Soraya junco

Traducido por Soraya Junco — hace 2 años

Texto original de Manoj Pradeep

0 Etiquetas: Experiencias Erasmus Tiflis, Tiflis, Georgia


Senderismo en Khojori

Hola amigos, espero que todos estén bien. Hoy quiero compartir con todos ustedes una experiencia increíble que tuve con mis amigos en un hermoso lugar llamado Khojori. La fortaleza no es tan grande, pero la experiencia que tuvimos en Khojori es algo que aún podemos recordar. Cuando estábamos por llegar nuestras vacaciones de Pascua, estábamos planeando un viaje fuera de Tbilisi. En realidad, fue un trabajo difícil encontrar un lugar perfecto para ir, ya que la mayoría de mis compañeros de clase querían regresar a casa el mismo día. Estábamos pidiendo la opinión de todos para saber qué tipo de actividad interesaba a todos. El resultado que obtuvimos fue "Senderismo". La mayoría de las personas querían ir de excursión a algún lugar y casi fuimos a todas partes dentro de Tbilisi, que es lo suficientemente bueno como para hacer al menos un poco de caminata. Además, todos estaban interesados ​​en ir a un nuevo lugar y fue realmente un trabajo difícil encontrar un lugar cerca de Tbilisi. Finalmente, conocimos este lugar Khojori que se encuentra muy cerca de Tbilisi en el distrito de Mtasminda. Cuando finalizamos nuestro lugar para visitar, fue solo el viaje que quedaba por delante de nosotros. Todos estábamos esperando ansiosamente que llegaran las vacaciones y llegó en un par de días. Era un día soleado y brillante durante el día de nuestro viaje. Todos planeamos reunirnos en la estación de metro en Delisi para que todos podamos ir juntos. Compramos algunos comestibles en el supermercado cercano y también preparamos algo de comida cuando llegamos a nuestro destino. Después de todo, éramos casi 10 personas que viajábamos juntas y que hacíamos comida para todos no era un trabajo fácil. Casi pasamos la mitad de nuestra noche antes del viaje preparando y empacando alimentos para nuestro viaje. Tomó algún tiempo para que todas las personas se reunieran en la estación de metro. Salimos del metro alrededor de las 9 de la mañana. Fue un viaje corto y rápido de unos 20 minutos cuando bajamos en la estación de metro de Liberty Square. Planeamos llegar a nuestro destino a través del autobús urbano. Hay un autobús numerado 107 para llegar a Khojori. Sin embargo, el autobús no es frecuente y puede tomar el autobús desde la estación de autobuses del 1 de abril ubicada en Liberty Square, justo detrás del museo de arte contemporáneo. Comenzamos a caminar lentamente desde la estación de metro hasta la estación de autobuses. El autobús no era frecuente y el autobús que estaba esperando cuando llegamos a la estación de autobuses estaba completamente lleno. Ni siquiera podemos imaginarnos subir al autobús y, además, con tanta gente es difícil viajar en un autobús así. El siguiente autobús fue aproximadamente una hora más tarde. Pensamos que incluso el próximo autobús se llenará si nos paramos en el mismo lugar. Así que pensamos que íbamos a una estación de autobuses donde un autobús que llega desde Khojori se detendrá, se subirá al autobús, se sentará en el mismo autobús y regresará a Khojori en el mismo autobús. Fue una buena idea y procedimos de acuerdo a ella. Cada uno de nosotros consiguió un asiento y cuando el autobús llegó a la estación de autobuses para esperar un rato, todo el autobús estaba lleno en minutos. El autobús tardó casi 20 minutos en salir de la estación de autobuses y moverse. hacia Khojori. El viaje en autobús fue bueno, pero el autobús estuvo lleno hasta que entró en el distrito de Khojori. El autobús pasó por la ciudad y comenzó a subir la montaña Mtsaminda. Pudimos ver la llamada Torre Eiffel de Georgia muy cerca. El autobús siguió moviéndose a una velocidad constante. Después de que el autobús pasara por un punto específico, no había paradas de autobús. Al parecer, el autobús ha entrado en una zona de pueblo. El autobús se detuvo donde la gente le pidió al conductor que parara. Tomó casi una hora y treinta minutos llegar a Khojori. Las carreteras dentro de la aldea eran tan estrechas que solo un vehículo podía viajar en una sola vez. Los caminos descendían y ascendían tan empinados y todo el viaje fue como una montaña rusa en un parque de diversiones. Pudimos sentir que estábamos llegando a la parada final, ya que la cantidad de personas que se encontraban dentro del autobús era casi cero, excepto nosotros. El autobús finalmente se detuvo en un lugar hasta que no pudimos reconocer que era la última parada. El conductor nos pidió que bajáramos ya que era la última parada y, una vez que salimos del autobús, todo lo que pudimos ver fue el autobús estacionado en un espacio entre cuatro o cinco casas. Estábamos realmente confundidos si hubiéramos llegado al lugar correcto. Le preguntamos al conductor si era Khojori y él asintió con la cabeza. Una persona local cercana vino voluntariamente hacia nosotros y nos preguntó qué buscábamos. Dijimos que estábamos buscando la fortaleza en Khojori. El anciano apuntó con su dedo hacia la cima de una colina y dijo que el lugar que buscábamos estaba allí. Pudimos ver la fortaleza que parecía estar a una milla de distancia de nosotros. No había una sola tienda en los alrededores y estábamos realmente agradecidos con Dios porque afortunadamente teníamos algo para comer y beber con nosotros. Antes de comenzar nuestro viaje, marcamos el punto de inicio para asegurarnos de que volvemos al mismo lugar para volver a encontrar el autobús. También le preguntamos al conductor sobre el último autobús de Khojori. Dijo que el autobús salía a las 4 de la tarde. Comenzamos nuestra caminata y caminábamos constantemente hacia la colina, que era nuestra única marca de identificación. Después de recorrer una pequeña distancia, el camino en realidad se dividió en dos y estábamos realmente confundidos sobre qué elegir. Tocamos la puerta de una casa y en realidad estábamos un poco asustados si nos entendían o no. Para nuestra sorpresa, la gente de allí fue muy amable y cortés. Nos dijeron el camino exacto que debemos seguir para llegar a la fortaleza. La caminata continuó durante unos 30 minutos a través de un camino rodeado de arbustos. Al final del camino pudimos ver una pequeña iglesia con un campanario afuera. El camino a la iglesia era un poco empinado y una vez que subimos estábamos en la cima de una colina, pero aún quedaba mucho camino por recorrer para llegar a la fortaleza. La belleza escénica desde este punto fue fantástica. Nos perdimos por unos minutos en la belleza de la naturaleza. Había un pequeño sendero que se deslizaba hacia abajo desde el punto hasta una pequeña área similar a un bosque. Como estábamos realmente interesados ​​en saber qué había allí, simplemente caminamos por el sendero. No había nada interesante, pero era un lugar perfecto para tomar fotos increíbles. Volvimos a subir y nos Quería pasar más tiempo allí. Desde este lugar pudimos ver algunos valles espléndidos y un pequeño lago que se encontraba a cierta distancia. La brisa fría que soplaba sumaba el encanto de la naturaleza. Después de un tiempo continuamos nuestra caminata y ahora el entorno cambió. Era un camino empinado cubierto de hierba que ascendía cuesta arriba y había algunas rocas de tamaño mediano dispersas al azar en el camino. Fue un poco difícil subir cuesta arriba ya que nos hizo consumir mucha energía. Pudimos ver a dos ciclistas de montaña que se dirigían a la cima de la colina. Caminamos lentamente y llegamos a la cima de la colina principal. Ahora estábamos en la fortaleza, pero todavía teníamos que escalar. Ahora estábamos parados en medio de una fortaleza en ruinas. Las paredes de la fortaleza eran altas y al encontrar algunos lugares para colocar las patas pudimos escalarlas. Subimos algunas paredes y tomamos unas instantáneas increíbles. Desde la cima pudimos tener una vista impresionante de todo el lugar. Incluso pudimos ver el lugar que bajamos del autobús. Había un pequeño acantilado en el otro lado de la fortaleza debajo del cual había una enorme fosa de bosques. Fue realmente emocionante llegar a ese lugar ya que el camino que conducía al acantilado era muy estrecho. Hemos planeado romper en este punto y tener los alimentos que compramos con nosotros. Elegimos ubicarnos en la sombra de la fortaleza donde nos establecimos y comenzamos a servir a todos los platos que compramos. Aunque no fue una gran fiesta, fue algo memorable sentarse con todos mis amigos en medio de la belleza de la naturaleza y comer. Comimos hasta que nuestra barriga se llenó y descansó por un tiempo en el mismo lugar. Después de un período de descanso de 30 minutos, comenzamos la parte peligrosa de nuestro viaje. Comenzamos a caminar por la primera parte de la fortaleza a través del borde de la montaña para llegar a un pequeño acceso. Tenía la forma de una cueva y, después de atravesarla, pudimos llegar a una escalera de hierro para bajar la colina hasta una altura específica donde el terreno era plano. Créanme o no, algunos de los escalones de la escalera se rompieron y tuvimos que hacer nuestro propio camino usando nuestra creatividad para llegar a la tierra. Luego caminamos a través de la superficie plana donde nos esperaba otra escalera. Era horizontal, pero también tenía muchos de sus pasos rotos. A diferencia del último, no tenía ninguna tierra plana por debajo sino una zanja masiva. Caerás al fondo de la montaña si te deslizas. Teniendo mucho cuidado y cuidado, tuvimos que movernos con cuidado por estas escaleras rotas para llegar a otro punto donde nos esperaba otro gran problema. Era otra caja de escaleras, pero esta vez es una pendiente empinada a un ángulo de 80 grados. Incluso faltaban muchas de sus escaleras. Te desmayarás si te vuelves atrás y ves la forma en que subiste cuando subes las escaleras. Como la caja de la escalera tenía muchos escalones rotos, tuvimos que salir de la escalera en el medio y, sin protección, tuvimos que subir a la montaña y luego regresar a la escalera. Era terriblemente aterrador, pero al mismo tiempo era aventurero. Después de que todos nosotros llegamos a la parte superior de las escaleras, todos estábamos un poco aliviados. Había un pequeño túnel como un estrecho pasaje por el que teníamos que movernos para llegar a la cima de la fortaleza. Una vez que llegas a la cima, hay una pequeña parte de la pared de la fortaleza que se mantiene erguida incluso hoy, si crees que posees algunas habilidades de escalada excelentes, puedes intentar escalarla agarrando los ladrillos. Sin embargo, asegúrese de que no tiene ningún tipo de protección. Desde la cima de la colina hay un acantilado debajo del cual puedes ver millas de bosques extendidos. Es realmente una vista impresionante ver un lugar desde tal altura. Tomamos algunas fotografías muy interesantes allí. Había una cruz en la parte superior de la fortaleza en el otro lado. Para alcanzarlo tuvimos que subir más, pero este camino no es tan difícil y lo alcanzamos. Era una gran cruz de madera colocada en la parte superior de la fortaleza. Pasamos un tiempo allí discutiendo sobre la diversión y la aventura que tuvimos durante el proceso de escalada. La brisa fría se sentía como un fuerte viento a esta altitud. En realidad no sabíamos la elevación en la que estábamos parados. Pudimos ver una ciudad cercana que apareció como una miniatura a nuestros ojos. Fue realmente una fiesta para los ojos. No pudimos soportar el viento durante mucho tiempo, por lo que decidimos volver a bajar. Cuando regresamos, tomamos algunas fotos de grupo en la cueva y al final de la cueva estaba otra vez la serie de escaleras rotas. El primero que tuvimos que encontrar fue el empinado vertical. Como saben, es más difícil bajar que subir. Cuando miramos hacia abajo a través de las escaleras casi nos desmayamos. Fue realmente aterrador y tuvimos que tomar precauciones adicionales a medida que bajábamos porque había algunas probabilidades adicionales de caer. Luego, la segunda escalera rota que corría horizontalmente nos esperaba, esto nos ofrecía la misma situación peligrosa que tuvimos durante el viaje. Todos cruzamos la escalera y subimos la tercera caja de la escalera, después de lo cual estábamos en el lugar donde comenzamos esta parte peligrosa del viaje. Desde allí caminamos hasta el lugar donde teníamos nuestra comida esta vez volvimos a ver a los dos ciclistas de montaña montando a una velocidad extrema realizando algunas acrobacias increíbles. Mientras caminábamos pudimos ver otra cruz en un acantilado. Esto no estaba en una gran altura, pero el acantilado tenía la forma de una curva con una cruz en su extremo. Pensamos que era un lugar de entierro de alguien. Desde este punto investigamos el eco gritando algunas cosas graciosas en la montaña. Fue super guay y desde este punto pudimos ver un autobús que llegaba a la estación de autobuses en Khojori. Pensamos en subir a este autobús y por lo tanto decidimos salir del lugar. Seguimos el mismo camino que subimos hasta que llegamos a la pequeña iglesia. Finalmente, cuando llegamos a la iglesia, algunos de mis amigos tuvieron una idea loca. Querían hacer alguna excursión real. Pensaron que sería divertido pasar por elArbustos que simplemente caminar en el camino de barro pequeño entre los bosques frondosos. La pandilla en realidad se dividió en dos, donde algunos de mis amigos se movieron a través de los arbustos y los otros caminaron de la misma manera que subieron. Aquellos que decidieron moverse a través de los arbustos pensaron que su camino sería más rápido que lo normal mientras caminaban en línea recta, pero ambas pandillas llegaron al mismo tiempo. Los que se movieron a través del frondoso bosque llegaron al patio trasero de una casa georgiana. No pudieron caminar alrededor de la casa y llegar a la carretera ya que había casas ubicadas una tras otra. El hombre georgiano que vivía en la casa les abrió la puerta de su patio trasero y les permitió llegar a la carretera a través de su casa. Todos estábamos muy sedientos y todos nuestros recursos hídricos se agotaron, por lo tanto, le pedimos al mismo hombre que nos diera un poco de agua. Fue muy amable y nos ofreció un poco de agua fría y fría que realmente necesitábamos después de caminar una distancia tan larga bajo el sol brillante. Después de relajarnos un poco, empezamos a caminar hacia la estación de autobuses, pero desafortunadamente el autobús se fue unos minutos antes. Nos sentimos realmente decepcionados y la gente local dijo que tomará otra hora para que llegue el próximo autobús. Nosotros Realmente no supimos qué hacer durante una hora hasta que conocimos a una familia georgiana super cool que vivía en una casa cercana.

En realidad, eran los niños que jugaban en las calles y mientras estábamos de pie, los niños se acercaron a nosotros y comenzaron a hablar. Ellos sabían algo de inglés básico a través del cual pudimos manejar. Los niños fueron seguidos por otros dos miembros de la familia que preguntaron por nosotros y, como sabíamos algo de georgiano básico, pudimos manejar la situación. En no más de 10 minutos, todas las personas en el hogar de la misma familia estaban con nosotros en las calles. Nos explicaron sobre su amor por las películas de Bollywood, la India y muchas otras cosas. También nos contaron sobre nuestro estilo de vida en Georgia y cuánto nos gusta Georgia, etc. La discusión continuó, después de lo cual un hombre de la misma familia que pensamos que debe ser el padre del niño nos pidió que realicemos un baile indio. Realmente no queríamos bailar en la calle, ya que puede parecer hilarante.No creerías esto, el hombre comenzó a bailar cantando una canción. Incluso el perro de la casa estaba en las calles con nosotros. Así que después de una larga discusión realmente no tuvimos mucho que discutir. Como era Semana Santa, todos los familiares de la familia estaban en el mismo lugar, lo que explica la gran cantidad de personas en una sola familia. El mismo hombre que bailó nos invitó a llevar una copa de vino tinto con él, que en realidad es una tradición georgiana, pero en realidad no consumimos alcohol, lo que nos hizo negar su invitación con disculpas. Comenzamos a pasar el tiempo jugando con los niños. Tenían una pelota con ellos y una bicicleta que nos hizo pasar gran parte de nuestro tiempo. A medida que pasaba el tiempo estábamos un poco preocupados por el autobús. Si en caso de que no llegara el autobús tendríamos que quedarnos en la carretera. Para nuestro gran alivio, el autobús llegó en otros 10 minutos, lo que nos hizo saltar al autobús tan pronto como llegó. El conductor fue el mismo que nos llevó hasta Khojori. Dijo que tomará otros 30 minutos para que el autobús salga. No estábamos realmente molestos por eso. Mientras tanto, obtuvimos un delicioso pastel de Pascua de la familia georgiana queestaba tomando con nosotros. Era tan sabroso y todos lo disfrutamos. Cuando el autobús comenzó a salir de Khojori, saludamos con un adiós a esta hermosa familia y les agradecimos su amabilidad. Realmente amamos a la familia y los niños. Cuando el autobús comenzó a moverse por las estrechas calles del pueblo, charlamos sobre toda la diversión que tuvimos en Khojori. El viaje de regreso también fue tan fresco como el viaje hacia adelante. Pudimos obtener una vista increíble en la Catedral de la Trinidad desde la cima de la colina Mtasminda que nunca podremos olvidar. El autobús se dirigió lentamente hacia el centro de la ciudad donde bajamos. Era hora de decir adiós a mis amigos, ya que cada hogar está ubicado en un lugar diferente. Bajé en la Plaza de la Libertad, llegué a la estación de metro desde donde pude tomar un tren de regreso a Delisi concluyendo un viaje de ida y vuelta de Delisi a Khojori. Bajando en el metro de Delisi tuve que caminar de regreso a casa lentamente ya que estaba realmente cansado después de este increíble viaje. Llegué a mi casa en la noche e inmediatamente después de refrescarme, salté a la cama para descansar un poco. Casi dormí como un tronco por la noche sin ser consciente de lo que está sucediendo a mi alrededor y finalmente me desperté a la mañana siguiente. Después de un tiempo, eché un vistazo a todas las fotos que tomamos durante nuestro viaje y fueron geniales. Pude visualizarlos solo mirando las fotos. Incluso estuvimos charlando sobre lo mismo durante el resto del día cuando nos conocimos. En última instancia, el viaje a Khojori fue realmente fascinante y realmente muy económico. Para nosotros era solo la tarifa del autobús aparte de la comida. No tiene que pagar nada en Khojori para visitar el sitio, ni tiene ninguna tienda que le ofrezca algo de Khojori. Es solo un monumento histórico que puedes admirar y al mismo tiempo tener algo de aventura. También lo expondrá a una comunidad de georgianos que son muy amables y le ofrecerán la mejor hospitalidad. Es un lugar perfecto para visitar si desea hacer algo en un día aburrido en Tbilisi. Como este lugar no está muy lejos de Tbilisi, puede regresar y regresar en un día. En nuestro caso, utilizamos el autobús de la ciudad para llegar a Khojori, pero también hay mashruthkas o minivans disponibles para llegar a Khojori. Este es el lugar perfecto para caminar y divertirse con sus amigos en un lugar lleno de belleza natural. Espero que me haya gustado mi experiencia en Khojori y hasta que escriba mi próximo artículo, siga sonriendo y aplauda :) :) ¡Si tiene algún comentario o sugerencia sobre mi trabajo, no dude en mencionarlo más abajo y gracias por leerlo con paciencia...!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Tiflis!

Si conoces Tiflis como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Tiflis! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!