más exactamente un pueblo de Navidad. Está dividido en varias partes ya que hay un mercado de Navidad en la plaza de la Catedral, con una mini pista de hielo; una parte de la plaza Saint Lambert y el pueblo delimitado con las empalizadas de madera entre la plaza Saint Lambert y la plaza du Marché.

En la Catedral, hay la pista de hielo al rededor de la cual se encuentra una veintena de casetas. Sobre todo de comida, no hay objetos artesanales en ese lugar. Encontramos vinos blancos, platillos de navidad, bares de copas, vino caliente, cervezas,... Si continúan hacia el ópera, hay otras pequeñas casetas donde se venden salchichones y ropa caliente de navidad (capuchas, gorros, bufandas, guantes,... ).

Después llegáis por la Fnac, el C&A, el Quick, hacia la plaza Saint Lambert (crucéis entonces la plaza de la République Française ). Ahí, encontréis otras casetas y otra parte del mercado de Navidad. Aquí, hay más artesanías decorativas. Encontramos velas, ropa de invierno, elementos de decoración diversos como lámparas, etc. También se venden campanas de chocolate y churros.

Después llegáis al pueblo de Navidad. Entre la plaza Saint Lambert y la plaza du Marché. A la izquierda antes de entrar, hay un descenso para bajar en trineo o en nuestras nalgas. Se paga y es una de las atracciones del mercado de Navidad junto con la noria situada en el pueblo de Navidad justo al lado.

La magia de navidad en Lieja

De nuevo, el mercado de Navidad funciona por casetas. Hay algo para todos los gustos, ahí, principalmente comemos y hay de todos modos algunas casetas de decoración o ropa de invierno. Pero son claramente los platillos los que son populares, cosas típicas de Lieja o de Bélgica y otros platos extranjeros. Entrando, encontramos los "croustillons", "laquements", gofres de de Lieja y de Bruselas... A la derecha, la famosa caseta Galler (chocolateros) donde se puede saborear un buen chocolate caliente y los famosos gofres Galler. Son crujientes por fuera y por dentro hay chocolate Galler derretido. ¡Una delicia! Los vemos en esta foto. Son caros, pero la relación calidad-precio es correcta ( dos euros cuarenta el mini gofre pero ¡se derrite en la boca! ).

La magia de navidad en Lieja

Después hay la caseta de los ravioles. Un poco caro para mi gusto... Ya que son muy pequeños y es mas bien una cata. Pero es un poco la observación general que hacemos para todas las casetas. También puede sumergirse en el universo canadiense comiendo una poutine. Un plato con patatas fritas, queso en pedazos un poco fundido, y una salsa especial de ahí. También es posible comer griego o turco (siempre los famoso khebabs).

Al final normalmente hay para todos los presupuestos pero no nos llenamos siempre el estomago como quisiéramos. Vamos sobre todo para tomar una copa y picar antes o después de una comida.

Un consejo: compartir una tartiflette con un amigo, sigue siendo lo que más alimenta y asequible ( siete euros el plato).

Galería de fotos



¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Mercado de Navidad de Lieja? Comparte tu opinión sobre este lugar.


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...