Advertise here

Día 6: Pascua en Alemania

Domingo 21 de abril de 2019. ¡Buena pascua a todos! Por primera vez en mi vida pasé esta fiesta tan importante de una forma diferente al clásico día que se suele pasar en familia; de hecho, continué mi viaje solo por tierras desconocidas en busca de mi mismo y dando sentido a todo mi deseo irreflenable de viajar por el mundo.

Después de haber hecho la maleta y de dejar definitivamente la casa de Delft, me dirigí en coche hacia el este. Después de unos cuantos kilómetros, llegué a Nimega, la ciudad más antigua de Holanda fundada en la época romana sobre la cima de una colina cercana al río. A pesar de que fue una visita rápida porque de antiguo sólo quedaba una parte de la muralla, la iglesia de Saint Stephen y el ayuntamiento antiguo, me gustó.

Poco después, alcancé la frontera y entré en territorio alemán. El paisaje cambió de repente de forma notable: las llanuras de Países Bajos dejaron lugar a los densos bosques y a las numerosas colinas de Renania del Norte - Vestfalia.

La primera ciudad alemana que visité fue Kleve, la que fue durante un tiempo capital de un prestigioso ducado. Por desgracia, hoy en día no queda nada significativo a parte de la fortaleza en la colina, por lo que me quedé bastante desilusionado. Como pequeño consuelo, subí a la torre del castillo para ver el paisaje germánico, divisando la geografía y los hallazgos arqueológicos situados en diferentes niveles.

giorno-6-pasqua-in-germania-37c065ef013c

No demasiado lejos, estuve también en Xanten, ciudadela fortificada muy antigua de fundación romana. Su casco antiguo bien conservado me gustó mucho más y presenta varios puntos de interés: la muralla con una alta puerta fortificada, un molino, la imponente catedral gótico, la pintoresca plaza principal y un museo al aire libre en el cual han reconstruido esta colonia romana tal y como era al inicio de su historia.

giorno-6-pasqua-in-germania-b333279f67c4

giorno-6-pasqua-in-germania-b8615fadd182

Después de esto, seguí aún un poco hacia el destino más atractivo: ¡Colonia! Afortunadamente como era un día festivo pude aparcar gratis a pocos pasos de la magestuosa gran catedral. Al llegar a la inmensa fachada gótica con dos campanarios pensé celebrarlo comiéndome un huevo de chocolate que había llevado encima desde hacía días esperando la ocasión perfecta. ¡Por suerte no se había derretido!

giorno-6-pasqua-in-germania-2a5e1eb715f5

Para animar el ambiente, en la plaza había numerosos artistas que estaban diseñando con tizas el suelo y un músico de hang, un instrumento de metal que me fascina mucho por su simplicidad emitiendo dulces notas.

Entrando en la iglesia justo estaban dando la misa de la tarde con el órgano que se alzaba entre las columnas más altas de la nave.

Después me puse en marcha hacia el famoso puente ferroviario de amplios arcos de hierro (Hohenzollernbrücke) para llegar a la otra orilla del río Rin. Desde aquí salía un bonito y moderno paseo (Rheinboulevard) con vista panorámica de la ciudad, el puente y la catedral. Este lado tranquilo e iluminado por el sol del atardecer me gustó tanto que decidí pasar allí el resto de la tarde.

giorno-6-pasqua-in-germania-a22dd168e32b

Pero antes volví a la otra parte del puente, para ver rápidamente el resto del centro histórico con el Rathaus y la gran iglesia de San Martino y he movido finalmente el coche al otro lado del río justo al lado del bonito paseo.

Y así, sentado en los escalones del Rheinboulevard, asistí a un precioso atardecer sobre la ciudad con las luces que se iban encendiendo progresivamente sobre la catedral y el puente. ¡Podéis imaginaros cuántas fotos hice!

giorno-6-pasqua-in-germania-ce2f3253ac54

Parándome después a beber algo en un bar, me encontré con un chico italiano que estaba estudiando derecho en Maastricht, charlamos un poco y luego dimos juntos una vuelta nocturna juntos por la ciudad. Finalmente, lo acampañé a la estación que se encontraba justo en frente de la catedral.

Se había hecho ya tarde y no tenía ganas de buscar un abarrotado hostal, por lo que decidí dormir por una noche en el coche. Para mí no ha sido nada extraño ya que estoy acostumbrado a viajar en caravana. Obviamente tuve que renunciar a la comodidad pero al menos estaba en una posición panorámica digna de un hotel de cinco estrellas en las orillas del Rin.

giorno-6-pasqua-in-germania-484173e87a2c

Y este fue mi insólito día de Pascua. ¡Y aún quedaba el lunes de Pascua! Podéis descubrir qui qué hice el último día para terminar a lo grande este viaje.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!