OKTOBERFEST!

Publicado por Erik Falcon — hace 17 días

Blog: Una experiencia que te cambia la vida
Etiquetas: Blog Erasmus POLIMI, POLIMI, Italia

No por nada el titulo está en mayúsculas...   

El grupo de ESN (Erasmus Student Network) además de ayudar con el hospedaje y problemas de los primeros días como el permesso di soggiorno (como derecho de estancia en la ciudad), organizaban viajes cada tanto tiempo a diferentes lugares, los precios y la organización eran tan atractivos que tenían que abrir un formulario en Internet a una hora y día específicos y los lugares se llenaban en menos de media hora. Era una completa locura, tenias que estar muy al pendiente de la computadora y tardarte segundos en llenar el formulario, inclusive personas ya tenían las respuestas en una pagina de word o bloc de notas para simplemente copiar y pegar; eran preguntas acerca de tus datos personales y el número de tarjeta de socio de erasmus, que tramitabas con ellos y te certificaba como estudiante de intercambio, te la pedían en clubes nocturnos, viajes e inclusive podrían darte descuento en algunas aerolíneas con el equipaje.

Uno de los primeros viajes que organizaron fue al Munich, Alemania al tan aclamado festival Oktoberfest, claramente se celebró en Octubre y fue una experiencia y un viaje inolvidable. Así que empecemos con los relatos:

La cita fue en la estación de Lambrate en la parte pasando el puente, llegando al lugar estaban tres autobuses esperando a los más rezagados para partir, comúnmente nos citaban a las 9 o algo parecido para estar saliendo a las 10 y el lugar comenzaba a convertirse en una fiesta, cerca de 120 personas reunidas de distintas nacionalidades precopeando desde antes de subirse al autobús. Desde ese momento me percaté porque mi mamá temía que me fuera a España, con todo el respeto a mis amigos y lectores españoles, pero son unos briagos y lo que acá en México se le conoce como un desmadre (un descontrol, un desastre, mucho bullicio, etcétera.) Nosotros también tenemos esa fama, lo sé, pero creo que ellos lo llevan a otro nivel o esa es mi percepción personal.

Nos subimos al autobús y comenzaban a generarse las nuevas amistades, la plática con los ya conocidos y el relajo (barullo, desmán, lo contrario de silencio, etcétera) con los desconocidos. El autobús estaba previsto en llegar a las seis de la mañana a Munich para poder formarnos con tiempo para una de las carpas, porque si, hay que formarse y ahorita explicaré el procedimiento y el festival porque a mí me agarró de sorpresa, o al menos no era como yo me lo imaginaba.

Fue la primera vez que estaba en tres países en una sola noche, algo que para los europeos es tan normal, para muchos Latinoamericanos es algo sorprendente o al menos muy divertido, yo de mi ciudad a Guadalajara, me tomo seis horas o hasta ocho en autobús, y aún faltan como otras 12 o más para llegar a la frontera. Cruzamos por Austria y no paramos en una tienda de paso para comprar algo de comida, bebida y deshacernos de lo tomado y comido, el autobús no tenía baño y con tanta gente con alcohol en la sangre las paradas eran continuas.

Finalmente llegamos a Munich, yo estaba demasiado norteado y con un aperitivo que me había preparado el día anterior, para nuestra fortuna el grupo de ESN también nos dieron un pequeño tentempié para recuperar algo de energías, un desayuno por supuesto, al estilo italiano.

No era como lo imaginaba

Nunca había visto imágenes del festival ni me había dado mucha a la tarea de investigar del mismo, para mi, el festival se llevaba a cabo en una mega explanada o parque con distintos locales de cervezas de muchas variedades, con lo que respecta con lo del parque estaba en lo correcto, hablando de los locales, pues también estaba algo en lo correcto solo que los locales en realidad eran carpas inmensas de una compañía en específico en donde tenías que hacer fila para entrar, también había quien reservaba su lugar pero alcance a escuchar que la gente lo hacía desde casi el año anterior, no tengo información muy clara al respecto (si alguien conoce de manera más detallada favor de hacérmelo saber, ya sea con un comentario o a través de un mensaje personal), y te recomendaban nunca dejar la carpa a la que entraras porque empezaba a llegar muchísima gente y te podía costar volver a entrar.

Nosotros nos formamos para la carpa de la compañía HB, que tiene un logo azul y una corona encima de las letras, tuvimos que esperar un buen tiempo en lo que empezaban a dejar entrar a las personas, ya como a las 9 estábamos entrando y nos ubicaron dentro del terreno de la compañía pero afuera de la carpa. Para el ingreso a la carpa dejaban entrar de tiempo en tiempo y tenías que hacer fila también. 

El tarro de cerveza cuesta alrededor de 11 euros y es de 1 litro, no se si haya diversos tipos de cerveza pero por lo que entendí y me dijeron, no. 

OKTOBERFEST!

Cada carpa tiene un ambiente distinto, unas son más para locales y otras más para turistas, podrías intentar entrar la de locales pero sería más difícil que en la de turistas. son cerca de unas catorce carpas y de un tamaño inmenso, con capacidades de personas muy elevadas. Más o menos algo así:

OKTOBERFEST!

En la foto ya habíamos entrado un grupo de amigo y yo en el interior de la carpa, el gusto nos duró unas dos horas porque a las 12-1 empiezan a entrar las reservaciones y te corren. 

En el interior

Si van al Oktoberfest intenten con todas sus ganas entrar en las carpas, el ambiente que se genera es sorprendente, muchas personas con la vestimenta típica, cantando, o en momentos te tocará ver personas que se suben a la mesa y comienzan a tomarse todo lo que tengan en su tarro, si se lo acaban la gente les aplaude y lo vitorean, si no, recibes abucheos, esta práctica solo se realiza en la parte de abajo y creo que los locales porque me tocó ver extranjeros que lo querían hacer e inmediatamente eran reprendidos y obligados a bajarse de la mesa, no era una práctica únicamente de hombres, me tocó ver mujeres realizar el acto, en una ocasión una mujer se subió a la mesa, la gente estalló de emoción y la chica comenzó a beber lo que le quedaba en su tarro, poco menos de la mitad, al ver que no se la estaba acabando y no se la iba a terminar empezó a recibir abucheos, pero ella no se dejó intimidar o quedar en ridículo y el resto de la cerveza en su tarro se lo vacío encima, obviamente la gente estalló más en euforia que si se hubiera acabado la cerveza, demostró completamente su espíritu vikingo.

Hasta aquí esta parte del Oktoberfest, más información en la parte 2...


Este contenido participa en el Concurso Viajeros Erasmus y ha recibido 741 puntos.

  • 6525 caracteres (652 puntos)
  • 13 vistas (39 puntos)
  • 5 fotos (50 puntos)
Este concurso ha sido posible gracias a:


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...