Advertise here

Finde en Baviera: día 1, Núremberg (parte 3)

Hasta ahora había visto un montón de zonas encantadoras de Núremberg, como sabrás si has leído la primera y la segunda parte de mi primer día de viaje. Sin embargo, la ciudad no deja de sorprenderme con tantos sitios maravillosos.

Volví a la plaza Sebalder Platz (desde allí puedes entrar a la iglesia) por Albrecht-Dürer-Straße. Mi próxima parada era la emblemática calle de Núremberg, Weißgerbergasse. Es la calle más antigua y es conocida por sus impresionantes casas alemanas de entramado, y se dice que es uno de los sitios más concurridos de la ciudad, con muchos bares, restaurantes y galerías de arte.

weekend-trip-bavaria-day-1-nuremberg-pt3

Paseando por Weißgerbergasse.

Me sorprendió que no hubiera casi nadie, la calle estaba casi desierta, algo bastante raro en una soleada tarde de viernes. Aun así, creo que es uno de mis lugares favoritos de Núremberg. ¡Las casas forman un paisaje precioso!

weekend-trip-bavaria-day-1-nuremberg-pt3

Cruce de Weißgerbergasse y Maxplatz, un punto de referencia muy famoso.

Al llegar a Maxplatz me encontré de nuevo cerca del río Pegnitz. Desde aquí pude ver el otro lado de la preciosa Weinstadel, que es ahora una residencia de estudiantes. Algo fantástico de Núremberg es que algunos de los edificios más corrientes son muy bonitos por su distintivo entramado. Puede parecer que acaba cansando, ¡pero para nada!

weekend-trip-bavaria-day-1-nuremberg-pt3

Studentenwerk Erlangen-Nürnberg.

Paseé a lo largo del río hasta llegar al Museumsbrücke, (puente del museo), que es la conexión directa por encima del agua entre el Hauptmarkt y Königstraße. Toda esta zona entre los puentes principales está abarrotada y llena de un montón de tiendas y de cafeterías por todos lados.

Lo mejor de allí es que desde el puente se puede disfrutar de un paisaje lleno de historia, pues algunas de las casas a la orilla del río se remontan a la Edad Media. Un gran ejemplo de arquitectura medieval que permanece intacta es el pintoresto Heilig-Geist-Spital (hospital del espíritu santo), construido en 1332 para cuidar a los necesitados (sobre todo leprosos) y ahora a los ancianos. Su iglesia, Kreuzigungshof, destaca por su pequeña torre central.

weekend-trip-bavaria-day-1-nuremberg-pt3

La fachada histórica de Heilig-Geist-Spital a la ribera del río al este del Pegnitz.

Además, dentro del hospital hay un restaurante con muy buenas críticas, en el que puedes saborear la gastronomía alemana en un ambiente tradicional.

Como aún tenía algo de tiempo antes de irme, seguí adelante y terminé mi ruta por Núremberg con un paseo por la isla Schütt, la más grande del río Pegnitz.

Cabe señalar que este río recorre 115 km de la región bávara de Franconia, desde su ciudad homónima hasta Fürth (donde se encuentra con el Rednitz), pero es en Núremberg donde gana mayor atractivo por la combinación con el centro histórico tan singular.

En esta ubicación en particular destaca el constraste entre el casco antiguo y algunos de los edificios más modernos al otro lado del río, incluyendo algunos museos. En la zona principal hay un montón de restaurantes y cafeterías perfectos para los turistas.

La orilla sur de la isla Schütt se ha renovado hace poco, haciéndola más recreativa y comercial. Es en general un lugar muy representativo que explorar en el que reinan la calma y la paz de las aguas. Allí hay otro referente histórico fascinante, la Schuldturm, una antigua torre que hacía de prisión en algunos casos, sobre todo por deuda pública.

weekend-trip-bavaria-day-1-nuremberg-pt3

Un vistazo a la isla Schütt y la antigua prisión.

Además, la isla es polifacética. No solo tiene grandes espacios verdes que mejoran mucho la calidad de vida del casco antiguo de Núremberg, sino que también es un lugar estupendo para los niños y las familias. También hay otras infraestructuras sociales importantes aparte del asilo, como por ejemplo la escuela primaria y secundaria y el centro cultural.

Y así llegó a su fin mi exitosa visita a Núremberg. Volví a la estación de autobuses por la calle principal, cerca de Hauptbahnhof, pensando en lo encantadora que es esta ciudad mientras esperaba a que llegara el FlixBus.

¡No tengo palabras para describir Núremberg!

Una vez reunida con mi amigo en Múnich, el día terminó con una cena típica alemana: salchichas y puré de patatas. Luego, cuando llegaron nuestras amigas, cogimos el tren a Freising e intentamos contener la emoción por el gran día que nos esperaba: ¡la visita a los castillos de Baviera!


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!