Los 10 mejores platos de la gastronomía austriaca | Blog Erasmus Austria
Advertise here

Los 10 mejores platos de la gastronomía austriaca

Mucha gente me pregunta siempre, ¿qué se come en Austria? Salchichas y ya está, ¿no?, bueno a ver... no exactamente. Es verdad que a los austriacos nos encantan las salchichas, sobre todo en la temporada de barbacoas, ahí las neveras están repletas de salchichas. Pero no todo es salchichas, la cocina nacional tiene mucho más que ofrecer.

Para que puedas hacerte una idea y para que puedas ir preparando un menú que te haga la boca agua, te presento algunos de los platos más conocidos y más deliciosos de Austria. Y para hacer las cosas un poco más emocionantes, empezaremos por los últimos puestos del ranking (por supuesto, basado únicamente en mis preferencias, pero ¡hay que probarlo todo!)

A veces me gusta cocinar, pero creo que algunos de estos platos requieren bastante esfuerzo y tiempo (y también dinero, cuando se trata de la carne), por eso no quiero dejar que este post sea de recetas. Si quieres cocinarlos en casa, hay muchas recetas en internet que puedes seguir.

10. Brettljause

¿Cómo? ¿“Brettljause”? – una palabra un poco rara, ¿no?

Pues bien, “Brettl” no es tan difícil de entender, significa “Tabla de madera” (en este caso, tabla para servir) en el dialecto austriaco. Y “Jause” es un aperitivo entre comidas, que se suele tomar por la tarde, entre las 15:00 y las 17:00 (también se puede tomar un “Jause” por la mañana), una especia de segundo desayuno (para todos los Hobbits que haya por ahí).

Con estas dos palabras, le damos nombre a un plato muy particular que se sirve en una tabla de madera y se come como aperitivo entre comidas, porque tiene ingredientes fríos. En este plato frío podemos encontrar de todo: todo tipo de embutidos (jamón, tocino, salami, embutido de hígado, etc. ), carne fría (por ejemplo, carne ahumada), diferentes tipos de queso (Emmental, Gouda, parmesano), huevos cocidos, cebollas, tomate, pepino, pepinillos y pimientos. Todo servido con rábano picante y mostaza y acompañado de un buen trozo de pan integral. Y para los verdaderos conocedores, no puede faltar una buena cerveza fría, un “Himbeerkracherl” (refresco de frambuesa) o un "Schnapserl".

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

9. Tafelspitz

Otra palabra peculiar. Si te encontraras esta palabra en un menú ¿sabrías de lo que se trata? La verdad es que es también un plato peculiar pero a la vez está muy rico. Es ternera, de la parte de la cola del animal que primero se hierve en un caldo y luego se sirve con patatas (véase aquí la foto con las patatas) y verduras. Por último, se añaden los cebollinos y el caldo colado. A mí me encanta la manera de servir este plato, pero es demasiado elaborado como para prepararlo (yo sola).

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

8. Salchichas

Sí, aquí está el plato favorito de muchos: las salchichas. No sé porqué, pero las salchichas es lo más que les gusta a los extranjeros de la cocina austriaca (y alemana). No me sorprende, tenemos toda una variedad de salchichas y además tenemos una tradición muy interesante y especial que está bastante arraigada en Viena: el puesto de salchichas.

Lo curioso es que nosotros no llamamos salchichas a las salchichas en Viena, sino “Frankfurters” o salchicha Frankfurt. Para nosotros, la “Wiener” en sí es un embutido picante, así que atento cuando la vayas a pedir, ¡el que avisa no es traidor! Pero no te preocupes, hay muchas opciones para elegir en el puesto de salchichas vienés: además de la salchicha Frankfurt, está la “Burenwurst” (una salchicha hervida que se come con mostaza dulce) o la “Käsekrainer” (a la que llamamos “Eitrige”, literalmente “purulento”… lo sé, no muy apetecible que digamos). Además, en el puesto normalmente te dan un “Semmel” (panecillo redondo) o un trozo de pan integral para acompañar, y siempre puedes pedir pepinillos, pepperoni picante, mostaza o kétchup.

Así que todos los amantes de las salchichas que estén leyendo esto, ¡directos al puesto de salchichas!

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

7. Gulasch

Este plato tan delicioso y sencillo tiene su origen en Hungría, como probablemente también lo tenga su nombre, no obstante con el paso del tiempo se ha convertido en una especialidad vienesa. Existen muchas variantes de este cocido, se puede preparar con carne o solo con patatas, o con ambas.

La variante más común en Austria es “Rindsgulasch” (Gulasch de ternera, conocido con el nombre de “Gulasch vienés” fuera de Austria). El “Fiakergulasch” también es bastante interesante, aunque muy difícil de digerir, ya que se sirve con salchichas Frankfurt, un huevo frito y varios trozos de Semmel. A mi me suena a un intento de combinar todos los clásicos vieneses en la misma olla. Mi variedad favorita es y será siempre la que hace mi madre, porque es vegetariana y hace el Gulasch con patatas, judías y pimiento. Si bien la cocina austriaca suele ser bastante carnívora, me gusta tener esta opción como alternativa más saludable.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

6. Schinkenfleckerl

Un plato fácil y barato, un auténtico éxito entre los estudiantes austriacos. Aunque su nombre no lo parezca, este plato es bastante fácil de preparar, solo lleva pasta y jamón. El nombre de “Fleckerl” es el tipo específico de pasta que se utiliza para este plato y se reconoce por su forma en cuadraditos. Luego, el jamón se corta también en taquitos, de manera que ambos tengan la misma forma. Se fríe todo en la sartén con cebolla y nata o bechamel y crema y después se hornea todo con queso al gusto. Como alternativa vegetariana tenemos el “Krautfleckerl”, un plato que lleva col en lugar de jamón. En muchos restaurantes austriacos se prepara el Schinkenfleckerl o Krautfleckerl directamente en el sartén con ensalada verde.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

5. Sopas

Puede que estés pensando que las sopas no son nada especial, pero en Austria hay muchas sopas que son muy características que están muy buenas y que se pueden tomar tanto como aperitivo o como una cena ligera.

Te presento a las 5 mejores sopas austriacas que TIENES que probar:

  1. “Kürbiscremesupppe” (sopa de crema de calabaza): sí, lo sé… este plato se puede preparar en cualquier parte del mundo, pero los austriacos (en especial los estirios) saben preparar este plato muy bien.

  2. “Eierschwammerlsuppe” (sopa de rebozuelos): ¿Eh? “Eierschwammerl” es el término austriaco para “rebozuelo”. Sobre todo en la época de otoño encontrarás sopas y otros platos con rebozuelos en los menús de los restaurantes, es que claro… ¡hay muchos bosques en Austria!

  3. “Leberknödelsuppe” (sopa de albóndigas de hígados): las albóndigas están hechas con hígado de vaca, yema de huevo, perejil y Semmeln (panecillos). Luego, se sirven en una sopa de ternera. Muy rico, pero muy carnívoro.

  4. “Grießnockerlsuppe” (sopa de albóndigas de sémola): ¡el sueño de todo niño austriaco! Junto con el siguiente plato, la sopa de albóndigas de sémola es un clásico vienés. Normalmente lleva carne, pero también hay alternativas vegetarianas.

  5. “Frittatensuppe” (sopa de panqueques): mi sopa favorita. Los panqueques (masa para panqueques) se cortan en trocitos y se añaden al caldo con cebollinos frescos.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

4. Cerdo Asado

Siempre que voy a casa de mi abuela y me pregunta qué quiero comer, solo hay una respuesta correcta: cerdo asado. Aunque nadie prepara el cerdo asado como mi abuela, no te preocupes, en Austria hay muchísimos lugares en los que puedes encontrar un buen cerdo asado, solo tienes que buscar la “Wirtshaus” (taberna) adecuada.

Este plato tan maravilloso lleva trozos de cerdo asado o cocido. El cerdo se mezcla con jugo, se sazona con comino, cilantro y ajo y se sirve con albóndigas y col. Normalmente son albóndigas de pan, pero a mi personalmente me encantan las albóndigas de patata, no las puedo sustituir por otra cosa. Como guarnición, se suele usar el chucrut (Sauerkraut), pero mi debilidad, y la mejor recomendación de mi abuela, es la col roja.

Así que ya sabes, si vienes a Austria, tienes que probar el cerdo asado. Pero te aviso de que con una de las porciones que te sirven en un restaurante, tendrás suficiente para todo el día.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

3. Eiernockerl

¡Por fin un plato típico austriaco y vegetariano! Pero no te dejes engañar, puede estar tan bueno como un rosbif con cebolla. Las “Eiernockerl” (albóndigas de huevo) son “Spätzle” (una forma específica de pasta) que se fríen en una sartén con huevos y cebollas y luego se les añaden los cebollinos. Este plato se suele servir en la misma sartén acompañado de una ensalada verde. Tienes que probarlo si vienes a Austria.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

2. Ensalada de patatas

No hay nada como una ensalada de patatas fresca y deliciosa (“erdapfel” es la palabra austriaca para patata, véase “ponme de terre” en francés; ) ) que sirva de acompañamiento para cualquier plato. Sé que no es un plato como tal, pero como me gusta tanto tuve que ponerlo en el número dos en mi ranking. Aunque también podría ser el número uno.

Parece fácil de preparar, pero no lo es. Se necesita un tipo específico de patata, concretamente patatas “cerosas”, ya que no se deshacen tan rápido cuando se mezclan con los demás ingredientes como lo harían las patatas normales. Luego se aliña la ensalada con aceite, vinagre, sal, pimienta y mostaza, si quieres puedes añadirle cebolla roja picada (normalmente la lleva). En Austria existen dos variantes: con o sin mayonesa. Pero la versión estiria está especialmente buena, porque lleva canónigos y aceite de semilla de calabaza, ¡riquísima!

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

1. Escalope vienés (Wiener Schnitzel)

¿Quién ocupa el primer puesto de esta lista? Como vienesa, no puedo ser imparcial, pero creo que puedo afirmar que el escalope vienés es muy popular en toda Austria (y en otros países). El escalope se sirve de muchas maneras diferentes, puede ser de pollo, de cerdo o ternera, puede llevar arroz, patatas, patatas con perejil, ensalada de patatas, kétchup, mayonesa (aunque ningún vienés se la come con mayonesa), o con arándanos, que en mi opinión, les a única manera correcta de disfrutar de un escalope vienés. Lo más importante es rociar el escalope con limón.

¿Qué más puedo decir? Prueba todas las variedades y quédate con la que más te guste.

die-10-besten-osterreichischen-gerichte-

Fuente

Espero que pruebes todo lo que hay en la lista y disfrutes de cada plato.

P. D. Pásate por este otro artículo relacionado sobre Los 10 mejores platos dulces de la gastronomía austriaca.


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!