Advertise here

Día 7: tres países en un día

¡Y llegamos al último día de vacaciones!

Después de haber sobrevivido a la noche en el coche en Colonia, hizo un regreso con estilo atravesando tres países. ¡En este punto de Europa es bastante sencillo!

Por la mañana hice de nuevo el paseo por Rheinboulevard y Hohenzollernbrücke para llegar a la Catedral de Colonia. A las 9.00 en punto la abrieron para las visitas y pude subir a una de las gigantescas torres góticas para ver el paisaje desde una altura vertiginosa de cientos de metros y unos quinientos escalones. ¿Cómo iba a perdérmelo?

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-eb20427fe

Completamente encantado con Colonia me fui a la cercana Aachen, ciudad universitaria situada en un valle con colinas boscosas. Esta es conocida principalmente por su antigua capilla palatina que mandó construir Carlo Magno, alrededor de la cual se desarrolló posteriormente el pequeño centro histórico. Es interesante observar como la Catedral de Aachen con la capilla palatina en el centro es el resultado vistoso de los añadidos de volumen de la época y estilos arquitectónicos diversos. No es casualidad que sea la primera iglesia alemana que entró en la lista de patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Muy bonitas son también sus numerosas plazas deç centro adornadas con edificios históricos y el gran palacio de Rathaus con su torre medieval.

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-15f65dd28

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-2aedd3379

Después de estar por Alemania, entré en una estraña prolongación de Países Bajos y llegué después a Maastricht. En esta ciudad también se respira un ambiente rico en historia y creo que me gustó aún más que Aachen. De hecho, tiene un casco antiguo más amplio y lleno de tiendas con un pintoresco barrio universitario, un bonito parque alrededor de la muralla, el borde del río y una serie de canales con molinos de agua (Bisschopsmolen). En concreto me detuve en la antiquísima Basiliek van Onze Lieve Vrouwe, una iglesia de piedra de estilos románico y gótico que da a una bella plaza arbolada.

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-a870dcc03

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-cba79cb3e

El tiempo continuaba siendo muy bueno, soleado y hacía calor por que para comer me senté a la sombra de los árboles en el verde parque cercano a Helpoort.

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-e0eb0d029

La última parada finalmente fue en Bélgica en Liège, una ciudad industrial en la que se habla francés en la región de Vallonia. El centro caótico y desordenado, no me dió muy buena impresión, sin embargo, a lo largo de la orilla del río me encontré con las Montañas de Bueren, una escalinata largísima que lleva hasta la ciudadela en la cima de la colina. Aún siendo un escalador experto debo decir que la vista de aquella subida me ha dejado realmente destrozado. La verdad es que no me gustaría vivir en una de esas casas en cuesta.

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-bdb96afd4

En cualquier caso, me armé de valor y me puse en modo Rocky Balboa para subir hasta la cima de la cuesta para ver Liège desde arriba. La vista de la ciudad y del río desde aquella perspectiva finalmente me agradó bastante, por lo que después no fue ya a visitar más por el centro histórico.

giorno-7-tre-nazioni-in-giorno-72edc9c22

Durante toda la tarde continué conduciendo atravesando toda Bélgica y hacia la noche volví a mi querida Ghent. ¡Parecía que había pasado mucho tiempo en sólo siete días!

La gran odisea holandesa parecía haberse acabado pero en realidad tenía otro día extra muy especial planificado en la agenda. Descubre lo que hice un poco después en un día realmente especial haciendo clic aquí!

¡Hasta el próximo viaje!

Davide Meneghello


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!