Advertise here

Diferencias educativas

Uno de los primeros miedos que tenía era el no tener el mismo nivel que mis compañeros estudiantes y no poder dar el ancho, o no poder adecuarme al sistema educativo, tenía tantas dudas en la cabeza que mis primeros días estuvieron llenos de nerviosismo, no tenía muy claro que materias tomar y cuales clases se podían ajustar a mi programa de estudios. 

Regresemos un poco en el tiempo al proceso de intercambio en México, y antes de nada empezar a explicar un poco mi contexto y la educación en mi país y más específicamente en mi institución.

Yo soy estudié la carrera de arquitectura en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Toluca, El Tecnológico de Monterrey es una institución privada con sede principal en la ciudad de Monterrey, tiene una alta exigencia educativa y es considerada de las mejores escuelas privadas de México, para aprobar necesitas de una calificación superior a 7, las calificaciones no se redondean y si tienes beca debes tener una calificación mayor a 8.5. La escuela al ser privada tiene un sistema muy regularizado y en cierto modo paternalista, ¿a qué me refiero con esto? A que tienes un número específico de faltas y si te pasas repruebas automáticamente la materia, aquí estuvo mi primer choque educativo en el Politécnico.

Yo no había asistido a una escuela en la que asistir fuera opcional y el aprobar la materia solo dependiera del examen final, tenía que ir entregando material por parciales y era el promedio acumulativo de estos parciales lo que contaba al final.

En mi escuela mexicana los grupos no sobrepasaban los 25 estudiantes, y las aulas eran reducidas, lo que ayudaba a que la relación con el profesor fuera cercana y pudieras asesorarte en cualquier momento si así lo necesitabas, en mi escuela italiana las aulas eran espacios inmensos que me recordaban a bodegas industriales o áreas de maquila, con un profesor (que en muchas ocasiones solamente lo veías a inicios del curso y lo volvías a ver hasta el examen final) y un tutor que remplazaba el resto del curso al profesor para más de 50 personas, la relación con el profesor era más lejana.

No sé si ocurra en todas las carreras o solamente las relacionadas con diseño y arquitectura pero me percaté que las materias en el Politécnico venían en paquete, es decir, tu inscribías una en tu horario pero esta significaba asistir a diferentes aulas en diferentes horarios con profesores diferentes y para aprobar la materia tenías que aprobar con todos los profesores; en el tecnológico no funciona de esta manera, el plan de estudios es específico y las materias son seriadas, entonces en un semestre cursas las mismas materias que todos los del mismo semestre (a menos que alguien haya reprobado alguna materia o haya decidido adelantar materia en algún verano).

No estoy seguro si me estoy dando a entender hasta el momento, también puede que la modalidad en la que yo estudié tenga variaciones con la de los locales por el hecho de que era de intercambio, pero algo de lo que estoy seguro de que, si hace falta, es información. Hubo un momento en el que tenía inscrita una materia de alguna ingeniería, aeronáutica o mecánica no sé, pero nadie me lo decía hasta que tuve que preguntar.

Y el factor más importante de todos y también el más obvio, el idioma, yo estuve a nada de reprobar uno de los paquetes que mencioné previamente, era proyectos, el paquete estaba integrado con materias como: estática, nuevas tecnologías y un laboratorio de trabajo. Estática fue mi dolor de cabeza, se me juntaron varios factores y el principal fue el método de enseñanza, me sentía como si no hubiera estudiado nada similar en mi vida, por ejemplo, en México la coma se usa para dividir la cantidad cada tres ceros y el punto para los decimales, así que mil quinientos con cincuenta sería “1,500.50” y en Italia el uso de la coma y el punto es al revés “1.500,50” una tontería ¿cierto? Pero cuando toda la clase estaba llena de cosas así mi mente caía en un abismo de confusión como si todo lo que supiera fuera falso, estudiaba por días enteros para los exámenes y aun así los reprobaba y aquí es donde entra otra diferencia en la educación.

Dependiendo la materia tenías varios intentos para presentar los exámenes, en ocasiones de manera ilimitada, en mi escuela si no acabas la materia con calificación aprobatoria, tienes que volver a cursar y por ende a pagar la misma.

A mí para muchas materias me convino hacer equipo con estudiantes italianos que ya saben cómo funciona el sistema el inconveniente es que los italianos no quieren hacer equipo con estudiantes de intercambio porque saben o creen que solo llegan a viajar y es probable que no ayuden en las entregas, y no los culpo, tienen mucha razón. En una de las materias de laboratorio de urbanismo que llevé, teníamos que formar equipos de unas seis personas y si no tenías equipo te anotabas en una lista en la que juntaban a todos los excluidos (que irónico suena eso), la clase después de formar grupos el profesor comenta que hay un grupo formado de puros estudiantes de intercambio y que sería una buena idea que los equipos en general fueran más multiculturales para que ellos aprendieran de nosotros y viceversa así que sugirió que algunos equipos se podían separar y acoger a los extranjeros, preguntó que equipos querían y su sorpresa fue que nadie levantó la mano, recurrió a hacerlo por sorteo y elegir dos o tres equipos al azar.

Quedé en un equipo con cuatro italianos que eran muy buenos, hasta me enseñaron y tuve que aprender a usar illustrator para la entrega, y el día de nuestra presentación obtuvimos la mayor nota que se puede dar, 30 e lode (mención honorífica).

La anécdota graciosa de esa ocasión fue que al momento de presentar una de las partes del proyecto salude al profesor con un “Ciao” cuando debía hacerlo con un “Salve” ya que con ellos la relación de usted es muy marcada, al profesor no le importó al parecer en lo más mínimo, entendió que era extranjero y el italiano no era mi lengua madre, pero a mis compañeros les causo mucha risa que había sido un igualado con el profesor. (Ahora que lo pienso no es tan graciosa más que para mis compañeros en esa ocasión).    

Es así que finalizo recomendando hacerse de un equipo italiano o en su defecto de amistades italianas para que te puedan asesorar con la materia o de donde puedes encontrar la información necesaria para aprobar; y como en toda la vida, adaptarse, preguntar y hacer el mayor esfuerzo.


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...