Advertise here

París

Queridos amigos de Erasmusu, hoy os hablaré de una de las capitales más bellas del mundo: París. Hasta ahora he tenido la suerte de haber visitado ya tres veces la ciudad del amor (la primera en 2004 con mis padres, la segunda en 2009 de viaje de fin de curso con el colegio y la tercera en 2013 con mi novia); en este post describiré todos los monumentos y los lugares de interés que visité, basándome mayormente en lo que recuerdo de mi experiencia en 2013, dando consejos a los futuros visitantes y aportando mis opiniones personales.

París en general

París es una ciudad que tiene una grandiosa historia a sus espaldas; una historia que ha dejado muchísimos testimonios en herencia que sigue siendo visible en los majestuosos monumentos y en sus célebres museos que enriquecen las calles y plazas; no sería suficiente una semana entera para visitar todo con calma. Es una ciudad de encanto único en el mundo que conserva su aspecto elegante incluso es las zonas más alejadas del centro histórico; con excepción a la Défense (el barrio de los rascacielos y los negocios). El skyline parisino está dominado únicamente de edificios antiguos y de las estructuras de sus bellísimos monumentos históricos.

Si habéis visto París sólo durante el día, cuando la luz del sol ilumina todo el panorama, no penséis que eso es todo; por la noche la ciudad asume otra cara, aún más majestuosa y sugestiva. El territorio de la ciudad no es particularmente extenso si lo comparamos con el de otras capitales del mundo; sin embargo, a pesar de sus dimensiones reducidas, el subsuelo de París es atravesado por 16 líneas de metro gracias a las cuales si puede llegar cómodamente a cada zonas de la ciudad y de los municipios limítrofes. Una cifra bastante más superior respecto a otras de grandes metrópolis.

He escuchado a mucha gente decir, también de nacionalidad francesa, que París no es una ciudad "vivible" porque es muy caótica. Yo, en cambio, no tuve esta impresión. Al contrario, encontré la capital francesa una ciudad bastante ordenada y organizada.

Antes de pasar a más detalles describiendo la belleza de París que he visitado en estos últimos años, añado algunas fotos que he inmortalizado de las vistas urbanas:

paris-736e0cb1b04e32adc7b5d3da098e1382.j

paris-a918f73d1d968103889d16944fd24375.j

paris-aa72404b0471cefdc8510853b7f74e5d.j

paris-5bc1f70374008ce63fda512324c4699f.j

paris-a329bdcd646a4bc3ac83a37d841293a3.j

paris-57e394f03e736230a8c4b72b5a6c1a12.j

Qué ver en París

La torre Eiffel:

Puede parecer muy obvio pero, escribiendo un párrafo sobre las bellezas de París, no he podido evitar empezar el elenco con el monumento-símbolo de la ciudad y de la nación francesa: la Torre Eiffel. Esta fascinante y original estructura de hierro conocida en todo el mundo, se alza imponente frente a los Campos Elíseos, en concreto al Campo de Marte en la zona occidental de París. Para llegar en transporte público, el punto más cómodo para alcanzar el monumento es la estación de metro "Bir-Hakeim"; no obstante, para tener una perfecta visión de la torre y de todo el panorama que la rodea, aconsejo a los futuros visitantes de París bajarse en la parada "Trocadéro" conectado con la linea 6 y 9 del metro. Probad a imagináis mi descripción de la escena: estáis en el metro, llegáis a la parada mencionada antes, bajáis del vagón y subís las escaleras para salir de la estación:

paris-c844ce14905d2f899903ff8a47e5a639.j

Una vez que hayáis subido, tendréis justo delante de vosotros el Palais de Chaullot que obstruye la visión totalmente y no permite ver la torre; siguiendo vuestra caminata y dejando el palacio a vuestra izquierda, pasáis el edificio y finalmente se llega a la Place du Trocadéro-et-du-11-Novembre, donde se libera mágicamente la visión y aparece imponente en el horizonte la Torre Eiffel:

paris-3fa272ea791b4c8098d9c36f683a370d.j

En las siguientes fotos, los espectaculares jardines del Trocadéro que se extienden por la plaza sobre elevada descrita antes:

paris-4190ce1d93d863c97babdb87c3d0f57c.j

paris-3b20a27dfb24c71c22c2c4136558fae9.j

paris-89530260c217a0787440620f4566881c.j

Siguiendo todo recto, se llega a los pies de la torre en poco más de cinco minutos:

paris-019f6988282350baf0c1bf754be472d3.j

Para visitar el interior del edificio, en general hace falta

seguir largas colas de espera; si por casualidad se os ocurre la idea de abandonar la fila porque quizá estáis cansados de esperar, os aconsejo que no os rindáis. Una vez que subáis a la torre, después de haber contemplado el paisaje de la ciudad a 360 grados a 300 metros de altura, estaréis orgullosos de haber comprado la entrada y esperar la cola. Aquí os dejo algunas fotos que saqué desde el primer y segundo piso (fijaos en el increíble efecto creado por la sombra de la torre sobre las calles y los edificios):

paris-4938c5e6ad3e8cc9758153a83e0d8cbf.j

paris-5d91cc8f65b896ce1276b0c854100d17.j

paris-abdeb6ea505b57ba74092ee3a734feeb.j

paris-cf5ec662c78725511a2798c8d200568b.j

Para terminar este apartado acerca del primer monumento parisino que os aconsejo visitar, una foto de la torre de noche (obviamente impresiona mucho más en vivo):

paris-f578bd956c80aaf9eaa33067dc0cfc03.j

La Catedral de Notre-Dame

De todas las iglesias parisinas, la catedral de Notre-Dame es seguramente la más conocida y visitada, pero a mi parecer no es la más bonita, según mis gustos personales. Aún así, forma siempre parte de las bellezas y de los monumentos turísticos que no se pueden salar durante una visita a la capital francesa. La estación de metro más cercana a la catedral es la parada "Cité" de la línea 4; en cambio, al igual que para la Torre Eiffel, aconsejo a los futuros visitantes de bajarse en una parada un poco más distante para contemplar el edificio desde lejos y llegar a sus pies después de un agradable paseo. Si elegís esta opción para la catedral, tendréis la oportunidad de andar por uno de los bellos puentes que atraviesan el río Sena. En las siguientes fotos, se ve el monumento de lejos, la fachada y el interior:

paris-f4e79da539613abe3af10873d2ab0c63.j

paris-dac5ec4dede254766e8f7c408e674b3a.j

paris-3b00248548bd4ef15e87c922ebfd0d35.j

Desde el Louvre al Arco del Triunfo

El recorrido que os quiero recomendar en este subapartado comprende un largo paseo de 3 kilómetros que comienza desde el célebre Museo del Louvre y termina en la Place Charles de Gaulle, donde se alza el imponente Arco del Triunfo. Si un día vais a París y escogéis seguir este itinerario, tendréis el modo de ver algunos de los principales lugares de interés de la ciudad todo de una sola vez. Naturalmente, para evitar llegar exhaustos y cansados al final del paseo y para conservar la energía para el resto del día, podéis siempre coger el metro. Yo, en cambio, pienso que París es una ciudad que hay que admirar complemente cada uno de sus rincones; pasar demasiado tiempo en el metro sin observar la belleza de la superficie sería una lástima.

Para llegar en metro al punto de salida de este recorrido, tendréis que bajaros en la parada "Palais-Royal - Musée du Louvre" de la línea 1. En 2009 tuve la suerte de admirar las grandes obras que se conservan en su interior del Louvre durante el viaje de estudios. Aunque es verdad que para visitar tranquilamente con calma todas las salas del edificio hace falta un día entero, comprar un billete de acceso sería la elección ideal. De todas maneras, se no os gusta demasiado el arte o si por cualquier otra razón pensáis que es mejor no entrar, merece la pena ver el museo al menos desde fuera. A continuación dejo tres fotos del edificio:

paris-67c603af59cc9e987c45ff978f6b8256.j

paris-afd026d1f1d5183cfb1ab77295644a9e.j

paris-e69aa0431554c8021677a83af5427e32.j

Si os puede servir para disipar cualquier duda acerca de la cuestión de si entrar o no, voy a añadir tres fotos que saqué desde dentro del museo que muestran una sala cercana a la entrada, el vestíbulo de la evocadora zona dedicada a Egipto y un pasillo cercano a la sala que alberga la Gioconda.

Después de haber terminado vuestra visita al Louvre, os encontraréis delante del Arco del Triunfo y del Carrousel (abajo en la foto) desde el cuál podréis acceder a los jardines de las Tuileries:

paris-f0454093b393b2f63ee1b2efe91c757f.j

Siguiendo todo recto en esta curiosa y elegante zona verde urbana, llegaréis a Place de la Concorde, inconfundible debido al imponente obelisco que se eleva en el centro de la plaza:

paris-df245cc0972e00e23adf3741400cd3bd.j

Desde aquí podéis iniciar vuestro paseo por la famosa y encantadora avenida de los Campos Elíseos. Cine, tiendas, restaurantes y otros locales de entretenimiento son los elementos que caracterizan esta importante zona comercial y turística de París. Si sois amantes de las compras, si queréis parar por algunas tiendas para comprar souvenirs o si simplemente preferís dar un paseo para sumergiros en el ambiente parisino, esta avenida es el lugar perfecto:

paris-5e86db989e7acd95dc10a8cd76922bf8.j

paris-4148d8b97399831b5858d1d6cb7da7d4.j

paris-55e4b0b8e653cf52b2c2c313b731f157.j

Cuando saqué esta foto en 2009, acababa de terminar el invierno. Intentad imaginaos lo increíble que es la avenida en otras épocas del año, cuando las ramas de los árboles que llenan las aceras están completamente verdes.

Una vez alcanzado el final del paseo, estaréis frente al célebre y majestuoso Arco del Triunfo. El monumento se puede visitar también desde dentro, donde se puede subir también a la azotea del arco para observar el panorama de la ciudad desde lo alto:

paris-2ff23ba4a28c4d8aa22ae9fa1edc6944.j

El Sena

No es el nombre de un monumento, de un museo o de una zona de la ciudad; es el nombre del río que fluye entre los monumentos y los edificios de la ciudad creando una atmósfera parisina todavía más mágica. Paseando por las calles del centro, os va a ocurrir seguramente que bordeareis las aguas del Sena o de tener que atravesar algún punto para llegar a la otra parte de la ciudad.

paris-f204f2a407c4cfa03ff01703d8993607.j

paris-6b93e4de357d627a4ab649947b642453.j

Opino que la mejor zona para sacar algunas fotos del Sena y a los fantásticos monumentos que hacen de fondo es la zona comprendida entre la Ìle de la Cité, donde se sitúa la Catedral de Notre-Dame y el Puente Bir-Hakeim, en las proximidades de la Torre Eiffel. Observar la belleza de esta ciudad, de sus calles y plazas o por el contrario lugares como el tercer piso de la Torre Eiffel o desde la colina de Montmartre, es realmente una experiencia magnífica; contemplar sentados sobre un bateau que atraviesa las aguas del río Sena es una experiencia igualmente única que os dejará un recuerdo especial en vuestros corazones. Si estáis en París con vuestra media naranja y queréis dar un toque romántico a vuestro tour por la ciudad del amor, debéis absolutamente dar una vuelta en los Bateaux-mouches. Aunque hay salidas durante todo el día, pienso que el mejor momento para vivir esta experiencia es por la tarde cuando está cayendo el sol para ver el atardecer.

El Palais Garnier

París es una ciudad que ofrece verdaderamente de todo tanto a sus ciudadanos como a los turistas en cuanto a opciones históricas-culturales. Uno de los monumentos que han hecho historia de esta ciudad, que me ha dejado literalmente la boca abierta por su majestuosa belleza, es el Palais Garnier, conocido como "Teatro dell'Opera di Parigi". Para llegar al edificio en metro basta con bajarse en la parada "Opéra" de la línea 3,7 o 8; una vez que subáis a la superficie, el teatro estará directamente delante:

paris-9e62348b36cb6c1ca81fd0b1a3956f87.j

Naturalmente, es inútil decir que una vez que has hecho fotos y admirado el edificio por fuera hay que comprar obligatoriamente la entrada. Para describir la belleza de las salas internas de este teatro, pienso que las fotos no son el medio más adecuado porque salen un poco borrosas, es decir, mejor verlo en vivo y en directo:

paris-8ecde1d463d7fe1140ccd3eaa9cc7a6a.j

paris-6145d0a7a0726e308286cecf06412419.j

paris-cc7d2e25aa24dd4a80d3e60036b9477d.j

paris-1ccaec9d34b52978ecbb847b6691eb4d.j

paris-2d43c7f9d2919e449c29d01a6ec1ca34.j

paris-0b6040055a204e4f6748a7f205bb9cfa.j

Montmartre, el barrio de los artistas

Se un día pasáis por la capital francesa por motivos turísticos, os aconsejo hacer de la colina de Montmartre una parada obligatoria en vuestro itinerario. Se eleva sobre la zona septentrional de París, este relieve natural permite a los visitantes disfrutar de un paisaje perfecto que incluye una panorámica de todos los monumentos de la ciudad; si os cuesta un poco divisar todos los monumentos, podréis observarlos a través de los prismáticos para miradores que están a disposición de los turistas (basta con introducir una moneda para que funcione). Montmatre es uno de los barrios más fascinantes de París, es aquí en concreto donde se encuentra la Basílica del Sacre-Coeur (el Sagrado Corazón), que me pareció el monumento religioso más bonito de la ciudad. Aquí tenéis algunas fotos de esta encantadora iglesia vista desde fuera y una foto del altar:

paris-acfd6e9c029c075b5094b66b75244415.j

paris-a90ad968955ce8e2145b5a77c440ad2c.j

paris-ed6bcf5adc038bd3f22267cf6067b3a3.j

Para llegar allí con el metro hay que salir en "Abadesses", línea 12. Una vez arriba, tenéis dos opciones para alcanzar la colina y la basílica: subir un montón de escaleras que reducirán vuestra energía o coger el funicular. Con cualquiera de estas dos opciones, sea cual sea la que escojáis, podréis admirar al mismo tiempo el precioso paisaje que hay alrededor. En la siguiente foto, el panorama de París visto desde Montmartre:

paris-36fe62447e7af34094e0f8f48fff17c5.j

Esta zona de París es conocida con el nombre de "barrio de los artistas"; dando un paseo por sus callecitas, de hecho, notaréis que cada rincón está lleno de los colores de las obras de los artistas callejeros:

paris-b4d3d310ab2e04b370bff6cc28fe9ed4.j

paris-eea820ad70254e5fcf502b90a3b15b64.j

paris-730c0db44b5473aa625eea793d9c8ddf.j

L'Hôtel des invalides

Después de haber visitado Montmartre, cerca ya de la hora de la comida, mi novia y yo tuvimos el valor de continuar caminando sin parar por al menos dos horas más para visitar el museo del ejército y la tumba de Napoleón, situada dentro del conjunto de edificios llamado Hôtel des invalides. Aunque estábamos agotados y hambrientos al terminar este paseo, recuerdo que estábamos totalmente satisfechos de haber visto aquel testimonio de la historia francesa. Fue uno de los momentos más bonitos de nuestra aventura por París. Hasta ahora había visto l'Hôtel des invalides simplemente desde fuera. Esta espectacular estructura es inconfundible por la Tour Montparnasse, la majestuosa cúpula dorada que alberga la tumba de Napoleón en su interior:

paris-3185a22a694e41fc820ad2a63409e286.j

Para llegar al edificio, hay que coger el metro hasta la parada "Invalides" de la línea 8 o 13. Cuando lleguéis a la parada, saldréis a una avenida que aparece en la foto de arriba y hasta la entrada del museo de las armas hay como 5 minutos a pie. En las imágenes siguiente, el museo visto desde lejos con los bellos jardines que se extienden delante del monumento:

paris-a1c8d0fe7a56a36c558bb01a2498a34f.j

Como no puedo poner todas las fotos que saqué durante la visita al museo, publico sólo algunas para que os hagáis una idea de lo que hemos visto:

paris-d42b68685142cabf792d5a05a45d5ef3.j

paris-dc3997ee0e112c4d2c30a9bb23baf564.j

paris-e47bc4cae100cd3a050fb6e71f61fb35.j

paris-ed9232eed9f96d4351f0b2948078a987.j

paris-d0478a4e94637b83ebf95a1de4a333fb.j

paris-145a9ab40194beffaf414c4cdfb19bd5.j

Desde la sala de las armas del museo se puede acceder también a la Catedral Saint-Louis des Invalides:

paris-547a5184635a77eb1ec3ee4e6d90effa.j

Cuando salimos del museo, fuimos finalmente a entrar a Tour Montparnasse. Era imponente y parecía preanunciar a los visitantes que una vez que atravesasen la puerta de entrada verían la tumba de uno de los emperadores más gloriosos de la historia. Para aumentar el suspense y el ambiente, una estatua de Napoleón observa con autoridad a las personas que hacen la visita a su sepulcro:

paris-f8f2ed4a741780b038ccb9ac7f166a0b.j

Cuando busqué antes de ir imágenes de la tumba de Napoleón en Google, me parecía haber visto un pequeño sepulcro de madera con la magnitud de una persona normal (extraño para un emperador que amaba hacerse notar y que le recordaran mandando construir monumentos deslumbrantes y enormes). Sin embargo, cuando fue allí delante de él, me quedé con la boca abierta. Aquí la "pequeña" tumba de Napoleón que había visto en Internet:

paris-c5d03ae9246985ba04324b3e18dbfc21.j

Custodiando los restos del emperador, una sucesión de ángeles orientados hacia el sepulcro; la parte de la cúpula está cubierta de frescos bellísimos:

paris-3ea9f756e6261d422e02e652c2afb55f.j

Todo este escenario constituye un espectáculo muy llamativo. En la siguiente foto, la Tour Montparnasse vista desde el patio que se extiende delante de la salida del edificio:

paris-5f73a865fa0a50844ca0dcc547a5037c.j

El museo de cera Grévin

La descripción de este museo también está ligada al recuerdo de la experiencia de París en 2013. El tercer día de nuestra estancia en la ciudad, teníamos a disposición una mañana entera para visitar algo interesante. Entre varios lugares de interés, elegimos el museo de cera, al que se puede llegar en metro en la parada "Grands Boulevards" de la línea 8 y 9. Lo bonito de París es que incluso un museo como este, de reciente inauguración y que no constituye ningún valor de tipo histórico ni cultural, forma parte también del arte y del lujo del estilo arquitectónico de los siglos anteriores. Por poner un ejemplo, esta es una parte de la sala de entrada del museo Grévin:

paris-d25849b9d539306330a7ea571257369c.j

Antes de entrar en la sala que acoge las estatuas de cera, asistimos a un espectáculo de un cuarto de hora en una sala con las paredes repletas de espejos. La exhibición consistía en la proyección de colores e imágenes que aparecían a través de los espejos de la sala creando una extraordinaria escenografía de juegos de luces. Al terminar el espectáculo, comenzamos el tour por el museo. Las estatuas expuestas retratan mayormente personajes famosos del espectáculo como actores y cantantes. Aquí están Brad Pitt, George Clooney y Nicolas Cage:

paris-26fcb455228c9ec344954a8bf6a87a56.j

Y como gran rey del pop, que dejó también su firma y las huellas de sus manos en un cuadrado de cemento durante su visita al museo:

paris-72446df46ad19ef6a6b303097ccc1f37.j

paris-0b44b7658409b3437e3cf1faee0612f2.j

paris-0f37765f90bd8de201c77ce2f07e4cb3.j

Aparte de las estatuas de divas del espectáculo, el museo Grévin celebra también la memoria de algunos personajes históricos de renombre, personajes ficticios de la literatura o momentos particulares de la historia contemporánea. En las siguientes fotos, Galileo Galilei, Quasimodo y Esmeralda y una pareja que mira en la TV la noticia de la llegada por primera vez a la luna:

paris-f09d488b46eed4b183fe649900fe377d.j

paris-dcccfdc603da2e2623bc92a7e50c49bb.j

paris-be821e5316d29ad1cc99e8c479649056.j

Visitar este museo fue realmente divertido. Las estatuas están esculpidas muy bien; algunas eran clavadas a los personajes reales aunque las observases de cerca. Una verdadera obra de arte.

Hard Rock Cafè Paris

paris-14824317e4848eca6c98b663daf5d4f2.j

Como en casi todas las capitales del mundo, también en París hay un Hard Rock Café, situado a dos pasos del museo de cera. No es un monumento o un museo pero es un buen local donde sentarse y beber una cerveza y sobre todo donde se pueden observar algunas prendas que han llevado famosos artistas de la música. Entre todos los Hard Rock Café que he visitado hasta ahora, el de París es el que conserva mayor número de objetos de colección de este género. Si sois amantes de la música, os quedaréis seguramente encantados observando esta chaqueta que llevo puesta Elvis Presley:

paris-f291d51087ec4d35736f57bcc3cc32d3.j

O este vestido que llevó puesto Whitney Houston:

paris-5d9ba62a2abfac0e5da8135a2668c124.j

Y esta camiseta de John Lennon:

paris-56bb11beb759dab7ac4b4e73f6420539.j

En el Hard Rock de París hay también cosas para la gente de nuestra generación. En las siguiente fotos, aparecen el pelo de Eminem y una camiseta de David Guetta:

paris-21d62ad10bd678d771171a842fbf335a.j

paris-9058e64501255224a38804cbab95b048.j

Otros monumentos

Hasta ahora os he hablado de los principales lugares de interés de esta ciudad; mientras que en este párrafo citaré otros monumentos menos conocidos, que en mi opinión, tendrían que aparecer en la lista de lugares obligatorios a visitar en París, y que son también bonitos de fotografiar. La única excepción de esta lista es el Moulin Rouge, que no he incluido en un párrafo individual porque no sabía describirlo de forma detallada. Este famoso local de cabaret es uno de los monumentos símbolo de París y está en el barrio de luces rojas de Pigalle; se puede llegar yendo hasta la parada "Blanche" de la línea 2. Aquí una foto:

paris-2637ef7120abca330157ffc817b84e58.j

Y ahora, la lista de los otros monumentos parisinos de los que os he hablado antes:

La iglesia de la Madeleine:

paris-812dfd252c7e94500b97d56edd8293f9.j

Il Petit Palais:

paris-f4862c8ceeefb4d0b630f686a80c33d4.j

L'Opéra Bastille, otro teatro de la ciudad que alberga la Ópera Nacional de París:

paris-5f1c9d734eac3a2c956d4f5b67df2892.j

Place de la Bastille, donde a día de hoy queda sólo una columna que conmemora la Bastilla:

paris-5740eba51a49d050a24fb301c13ebeaf.j

La Gare de Lyon (no es un monumento en sí pero aunque sea una simple estación de trenes es un edificio muy bonito):

paris-c87ffcb7d8cf4890f0683c7783048ac9.j


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!