Advertise here

Viaje a Génova

Mientras estábamos en el tren para ir a visitar los pueblos de Cinque Terre, nuestro tren pasó por una ciudad que parecía ser muy bonita, que solamente vimos durante 5 minutos (¡puedes imaginarte lo bonito que debe ser para hacer que quieras volver específicamente para visitarlo!). Por lo que vimos, estaba el mar, que era realmente azul brillante, un color que realmente me encanta, y también había casas que eran todas pequeñas y pintadas de un color diferente al de la casa de al lado. Mientras pasábamos cerca, pensé que tenía que volver aquí para ver más y explorar esta ciudad. Y eso es lo que hice el mes de octubre pasado: ¡hice una excursión de un día a Génova, en la costa oeste de Italia!

Mis expectativas para esta ciudad eran bastante altas. Por lo que había visto mientras estaba en el tren a Cinque Terre, Génova parecía una ciudad muy hermosa. Esperaba ver el mar con esos tonos de azul, y también más de las típicas casas coloridas. ¡Estaba realmente emocionada de volver allí!

La forma más barata y rápida de ir desde Milán fue en autobús. Fue solo un viaje de dos horas y el viaje de ida y vuelta nos costó entre 20-25€. Salimos alrededor de las 9 de la mañana y regresamos a Milán alrededor de las 10 de la noche.

De camino hacia allí vimos algunos paisajes muy bonitos: la carretera atravesaba montañas donde los árboles estaban mudando a sus colores otoñales, que eran realmente bonitos a la luz de la mañana.

Tengo que admitir que realmente no habíamos preparado este viaje de antemano, así que cuando llegamos allí, realmente no sabíamos a dónde ir primero. Nos bajamos del autobús en un lugar que estaba bastante alejado de la ciudad y lejos del centro, y no sabíamos cómo llegar allí. Pudimos sentir que estábamos cerca del puerto y del mar, así que decidimos caminar hacia allí porque queríamos acercarnos al agua. Creo que aquí es donde las cosas salieron mal y es la explicación de por qué no obtuvimos una experiencia tan buena como esperábamos de Génova.

Después de caminar durante una buena hora en lo que parecían 40 grados, finalmente encontramos una manera de acercarnos al mar. Estábamos muriendo de sed por el calor y no habíamos planeado caminar tanto, al menos no justo después de bajar del autobús. El color del agua era muy bonito y nos invitaba a bañarnos, aunque no lo hicimos. Era este azul brillante que recordaba haber visto desde el tren unas semanas antes, y me encanta mucho este color.

trip-genoa-367b37f64918c4145f070cc489bc2

Caminamos un poco por la orilla del mar, nos sentamos en un banco a descansar y disfrutar del sol antes de decidir donde buscábamos un sitio para almorzar. Fue entonces cuando las cosas se pusieron un poco más complicadas.

Como realmente no sabíamos cómo llegar al centro de la ciudad, caminamos por las calles en la dirección que creíamos correcta. Las calles eran muy ruidosas en esta parte de la ciudad donde había muchos coches y nos estábamos muriendo de calor por ir caminando al sol. Esta parte del día no fue realmente la mejor: teníamos hambre, sed y el ruido nos molestaba.

Después de hacerlo durante más de una hora, decidimos parar en un pequeño bar, tomar unos bocadillos para el almuerzo y preguntar a los del bar cómo llegar al centro. Fueron muy amables con nosotros y nos enseñaron la forma de llegar allí y cuáles eran los monumentos y las calles para ver. En este punto, sentí que el día no sería tan malo porque al menos ahora sabíamos a dónde ir, qué hacer y las cosas más importantes que ver en el tiempo que nos quedaba en Génova.

trip-genoa-e24421badc5f8829a5901643572ee

Después de que finalmente llegásemos al centro, pudimos comenzar a visitar la ciudad. Empezamos por buscar el Duomo, lo que no nos llevó mucho tiempo encontrarlo. Tiene unos colores muy bonitos en la fachada y en el interior también es realmente notable.

Lo mejor del Duomo es que está rodeado de calles peatonales con muchas tiendas y lugares donde puedes encontrar comida y bocadillos. De hecho, nos detuvimos para disfrutar de un yogurt helado que compramos en una pequeña tienda justo en frente del Duomo a la izquierda. Puede elegir el sabor del yogur, diferentes ingredientes y otras cosas como las frutas que quieres poner dentro. Esa parte del día compensó todas las horas que pasamos caminando bajo el sol y el calor.

trip-genoa-f3acf12e5c610924c5fc493d05e49

Cuando el día estaba llegando a su fin, empezamos a caminar de regreso a la estación de autobuses. Mientras íbamos allí notamos que el sol se estaba poniendo y nos detuvimos en el puerto para ver la puesta de sol. De hecho, hay una plataforma diseñada para que las personas puedan adentrarse más en el puerto y tener una gran vista de la ciudad, con algunos barcos en frente.

trip-genoa-c5d291434796ac6174f966fe61339

Por lo tanto, para resumir nuestro viaje, Génova parece una ciudad muy hermosa. Creo que si hubiéramos planeado nuestro viaje mejor, podríamos haber disfrutado este lugar más de lo que realmente lo hicimos. La orilla del mar es definitivamente muy agradable, y también tienen un acuario gigante muy popular allí para que la gente lo visite. No lo visitamos ya que el acceso era bastante caro y no es lo que vinimos a hacer aquí, pero los del bar nos recomendaron que lo visitáramos, así que tal vez si planeas visitar Génova puedes apuntarlo en tu lista de ¡cosas para hacer! Pero también prepara algo de dinero para pagar la entrada.

Sin duda no recomendaría ir allí en autobús, ya que te deja bastante fuera de la ciudad y tienes que cruzar algunos barrios que probablemente no son los más seguros para caminar, especialmente por la noche, como tuvimos que hacer para volver a nuestro autobús.

Así que, como habrás adivinado, mis expectativas no se cumplieron realmente. Creo que tuve una mala impresión y experiencia de Génova ese día y creo que la ciudad tiene más para ofrecer y apreciar. Tal vez volveré en el futuro para tratar de cambiar mi opinión sobre Génova.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...