Desayuno en el centro

Hola después de mucho tiempo. Hoy quiero hablaros de mi desayuno con mi amiga Saša y de mis últimos días. Como me voy pronto, apenas tengo tiempo de quedar con todos mis amigos. Además, estoy trabajando un montón. Pero sabía que tenía que ver a Saša antes de irme. Fue complicado encontrar un día que nos viniera bien a las dos. Al final, quedamos en vernos el sábado por la mañana para desayunar. Recuerdo perfectamente que Saša llevaba mucho tiempo diciendo de ir a desayunar al centro de Praga. Decía que siempre había querido levantarse temprano e ir a un buen bar o restaurante a comer algo y tomar café. El domingo tuvimos la oportunidad perfecta para ello porque trabajaba de las 11:00 a medianoche. Tenía muchísimas ganas de verla. Sin embargo, cuando salí de trabajar el sábado y llegué a casa, estaba tan cansada que se me olvidó que habíamos quedado. Pensaba: «Mañana podré dormir por la mañana porque no madrugo». ¡Y luego me di cuenta de que había quedado con Saša! Odio prometer hacer algo y luego tener que cancelarlo. Por eso decidí mantener la promesa y si digo que haré algo, no lo cambiaré y lo haré. ¡Así que puse la alarma y madrugué para vernos!

Desayuno en el centro

Nos vimos cuando estaba en Francia porque vine una semana a la República Checa. Fue muy rápido y no pasamos mucho tiempo juntas. Pero esta vez era diferente porque teníamos toda la mañana para nosotras. Para encontrar un bar en el que desayunar, buscamos en Google: «mejor desayuno en Praga». Elegimos un sitio que estuviera abierto desde primera hora de la mañana y que fuera céntrico. Fuimos a uno llamado O'Papa. Era un sitio muy bonito. He pasado por delante muchas veces, pero nunca había entrado. Es un restaurante de autoservicio, pero tenía muy buen ambiente. Saša tomó tortitas con fruta fresca y un batido. Yo tomé un cappuccino y una tortilla con queso cheddar. Estaba muy bueno. Me gustó mucho la comida, pero era carísima. Probablemente nos costó lo mismo que una cena completa. No pasaba nada porque no suelo desayunar en el centro y esta era una ocasión especial.

Desayuno en el centro

Saša estaba totalmente distinta. Muchas cosas habían cambiado desde la última vez. Tenía otro trabajo, otro novio y parecía muy feliz. Llevaba un vestido precioso. Lo gracioso es que nos conocimos en una cafetería, en McCafé. Fue mi primer trabajo en Praga. Estaba en el instituto y Saša era la más simpática de la cafetería. ¡En ese momento no sabía que seguiríamos siendo amigas tanto tiempo! Cada vez que nos vemos lo pasamos genial, da igual los meses que llevemos sin vernos. También descubrí que el año pasado Saša fue al festival Sziget. Me interesaba todo lo que contaba. Me dijo que había sido increíble. Me contó que no era solo un festival, había muchas cosas para hacer: música, gente, actuaciones, comida rica, el río, etc. ¡Ya me imaginaba en Budapest cuando me dijo eso! Qué ganas. Tenemos que reservar las entradas.

Desayuno en el centro

Después del desayuno, Saša me acompañó a Las Adelitas. Estaba de muy buen humor después de desayunar. A veces es raro abrir el restaurante porque no sabes a qué hora vas a terminar. Depende del número de clientes. Por eso, por la tarde parecía que me iría pronto, pero al final me quedé hasta la hora de cierre. Quería volver a casa en metro, pero cuando Sorya dijo que quería ir de fiesta, tuvimos que ir.

No tardamos mucho en llegar al bar Vzorkovna. Había oído hablar mucho de él, aunque no estaba segura de si había ido. Está cerca de Narodni Trida. Al entrar tienes que comprar una pulsera especial y recargarla con dinero. La cantidad mínima son 50 coronas checas, pero eso no es la entrada, es la cantidad mínima que tienes que gastar, que está muy bien. Lo más gracioso es que en el bar hay un perro enorme. Siempre. Y cuando digo enorme quiero decir gigante. ¡No he visto un perro tan grande en mi vida! Al principio no me gustaba, pero me fui acostumbrando y me empezó a gustar. Me encantaba el ambiente del bar. Todo estaba oscuro e iluminado con velas y parecía un laberinto. Había muchas esquinas y laterales y sitios para sentarse. Además, hay un piano. Intenté tocar algo, pero me dio vergüenza porque no supe tocar la canción que llevaba dos días intentando aprender. ¡Me encantó el bar!

Desayuno en el centro

Pasó otra cosa relacionada con mi madre. Es increíble, pero ha encontrado un posible trabajo y está en proceso de admisión. Estaba con mi hermana cuando fue a hacer la entrevista. Es un trabajo de diseño gráfico. Aunque cuando fue, le hicieron exámenes de inglés. El problema es que ella no suele hablar en inglés. Lo peor es que también le hicieron exámenes de matemáticas. Sin embargo, mañana le harán otra entrevista. ¡Cruzo los dedos por ella!

No puedo creerlo, ¡mañana nos vamos al festival! El plan es ir con Eurolines de Praga a Budapest. Hemos reservado un Airbnb y el viernes vamos al festival. ¡He leído mucha información y tengo muchas ganas! Me preocupa el tiempo porque esperaba que hiciera mejor día, ¡pero ya se verá!

Desayuno en el centro


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!