15 cosas para hacer y ver en Praga

Hace unos años, cuando cumplí 18 años, mi tía me llevó de vacaciones a Praga. Pasamos unos días fantásticos juntas, conociendo mejor la ciudad y a nosotras mismas; tengo unos recuerdos fantásticos. Hoy voy a hablar sobre quince cosas que hicimos mientras estuvimos en la capital checa. ¡Cualquiera que visite la ciudad debería hacerlas!

15-things-prague-3ae4c8b59f1e68bfdbab12e

Visitar el castillo de Praga

El castillo de Praga no es solo una fortaleza, como indica su nombre, sino un conjunto de palacios y una catedral. Mi tía y yo pasamos el día entero visitándolo (compramos una entrada con todo incluido) y nos encantó el Old Royal Palace (antiguo palacio real) y la basílica de San Jorge, con un interior sencillo pero refrescante.

15-things-prague-bb175ccae3f6c2fe710e5cf

Otro momento fantástico fue pasear por el callejón del Oro, una calle llena de pintorescas casas de colores, que datan del siglo XVI. Entramos en algunos edificios para ver cómo estaban decorados. Además, ¡descubrimos que Franz Kafka vivió en el número 22 durante un tiempo! Por último, visitamos la antigua cámara de tortura del castillo y vimos un montón de instrumentos que se usaban para castigar a los prisioneros.

15-things-prague-a4f3ee87a66bdad509a8a96

Visitar la catedral de la ciudad

La catedral de San Vito es parte del conjunto del castillo, pero creo que se merecía su propio apartado. Este edificio gótico es impresionante, tanto el exterior como el interior (basta con mirar las esculturas de la fachada de la izquierda) y es uno de los monumentos más icónicos de la ciudad.

15-things-prague-40e31952b2823a3c4c56779

Subimos hasta arriba, desde donde se podían ver unas vistas asombrosas de Praga y un poco del campanario. Al bajar, hicimos una visita rápida a los tesoros de la catedral, y los relicarios nos parecieron muy interesantes.

15-things-prague-4acf003c29455ef5708bad9

Visitar la iglesia de San Nicolás

La fantástica iglesia de San Nicolás es otro edificio gótico que merece la pena visitar. Encontramos este lugar por casualidad, pero si estáis por la plaza de la Ciudad Vieja, os recomiendo visitarla. Fliparéis con los impresionantes frescos, las esculturas y los candelabros, ¡perfecto para instagram!

15-things-prague-d027e85c3ed077b5e834cc3

Cruzar el puente de Carlos

¡No disfrutarías de Praga sin cruzar el puente de Carlos del siglo XIV! Es muy agradable dar un paseo sobre el río Moldava, aunque tendréis vendedores y artistas que os molestarán a cada paso. Es muy conocido por las torres que tiene al principio y al final. Mi tía y yo subimos a una en Malá Strana (el «barrio pequeño») de la ciudad y nos encantó las vistas del castillo, iluminado por la noche.

15-things-prague-d76ad9140c9cf0962937606

Visitar el reloj astronómico de Praga

Antes de ir a Praga, leí que este reloj es uno de los monumentos más decepcionantes del mundo. A pesar de las malas opiniones, quisimos visitarlo y nos llevamos una grata sorpresa. Además de ser muy bonito, aún funcionaba, después de seis siglos desde que se instaló en el antiguo ayuntamiento.

15-things-prague-df1b5185747856955aa9583

Visitar la Casa Danzante

Había visto fotos de la Casa Danzante y es uno de los motivos por los que elegí venir a Praga. Este estrafalario edificio, diseñado por el arquitecto checo Vlado Milunić en colaboración con Frank Gehry, simula a dos personas bailando, e hicieron un gran trabajo, ya que consiguieron reflejar el movimiento en algo estático. Solo lo vimos por fuera, pero os lo recomiendo si os interesa la arquitectura extraña.

15-things-prague-040a7e2d51a5cfe04afd4bb

Visitar el antiguo cementerio judío

Praga consta de una comunidad judía activa desde el siglo X y hoy en día, tiene muchos monumentos vinculados a esta cultura. Uno de ellos es el antiguo cementerio judío, es impresionante y está repleto de tumbas. Aquí verás piedras inclinadas en todas direcciones, un recordatorio (bastante literal) del número de judíos que llamaron a Praga su hogar entre los siglos XV y XVIII.

15-things-prague-95cf0f39cd87331d1c08d69

Visitar algunas sinagogas de Praga

Visitar algunas sinagogas fue uno de los puntos fuertes de nuestro viaje. Vimos cuatro en total, todas incluidas en la misma entrada: la sinagoga Vieja-Nueva, la Pinkas, la Maisel y la Española, mi favorita.

15-things-prague-6ae10d05397936f3733977e

Las tres primeras tenían un interior muy sencillo, pero el de la última era increíblemente exuberante, ¡mirad la foto de abajo! Sin embargo, la más solemne era la sinagoga Pinkas. Vimos una pared que estaba cubierta con los nombres de 77 297 judíos bohemios y moravos que fueron víctimas del Holocausto. Nos quedamos sin palabras al pensar que esto solo era una parte del número total de toda Europa.

15-things-prague-fe9cd8a2edb9a5604f4bb24

Subir el monte de Petrin

Si no habéis tenido bastante visita de Praga (y no os culparía), daos un paseo hasta el monte Petrin. Subir es fácil, pero si queréis guardar energías, hay un funicular que sube hasta arriba. Allí encontraréis encontraréis unos miradores perfectos para admirar las vistas y también la torre de observación de Petrin, parecida a la torre Eiffel, en la que podéis disfrutar de unas vistas espléndidas de los alrededores. Al bajar, podéis visitar la iglesia de San Miguel, una estructura de madera que fue desmontada y reconstruida dos veces antes de que la comunidad ortodoxa la instalara en su ubicación actual.

15-things-prague-ed4f2afbc3ab72794984441

Visitar el museo de las miniaturas de Praga

Al lado del monte Petrin está el museo de las miniaturas; a mi tía y a mi nos encantó. En el interior hay una sala llena de microscopios y cada uno amplia un objeto diminuto diferente. Algunas veces colocan otro objeto al lado del principal para que te puedas hacer una idea del tamaño, por ejemplo, ¡en una exposición podías ver camellos apoyados en el ojo de una aguja! Nos pasamos el resto de la tarde pensando cómo podían haber hecho algo a una escala tan pequeña.

15-things-prague-a6ef882b36656c9e6147abf

Ir a la ópera

¡Mi tía me llevó a la ópera la segunda noche de nuestro viaje! Fue una decisión de última hora, así que no teníamos ropa elegante y me sentí un poco fuera de lugar al compartir el palco con gente en traje y vestido. Sin embargo, lo pasamos genial viendo la Traviata en la Ópera Estatal de Praga, nos quedamos alucinadas con ambos cantantes y con el edificio. Fue un placer mirar hacia arriba y admirar los hermosos frescos en el techo entre los actos.

15-things-prague-bfef04793b04b1ce491b84d

Probar alguna exquisitez típica

Cuando viajo, me encanta probar la gastronomía del lugar y, por supuesto, hice lo mismo en Praga. El segundo día, fuimos al U Glaubiců, un restaurante típico checo, y probé el gulash de ternera con una especie de pan de dumpling de Bohemia. La comida perfecta para mantener el calor en las heladas tardes de invierno.

15-things-prague-01684ebd9663fbcae8e8cff

También probamos algunas exquisiteces fritas: el trdelníks (panecillos de hojaldre horneados y cubiertos con azúcar y canela) y patatas de espiral en pinchos. ¡Encontraréis puestos de esto por toda la ciudad!

15-things-prague-c9f20dff7fc86a59d51d571

Probar la cerveza local

Seguro que habéis oído hablar de Praga como un destino de vacaciones fantástico para los jóvenes y es por su cerveza barata. Se puede comprar una pinta por 35 Kč (1, 40 €) y es una de las mejores que probaréis, mi tía probó algunas.

Si no os gusta mucho esto, como a mí, pero tenéis amigos o familiares a los que les encanta, podéis encontrar regalos relacionados con la cerveza. Como la Navidad estaba cerca, compré unos jabones y cosméticos de cerveza en una fantástica tienda que se llama Manufaktura y unos quesos de cerveza en un supermercado. Lo último olía fatal (mi madre me obligó a guardarlos en el jardín cuando llegué a casa), pero a mi padre y a mi hermano les gustó el sabor.

Visitar un mercado navideño

¡Si vais a Praga durante el invierno, tenéis que visitar algún mercado navideño! Al que fuimos nosotras estaba hecho para turistas, aun así pasamos un rato genial viendo los puestos y parando de vez en cuando a probar una taza de vino caliente. Id al que se encuentra en la plaza antigua de la ciudad y admirad el enorme árbol navideño que montan cada año en el centro de los kioskos.

15 things to do and see in Prague!

Perderse por la ciudad

¡Por último, una de las mejores formas de conocer Praga (o cualquier lugar) es olvidarse de la guía y perderse por la ciudad! Encontramos un montón de maravillas arquitectónicas por el camino (por ejemplo, el Minute House que podéis ver debajo) y disfrutamos de la sensación de libertad al dejar que nuestros pies y nuestros ojos nos guiaran. ¡Intentadlo, nunca sabréis lo que podéis encontrar!

15-things-prague-2acebc46e3b120d0cdd709f

¡Eso es todo, amigos!

Aquí lo tenéis: ¡quince cosas para hacer y ver en Praga! Quiero agradecer de nuevo a mi maravillosa tía este viaje inolvidable. Tengo en duda si volver o no, ¡la primera vez fue perfecta! ¡Que tengáis unas buenas vacaciones si vais a visitar esta mágica ciudad pronto y aseguraos de envolver vuestro queso de cerveza en un montón de capas antes de meterlo en la maleta!


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!