Advertise here

Una independencia lejos de casa

Dicen por ahí que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, y en este caso en particular, te vuelves más patriota una vez lejos de tu tierra. El 16 de septiembre se celebra la independencia de México, festividad en la que se suspenden actividades escolares y laborales, mucha gente se aconglomera en las plazas principales y se hace alusión al grito que el independista Miguel Hidalgo hizo para levantar en armas al pueblo mexicabo. En esa fecha yo ya tenía un mes en Milán y no podía quedarme sin celebrar mi independencia.

Una independencia lejos de casa

En la foto: Mural de Jose Clemente Orozco retratando al cura Miguel Hidalgo en el levantamiento contra el yugo español.

Mis amigos que me hospedaron en un inicio y yo, no eramos los unicos mexicanos, de hecho, había un grupo de Facebook que se llama "Mexicanos en Milán" y se ponían de acuerdo para celebrar distintas festividades mexicanas. Nos organizamos, se propuso un restaurante mexicano y nos dimos cita a festejar a nuestra patria.

Una independencia lejos de casa

No eramos todos los mexicanos en la ciduad, e inclusive había colados, algún italiano que había estudiado en México y la consideraba su propia patria y otro invitado interesado en la celebracón. 

El restaurante era de un Italiano pero con cocineros mexicanos lo que hacía más auténtico el sabor, sin embargo es difícil encontrar muchos ingredientes para las recetas y lo que encuentras parecido es desabrido o muy pequeño. El aguacate por ejemplo, en una ocasión compré un aguacate que había sido importado de Israel o algun País cercano y tenía una consistencia algo extraña, pensé que quizá no estaba aún maduro y decidí dejarlo un tiempo a madurar, cuando me doy cuenta que seguía absolutamente igual me percate que este tipo de aguacate no iba a ser el mismo al que yo estaba acostumbrado, con el tiempo si tenía la necesidad de un aguacate optaba por ir a un supermercado más grande y comprar los importados de sudamérica, alrededor de un poco más de euro por aguacate si no me falla la memoria, pero valía la pena si querías enseñarle a alguien la receta del guacamole.

Regresando al restaurante, recuerdo que comimos un guacamole y una cortesía de tamales por parte de los cocineros, no pudo faltar el tequila ni unas buenas risas. Quizá no se hizo el grito como acostumbramos, pero al final esa es una parte de los viajes, adaptarse y disfrutar, el punto escencial siempre será dar a conocer tu cultura.

Una independencia lejos de casa

¡VIVA MEXICO!


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...